24.11 QUEMADURAS QUÍMICAS – ELÉCTRICAS

24.11 QUEMADURAS QUÍMICAS

Una quemadura química se puede producir, siempre que una sustancia toxica entre en contacto con el cuerpo.  La mayor parte de las quemaduras químicas son producidas por ácidos y álcalis fuertes.  Los ojos son particularmente vulnerables a las quemaduras químicas.  A veces los vapores y humos de los materiales peligrosos, pueden causar quemaduras especialmente de las vías respiratorias.

Para prevenir la exposición a materiales peligrosos, siempre que atienda a un paciente con una quemadura química, debe usar guantes apropiados y resistentes a sustancias químicas y protección ocular.  Sea particularmente cuidadoso de que no le caigan materiales químicos secos o líquidos sobre usted ni su uniforme; siempre que le sea posible, considere usar una bata protectora.  Recuerde que el riesgo a la exposición, también está presente cuando se está aseando después de una llamada.  En el caso de quemaduras químicas intensas o exposición, si es apropiado considere la movilización del equipó HazMat o MatPel.

Los cuidados de urgencia de una quemadura química son básicamente el mismo que para una quemadura terminas.  Para detener el proceso de la que adura, quite toda sustancia química del paciente; tenga en cuenta que una sustancia química seca es activad al contacto con el agua y puede lesionar aún más la piel cuando esta húmeda que cuando está seca.  Por lo tanto siempre cepille las sustancias químicas secas quitándolas de la piel y de la ropa antes de lavar con agua al paciente.  Quite la ropa del paciente, incluyendo zapatos, calcetines o medias, y guantes, así como también, joyas o anteojos, pues pueden tener pequeñas cantidades de las sustancias químicas en sus hendiduras.

De inmediato aplique agua en abundancia, sobre el área quemada, teniendo en cuenta el no contaminar áreas no lesionadas o condicionarle una hipotermia.  Nunca dirija el chorro fuerte de agua de una manguera al paciente; la presión extrema del agua puede lesionar de manera mecánica la piel quemada.  Continúe irrigando el área con agua de 15 a 20 minutos hasta que el paciente refiera que se ha detenido la sensación de ardor.  Si se ha quemado el ojo, mantenga el parpado abierto mientras se lava el ojo con un chorro suave de agua.  Continúe limpiando con agua el área contraminada de camino al hospital.

Quemaduras eléctricas

Las quemaduras eléctricas pueden ser el resultado del contacto con electricidad de alto o bajo voltaje.  Las quemaduras de alto voltaje pueden ocurrir cuando trabajadores de los servicios, hacen contacto directo con cables eléctricos.  No obstante, la corriente ordinaria de las casas es lo suficientemente potente como para causar quemaduras intensas.

0para que la electricidad fluya, debe haber un circuito completo entre la fuente de la electricidad y tierra.  Cualquier sustancia que evite este circuito como el caucho, es un aislante y cualquiera que permita que la corriente fluya, es un conductor.  El cuerpo humano que es principalmente agua, es un buen conductor; por lo tanto las quemaduras ocurren cuando el o parte de él completan un circuito conectando a la fuente de energía con tierra.

Su seguridad es de particular importancia, cuando es llamado a la escena de una urgencia que implica electricidad; obviamente puede lesionarse de forma mortal al entrar en contacto con cables de energía, pero esto también es posible, si toca a un paciente que esta aun en contacto con un cable activo o cualquier otra fuente de electricidad; por esta razón, nunca debe intentar retirar a alguna persona de una fuente eléctrica, a menos que este entrenado para ello. De igual forma, nunca debe mover un cable caído a menos que tenga un entrenamiento especializado y el equipamiento necesario para realizar el trabajo.  Aun antes de acercarse a una persona que pueda estar todavía en contacto con un cable o un artefacto eléctrico, asegúrese de que esta desconectado.  Siempre asuma que cualquier cable caído aun conduce electricidad.

Una lesión de la quemadura se presenta donde la electricidad entra llamada herida de entrada, y sale por la herida de salida.  La herida de entrada puede ser muy pequeña, pero la herida de salida suele ser extensa y profunda.  Siempre busque las heridas de entrada y salida; existen dos peligros asociados de forma específica con las quemaduras eléctricas.   En primer lugar, puede haber una cantidad grande de tejido profundo lesionado.  Las quemaduras eléctricas son siempre más intensas de lo que los signos externos indican y es posible que el paciente tenga solo una pequeña quemadura en la piel, pero un daño masivo en los tejidos profundos.  En segundo lugar el paciente puede entrar en paro cardiaco o respiratorio debido a la descarga eléctrica.

Si se indica, comience la RCP y aplique el desfibrilador automático externo DAE.  Aunque puede ser necesaria que la RCP sea muy prolongada en los casos de quemaduras eléctricas, tiene una alta tasa de éxito, si se inicia lo antes posible.  Debe estar preparado para desfibrilar, administre oxigeno suplementario y vigile de cerca al paciente con relación a posible paro respiratorio y cardíaco.  Trate las lesiones de los tejidos blandos, aplicando apósitos secos y estériles en todas las heridas por quemaduras y ferulizando las fracturas sospechadas.  Proporcione y transporte rápido; todas las quemaduras eléctricas son lesiones graves y requieren tratamiento ulterior en el hospital.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: