24.12 MORDEDURAS

24.12 MORDEDURAS

Mordeduras de animales pequeños y rabia

En ocasiones puede ser llamado para atender a una persona que ha sido mordida por un animal pequeño como un pero, un gato, un mapache, una ardilla y otro animal que no sea de granja.

En su mayor parte las personas que son mordidas por animales pequeños no comunican el incidente a un médico, con la creencia que esas mordidas no son serias.  No obstante pueden serlo, pues la boca de los animales pequeños está intensamente contaminadas con bacterias.  Debe considerar como heridas contaminadas todas las mordeduras de animales pequeños y potencialmente infecciosos, que pueden requerir de antibióticos, profilaxis tetánica y suturas.  En ocasiones las mordeduras de animales pequeños dan como resultado heridas complejas y mutilantes, que requieren reparación quirúrgica.  Por estas razones todas las mordeduras por animales pequeños, deben ser evaluadas por un médico.

Coloque un apósito seco y estéril sobre la herida y transporte de inmediato al paciente al departamento de urgencias.  Si se lesiono un brazo o una pierna, inmovilice o ferulice la extremidad.  Con frecuencia el paciente estará muy alterado y asustado, situación que requerirá de que lo tranquilice.

Una preocupación mayor con las mordeduras de animales pequeños, es la propagación de rabia, una infección viral aguda, del sistema nervioso central, potencialmente mortal, que puede afectar a todos los animales de sangre caliente.  Aunque la rabia es extremadamente rara en la actualidad, en particular con la vacunación generalizada de mascotas, aún existe.  Los perros callejeros que no has sido vacunados pueden ser portadores de la enfermedad, así como también las ardillas, murciélagos, zorros, zorrillos y mapaches.  El virus está en la saliva de los animales rabiosos o infectados, y se trasmite por morder o lamer una herida abierta.

La infección en una persona que ha sido mordida por uno de estos animales se puede prevenir solo con la aplicación de una serie de inyecciones de una vacuna especial, procedimiento doloroso que debe iniciarse poco después de la mordedura.  Como los animales que tienen la rabia no siempre muestran síntomas de inmediato la única probabilidad de evitar la vacuna es encontrar al animal y llevarlo al departamento de salud, para su observación y/o pruebas.  Refiérase a sus procedimientos locales para control de animales.

Los niños muy pequeños en particular, pueden ser lesionados de forma grave o aun muertos por perros.  Estos animales no siempre son bravos o rabiosos, a veces el niño provoca de manera inconsciente al animal.  Sin embargo, debe asumir que el animal también puede atacarlo y por lo tanto no debe estar a la escena hasta que el animal ha sido asegurado, ya sea por la policía o por un oficial de control de animales.  Luego puede efectuar los cuidados de urgencia necesarios y transportar al niño al departamento de urgencias.

Mordeduras humanas

La boca humana, más que la de los animales pequeños, contiene una gama excepcionalmente amplia de bacterias y virus altamente patógenos.   Por esta razón, debe considerar cualquier mordedura humana, que haya penetrado la piel, como una lesión muy seria.  En forma similar, cualquier laceración causada por un diente humano puede dar lugar a una infección grave diseminada.  Recuerde que si tiene ocasión de tratar a una persona que ha recibido un puñetazo en la boca, la persona que asentó el golpe también puede necesitar tratamiento.

El tratamiento de las mordeduras humanas, consiste en los siguientes pasos:

  1. Inmovilizar pronto el área con una férula o un vendaje.
  2. Aplicar un apósito estéril y seco.
  3. Proporcionar transporte al departamento de urgencias para limpiar la herida y recibir terapia antibiótica.
Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: