18.15 LESIONES POR ANIMALES MARINOS

18.15 LESIONES POR ANIMALES MARINOS

Los celenterados, incluido el coral de fuego, la fragata portuguesa o aguaviva, la medusa, medusa del pacífico, aguamala, anémonas marinas, el coral verdadero y el coral suave son responsables de más envenenamientos que cualquier otro animal marino.  Las células venenosas de los celenterados se llaman nematocistos y los animales grandes pueden descargar cientos de miles de ellas.  El envenenamiento causa lesiones rojizas y muy dolorosas en las personas de piel clara, se entienden en línea hasta el sitio de la picadura.  Los síntomas sistémicos incluyen: dolor de cabeza, mareo, calambres musculares y desmayos.

Para tratar una picadura de los tentáculos de una aguamala, fragata portuguesa, de anémonas, corales o hidras diversas, rescate al paciente del agua y vierta ácido acético (vinagre) sobre el área afectada.  A diferencia del agua dulce, el vinagre inactivara los nematocistos.  No trate de manipular los tentáculos restantes; esto solo causará una mayor descarga de nematocistos.  Retire los tentáculos raspándolos para desprenderlos, utilizando el borde de un objeto rígido y afilado, como una tarjeta de crédito.  El dolor persistente puede responder a la inmersión del área en agua caliente 40° a 45°C, durante 30 minutos.

En muy raras ocasiones, un paciente puede presentar reacción alérgica sistémica a la picadura de uno de estos animales.  Si es el caso, trate a este paciente para choque anafiláctico, y proporcione SVB y transporte de inmediato al hospital.

Las toxinas de las  son sensibles al calor; por lo tanto, el mejor tratamiento para tales lesiones es inmovilizar el área afectada y sumergirlas en agua caliente durante 30 minutos.  Esto con frecuencia proporcionará alivio al dolor local.  No obstante, el paciente aún debe ser transportado al departamento de urgencias, porque podrá desarrollar una reacción alérgica o una infección, incluido el tétanos.

Si trabaja cerca del mar, deberá familiarizarse con la vida marina de su área.

Para el tratamiento de emergencia para los envenenamientos comunes de celenterados siga los siguientes pasos:

  1. Limite descargas adicionales de neumatocistos, evitando el agua dulce, la arena mojada, las duchas o el manejo descuidado de los tentáculos. Mantenga al paciente en calma y reduzca el movimiento de la extremidad afectada.
  2. Inactive los nematocistos mediante la aplicación de vinagre (puede emplear alcohol isopropílico si no dispone de vinagre, pero es posible que este no sea tan eficaz como el vinagre).
  3. Retire los tentáculos restantes raspando con el borde de un objeto afilado y rígido como una tarjeta de crédito. No use su mano sin guante para retirar los tentáculos, porque puede ocurrir el auto envenenamiento.  El dolor persistente puede responder a la inmersión en agua caliente (40° a 45°C) durante 30 minutos.
  4. Administre oxígeno en flujo elevado y trate o prevenga el choque según se requiera.
  5. Transporte a la sala de urgencias.
A %d blogueros les gusta esto: