19.2 MITO Y REALIDAD

19.2 MITO Y REALIDAD

Todo el mundo desarrolla algunos síntomas de enfermedad mental en algunos puntos de la vida, pero eso no significa que todo el mundo desarrolle una enfermedad mental.  Personas que están perfectamente sanas pueden tener algunos de los signos y síntomas de la enfermedad mental de vez en vez.  Por lo tanto, no debe saltar a la conclusión de que su mente está trastornada, si se comporta de ciertas maneras como se verá en este tema.  Con esto en mente, tampoco debe concluir lo mismo sobre un paciente en situaciones dadas.

El concepto erróneo mas común acerca de la enfermedad mental, es que si uno se siente “mal” o “deprimido”, debe estar “enfermo”.  Esto es falso.  Hay muchas razones completamente justificadas para sentirse deprimido, como un divorcio, la perdida de trabajo, la muerte de un pariente o amigo.

Para el adolecente que recién rompió con su novia después de 12 meses de estar saliendo, es normal que se retrase en las actividades ordinarias y que se sienta “triste”; Es una reacción normal ante una situación de pérdida o de crisis.  No obstante, cuando un apersona se encuentra con que la depresión de la mañana del lunes le dura hasta el viernes, semana tras semana, sin duda debe tener un problema de comportamiento.

Muchos creen que todas las personas con trastorno mental son peligrosas, violentas o de alguna manera incontrolables, esto es falso, solo un porcentaje pequeño de personas con problemas en su salud mental entran en estas categorías.  Sin embargo, como TEM-TUM-TES, es posible que este expuesto a una cantidad de pacientes violentos.  Después de todo, atiende a personas que por definición, se encuentran en una situaciones de emergencia; de lo contrario, es posible que no las viera.  Estamos ahí porque los miembros de la familia o amigos se sintieron encapaces de manejar al paciente por sí mismos.  Este puede ser el resultado del uso o abuso de drogas o alcohol.  Puede suceder que el paciente presente un largo historial de enfermedades mentales y que haya reaccionado ante un evento particularmente estresante.

Aunque no puede determinar lo que causó el problema de conducta de una persona, es posible que logre predecir que la persona se volverá violenta.  La capacidad de predecir la violencia, es una herramienta muy importante de evaluación.

A %d blogueros les gusta esto: