19.4 LA MAGNITUD DE LOS PROBLEMAS DE SALUD MENTAL

19.4 LA MAGNITUD DE LOS PROBLEMAS DE SALUD MENTAL

Según los datos internacionales de los institutos de salud mental o psiquiátricos, dos de cada diez personas presentan algún tipo de trastorno mental, alguna enfermedad con síntomas psiquiátricos o de la conducta; estas pueden ser producto de un trastorno social, psicológico, genético, físico, químico o biológico.

Patología: causa de las emergencias de la conducta

Como TEM, TUM, TES, no es nuestra responsabilidad el diagnóstico de la causa subyacente de una emergencia de la conducta o psiquiátrica.  No obstante, debemos saber las dos categorías básicas de diagnóstico que utiliza el médico: 1.- orgánicas (físicas) y 2.- funcionales (psicológicas).

El síndrome orgánico cerebral (OC), es una disfunción permanente o temporal del cerebro ocasionada por una alteración en el funcionamiento físico o fisiológico del tejido cerebral.  Las cusas de síndrome orgánico cerebral, incluyen una enfermedad repentina, trauma reciente, intoxicación por fármacos o alcohol y enfermedades cerebrales, como la enfermedad de Alzheimer.  El estado mental alterado debe considerarse como una característica del síndrome OC y puede derivarse por una hipoglucemia, hipoxia, hipoxemia en el cerebro, hipotermia o hipertermia.

Un trastorno funcional, es aquel en el cual la operación anormal de un órgano no puede rastrearse hasta un cambio obvio en la estructura real, o la fisiología del órgano.  Algo está funcionando mal, pero la causa principal no puede ser identificada a través del desempeño del órgano mismo.  Esquizofrenia y depresión son claros ejemplos funcionales.  Puede haber una causa química o física para estos trastornos, pero no es obvia ni se ha comprendido del todo.

Estos dos tipos de trastornos pueden tener apariencias muy semejantes.  Un estado mental alterado, o cambio en la manera en que la persona piensa o se comporta, es un indicador de enfermedades del sistema nervioso central.  Un paciente que presenta comportamiento extraño de hecho, puede tener una enfermedad médica aguda que sea la causa general o parcial de la conducta.  Reconocer esta posibilidad puede permitirle salvar una vida.

Método seguro para una emergencia de la conducta

Todas las habilidades normales del TEM,TUM,TES, como los son evaluar la escena, y la seguridad, evaluar el ABC, administrar cuidados  prehospitalarios, acercarse al paciente, obtener el historial SAMPLE y comunicarse con el paciente de manera profesional, mostrando seguridad y buen tono de voz, deben emplearse en emergencias de la conducta.  No obstante también entran en juego otras técnicas de manejo.  Siga los lineamientos generales para establecer su seguridad en la escena de la emergencia de la conducta.

LINEAMIENTO DE SEGURIDAD PARA EMERGENCIAS DE CONDUCTA
Prepárese para intervenir con tiempo adicional Puede tomar más tiempo para evaluar, escuchar y preparar al paciente para su traslado.
Tenga un plan adicional definido Decida que hará cada quien.  Si necesita restringirle los movimientos al paciente, ¿Cómo lo harán?
Identifíquese con calma Intente ganar la confianza del paciente.  Si comienza por gritar, es probable que el paciente grite más fuerte o se excite más.  La voz tranquila y baja por lo general es calmante.
Sea directo Establezca sus intenciones y lo que espera del paciente
Evalúe la escena Si el paciente está armado o tiene en su posesión objetos potencialmente dañinos, haga que la policía los retire antes de proporcionarle atención.
Permanezca con el paciente. No deje que el paciente deje el área y tampoco salga de ella a menos que la policía pueda permanecer con el paciente.  De lo contrario, es posible que el paciente pase a otra habitación y obtenga armas, se encierre en ella o tome pastillas u otra acción que lo pueda dañar.
Aliente las acciones voluntarias Ayude al paciente a vestirse y reúna las pertenencias adecuadas para llevarlas al hospital.
Exprese interés en el historial del paciente Deje que la persona le relate lo que sucede en sus propias palabras.  No obstante no siga el juego con alteraciones auditivas o visuales
No se acerque demasiado al paciente Todo el mundo necesita su espacio personal.  Más aun, debe asegurarse de poder moverse con rapidez si el paciente se pone violento o trata de huir.  No le hable desde una posición arriba de él, ni lo confronte de manera directa.  Agacharse a un ángulo de 45° por lo general no provoca confrontaciones, pero impide que se mueva con libertad, no permita que el paciente se sitúe entre usted y la salida
Evite pelear con el paciente no argumente No entre en una lucha de poder, recuerde que el paciente no responderá de manera normal, puede estar luchando con fuerzas internas sobre las cuales ninguno de los dos tienen control.  Responda comprendiendo el sentimiento que ha expresado el paciente, es posible que logre obtener su cooperación.  Si es necesario usar la fuerza, asegúrese de contar con la capacitación y ayuda adecuadas, muévase hacia el paciente con calma y seguridad.
Sea honesto y conciliador Si el paciente le pregunta si tiene que ir al hospital, deberá responderle: “si, ahí es donde puede recibir ayuda médica”
No juzgue Puede observar conductas que le desagrades.  Haga a un lado esos sentimientos y concéntrese en proporcionar atención médica de urgencia.
Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: