12.6 PARO CARDIACO

12.6 PARO CARDIACO

Es la suspensión completa de la actividad cardiaca, ya sea eléctrica, mecánica, o ambas.  Está indicado en el campo por la ausencia de pulso carotideo.  Hasta la aparición de la RCP y la desfibrilación externa en la década de 1960, el paro cardiaco era casi siempre un evento terminal.  Ahora, aunque todavía es poco frecuente que un paciente sobreviva, al paro cardiaco sin daño neurológico, se han logrado grandes avances en la ciencia de la reanimación. En los últimos 40 años.

Desfibrilación automática

Al final de la década de los 70 e inicio de la década de los 80, los científicos desarrollaron una pequeña computadora que podía analizar las señales eléctricas del corazón y determinar cuándo tenía lugar la fibrilación ventricular.  Este desarrollo, junto con una mejor tecnología de las baterías, hizo posible el desfibrilador automático portátil, que es un dispositivo que puede administrar de manera automática un choque eléctrico al corazón cuando se requiera.

Las máquinas DAE, vienen en diferentes modelos con propiedades distintas.  Todas ellas requieren en cierto grado de interacción del operador, comenzando con la aplicación de los parches y la activación de la máquina, el operador también debe oprimir un botón para aplicar la descarga eléctrica, sin importar el modelo.  Muchos DAE incorporan un sintetizador de voz computarizado para indicarnos qué hacer en función del análisis del DAE.  Algunos tienen un botón que le indica a la computadora que analice el ritmo eléctrico del corazón; otros modelos inician el análisis tan pronto como son encendidos y colocados los parches.

Aunque la mayoría de los DAE son semiautomáticos, es común emplear el término “desfibrilador automático externo” DAE, como término genérico para describir a todos estos dispositivos.  Quedan pocos DAE reales; todos los fabricantes solo producen desfibriladores semiautomáticos externos.

Los DAE también vienen equipados para brindar una descarga de corriente monofásica o bifásica.  Monofásica significa enviar la energía en una dirección de negativo a positivo.  La forma actual de corriente de onda bifásica fluye en ambas direcciones, positiva y negativa.  Este flujo bidireccional de la corriente refleja el hecho de que la corriente va en una dirección y luego se invierte el flujo en la dirección opuesta.  La ventaja de la onda bifásica es que produce una desfibrilación más eficiente y puede requerir de un ajuste de menor energía.  El ajuste de energía para la fibrilación ventricular en un equipo monofásico es de 360 joules para la primera descarga y todas las descargas subsiguientes a ella.

Con la tecnología bifásica, la energía puede ajustarse a 120 joules para la primera descarga y todas las descargas subsiguientes a esa.  Puede iniciar a 120 joules para la primera descarga y luego aumentar a 200 joules en las descargas subsiguientes.  El ajuste óptimo de energía para el DAE bifásico aún está bajo estudio y en la actualidad la literatura no apoya recomendación alguna para ninguno de ellos.  La computadora dentro del DAE está programada de manera especial para reconocer ritmos que requieran desfibrilación para corregirlos.  Los DAE son extremadamente precisos, y sería muy raro que el DAE recomendará una descarga cuando esta no se requiera, así como también rara vez no la recomiendan cuando se necesita, si el DAE recomienda una descarga, podemos creerle que está indicada.

Cuando ocurre un error, por lo general es culpa del operador:

Primer error: la equivocación más común es carecer de una batería cargada.  Para evitar este problema, muchas compañías de desfibriladores han fabricado máquinas “inteligentes” que advierten al operador, que la batería tiene pocas probabilidades de funcionar adecuadamente.  No obstante, algunos de los modelos más viejos, no tienen esta característica; debe revisar el DAE a diario y probar la batería con la frecuencia que el fabricante recomienda.

Segundo error: ocurre cuando se aplica el DAE a un paciente en movimiento.  La computadora es incapaz de diferenciar entre las señales eléctricas del corazón y las de los músculos del brazo y pecho que están en movimiento.  La manera de evitar este error es aplicar el DAE solo en personas sin pulso y que no responden, además debemos alejarnos del paciente durante el análisis y la descarga, no lo toquemos.

Tercer error: puede ocurrir cuando el DAE se aplica en una paciente que responde y presenta frecuencia cardiaca acelerada, la mayoría de las computadoras identifican un ritmo regular con mayor rapidez entre 150 a 180 latidos/min., como es el caso de la taquicardia ventricular, a la cual debe aplicarse una descarga.  No obstante, en ocasiones, un paciente presenta otra frecuencia cardiaca que no debe recibir descarga, pero,  que es lo bastante rápida como para confundir a la computadora.  De nuevo, para evitar este problema, debe aplicar el DAE solo a pacientes que no responden ni presenten pulso.

La desfibrilación automática externa, nos ofrece diversas ventajas: Primero, desde luego la máquina es rápida y administra el tratamiento más importante y adecuado para el paciente en fibrilación ventricular, la cual es la descarga eléctrica.  Se puede aplicar dentro del primer minuto de nuestra llegada al paciente.  Segundo, encontraremos que el uso del DAE es más fácil que realizar RCP.  Los proveedores de SVCA, no tienen que estar en la escena para proporcionar esta atención definitiva.

Los DAE actuales, ofrecen dos ventajas más.  La descarga puede administrarse mediante parches adhesivos del desfibrilador, los cuales son más seguros para el operador de las paletas.  Asimismo, el área del parche es mayor que el de las paletas, lo cual significa que la transmisión de electricidad es más eficiente.  Por lo general hay imágenes en los parches que indican en qué parte del tórax del paciente deben colocarse.

No todos los pacientes con paro cardiaco requieres de una descarga eléctrica.  Aunque todos los pacientes con paro cardiaco deberían analizarse con un DAE, algunos no tienen ritmo que requieren una descarga, es decir, actividad eléctrica sin pulso y asistolia.  La asistolia o línea isoeléctrica, indica que no queda actividad eléctrica.  La actividad eléctrica sin pulso por lo general se refiere a un estado de paro cardiaco a pesar de un complejo eléctrico organizado.  La RCP debe iniciarse tan pronto como sea posible.

Razones para una desfibrilación temprana

Pocos pacientes que presentan paro cardiaco repentino fuera de un hospital, sobreviven a menos que tenga lugar una rápida secuencia de sucesos.  La cadena de sobrevivencia es una manera de describir la secuencia ideal de sucesos que pueden tener lugar cuando el paro ocurre. Los cuatro eslabones de supervivencias son los siguientes:

  1. Reconocimiento de los signos de alerta temprana y activación inmediata del SMU
  2. RCP inmediato de in testigo
  3. Desfibrilación temprana
  4. SVCA Soporte vital cardiaco avanzado

Si hace falta cualquiera de los eslabones de la cadena, el paciente tiene mayores probabilidades de morir.  Por ejemplo, pocos pacientes se benefician de la desfibrilación cuando transcurren más de 10 min., antes de la administración de la primera descarga o, si no se realiza la RCP en los primeros 2 o 3 min.  Si todos los eslabones de la cadena son fuertes, el paciente presenta la mayor oportunidad posible de sobrevivir.  El eslabón más determinante para la supervivencia es el tercero: la desfibrilación temprana

El RCP ayuda a los pacientes con paro cardiaco debido a que prolonga el periodo durante el cual la desfibrilación puede ser eficaz.  La desfibrilación rápida ha resucitado con éxito a muchos pacientes con paro cardiaco por fibrilación ventricular.  No obstante, la desfibrilación, trabaja mejor si se tiene lugar dentro de los dos min., siguientes al inicio del paro cardiaco.  Para lograr mejores tasas de supervivencia entre las víctimas de paro cardiaco, muchas comunidades están explotando la idea de que los primeros contactos no tradicionales, deben capacitarse para administrar desfibrilación temprana.  Estas personas incluyen a oficiales de la policía, personal de seguridad, salvavidas, trabajadores de mantenimiento y sobrecargos de vuelo.

Nosotros deberemos apoyar estos esfuerzos, para acortar el tiempo transcurrido hasta la desfibrilación.  Recordemos que los segundos cuentan en verdad, cuando el paciente está en paro cardiaco.

Integración de DAE y RCP

Dado que la mayoría de los paros cardíacos ocurren en el hogar, es posible que un testigo de la escena haya iniciado la RCP antes de que lleguemos.  Por esta razón, debemos saber cómo integrar el DAE en la secuencia de la RCP.  Recuerde que el DAE no es muy complejo; quizá no sea capaz de distinguir otros movimientos de la fibrilación ventricular.  Por lo tanto no toque al paciente mientras el DAE está analizando el ritmo cardiaco y administrando descargas.  Suspenda la RCP y simplemente deje que el DAE haga su trabajo.

Mantenimiento del DAE

Una de las principales misiones nuestras como TEM-TUM-TES, es administrar una descarga eléctrica a un paciente en fibrilación ventricular.  Para lograr esta misión, necesitamos contar con un DAE en funcionamiento.  Debe familiarizarse con los procedimientos de mantenimiento requeridos para la marca del DAE que emplea su servicio.  Lea el manual del operador, si su desfibrilador no funciona en la escena, alguien deseara saber qué salió mal.  Esta persona puede ser su coordinador operático, su director médico, el reportero del periódico local o el abogado de la familia.   Se le pedirá que compruebe que mantenía el desfibrilador en buenas condiciones y que acudió a al servicio en las mejores condiciones posibles.

El primer riesgo legal al usar el DAE, es no lograr administrar una descarga cuando esta sea necesaria.  La razón más común para esta falla es que la batería no funcionó, por lo general debido a que no recibió el mantenimiento adecuado.  Otro problema es el error del operador; esto significa, no oprimir los botones para analizar o dar la descarga, cuando la máquina indica que lo haga o que no le aplique el DAE a un paciente en paro cardiaco.  Desde luego el DAE, es como cualquier artículo de fabricación: puede fallar, aunque es raro.   Lo ideal, es que encuentre estas fallas mientras da mantenimiento de rutina, no cuando atienda a un paciente en paro cardiaco.

Revise su equipo, incluido el DAE, al inicio de cada turno.  Pida al fabricante listas de los aspectos que deban revisarse a diario, por semanas o con las frecuencias necesarias.  Si se presenta una falla en el DAE, mientras tiende a un paciente, deberá informar sobre el problema al fabricante y si es el caso a la secretaría de salud, de acuerdo a su protocolo.  Asegúrese de seguir los procedimientos apropiados del SMU para notificar a estas organizaciones.

DESFIBRILADOR AUTOMÁTICO EXTERNO

Lista de inspección

No. De serie__________________     fecha__________________ hora_________________

No. De Modelo________________       Inspeccionado por________________________           

COMPONENTE PASA NO PASA
EXTERIOR /CABLES:    
No hay nada almacenado sobre la unidad    
Estuche intacto y limpio    
Exterior / pantalla LCD limpia y sin daño    
Cables /conectores limpios y sin daño    
Cables conectados en forma segura    
BATERÍAS:    
El cargador de la unidad está conectado y opera bien    
Batería totalmente cargada en la unidad    
Batería de repuesto totalmente cargada    
Cargador de la batería de repuesto conectada y operativa    
Fecha de caducidad valida en ambas baterías    
ACCESORIOS:    
Dos juegos de electrodos    
Electrodos en paquetes sellados con fechas de caducidad validas    
Rasuradora o rastrillo    
Toalla de mano    
Toallita con alcohol    
Memoria / dispositivo par grabación de voz – modulo, tarjeta, casete    
Desactivador manual – módulo, llave    
Papel de impresión    
OPERACIÓN:    
Autoevaluación de la unidad por recomendaciones del fabricante/instrucciones:    
Pantalla    
Indicadores visuales    
Indicadores verbales    
Impresora    
Conectar DAE a estimulador / evaluador:    
Reconoce ritmo susceptible de descarga    
Carga a nivel correcto de energía dentro de las especificaciones del fabricante    
Reconoce ritmos no susceptibles de descarga    
El sistema de desactivación manual funciona    
FIRMA_______________________________________

 

   

Dirección médica

La desfibrilación cardiaca, es un procedimiento médico.  Aunque los DAE, han simplificado en gran medida el proceso de administrar descargas eléctricas, aun se obtiene un beneficio al contar con la participación de un médico.  El director médico de su servicio, deberá ayudarle a aprender a usar el DAE.  Por lo menos, deberá aprobar el protocolo escrito que seguirá al atender a los pacientes en paro cardiaco.  Se espera que en todos los países la capacitación del uso del DEA se apruebe para el nivel Básico de los TEM-TUM-TES, es preciso modificar las leyes y/o reglamentos o directrices de la dirección médica local.

Deberá realizarse una revisión de cada incidente, en el cual emplee el DAE después de regresar del hospital o de la escena, siéntese con el resto del equipo y analicen lo que sucedió; esta discusión ayudará a todos los miembros del equipo a aprender de cada situación.  Revise tales sucesos por medio de un informe escrito, cualquier grabación de audio del dispositivo, y los módulos de memoria de estado sólido del dispositivo y sus cintas de grabación magnética, si aplica.

El director médico o el responsable sanitario de su servicio, también deberá efectuar una revisión del incidente.  El mejoramiento de calidad incluye a las personas que usan los DAE y a los administradores responsables del sistema del SMU. Esta revisión debe concentrarse en el intervalo del tiempo, para la aplicación de la desfibrilación, esto es: el tiempo que transcurrió la llamada hasta la aplicación de la descarga.  Pocos sistemas alcanzarán el objetivo ideal: el cual es administrar la descarga al 100% de los pacientes dentro del minuto siguiente a la llamada, no obstante, todos los sistemas trabajan de manera continua en el mejoramiento de la atención del paciente.  Por lo general la capacitación continua obligatoria con revisión de competencias, en la destreza es un requisito para los proveedores SMU y la evaluación de competencias se debe realizar cada tres a seis meses para tos TEM-TUM-TES-B.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: