24.7 OBJETOS EMPALADOS

24.7 OBJETOS EMPALADOS

En ocasiones, un paciente tendrá empalado en su cuerpo un objeto, como por ejemplo: un cuchillo, anzuelo, astilla de madera o metal o un fragmento de vidrio.  Para tratar esta situación siga los siguientes pasos:

  1. No intente mover o retirar el objeto, a menos que este empalado en la mejilla, causando obstrucción de la vía aérea o este en el tórax e interfiera con la RCP. En la mayoría de los casos un cirujano tendrá que retirar el objeto; retirarlo en campo, puede causar más hemorragia y dañar nervios, vasos sanguíneos o músculos dentro de la herida.  Inmovilice la parte del cuerpo afectada.
  2. Quite la ropa que este cubriendo la lesión. Controle la hemorragia y aplique un apósito voluminoso para estabilizar el objeto; dependiendo de la localización y el tamaño del objeto una combinación de apósitos blandos, gasa, cinta adhesiva o una dona hecha con una venda, puede ser eficaz.  Para prevenir una lesión adicional fije en forma manual el objeto incorporándolo en el apósito.
  3. Proteja el objeto empalado, de sacudirse o moverse durante el transporte, fijándolo con cinta adhesiva como por ejemplo un vaso plástico, la parte inferior de una botella plástica, o un contenedor o cajita plástica, colocándolo sobre el objeto estabilizado y el vendaje.

Las únicas excepciones a la regla de no retirar el objeto empalado son:

  • Un objeto en la mejilla que obstruya la respiración o
  • Un objeto en el tórax que interfiera con la RCP.

Si el objeto es muy largo, corte la porción expuesta, asegurándolo primero para minimizar el movimiento y por ende, el daño y dolor.  Una vez que el objeto ha sido fijado, y la hemorragia está bajo control, proporcione pronto transporte.

A %d blogueros les gusta esto: