14.3 CAUSAS DEL DOLOR ABDOMINAL

14.3 CAUSAS DEL DOLOR ABDOMINAL

Casi cualquier problema con un órgano abdominal puede ocasionar dolor agudo.  Dado que el peritoneo visceral por lo general se irrita primero, el dolor abdominal inicial tiende a ser vago y mal localizado.  A medida que el peritoneo parietal se irrita, el dolor se vuelve más grave y puede localizarse de manera específica, algunas de las causas más comunes las analizaremos.

Sistema digestivo

Las úlceras del aparato digestivo son uno de los problemas más frecuentes, las úlceras son erosiones del estómago o el duodeno, primera parte del intestino delgado, debido a la actividad excesiva de los jugos gástricos digestivos.  La perforación de una úlcera causa peritonitis grave y abdomen agudo.

La vesícula biliar, es una bolsa de almacenamiento para los jugos digestivos, como la bilis y los desechos hepáticos.  Pueden formarse cálculos biliares y bloquear la salida de la bilis desde la vesícula, lo cual causa dolor.  En ocasiones el bloqueo pasara, pero si no lo hace, puede conducir a una inflamación grave de la vesícula, denominada colecistitis.

El páncreas forma jugos digestivos y también es fuente de insulina.  La inflamación del páncreas se denomina pancreatitis, la cual puede ser producto de un cálculo biliar que obstruya los conductos, abuso del alcohol y otras enfermedades.  Dado que el páncreas es retroperitoneal, el dolor con frecuencia se refiere a la parte posterior.

El apéndice cecal, es una pequeña prolongación cerrada del intestino grueso.  La inflamación o infección del apéndice es una causa frecuente de abdomen agudo.

La diverticulitis, es una inflamación de pequeñas bolsas que se forman en el intestino grueso.  Dichas bolsas pueden bloquearse e infectarse, lo cual conduce a dolor, perforación y peritonitis grave.  Las emergencias abdominales más comunes, en los sitios más comunes de dolor directo y referido son:

PADECIMIENTOS ABDOMINALES COMUNES
Condición Localización
Apendicitis Cuadrante inferior derecho (directo); en torno al ombligo (diferido); dolor de rebote (se siente bruscamente en rebote al retirar la palpación)
Colecistitis Cuadrante superior derecho (directo); hombro derecho (referido)
Úlcera gastrointestinal Parte superior del abdomen o marte alta de la espalda
Diverticulitis Cuadrante inferior izquierdo
Aneurisma aórtico

(rotura o deserción)

Parte baja dela espalda y cuadrantes inferiores.
Cistitis

(inflamación de la vejiga urinaria)

Hipogástrico o abdomen inferior (retro púbico)
Infección renal Angulo costovertebral
Calculo renal Flancos derecho o izquierdo; irradiando a los genitales (referido)
Inflamación pélvica

(en mujeres)

Ambos cuadrantes inferiores
Pancreatitis Abdomen superior (ambos cuadrantes), espalda

Sistema urinario

Los riñones pueden verse afectados por cálculos que se forman a partir de materiales que se excretan normalmente en la orina.  Si un cálculo sale del riñón, puede causar dolor grave, con frecuencia se denomina cólico renal.  El paso de un cálculo renal con frecuencia se asocia con sangre en la orina.

Las infecciones renales, pueden causar un dolor grave con frecuencia en un costado.  Es común que estos pacientes aparenten estar muy enfermos, con fiebre elevada.  La infección en la vejiga es llamada cistitis, es más frecuente en las mujeres.  Los pacientes con cistitis por lo general tienen dolor en la parte baja del abdomen.

Útero y ovarios

Los problemas ginecológicos son una causa común de dolor abdominal agudo.  Considere siempre que una mujer con dolor abdominal grave y sensibilidad puede tener un problema relacionado con sus ovarios, trompas de Falopio o útero.

Los dolores abdominales también pueden relacionarse con el ciclo menstrual normal.  Un dolor abdominal común, que con frecuencia se confunde con una apendicitis, pero de bastante corta duración, es el llamado mittelschmerz (término alemán que significa dolor debido a la ovulación); y está asociado con la liberación de un óvulo del ovario, que ocurre de modo característico a mitad del ciclo menstrual, entre los períodos menstruales.  El mittelschmerz, también puede estar relacionado con sensibilidad en la parte inferior del abdomen.  Algunas mujeres presentan cólicos dolorosos durante su periodo menstrual y en algunas, la molestia puede ser incapacitante y el flujo menstrual abundante.

Una causa común de abdomen agudo en las mujeres es la enfermedad pélvica inflamatoria EPI, infección en las trompas de Falopio y de los tejidos circundantes de la pelvis.   Con la EPI, el dolor agudo y la sensibilidad en la parte baja del abdomen pueden ser intensos e ir acompañados de fiebre elevada.  Si sospecha de EPI, transporte con prontitud a la paciente al departamento de urgencias para su tratamiento.

Entre el 1 y el 2% de los embarazos son ectópicos.  El término de embarazo ectópico, significa que un óvulo fertilizado se implantó, en un área fuera del útero, por lo general en una trompa de Falopio.  Esta última es lo bastante amplia para permitir el crecimiento del feto y la placenta por seis a ocho semanas; cuando la trompa se rompe, produce una hemorragia interna masiva y un dolor abdominal abrupto.  En estas situaciones, el abdomen agudo puede estar asociado con el inicio del choque hipovolémico.  Esta combinación evoluciona en una situación de urgencia, que requiere de transporte inmediato al hospital.

Otros sistemas de órganos

La aorta se encuentra justo detrás del peritoneo, inmediatamente por delante de la columna vertebral.  En personas mayores, la pared de la aorta en ocasiones desarrolla áreas débiles, que producen un abultamiento, lo que forma un aneurisma.  Es posible sentir una masa pulsante en el abdomen.  El desarrollo de un aneurisma rara vez se asocia con síntomas porque ocurre despacio, pero si el aneurisma se rompe, puede ocurrir una hemorragia masiva y con ella los signos de irritación peritoneal aguda.  Asimismo, el paciente también puede presentar dolor grave en la región lumbar, dado que la acumulación masiva de sangre por a hemorragia, distiende el peritoneo y lo separa del retro peritoneo.  El dolor también puede estar asociado con la presión de la sangre sobre la columna vertebral misma.

En tales casos, el sangrado conduce con rapidez a un choque profundo.  De nuevo la asociación de signos y síntomas abdominales con el choque, requieren de transporte rápido.  Dado que ésta es una situación frágil, donde hay una arteria grande y con una fuga de sangre, evite la palpación innecesaria o vigorosa del abdomen y recuerde manejar al paciente con cuidado durante el transporte.

La neumonía, en especial en las partes inferiores del pulmón, pueden causar íleo, es decir parálisis intestinal, y dolor abdominal.  En este caso, el problema está en una cavidad corporal adyacente, pero la intensa respuesta inflamatoria, puede afectar el abdomen.  Trate y transporte a este paciente como lo haría con cualquier persona con dolor abdominal.

Una hernia, es la proyección de un órgano o tejido a través de un agujero en la pared del cuerpo que cubre su sitio normal.  Casi cualquier órgano o tejido del cuerpo se herniara bajo ciertas circunstancias, a través de las membranas que lo cubren.   Las hernias pueden formarse como resultado de:

  • Un defecto congénito, como alrededor del ombligo.
  • Una herida quirúrgica que no logró sanar de modo adecuado.
  • Alguna debilidad natural en un área, como en la ingle.

Las hernias no siempre producen una masa o protuberancia, que el paciente pueda notar, en ocasiones la masa desaparecerá hacia el interior de la cavidad corporal a la cual pertenece.  En este caso, se dice que la hernia es reducible o reductible.  Si la masa no puede empujarse de regreso dentro del cuerpo, se dice que está encarcelada.   Sin embargo nunca deberá intentar empujar la masa de regreso al cuerpo.

Las hernias reductibles, implican poco riesgo para el paciente; algunas personas viven con ellas por años.  Sin embargo, cuando se trata de una hernia encarcelada, puede suceder que el tejido circundante, oprima en exceso su contenido, comprometiendo con el tiempo la provisión de sangre.  Esta situación es denominada estrangulamiento, y es una emergencia médica grave. Se requiere de operación inmediata para eliminar cualquier tejido muerto y reparar la hernia.

Signos y síntomas que indican un problema serio con una hernia:

  • La declaración clara de que una masa que era reductible ya no se puede devolver al interior del cuerpo.
  • Dolor en el sitio de la hernia
  • Sensibilidad cuando se palpa la hernia
  • Coloración roja o azul en la parte de la piel sobre la hernia.

Cualquiera de estos signos y síntomas, son una indicación de transporte rápido al departamento de emergencias.

 

A %d blogueros les gusta esto: