25.3 EVALUACIÓN LESIONES DE LOS OJOS

25.3 EVALUACION DE LA LESONES DE LOS OJOS

Las lesiones de los ojos son comunes, sobre todo en los deportes.  La lesión del ojo puede producir serias complicaciones durante toda la vida, incluyendo la ceguera.  Un tratamiento de urgencias adecuado, minimizara el dolor y puede muy bien, ayudar a prevenir la perdida permanente de la vista.

En un ojo normal no lesionado, es visible la totalidad del círculo del iris, por lo general las pupilas son redondas, de igual tamaño y reaccionan en igual forma cuando se exponen a la luz.

Por lo general las pupilas son redondas, de igual tamaño, y reaccionan de igual forma si son expuestas a la luz.

Ambos ojos se mueven juntos en la misma dirección siguiendo el movimiento del dedo.  Después de una lesión, con frecuencia la reacción o forma de la pupila y el movimiento del ojo están perturbados.  Cualquiera de estos trastornos, debe hacerle sospechar de una lesión del globo ocular o de sus tejidos anexos.  No obstante, recuerde que las reacciones pupilares anormales a veces son un signo de lesión encefálica más que de una lesión de los ojos.

Evaluación de la escena

Al llegar a la escena busque posibles peligros y amenazas para la seguridad del equipo, los espectadores y el paciente. Las lesiones de los ojos frecuentemente se presentan en ambientes industriales o en situaciones con un potencial de otras lesiones del paciente, incluso de quienes responden a la urgencia, no familiarizados con el sitio especifico de trabajo. Asegúrese de usar junto con su tripulación, las precauciones de ASC, incluyendo cuando menos guantes y protección para los ojos. Los guantes de látex proporcionan una buena barrera contra líquidos corporales, sin embargo, su protección es pobre contra muchas sustancias químicas. Con frecuencia las lesiones de los ojos, son el resultado de cambios súbitos e inesperados en la energía, -mecánica, química o térmica. Al observar la escena busque indicadores de ML, significativo. Considere con antelación cualquier ayuda adicional que pueda necesitar. Si están implicados materiales peligrosos y no contenidos, debe solicitar personal debidamente entrenado.

Evaluación inicial

Es posible que el paciente tenga lesiones claras; sin embargo, no debe distraerse por las lesiones que encuentre en la valoración inicial.  Recuerde que el foco de la evaluación inicial es la valoración y el tratamiento le las lesiones que ponen el peligro la vida.

Impresión general

En la mayoría de las personas, las lesiones de los ojos tienen potencial de causar una discapacidad permanente y por lo tanto crean u alto grado de ansiedad.  Esta afectará la manera en que los pacientes interactuarán con usted, como proveedor de los cuidados.  Permanezca calmado y profesional.  Al acercase al paciente traumatizado debe observar indicadores importantes que lo alerten sobre la seriedad del estado del paciente.  Cualquier lesión de los ojos puede ser la molestia principal obvia, cuando se acerca al paciente; sin embargo, es posible que el sujeto tenga otras lesiones o trastornos médicos que necesitan evaluarse y tal vez tratarse.  La impresión general le ayudara a desarrollar un índice de sospecha de lesiones serias y determinar su sentido de urgencia de intervención medica.  ¿está el paciente despierto o es un paciente no responsivo?, ¿es su lenguaje claro o entrecortado?  para determinar el nivel de consciencia se la escala AVDI (Alerta o despierto; responsivo a estímulos verbales o dolor, inconsciente).  Estas simples interacciones con el paciente, al acercarse y comenzar los cuidados, proporcionaran información sobre cómo tratar problemas en la evaluación inicial en particular como tratar problemas de vías aéreas, respiración y hemorragias.

Vía aérea, respiración y circulación

Cuando comience la evaluación inicial, considere la necesidad de hacer una inmovilización vertebral manual, mientras determina si el paciente tiene la vía aérea permeable y despejada.  Si el paciente es no responsivo o tiene un nivel de conciencia notablemente alterado, considere la inserción de una cánula orofaringea o nasofaríngea del tamaño apropiado, según sea necesario, para ayudar a mantener la vía aérea.  Verifique ruidos respiratorios claros y simétricos, luego administre oxígeno en flujo alto o suministre ventilación asistida con un dispositivo bolsa-válvula-mascarilla, según se requiera, dependiendo del nivel de conciencia de su paciente, así como también la frecuencia y calidad de la respiración.  Recuerde que las lesiones traumáticas del ojo, como cualquier otra lesión facial, tienen el potenciar de afectar la vía aérea y debe vigilarse.

Palpe la pared del pecho en búsqueda de DCAP-BLS [deformidades, contusiones, abrasiones, punciones/penetraciones, quemaduras (Burns), laceraciones y edemas (swelling), sensibilidad al tacto, inestabilidad y crepitación].  Debe examinar con rapidez la frecuencia y calidad del pulso; determinar el estado, color y temperatura de la piel, y verificar el tiempo de llenado capilar.  Si es visible una hemorragia notable, debe iniciar los pasos necesarios para controlarla.  La hemorragia significativa es una condición amenazante de vida.  Si el paciente tiene una hemorragia obvia que pone en peligro la vida, debe controlarse de inmediato.  Esto puede ser difícil de hacer sin causar presión indebida sobre el propio ojo, en presencia de un traumatismo facial intenso; sin embargo, debe tener cuidado de no poner presión sobre el ojo durante el vendaje porque puede empeorar la lesión.  Las heridas en los tejidos blandos del parpado y el área circundante, tienden a sangrar libremente, pero por lo general no amenazan la vida y suelen ser fáciles de controlar.

Decisión de transporte

Si el sujeto que está tratando, tiene un problema de la vía aérea, de respiración o está sangrando de manera profusa, es un paciente prioritario y debe considerar un rápido transporte al hospital para el tratamiento adecuado.   Si no tiene signos de hipoperfusión u otras lesiones que pongan en peligro su vida, debe tomar en cuenta que las lesiones de ojo son serias y debe ser transportado al hospital en forma tan segura y rápida como sea posible.  En algunas situaciones, la cirugía y/o restauración de la circulación del ojo necesitan realizarse en un lapso de 30 minutos o pueden dar por resultado ceguera permanente.  No debe demorar el traslado de un paciente lesionado de gravedad, en particular de uno con una hemorragia significativa, aunque esté controlada con el propósito de complementar un historial de examen físico enfocados; estos pueden continuar durante el transporte.  Para lesiones serias aisladas del ojo, debe considerarse que el transporte sea a un centro especializado en cuidados de los ojos, dependiendo del protocolo.

Historial y examen físico enfocados

Después de completarse la evaluación inicial, determine que evaluación se efectuará a continuación:

Examen físico rápido

Si existe un ML significativo que tal vez afecta múltiples sistemas con múltiples lesiones, además de una lesión del ojo, debe practicarse un examen físico rápido con el uso de DCAP-BLS-TIC, para asegurarse de haber encontrado todos los problemas y lesiones.  En casos con hemorragias, es importante no enfocarse solo en el sangrado ni en las lesiones notorias que afectan el ojo; con un traumatismo intenso, debe evaluar con rapidez al paciente entero de cabeza a pies.  Esto lo ayudara a identificar lesiones ocultas y a preparar mejor su paciente para acondicionamiento y transporte.

Examen físico enfocado

En al paciente que tiene una lesión aislada con un ML limitado; como es común en muchas lesiones de los ojos, comience con un examen físico enfocado de los ojos y la cara.  Enfoque su evaluación en la lesión aislada, la molestia del paciente y la región afectada. Si el sujeto usa lentes de contacto, asegúrese de mantener el control de la hemorragia, note la localización y el grado de la lesión.  Examine el ojo lesionado y la región asociada a la cara implicada en una lesión potencial.  Evalúe los ojos en relación a la igualdad de la mirada: ¿se ven los ojos iguales?, ¿se mueven en la misma dirección?  si no es así, el paciente puede tener diplopía o visión doble. 

Verifique el tamaño y respuesta de las pupilas, note la posible presencia de cuerpos extraños o liquido drenando del ojo.  Las pupilas deben ser redondas y reaccionar a la luz sin material obvio en el ojo ni lagrimeo excesivo.  Una pupila en forma de gota de lagrimar nos puede indicar una laceración del propio ojo.  Examine el globo ocular con relación con una posible hemorragia.  Si el ojo o los ojos del paciente están cerrados e hinchados, no intente abrirlos con fuerza.

Signos vitales iniciales

Evalué los signos vitales iniciales para observar los cambios que puede excrementar el paciente durante el tratamiento.  La tensión arterial, el pulso, el examen de la piel y las respiraciones, pueden indicar que tan bien el paciente está tolerando la situación. Una tensión arterial menor a 100 mm Hg, con un pulso débil, rápido y la piel fría y húmeda blanca o gris, debe alertarlo sobre la presencia de un choque.  Recuerde que debe preocuparse por la presencia de hemorragias vivibles en la cara y por hemorragias no visibles dentro de una cavidad del cuerpo.  Es probable que la evaluación de las pupilas se haya efectuado durante la evaluación de la lesión del ojo.

Historial SAMPLE

A continuación, obtenga un historial SAMPLE de su paciente.  Si esta inconsciente, busque una identificación medica bajo la forma de un brazalete, collares o tarjetas en la cartera.  También puede obtener un historial SAMPLE de amigos o familiares que estén presentes.

Intervenciones

Inmovilice la columna vertebral del paciente si sospecha de lesiones vertebrales.  Sea cuidadoso al vendar lesiones del ojo; la presión sobre el ojo puede reducir su circulación y forzar a los líquidos del ojo a derramarse.  El resultado de cualquiera de esas situaciones puede ser la ceguera.  Su hay hemorragias intensas visibles en otras áreas del cuerpo, contrólelas.  siempre que sospeche de una hemorragia significativa, o si el paciente tiene signos y síntomas de choque, administre oxígeno en flujo alto y transporte rápido al hospital apropiado.  No retrase al transporte de un paciente seriamente traumatizado y lesionado por completar en campo tratamientos que no salvan vidas, como inmovilizar fracturas de las extremidades; en vez de esto, complételos camino al hospital.  Si el paciente está en una condición estable, proporcione los cuidados de urgencia apropiados para el ojo u ojos lesionados.

Examen físico detallado

Si el paciente está en condición estable y se han resuelto los problemas identificados durante la evaluación inicial, realice un concienzudo examen detallado como lo aprendió en el III MODULO. – Evaluación del paciente.  Muchas veces los tiempos cortos del transporte y el estado inestable del paciente, hacen que esta evaluación sea impráctica.  Cuando haya tiempos de transporte mas prolongados y las condiciones del paciente sean estables, practicar un examen detallado lo ayudara a afinar sus destrezas para futuras llamadas.

Evaluación continua

Reevalúe las áreas examinadas durante la evaluación inicial, enfocándose en la vía aérea, respiración, pulso, perfusión y hemorragias.  Pregúntese, si son todavía adecuadas y reevalúe los signos vitales; los cambios en los signos vitales le ayudaran a saber si el estado de su paciente esta mejorando o empeorando.  Reevalúe también, las intervenciones y tratamiento que ha proporcionado.  Pregúntele al paciente sobre los cambios en la visión, desde que se inició su encuentro.  En presencia de lesiones serias, asegúrese de que el vendaje cubra está cubriendo aun los ojos, no este presionando el globo ocular.

Comunicación y documentación

La profundidad de la información dada en una llamada por radio, se basa en gran parte en el protocolo y la costumbre local.  Debe proporcionar suficiente información para que el personal del hospital tenga una “imagen” de lo que encontró en su evaluación.  La información que proporcione al hospital, ayudara al personal a prepararse mejor para recibir el paciente.  Si el sujeto traumatizado tiene varias lesiones y el ojo no es su más alta prioridad de todas maneras haga que el personal de hospital tenga conciencia del ojo, para que haya especialistas disponibles para tratarlo.  Cuando llegue al hospital, y de su informe verbal más detallado al personal, debe reflejar su informe por radio e incluir tratamientos adicionales y cambios en el estado del paciente desde su informe por radio.

Su informe en el FRAP (Formato de Registro de Atención Prehospitalaria), del servicio, debe incluir la que dio en su informe verbal.  Sea claro y conciso, pero incluya los detalles necesarios.  Recuerde que el FRAP es un registro legal de los cuidados que proporciono al paciente.  La información de cuanta vista o visión tenía el paciente estando bajo su cuidado puede ser importante más adelante.  Escriba todo lo que el paciente le diga, tal como “todo es borroso”, “puedo ver luz, pero no formas” o “no puedo ver con este ojo”.

A %d blogueros les gusta esto: