17.7 ENVENENAMIENTO POR COMIDA

17.7 ENVENENAMIENTO POR COMIDA

El término “envenenamiento ptomaíno” se creó en 1870 para indicar el envenenamiento por una clase de sustancia química que se encuentra en la comida en estado de putrefacción, en la actualidad se pueden encontrar muchos reportajes sobre envenenamientos por alimentos.  Este tipo de envenenamiento casi siempre se produce por consumir comida contaminada con bacterias.  La comida puede parecer perfectamente buena, con poca o ninguna degradación u olor que sugiera peligro.

Hay dos tipos principales de envenenamiento por comida.  En uno de ellos, es que el propio organismo causa la enfermedad, y en el otro organismo causa toxinas que provocan la enfermedad.  Una toxina es un veneno o sustancia dañina producida por bacterias, animales o plantas.

FUENTES COMUNES DE ENVENENAMIENTO POR ALIMENTOS
Bacillus cereus
Campylobacter
Toxina de clostridium botulinum
Clostridium perfringens
Cryptosporidium
Enterococcus
Escherichia coli
Giardia lamblia
Rotavirus
Salmonella
Shigella
Toxina estafilocócica
Vibrio parahaemolyticus
Yersinia enterocolitica

Un organismo que produce efectos directos de envenenamiento por comida, es la bacteria Salmonella.  El padecimiento llamado salmonelosis, se caracteriza por síntomas gastrointestinales graves dentro de las 72 horas siguientes a la ingestión, entre ellos náuseas, vómito, dolor abdominal y diarrea.  Además, los pacientes con salmonelosis pueden adquirir la enfermedad sistémica con fiebre y debilidad generalizada.  Algunas personas son portadoras de ciertas bacterias; aunque es posible que ellas mismas no se enfermen, puede suceder que transmitan enfermedades, en particular si trabajan en la industria se servicios alimentarios.  Por lo general, una cocción apropiada, mata las bacterias y la limpieza adecuada en la cocina evita la contaminación de alimentos sin cocinar.

La causa más común de envenenamiento por alimentos, es la ingestión de toxinas potentes, producidas por bacterias, casi siempre en las sombras.  La bacteria Staphylococcus, es una de las causas más frecuentes, crece con rapidez y produce toxinas en alimentos que se prepararon con anticipación y se guardaron por demasiado tiempo, incluso en el refrigerador.  Los platillos preparados con mayonesa, cuando se mantienen bajo refrigeración a temperaturas inadecuadas, son vehículos comunes para el desarrollo de toxinas estafilocócicas.  Por lo general, el envenenamiento de alimentos por estafilococos da como resultado síntomas gastrointestinales repentinos, incluidos náuseas, vómito y diarrea.  Aunque los marcos de tiempo pueden variar de una persona a otra, estos síntomas por lo general pueden comenzar dentro de las 2 o 3 horas siguientes a la ingestión o hasta después de 8 a 12 horas.

La forma más grave de ingestión de toxinas es el botulismo.  Esta enfermedad con frecuencia fatal, resulta por lo general de comer alimentos enlatados de manera inadecuada, en los cuales han crecido las esporas de bacterias Clostridium, y producido toxinas.  Los síntomas del botulismo son neurológicos: visión borrosa, debilidad y dificultad para hablar y respirar, pueden desarrollarse en un lapso tan largo como de cuatro días después de la ingestión o tan pronto como en las primeras 24 horas.

En general no deberá tratar de determinar la causa específica de los problemas gastrointestinales agudos.  Después de todo, el vómito grave puede ser un signo de envenenamiento auto limitante con alimentos, con una obstrucción intestinal que requiera cirugía u con otro veneno como el cobre, arsénico, zinc, cadmio o escombro toxina (veneno de pescado), o por hongos Clitocybe o Inocybe.  En lugar de ello, deberá reunir la mayor cantidad posible de información del paciente y transportarlo con prontitud al hospital.  Cuando dos o más personas en un grupo presentan la misma enfermedad, deberá llegar consigo, muestras de los alimentos sospechosos.  En casos avanzados de botulismo, de soporte vital avanzado.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: