28.5 EVALUACIÓN DE LAS LESIONES ABDOMINALES

28.5 EVALUACIÓN DE LAS LESIONES ABDOMINALES

Evaluación de la escena

Su evaluación de la escena comienza con la información enviada por el CECOM, la cual lo ayudara a prepararse para la llamada.  Con frecuencia, la información solo será esbozada, o imprecisa, de acuerdo a como fue comunicada al despacho.  Pero, aun así, proporcionará alguna información para poner en consideración al responder a la llamada.  Por ejemplo, ¿está el paciente lesionado o enfermo?, ¿pudo alguna de estas situaciones llevar a la otra?, ¿qué equipo puede necesitar para evaluar y tratar al paciente?

Debe observar las precauciones de ASC antes de llegar a la escena o será distraído por acontecimientos que eviten que recuerde el uso del equipo de protección personal como guantes y protector de ojos como mínimo.

Al llegar a la escena continuará reuniendo información que le ayudará a manejar el incidente.  Observe la escena con relación a amenazas y peligros para su seguridad.  Si la información del despacho indica un posible asalto, disputa doméstica o balacera, las cuales pueden producir una lesión penetrante, asegúrese de que las autoridades correspondientes hayan controlado la escena.  Al observar la escena, determine el ML y considere precauciones vertebrales tempranas.  ¿cuántas víctimas pueden estar implicadas en el incidente? Si determina que se necesitan recursos adicionales, solicítelos al principio de su evaluación.

Evaluación inicial

Impresión general

Su objetivo en la evaluación inicial es valorar e ABC del paciente y luego atender inmediatamente cualquier condición amenazante de vida.  La impresión general, incluyendo una evaluación de la edad del paciente, molestia principal y nivel de conciencia, lo ayudara a establecer la seriedad de su estado.  Algunas lesiones abdominales serán obvias y notorias, pero la mayor parte de ellas serán muy sutiles y pueden pasar inadvertidas.  El ML, junto con la molestia principal, lo ayudaran a enfocarse en el problema inmediato.  Recuerde que el traumatismo o golpe en el abdomen pueden haber ocurrido horas o aun días antes y solo ahora el dolor es suficientemente intenso para buscar ayuda.  Pregunte sobre lesiones previas asociadas con la molestia principal del dolor abdominal.

Evalúe rápidamente la molestia principal del paciente con una simple inspección, notando la forma en la que esta acostado; la molestia principal incluye asalto sexual o físico, el paciente puede estar titubeando para exponer lo que le sucedió.  La hemorragia de los órganos reproductores o genitourinarios o el recto, es común después de un asalto sexual, no olvide que los pacientes pueden titubear en exponerlos o en ser examinados para determinar su seriedad.  El movimiento del cuerpo o de los órganos abdominales irrita el peritoneo inflamado, causando dolor adicional.  Para minimizar el dolor los pacientes estarán acostados quietos, usualmente con las rodillas flexionadas, su respiración será rápida y superficial.  Por la misma razón contraerán sus músculos abdominales signo llamado protección abdominal.

Vía aérea y respiración

Acto seguido, asegúrese de que el paciente tiene una vía aérea permeable y despejada.  Si se sospecha de una lesión vertebral, evite que el paciente se mueva, haciendo que un miembro del equipo mantenga quieta la cabeza y recordando al paciente que no debe moverse.  Los pacientes pueden manifestar que se sienten nauseabundos y suelen vomitar.  Recuerde mantener la vía aérea libre de vómito, para que no se bronco aspire, en especial en un paciente inconsciente o con un nivel de conciencia alterado.  Gire al paciente hacia un lado, teniendo precaución con si columna vertebral si es necesario, e intente despejar cualquier material de la garganta o boca.  Note la naturaleza del volito, tales como alimentos no digeridos, sangre, moco o bilis.

Circulación

Las lesiones abdominales o genitales, usualmente no proceden hemorragia externa intensa.  Sin embargo, la hemorragia interna de las lesiones abdominales abiertas o cerradas pueden ser profundas.  Los traumatismos de los riñones, hígado y bazo causan una hemorragia interna significativa.  Evalúe el pulso, el color, la condición y la temperatura de la piel del paciente, para determinar la etapa de choque , si sospecha de este, trate al paciente eficazmente, administrando oxígeno, colocándolo en posición de choque modificada y manteniéndolo caliente.  Las heridas se deben cubrir y la hemorragia debe controlarse tan rápido como sea posible.

Decisión de transporte

Debido a la naturaleza de las lesiones del abdomen, en general se indica un rápido transporte al hospital.  El dolor abdominal, junto con un ML que sugiere lesión en el abdomen o en el flanco, es una buena indicación para un rápido transporte.  En el ambiente pre-hospitalario es difícil determinar si el hígado, el bazo o el riñón han sido lesionados.  Los órganos huecos que se han roto, también son difíciles de identificar sin un equipo de diagnóstico más avanzado.  La demora en la evaluación médica, puede significar que el choque tiene probabilidad de progresar innecesariamente.  Pacientes con hemorragia significativamente notable, o signos de hemorragia interna significativa, pueden volverse inestables muy rápidamente.  El tratamiento está dirigido a atender con rapidez las condiciones amenazantes de vida y proporcionar pronto transporte al hospital apropiado más cercano.

Historial y examen físico enfocado

Normalmente, efectuara la historia y el examen físico enfocados de la misma forma, a todos los pacientes con lesiones abdominales y genitales.  Quite o afloje la ropa para exponer las regiones del cuerpo para la evaluación física.  Proporcione un ambiente privado, tanto como sea necesario, hasta que esté en la parte de atrás de la ambulancia.  Debe permitirle al paciente sin sospecha de lesión vertebral, permanecer en una posición cómoda: con las piernas flexionadas hacia el abdomen.  No debe forzar al paciente con sospecha de lesión vertebral a permanecer plano durante el examen físico o el transporte.  Determine qué proceso de evaluación físico usara:  examen físico rápido o examen físico enfocado.

Use DCAP-BLS, para ayudar a identificar los signos y síntomas de la lesión.  Inspeccione y palpe el abdomen para la presencia de Deformidades, que pueden ser sutiles en lesiones abdominales.  Busque la presencia de Contusiones y Abrasiones, que pueden ayudar a localizar los puntos de impacto e indicar una lesión interna significativa.   No debe pasar por alto las posibles heridas por Punciones y otras lesiones Penetrantes, pues el grado de estas lesiones, puede ser una condición amenazante de vida.  La presencia de quemaduras o Burns, debe notarse y tratarse apropiadamente.  Palpe buscando hipersensibilidad e intente localizarla en un cuadrante especifico del abdomen.  Identifique y trate cualquier Laceración con apósitos aportados.  La edematización o Swelling puede implicar al abdomen globoso e indica una lesión intraabdominal notable.

En los pacientes pediátricos, el hígado y el bazo son muy grandes en el abdomen y se lesionan más fácilmente.  Las costillas flexibles y blandas de los lactantes y niños pequeños, no protegen muy bien estos dos órganos.

Examen físico rápido de un ML significativo

Si el paciente ha recibido un ML significativo, un examen físico rápido lo ayudara a identificar cualquier lesión que su paciente pueda tener, no solo abominar.  Empiece por la cabeza y acabe con las extremidades inferiores, moviéndose en formas sistemáticas.  Su objetivo no es identificar el grado de todas las lesiones, sino determinar si las hay.  Esto requiere trabajar rápida pero minuciosamente.  Si encuentra un problema o condición amenazante de vida, deténgase y trátelo de inmediato; en caso contrario, siga adelante.

Las lesiones que encuentre le ayudaran a acondicionar a su paciente para el transporte.  Para entonces es posible que ya haya podido estabilizar la columna vertebral del paciente, simplemente sujetando quieta su cabeza y diciéndole al paciente que no la nueva.  Si aún no ha colocado un collarín cervical, es el momento de hacerlo, antes de girar al paciente como un todo para la inspección de la parte posterior del cuerpo y colocarlo en una camilla rígida.

Examen físico enfocado para un ML no significativo

Si el ML sugiere una lesión aislada del abdomen o de los órganos genitales, un examen enfocado del área lesionada será suficiente.  Inspecciones la piel del abdomen por heridas a través de las cuales balas, cuchillos, u otros cuerpos extraños de tipo proyectil puedan haber pasado.  Tenga presente que el tamaño de la herida no indica necesariamente la extensión de las lesiones subyacentes.  Si encuentra una herida de entrada, siempre debe buscar la herida de salida correspondiente, en la espalda o costado del paciente.

Si la lesión fue causada por un proyectil de alta velocidad como de un rifle, podrá ver una entrada pequeña, de aspecto inofensivo, con una herida de salida abierta y grande.  No intente retirar un cuchillo u otro objeto que este impactado en el paciente.  En su lugar, estabilice el objeto con un vendaje que lo soporte.  Las magulladuras y otras marcas visibles son indicio importante de la causa e intensidad de una herida contusa.  El volante y los cinturones de seguridad producen patrones característicos de lesión en el abdomen o pecho.

Los riñones están situados en la región del flanco.  Inspeccione y palpe esta área buscando hipersensibilidad, contusiones, hinchazón u otros signos de traumatismo.  Las lesiones genitales son embarazosas de evaluar y pueden ser aún más delicadas de tratar.  La intimidad es una preocupación genuina.  Exponga solo lo que sea necesario y cubra lo que ha sido expuesto.  Actuar en forma profesional ayudara a recudir la ansiedad, tanto de usted como del paciente.

Signos vitales iniciales

Obtenga rápidamente los signos vitales de base.  Muchas urgencias abdominales, además de causar intensa hemorragia, pueden causar un pulso rápido y baja tensión arterial.  Su registro de signos vitales hecho tan pronto como sea posible y periódicamente en lo sucesivo cada cinco minutos debe ser hecho en el paciente del que sospecha una lesión seria, le ayudara a identificar cambios en el estado del paciente y a estar alerta sobre los signos de descompensación por pérdida de sangre.

Historial SAMPLE

A continuación, obtenga un historial SAMPLE, de su paciente.  Use la mnemotecnia OPQRST, puede proporcionar alguna información útil para ayudarse a explicar la lesión abdominal.  Puede hacer algunas preguntas mientras se evalúan los signos vitales, por ejemplo, mientras se coloca tensiómetro, sin embargo, este es el momento de confirmar si ya tiene toda la historia necesaria para informar al hospital.  Si el paciente no es responsivo, intente obtener un historial SAMPLE de amigos o miembros de la familia.

Intervenciones

Trate los problemas de la vía aérea y de la respiración basado en signos y síntomas encontrados durante su evaluación inicial.

Proporcione una estabilización completa de la columna vertebral al paciente con sospecha de lesiones vertebrales.

Si el paciente tiene signos de hipoperfusión, proporcione un tratamiento efectivo contra el choque, y realice un rápido transporte al hospital.

Si se descubre una evisceración, coloque un apósito estéril humeo sobre la herida, aplique un vendaje y transporte.  Nunca intente empujar tejido y órganos eviscerados de vuelta a la cavidad abdominal.

Cubra las lesiones hemorragias  de los órganos genitales con un apósito húmedo.

No demore el traslado del paciente seriamente traumatizado por proporcionar tratamientos que no son salvavidas, como inmovilizar fracturas de las extremidades.  En su lugar, complete estos tipos de tratamientos camino al hospital.

Examen físico detallado

Si el tiempo lo permite, efectúe un examen físico detallado.  Examine concienzudamente al paciente desde la cabeza hasta los dedos de los pies para identificar lesiones y determinar su gravedad.

Aun puede identificar nuevas lesiones no encontradas en la evaluación inicial o en las partes de la historia y examen físico enfocado de su evaluación.  Proporciones los tratamientos adicionales, según sea necesario.

Los tiempos cortos de transporte o los problemas continuos con el ABC, pueden evitar que practique un examen físico detallado; sin embargo, debe hacerse todo esfuerzo posible, para examinar minuciosamente al paciente antes de su arribo al hospital.

Examen físico detallado

Si el tiempo lo permite, efectúe un examen físico detallado.  Examine concienzudamente al paciente desde la cabeza hasta los dedos de los pies para identificar lesiones y determinar su gravedad.

Aun puede identificar nuevas lesiones no encontradas en la evaluación inicial o en las partes de la historia y examen físico enfocado de su evaluación.  Proporciones los tratamientos adicionales, según sea necesario.

Los tiempos cortos de transporte o los problemas continuos con el ABC, pueden evitar que practique un examen físico detallado; sin embargo, debe hacerse todo esfuerzo posible, para examinar minuciosamente al paciente antes de su arribo al hospital.

Evaluación continua

Repita la evaluación inicial y los signos vitales.  Reevalúe las intervenciones y tratamiento que ha dado al paciente.  Identifique tendencias en dolor, signos vitales; el progreso del tratamiento, le ayudara a determinar si la condición del paciente está mejorando o empeorando.  Los ajustes en los cuidados pueden hacerse en estos hallazgos objetivos.

Comunicación y documentación

Comunique el mecanismo de la lesión y las lesiones encontradas durante su evaluación.  El uso de la terminología médica y anatómica apropiada es importante; sin embargo, cuando tenga duda solo escriba lo que ve.  El contenido de su informe de radio dependerá de sus protocolos locales.  La información que proporcione ayudara al hospital a prepararse para el recibimiento del paciente.  La documentación de sus evaluaciones y tendencias en los signos vitales es una ayuda extremadamente importante para los médicos en la evaluación del problema, cuando el paciente llega a la sala de urgencias. La comunidad del tratamiento se mantiene cuando la sala de urgencias tiene un registro adecuado de sus hallazgos en la escena, así como de los tiramientos que ha proporcionado

Recuerde que también es un registro legal de sus cuidados.  Si sospecha de un asalto, es posible que tenga un requerimiento legal de informar al personal del hospital su sospecha.  Esto puede esperar hasta que ha entregado al paciente al hospital y tiene la oportunidad de discutirlo en privado con el personal apropiado.

A %d blogueros les gusta esto: