9.3 RADIOCOMUNICACIONES

9.3 RADIOCOMUNICACIONES

En todos los países, las operaciones de radio están reguladas o regidas por el Ministerio de Comunicaciones, secretaría de comunicaciones u otros entes gubernamentales, teniendo jurisdicción sobre los servicios de teléfonos, telégrafos, comunicaciones por satélite, a nivel nacional e internacional, entre los cuales está incluido el SMU.

Algunas responsabilidades de estos entes, relacionadas con el SMU son:

  1. Asignar frecuencias de radio específicas, para uso de proveedores del SMU. Las comunicaciones modernas del SMU, se podría pensar que iniciaron en la década de los 70`s, asignando canales en la banda VHF, para ser utilizados por proveedores de salud; sin embargo, estas frecuencias VHF debían ser compartidas con otros usos de “urgencias especiales”, como en el caso de los desastres.
  2. Autorización de estaciones base y asignación de señales de llamadas de radio apropiadas para esas estaciones. Las autorizaciones por lo general son dadas por cinco años, después de los cuales se deben renovar, cada una de estas autorizaciones o licencias son dadas a un solo grupo operativo especifico, así pues la Cruz Roja tiene una licencia , la Protección Civil, o Defensa Civil  otra , los Cuerpos de Bomberos otra y así con los distintos grupos operativos existentes.  A menudo la longitud y latitud o localización de las antenas así como también la dirección de la estación base, determinan las señales de llamadas.
  3. Homologaciones de equipos y especificaciones de operaciones para el equipo usado por los proveedores de cuidados de la salud del SMU. Antes de que pueda autorizarse cada pieza del equipo de radio debe ser sometida por su fabricante a las normas internaciones para aceración de tipo, basada en especificaciones y regulaciones operativas establecidas.
  4. Establecimiento de limitaciones para rendimiento de la potencia del transmisor. Estará oficialmente regulada para reducir la interferencia de radio entre sistemas de comunicación vecinos.
  5. Normalización de las operaciones de radio. Esto significa hacer verificaciones aleatorias de campo, para ayudar a asegurar el cumplimiento de las reglas y regulaciones establecidas por la autoridad competente.

Respondiendo a la escena

Los sistemas operativos del SMU pueden utilizar frecuencias diferentes y pueden usar distintas bandas de frecuencias.  Algunos sistemas del SMU pueden también usar diferentes radios para propósitos distintos, sin embargo todos los sistemas del SMU dependen de la destreza del radio operador.  Este recibe la primera llamada y como parte del equipo de respuesta a la llamada, el radio operador le notificara a su unidad sobre emergencia.

El radio operador tiene varias responsabilidades importantes durante la fase de alerta en el despacho de las comunicaciones, este radio parador debe:

  • Seleccionar y asignar apropiadamente la prioridad a cada llamada, de acuerdo con los protocolos predeterminados.
  • Seleccionar y alerta a la unidad o unidades apropiadas de respuesta del SMU
  • Despachar y dirigir la unidad o las unidades de respuesta del SMU a la localización correcta.
  • Coordinar la respuesta de la unidad o unidades con otros servicios de seguridad pública hasta que concluya el incidente.
  • Proporcionar instrucciones médicas de urgencia al que llama por teléfono, para que pueda iniciarse un cuidado especial, por ejemplo RCP, antes de la llegada del TEM (de acuerdo con los protocolos predeterminados).

Cuando llega la primera llamada al 123 o 911 o el número de emergencias del país donde estemos, el radio operador debe tratar de considerar la importancia relativa de empezar la respuesta apropiada del SMU, usando los protocolos de despacho medico de emergencia.  En primer lugar, el despachador debe ubicar la localización exacta del paciente, la naturaleza y gravedad del problema.  Pude el número del teléfono de quien llama, edad y nombre del paciente y otra información que crea conveniente, así como también los puntos de referencia para localizar el lugar.  Luego se necesita alguna descripción de la escena, como el número de pacientes o riesgos ambientales especiales.

Con base en esta información, el radio operador, asignara la unidad o las unidades de respuesta del SMU apropiadas, basado en los protocolos locales para determinar el nivel y tipo de respuesta:

  • El radio operador determinara la naturaleza y gravedad del problema; muchos sistemas de despacho de emergencias, se determinaran de manera automática, con base en repuestas de quien llama a una seria de preguntas definidas.
  • El tiempo aproximado de respuesta a la escena.
  • El nivel de entrenamiento: primer respondiente, SVB, SVA etc., de unidades de respuesta del SMU disponible.
  • La necesidad de unidades adicionales: supresión de incendios, rescate, materiales peligrosos, medevac o autoridades ejecutoras de la ley.

El siguiente paso del despachador consiste en alertar a la unidad o las unidades de respuesta del SMU apropiadas.  Alertar a esas unidades puede efectuarse de diversas formas: puede usarse el sistema de radio del despacho, para contactar las unidades que ya están en servicio y vigilar el canal, o pueden usarse las líneas dedicadas o líneas enrutadas entre el centro de control y la estación del SMU.

El radio operador también puede llamar por radiolocalizadores al personal del SMU.  Los radiolocalizadores se usan con preferencia en operaciones, para alertar al personal en servicio y fuera de él.  El voceo implica el uso de un tono codificado o señal digital de radio y una voz o mensaje exhibido que es transmitido a radiolocalizadores (biper) o radio monitores de escritorio.  Las señales de los biper pueden enviarse para alertar a cierto personal o ser señales generales que activan a todos los radiolocalizadores del SMU.  Los biper y radio monitores son convenientes porque suelen ser silenciosos hasta que se recibe un código específico de voceo, así como teléfonos celulares, mensajes de texto o radioteléfonos como herramientas adicionales para que el radio operador despache la emergencia.  El personal alertado contacta al despachador para confirmar el mensaje y recibir detalles sobre sus asignaciones.

Una vez que el personal del SMU es alertado, debe ser despachado y enviado al incidente en forma apropiada.  Cada sistema del SMU debe usar un proveimiento estándar de despacho.  El radio operador debe dar a la unidad o unidades que responden la siguiente información:

  • La naturaleza y gravedad de la lesión, enfermedad o incidente.
  • La ubicación exacta del incidente
  • El número de pacientes.
  • La respuesta de otras agencias públicas.
  • Direcciones o asesorías especiales, condiciones adversa de carreteras, o tráfico, informes meteorológicos graves o riesgos potenciales en la escena.
  • Puntos de referencia en el lugar (parques, gasolineras, etc.
  • La hora en la que la unidad o unidades son despachadas.

Su unidad debe confirmar al radio operador que ha recibido la información y que va en camino a la escena. El protocolo local dictará si es trabajo del radio operador o de su unidad, notificar a otras agencias de seguridad pública que está respondiendo a esta emergencia.  En algunas casos también se notifica a la sala de urgencias del hospital más cercano al lugar de la llamada, siempre y cuando una ambulancia responda a la llamada.

Durante su respuesta el radio operador debe comunicar cualquier problema, así como también debe informar cuando ha llegado a la escena; el informe de arribo debe incluir cualquier detalle obvio que vea durante la evaluación de la escena; por ejemplo puede decir: “CECOM, la unidad de SVB número 2 está en la escena, en el número 3010 de la calle 27, casa azul sobre la calle principal”.  Esta información es particularmente útil cuando unidades adicionales están respondiendo a la misma escena.

Todas las radio comunicaciones durante el despacho, así como en todas fases de las operaciones, deben ser breves y comprensibles.  Aunque hablar en lenguaje simple es buena opción, muchas sitios encuentran que el uso de códigos es más corto y más simples para las comunicaciones regulares.  El desarrollo y uso de tales códigos requiere una estricta disciplina.  Cuando se usan de forma inapropiada o no son comprendidos, pueden crear confusión más que claridad.  Por lo anterior es muy importante que usted se vaya familiarizando con los códigos o claves de radio de su institución.

Comunicaciones con la dirección médica y los hospitales

La principal razón de las radiocomunicaciones, es facilitar la comunicación con la dirección media o el hospital.  La dirección médica, puede estar situada en el hospital receptor, en otro servicio o a veces en otra ciudad o población.  Sin embargo debe consultar con la dirección médica para notificar al hospital la el estado de un paciente, solicitar asesoría de la dirección médica o avisar al hospital sobre situaciones especiales.

Es importante planear y organizar su radiocomunicación antes de oprimir el botón para trasmitir.  Recuerde que un informe conciso y bien organizado es el mejor método para describir en forma precisa y minuciosa al paciente y su estado médico o a los proveedores de los cuidados de la salud que lo reciban.  También demuestra su competencia y profesionalismo ante los ojos de todos los que escuchan el informe.  Las radiocomunicaciones bien organizadas con el hospital, generan confianza en los médicos y enfermeras del servicio receptor, así como en otros quienes están a la escucha; además el paciente y su familia estarán reconfortados por su organización y habilidad para comunicarse con claridad.  Un informe por radio bien presentado lo pone en control de la información que es donde quiere estar.

La notificación entre usted y el hospital es el ideal de la comunicación.  El propósito de estas llamadas es notificar al servicio receptor sobre la molestia y el estado del paciente; sobre la base de esta información, el hospital es capaz de preparar al personal y al equipo de forma apropiada para recibir el paciente.

Entrega del informe del paciente

El informe del paciente debe seguir un formato estándar establecido por su sistema SMU, comúnmente incluye nueve elementos básicos:

  1. La identificación de su unidad y el nivel de servicio: ejemplo, “unidad de SVB número 29 de la Cruz Roja”.
  2. El hospital receptor o centro regulador: ejemplo, “nos dirigimos al centro de trauma San Juan de Dios, en la avenida principal”, de acuerdo con los protocolos locales.
  3. Edad y sexo del paciente: ejemplo, “nos encontramos con una paciente femenina de 86 años”. El nombre de la paciente no debe darse por radio, porque puede ser escuchado por extraños, esto sería violación a la intimidad del paciente.
  4. La molestia principal del paciente o su percepción del problema y de su gravedad: ejemplo, “la paciente refiere dolor intenso en la pelvis el cual se irradia hacia la espalda”.
  5. Un breve historial del problema presente del paciente, naturaleza de la enfermedad, y/o mecanismo de lesión: ejemplo, “la paciente sufrió una cauda de su propio plano de sustentación, dentro de su tina de baño aproximadamente a las 03 de la madrugada, sin capacidad de movimiento después del evento”. También debe incluir información en su historial que puede ser pertinente sobre el problema presente como por ejemplo: “la paciente es diabética tipo I y se administra 10 unidades de insulina”.
  6. Un informe breve sobre los hallazgos físicos. Este informe debe incluir el nivel de conciencia, el aspecto general del paciente, las anormalidades pertinentes notadas, u sirgos sus vitales.  Ejemplo, “la paciente esta alerta uy orientada, tiene la piel pálida y esta fría al tacto; notamos crepitación en la cintura pélvica, su tensión arterial es de 112 sobre 84, el pulso es de 72 y las respiraciones 14”.
  7. Un resumen de los cuidados administrados y cualquier respuesta del paciente: ejemplo, “hemos inmovilizado la paciente en una camilla rígida, aún tiene pulso, función motora y sensibilidad distalmente en las cuatro extremidades, oxigeno suplementario y monitoreo de signos vitales”.
  8. Solicitud de indicaciones adicionales de la dirección médica, nivel y nombre del TEM a cardo de la atención: ejemplo, “solicito indicaciones para iniciar línea IV, valora el TEM Juan González”.
  9. Una vez recibida las indicciones de la dirección médica, del hospital y del médico receptor, usted responderá en forma de eco las indicaciones recibidas así como también su tiempo de arribo al hospital receptor: ejemplo “enterado, que se inicie una línea IV de solución fisiológica, recibe en el centro de trauma de la Cruz Roja el DR. Felipe Vega, tiempo estimado de arribo de 10 minutos, quedamos pendientes.

Asegúrese de comunicar toda la información del paciente en forma objetiva, precisa y profesional.  Personas con “escáneres” están escuchando y usted puede ser fácilmente demandado por difamación si describe a un paciente en forma que lastime su reputación.

Desempeño de la dirección médica.

El trabajo del SMU involucra un gran conjunto de valoraciones, estabilización y tratamientos.  En algunos casos ayuda también, a que los pacientes tomen sus medicamentos.  Los TEM intermedios y avanzados exceden ese nivel, al iniciar terapias medicamentosas basadas en los signos que presentan los pacientes.  Por razones lógicas, éticas y legales, el prestar tales cuidados complejos se debe efectuar en asociación con los médicos; por esa razón, todo el sistema del SMU necesita de la opinión y participación médica,   no o más médicos, incluyendo su sistema o dirección médica del departamento, proporcionarán dirección médica a su sistema SMU.  Dicha dirección tanto fuera de línea (indirecta) como en línea (directa), según sea autorizado por el director médico.  La dirección médica guiará el tratamiento del paciente en el sistema por medio de protocolos, órdenes y asesoría directas y además, repaso posterior a la llamada.

Dependiendo de cómo están escritos los protocolos, podrá llamar a la dirección médica para recibir órdenes directas, permisos para administrar ciertos tratamientos, determinar el destino del transporte de los pacientes o para que le permita detener el tratamiento y/o no transportar al paciente.  En estos casos el radio o el teléfono celular proporcionan un enlace vital entre usted y la experiencia disponible del médico de base.

Para mantener este en lace 24 horas del día siete días a la semana, la dirección médica debe estar siempre disponible por radio en el hospital o en una unidad móvil o portátil cuando usted llame.  En la mayor parte de las áreas, la dirección médica es proporcionada por médicos que trabajan en el hospital receptor; sin embargo se han desarrollado muchas variaciones en muchos países o regiones, por ejemplo: Algunas unidades del SMU reciben dirección médica de un hospital aunque estén llevando el paciente a otro.  En otras aéreas, la dirección médica puede provenir de un centro regulador establecido, así como también de un médico individual que sea responsable del SMU en su agencia o grupo de trabajo.  Sin importar el diseño de su sistema, su enlace con la dirección médica es vital para mantener una alta calidad del cuidado que su paciente requiere y merece.

Llamando a la dirección médica

Puede usar la radio en su unidad o la radio portátil, para llamar a la dirección médica; también puede usar un teléfono celular.  En cualquier caso, debe usar un canal que esté libre de tráfico e interferencias. Existen varias formas de acceso a control en canales de ambulancia-a-hospital; en algunos sistemas del SMU, el radio operador monitorea y asigna la dirección médica clara y apropiada.  Otros sistemas del SMU se basan en operaciones de comunicaciones especializadas, como el centro regulador de urgencias o emergencias médicas (CRUM o CREM) y también el centro de coordinación de recursos, para vigilar y asignar los canales de la dirección médica.

Debido al gran número de llamadas del SMU a la dirección médica, su informe por radio debe estar bien organizada, preciso, y contener solo información importante, además, como necesita direcciones específicas sobre el cuidado del paciente, la información que dé a la dirección médica debe ser concreta.  Recuerde, que el medico al otro extremo de la radio, basa sus instrucciones en la información que usted le proporcione.

Nunca debe usar códigos cuando se comunique con la dirección médica, a menos que los protocolos locales así lo indiquen.  Debe usar terminología médica apropiada cuando de su uniforme.  Nunca asuma que la dirección médica sabe lo que significa un “5 de 27” o un “clave28”; la mayoría de los sistemas de la dirección médica manejan muchas agencias diferentes del SMU y es muy probable que no conozcan los códigos o señales especiales de su unidad.

Para asegurar una comprensión completa, una vez que reciba una orden de la dirección médica, debe repetirla de vuelta palabra por palabra y luego recibir la confirmación del médico, ya sea que el medico de una orden de medicación o un tratamiento específico o niegue la petición de tratamiento particular, usted debe repetir la orden de vuelta palabra por palabra.  Este intercambio como “eco”, ayuda a eliminar confusiones y la posibilidad de dar al paciente un cuidado diferente al ordenado por la dirección médica para el cuidado del paciente especialmente cuando las órdenes no son claras o parecen inapropiadas

No siga ciegamente una orden que le parezca que no tiene sentido, es posible que el médico haya entendido mal o haya perdido parte de su informe, en este caso puede no ser capaz de responder a las necesidades del paciente de forma apropiada.

Información sobre situaciones especiales

Dependiendo de los procedimientos de su sistema, puede iniciar comunicación con uno o más hospitales, para avisarles de una llamada o situación extraordinaria.  Por ejemplo, un hospital rural pequeño puede ser más capaz de responder a un choque en carretera, si es notificado cuando la ambulancia está respondiendo al inicio.  En el otro extremo debe notificar al sistema del hospital de cualquier desastre, como un accidente aéreo o choque de ferrocarril tan pronto como sea posible para permitir, la activación del sistema de llamado del personal.  Estas situaciones especiales también pueden incluir situaciones de MatPel, rescate en proceso, incidentes con múltiples víctimas o cualquier otra situación que pueda requerir preparación especial por parte del hospital, u hospitales receptores.  En algunas situaciones y áreas puede designarse una frecuencia común, para ayuda mutua en incidentes con víctimas masivas, de forma tal que, las agencias respondientes puedan comunicarse entre sí.

Cuando notifique al hospital u hospitales sobre cualquier situación especial, tenga en cuenta lo siguiente:

  • Mientras más temprana es la notificación, es mejor.
  • Pida hablar con la enfermera o medico encargado, pues son las personas con el poder de movilizar los recursos necesarios para una adecuada respuesta.
  • Siempre que sea posible, de un estimado del número de individuos que pueden ser transportados.
  • Asegúrese de identificar cualquier trastorno del paciente o pacientes, que pueden requerir de ayuda especial, como quemaduras, o exposición a sustancias peligrosas.

En muchos casos, la notificación al hospital es parte de un desastre más grande o un plan de MatPel.  Siga el plan de su sistema.

Procedimientos estándar y protocolos

Debemos usar eficazmente el sistema de radiocomunicaciones, desde el momento en que acusamos recibo de una llamada, hasta completar el turno.  Los procedimientos estándar de operación de radio están diseñados para disminuir el número de mensajes que se interpretan de manera errónea, así como también para mantener breves las transmisiones y desarrollar una disciplina en comunicaciones.  Los protocolos o directrices nos ayudan tanto a los TEM como a los radio operadores, a comunicarse de manera apropiada; estos deben incluir directrices especificando un formato preferido para transmitir mensajes, definiciones de palabras clave, y procedimientos para solucionar problemas comunes en las radiocomunicaciones.

 
DIRECTRICES PARA UNA RADIOCOMUNICACION EFICAZ
 
1.- Monitoree el canal antes de trasmitir, para evitar interferir con otro tráfico de radio.
 
2.- Planee su mensaje antes de oprimir el botón de transmitir, así mantendrá sus transmisiones breves y precisas; debe usar un formato estándar para sus trasmisiones
 
3.-En el radio PTT oprima el botón para hablar, y luego espere un segundo antes de iniciar su mensaje; de otra forma, puede cortar la primera parte de su mensaje antes de que el transmisor trabaje con potencia completa
 
4.- Sujete el micrófono de 5 a 7 centímetros de su boca, hable con claridad sin gritar, a una velocidad moderada, comprensible preferiblemente con voz serena y regular.
5.- Identifíquese a la persona o a la unidad a la que está llamando, es importante tanto identificarse, como saber con quién estamos trabajando, muy rara vez se trabaja solo, así que siempre diga “nosotros” y no “yo” cuando se describa.
6.- Acuse recibo de una transmisión tan pronto como le sea posible, diciendo “adelante”; cuando termine debe decir “enterado”.  Si no puede tomar un mensaje largo, diga “pendiente”, hasta que esté listo,  o lo que sea use comúnmente en su área
7.- Use un lenguaje simple, evite las frases sin significado, jergas o códigos complejos, o palabras que sean difíciles de oír no use “si” o “no”, siempre diga “afirmativo” o “negativo”.
 
8.- Sea breve en su mensaje, si su mensaje tomas más de 30 segundos, haga una pausa y pregunte “enterado?”; la otra parte puede entonces pedirle esclarecimiento del mensaje si es necesario, además, alguna otra persona con tráfico de emergencia puede intervenir si es necesario.
 
9.- Evite trasmitir emociones negativas, como ira, o irritación cuando este transmitiendo; se asume la cortesía que hace innecesario decir “por favor” o “gracias”, pues se desperdicia tiempo al aire.  Practique escuchando comunicaciones en su sistema para tener una buena idea de las frases comunes y sus usos.
 
10.- Cuando transmita un número con dos o más dígitos, diga primero el numero completo, y luego cada digito por separado, por ejemplo: “sesenta y siete” seguido por “seis, siete” o “sexto, séptimo” según su protocolo.
 
11.- Nunca use un lenguaje ofensivo, esto es una violación de las reglas internacionales de comunicaciones, y puede dar lugar a multas sustanciales, sanciones e incluso perdida de su licencia de radio o de su organización.
 
12.- Use las frecuencias del SMU para comunicaciones con el SMU, no use estas frecuencias para otro tipo de comunicaciones.
 
13.- Reduzca el nivel ruido de fondo tanto como le sea posible, aléjese del viento, motores ruidosos o instrumentos.  Cierre la ventanilla de la ambulancia en movimiento o de ser posible apague la sirena durante las transmisiones de radio.
 
14.- Asegúrese de que otros radios de la misma frecuencia estén apagados o con el volumen disminuido, para evitar retroalimentación.
 

 

Los informes y sus requerimientos

El usar apropiadamente el sistema de comunicaciones del SMU lo ayudará a realizar su trabajo con mayor eficacia, desde el acuse de recibo de la llamada hasta que sea liberado de la emergencia médica, siempre usará las radiocomunicaciones.

Debe cumplir con los siguientes 6 requerimientos para informar al CECOM durante su turno:

  1. Para acusar recibo de la información, del despacho y para confirmar que esta respondiendo a la escena.
  2. Para anunciar su arribo a la escena.
  3. Para anunciar que está dejando la escena, en camino al hospital receptor. (en este punto, debe declarar el número de paciente que están siendo transportados, su tiempo estimado de llegada al hospital y el estatus de ejecución)
  4. Para anunciar su arribo al hospital o servicio.
  5. Para anunciar que esta liberado del incidente u hospital y disponible para otra asignación.
  6. Para anunciar su llegada de vuelta a su base, u otra localización y anunciar que queda fuera del aire por finalización de sus actividades.

Mientras está en camino de ida y regreso de a escena, debe informar también al despachador cualquier peligro especial o condiciones de la carretera que pueda afectar a otras unidades que estén respondiendo, como por ejemplo cualquier retraso no usual, como bloqueos del camino, o constricciones.

Una vez que está en la escena, puede solicitar asistencia adicional del SMU u otra asistencia pública y luego ayudar a coordinar sus respuestas.

Durante el transporte debe evaluar de manera periódica los signos del paciente y la respuesta a los cuidados proporcionados.  Debe informar de inmediato cualquier cambio significativo en el estado del paciente, en especial si parece empeorar. La dirección médica puede dar nuevas órdenes y prepararse para recibir al paciente.

Mantenimiento del equipo de radio

Como todo equipo, el sistema de radio debe someterse a servicio técnico por personal apropiadamente entrenado y equipado.  Recuerde que esta es su línea de vida a otras agencias de seguridad pública que funcionan para protegernos, así como a la dirección médica y debe funcionar bajo situaciones de emergencia.  El equipo de radio que está operado de forma adecuada debe someterse a servicio de mantenimiento por lo menos una vez al año.  Cualquier equipo que no está funcionando de manera apropiada debe ser retirado inmediatamente y enviado a reparación.

A veces el equipo de radio dejara de funcionar durante un servicio.  Su sistema SMU debe tener varios planes u opciones de reserva.  El objetivo de un plan de reserva, es asegurar que puede mantenerse contacto cuando no funcionan los procedimientos habituales.  Existe un número considerable de opciones.

El plan de reserva más simple se basa en órdenes en efecto u órdenes efectivas estándar.  Las órdenes efectivas son documentos escritos que han sido firmados por el director médico del SMU; estas órdenes detallan direcciones, permisos y a veces prohibiciones específicas referentes a los cuidados del paciente.  Por su propia naturaleza, las órdenes en efecto no requieren de comunicación directa con la dirección médica.  Cuando se siguen en forma apropiada las ordenes en efecto o los protocolos formales tienen la misma autoridad y estado legal que las órdenes dadas por radio.  Estas existen, en un grado u otro, en cada sistema del SMU y puede aplicarse a todos los niveles de los proveedores de salud.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: