VOCABULARIO VITAL

VOCABULARIO VITAL

Abrasión: perdida o daño de la capa superficial de la piel, como resultado de una parte del cuerpo se friccione o raspe a lo largo de una superficie áspera o dura.

Apósito oclusivo: apósito hecho con gasa envaselinada, hoja de aluminio o plástico, para prevenir la entrada o salida aire o líquido, de la herida.

Avulsión: lesión en la cual el tejido blando es raspado y desprendido completamente o dejando un colgandejo.

Contaminación: presencia de organismos infecciosos o cuerpos extraños, ejemplo tierra, grava, metal etc.

Contusión: magulladura sin rotura de la piel.

Dermis: capa interior de la piel que contiene los folículos pilosos, las glándulas sudoríparas, las glándulas sebáceas, las terminaciones nerviosas y los vasos sanguíneos.

Epidermis: capa exterior que actúa como una cobertura protectora a prueba de agua.

Equimosis: alteración del color asociada a una lesión cerrada, hemorragia.

Evisceración: desplazamiento de órganos fuera del cuerpo.

Hematoma: sangre colectada dentro de los tejidos del cuerpo o en una cavidad corporal.

Herida penetrante: lesión causada por un objeto puntiagudo afilado y que logra ingresar a ciertas cavidades.

Incisión: un corte.

Laceración: corte con bordes irregulares causado por un objeto afilado o una fuerza contusa que desgarra el tejido.

Lesiones abiertas: lesiones en las cuales hay una abertura en la superficie de la piel o la membrana mucosa, exponiendo al tejido más profundo y con riesgo de contaminación.

Lesiones cerradas: lesiones en las cuales el daño se produce debajo de la piel o en la membrana mucosa, pero la superficie permanece intacta.

Membrana mucosa: recubrimiento de las cavidades corporales o conductos, que están en contacto directo con el exterior.

Quemaduras: lesiones en las cuales los tejidos blandos reciben más energía de la que pueden absorber, proveniente de una fuente de calor térmico, por fricción, sustancias químicas, electricidad o radiación nuclear.

Quemaduras de espesor completo o tercer grado: quemadura que afecta todas las capas de la piel y las capas subcutáneas, músculos, huesos y órganos internos, dejando el área seca, apergaminada y blanca, marrón oscura o carbonizada; se llama tradicionalmente quemadura de tercer grado.

Quemaduras de espesor parcial o de segundo grado: quemadura que afecta la epidermis y la parte de la dermis, pero no el tejido subcutáneo, se caracteriza por las flictenas, ámpulas o piel de color blanco o rojo, húmeda y moteada:  llamada tradicionalmente como quemadura de segundo grado.

Quemaduras superficiales o de primer grado: quemaduras que afectan solo la epidermis, se caracterizan por la piel de color rojo, sin ampollas o ámpulas, ni quemaduras en su totalidad, también llamada tradicionalmente como que maduras de primer grado.

Rabiosos: describe animales que están infectados con rabia.

Regla de los nueve: sistema que asigna un porcentaje a secciones del cuerpo, que permiten calcular la cantidad de la superficie de la piel implicada en el área quemada.

Síndrome compartamental: edematización del tejido en un espacio confinado, que produce una presión peligrosa; y puede cortar el flujo sanguíneo o lesionar tejidos sensibles.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: