6.6 PRINCIPIOS PARA ALCANZAR Y JALAR EN FORMA SEGURA

6.6 PRINCIPIOS PARA ALCANZAR Y JALAR EN FORMA SEGURA

6-10 alcanzar y jalar014 6-10 alcanzar y jalar013

Cuando usa un método de arrastre de cuerpo para mover a un paciente, aplique los mismos principios básicos y de mecánica que usamos para levantar y cargar.  Su espalda siempre debe estar recta y firme, no curva ni flexionada lateralmente, y debe evitar cualquier giro para que la columna vertebral mantenga su alineamiento normal.

Cuando desee alcanzar algo de más arriba, evite hiperextender su espalda.  Cuando está jalando a un paciente que está en el suelo, siempre debe arrodillarse para minimizar la distancia a la que se tiene que agachar.

Para mantener su alcance dentro de la distancia recomendada, extiendase hacia adelante y sujete el paciente en forma tal que sus codos estén justo adelante del torso anterior.  Cuando esté jalando a un paciente que tiene una estatura diferente a la suya, flexione las rodillas hasta que su cadera esté justo por debajo de la altura del plano, a través del cual estará jalando de él.  Durante el arrastre, debe extender sus brazos no más de 38 a 50 centímetros (15 a 20 pulgadas) frente a su torso.  Reposicione sus pies o rodillas si está arrodillado, para que la fuerza al jalar este igualmente equilibrada entre ambos brazos y centrada en ellos, tire del paciente flexionando lentamente sus brazos.

Cuando ya no pueda jalar más porque sus brazos han alcanzado el frente de su torso, pare y retroceda otros 38 o 50 centímetros, así cuando este posicionado de manera apropiada, repita los pasos.  Debe alternar el tirar del paciente, y reposicionándose.  Realice movimientos simultáneos entre usted y el paciente, de esta forma evitará empujones inconvenientes para el paciente y la probabilidad de que se produzca una fuerza no prevista a través de su columna vertebral.   También debe intentar prevenir lesionarse evitando situaciones que impliquen esfuerzos enérgicos que duren más de un minuto.

Si debe tirar de un paciente a través de una cama, deberá arrodillarse sobre esta, para evitar alcanzar más allá de la distancia recomendada.  Luego siga los pasos descritos hasta que el paciente esté a 38 o 50 centímetros del borde de la cama.  Puede completar la tracción después, cuando esté de pie al borde de la cama.

Más que jalar del paciente por su ropa, use para este propósito la sabana, o cobija bajo el paciente.  Puede enrollar la sábana bajo el paciente hasta que sea 15 centímetros más ancha que el paciente.  Tire la sábana enrollada suave y regularmente para deslizar al paciente al lado de la cama.

A menos que el paciente esté en una camilla rígida, transfiéralo de la camilla a la cama en la sala de urgencias o al cuarto del paciente del hospital con un arrastre de cuerpo.  Con la camilla a la misma altura de la cama y sostenida fuertemente usted y otro TEM, deben arrodillarse en la cama del hospital y en la forma antes descrita, jalar al paciente en incrementos regulares hasta que el paciente esté centrado apropiadamente en la cama.

Cuando transfiera al paciente a una mesa de exámenes estrecha, en vez de arrodillarse en la mesa, en general puede tirar del paciente estando de pie en el lado opuesto de la mesa.  Puede ser necesaria una tercera persona para sujetar los dos lados de la cabeza del paciente, para moverlo en forma segura.

A veces, durante el arrastre de un cuerpo, es posible que junto con otro TEM, tenga que tirar del paciente con uno de ustedes de cada lado.  Será necesario que altere la técnica usual para jalar al paciente y prevenir rotar de lado y producir una palanqueo lateral adverso contra la parte inferior de su espalda, debe posicionarse arrodillándose justo más allá del hombro del paciente, de frente hacia su ingle.  Extendiendo un brazo y enfrente de su pecho, puede sujetar la axila y con el otro brazo extendido al frente y al lado del torso puede sujetarlo por el cinturón del paciente.  Luego elevando sus codos y flexionando sus brazos, puede tirar del paciente con la línea de fuerza al menor ángulo posible.

6-11 alcanzar y jalar016 6-11 alcanzar y jalar015

En general cuando se lateraliza en bloque a un paciente para alcanzar más allá de 45 centímetros, minimice esta distancia, arrodillándose tan cerca del lado del paciente como sea posible, dejando solo suficiente espacio para que sus rodillas no eviten que el paciente sea girado.  Cuando se incline hacia adelante, mantenga su espalda recta e incline solo la cadera.    Asegúrese de usar los músculos de sus hombros, para ayudar con el giro, para minimizar el tiempo en es que está en esta posición, y para soportar el peso del paciente, gire al paciente sin detenerse hasta que descanse sobre su costado.  Algunos expertos del SMU consideran que durante la lateralización, se debe jalar más al paciente que empujarlo.  Los protocolos locales guiarán su capacitación en ésta área.  Jalar hacia usted hará que sus piernas eviten que el paciente gire por completo.  O lo haga más allá de la distancia intentada.

Cuando esté empujando el carro camilla, asegúrese de que este arriba.  Empuje la camilla desde su extremo de la cabeza, si está guiándola desde el estemos de los pies, asegúrese de que sus brazos estén junto a su cuerpo y tenga cuidado en evitar alcanzar una distancia mayor detrás o hiperextender su espalda.

Su espalda debe estar rígida, derecha y sin movimientos laterales; mientras está caminando y guiando la camilla, inclínese un poco hacia adelante sobre su cadera.    Al caminar, sus piernas son impulsadas hacia atrás con los pies sobre el piso, su pelvis se mueve hacia adelante, y el movimiento de la pelvis es transferido a la camilla por medio de su torso recto y brazos firmemente sujetos.  Debe intentar mantenerse en línea con la dirección del empuje a través del centro de su cuerpo, flexionando sus rodillas.

6-11 alcanzar y jalar017

Un segundo TEM debe guiar el extremo de la cabecera y asistirlo empujando con sus brazos sostenidos con los codos flexionados de forma que las manos estén cerca de 30 a 38 centímetros (12 a 15 pies) frente al torso.  Para proteger sus codos de lesiones, nunca debe empujar un objeto con los brazos por extendidos completo en línea recta y los codos rígidos.

Cuando empuja firmemente sostenido con los codos flexionados, los músculos de los brazos sirven para absorber choques en caso de que las ruedas o extremo de los pies de la camilla choquen con un obstáculo deteniendo o haciendo más lento el desplazamiento.

Debe asegurarse de que empuja desde el área de su cuerpo, que está entre la cintura y el hombro.  Si el peso que está empujando está localizado más bajo que su cintura, debe empujar en una posición de rodillas.  Tenga cuidado de no empujar o jalar de una posición sobre su cabeza.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: