6.5 INDICACIONES Y MANDATOS

6.5 INDICACIONES Y MANDATOS

Para levantar y trasladar a un paciente en forma segura usted y su equipo deben anticipar y comprender cada movimiento, el cual debe ser realizado en forma confinada, el líder del equipo puede indicar dónde debe colocarse cada miembro del equipo y describir rápidamente la secuencia de los pasos que se realizarán para asegurar que el equipo conozca lo que se espera de ellos, antes de que se inicie el levantamiento.  Si debe levantar y movilizar al paciente por etapas separadas, el líder debe dar un repaso abreviado de las etapas, seguido por una explicación más detallada para cada etapa, antes de que se realice.

Las órdenes que indican el levantamiento o movilización, o cualquier cambio significativo en ellos, deben darse en dos partes: una orden preparatoria y una ejecutoria.

Por ejemplo si el líder del equipo dice “todo listo para levantar. ¡LEVANTAR!”.   Indicará el momento exacto de la ejecución “LEVANTAR”, el “todo listo para levantar” llamara su atención, identificara quien debe actuar, y los preparará para actuar, la declaración ¡LEVANTAR” indicará el momento exacto de la ejecución.  Las órdenes de ejecución deben ser dadas con voz fuerte.  A menudo es útil una cuenta regresiva cuando necesita levantas a un paciente.

Para evitar confusión en el uso de una cuenta regresiva, siempre aclara que tres será parte de la orden preparatoria, o si servirá como la orden de ejecución.  Puede decir “vamos a levantar a las tres”, uno, dos, ¡TRES!, o “voy a contar hasta tres” y luego vamos a levantar.  Uno dos, tres, ¡LEVANTAR!   o también puede decir simplemente a la cuenta de tres…uno dos, TRES.

INDICACIONES ADICIONALES PARA LEVANTAR Y CARGAR

6-5 silla para escaleras011 6-5 silla para escaleras010 6-5 silla para escaleras009

Debe calcular el peso del paciente antes de intentar levantarlo.  Recuerde agregar el peso del dispositivo empleado y del equipo cuando calcule el peso.  Comúnmente los pacientes adultos pesan entre 60 y 70 kilos.  Si usa la técnica correcta, usted, junto con otro TEM, podrán levantar este peso en forma segura.  Dependiendo de su fuerza individual, y la del otro TEM, podrá levantar en forma segura a un paciente aún más pesado.  Sin embargo, es considerablemente más seguro hacer un levantamiento con cuatro personas, debe intentar usar cuatro rescatistas, siempre que los recursos disponibles lo permitan.

Debe saber cuánto puede levantar, cómoda y seguramente, y no intentar levantar peso que exceda su peso proporcional al que cargará.  Si siente que levantar al paciente lo pone en posición de hacer un esfuerzo excesivo, haga que se detenga el levantamiento y baje al paciente.  Debe obtener ayuda adicional antes de intentar de nuevo el levantamiento del paciente.

No debe levantar un paciente que pese más de 113 kilos, o 250 libras, con menos de cuatro rescatistas, independientemente de su fuerza individual.  Los protocolos deben incluir un método para obtener rápidamente ayuda adicional para levantar al paciente así como también para un caso paro cardiaco,

Debe estar seguro de proporcionar y mantener los cuidados necesarios in situ y durante la movilización y transporte del paciente.  Además debe conocer o ser capaz de averiguar las limitaciones en el peso del equipo que está utilizando y cómo manejar a los pacientes que excedan las limitaciones del peso.  En general se requiere de técnicas, equipos y recursos especiales para movilizar a la ambulancia cualquier paciente que pese más de 140 kilos o 300 libras.

Como más de la mitad de peso de los pacientes, se distribuye en el extremo de la cabecera de la camilla, dirija al más fuerte a esta parte de la camilla.  Aun con cuatro o más TEM levantando el paciente, el esfuerzo del TEM que carga el extremo de la cabeza, será mayor cuando intente pasar por un área estrecha o de escaleras.

Al cargar a un paciente hacia arriba o hacia abajo de las escaleras, se distribuirá un peso proporcionalmente mayor al TEM que está cargando el extremo de los pies cuando la camilla se angula por la inclinación.  Debe anticipar esto y en estos casos, asegúrese de que los dos TEM más fuertes estén colocados en los extremos de la cabeza y a los pies de la férula espinal.  Debido a la inclinación de las escaleras, si uno de los dos TEM es más alto que el otro, será más fácil si el más bajo esta en el extremo de la cabeza y el más alto en el de los pies.

La dinámica implicada en cargar a un paciente hacia abajo de las escaleras o por cualquier distancia significativa, no le permitirá cargar tanto peso proporcional como puede, para levantar en forma segura o soportar al paciente durante una movilización a una camilla cercana.  Por lo tanto, si siente que se está acercando a su máxima capacidad de levantamiento, y está moviendo al paciente a una camilla, no debe intentar levantarlo y trasladarlo una distancia significativa, ni bajar un nivel de las escaleras.  Puede intentar de nuevo levantarlo y cargar al paciente después de haber disminuido la cantidad de peso proporcional cambiando de posición en el dispositivo haya obtenido ayuda adicional.

Siempre que sea posible debe intentar usar una silla para escaleras en lugar de una camilla.

Para bajar a los pacientes por las escaleras, siga estos pasos:

  1. Asegure al paciente en la silla de escaleras con cintas o cinturones. Como mínimo, use un cinto en la cintura y otro alrededor del pecho.  Además debe usar algún método para asegurar los brazos y las manos, para que el paciente no intente coger alguna cosa afuera y rompa el equilibrio del equipo que lo carga.  Puede pedirle al paciente que cruce los brazos sobre el pecho.
  2. Los rescatistas se sitúan alrededor del paciente sentado en la silla: uno en la cabeza y uno en los pies. El rescatista en la cabeza da dirección para coordinar el levantamiento y el traslado.
  3. Un tercer rescatista, precede a los dos que cargan la silla para abrir puertas, vigilar la escalera, etc. En desplazamientos largos, este tercero puede también turnarse con el equipo, para proporcionar descansos a los otros dos.
  4. Cuando lleguen a los descansos entre los pisos y otros intervalos planos, baje la silla al piso y ruede la en vez de cargarla. Cuando llegue al nivel en el que la camilla espera, ruede la silla a una posición junto a la camilla en preparación para la transferencia del paciente.

Como con otros movimientos, recuerde siempre mantener la espalda en posición rígida y flexionar la cadera, no la cintura.  También debe flexionar las rodillas y mantener el peso del paciente tan cerca de su cuerpo como sea posible.  Girar el cuerpo cuando cargue o mueva a un paciente, aumentará el riesgo de lesión.  Intente evitar cualquier levantamiento o carga innecesaria del paciente.  Si un giro del tronco, o arrastre del cuerpo no perjudica o pone en riesgo al paciente, use uno para mover al paciente a la camilla.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: