6.2 MOVER Y POSICIONAR AL PACIENTE

6.2 MOVER Y POSICIONAR AL PACIENTE

Cada vez que tenga que mover a un paciente, deberá tener especial cuidado para que ni usted, su equipo, o el paciente resulten lesionados o dañados.  El empaquetamiento y manejo del paciente son habilidades técnicas que aprenderá y perfeccionara por medo de capacitación y práctica.

Se requiere de mucha dedicación, práctica y capacitación para usar todo el equipo existente en sus unidades.  Debe dominar las destrezas necesarias para su uso y comprender las ventajas y limitaciones de cada dispositivo.

Practique con frecuencia cada técnica con su equipo en forma tal que para cuando tenga que mover a un paciente pueda realizar el movimiento de forma rápida, segura y eficiente.  Después de cada ejercicio, debe evaluar junto con su equipo que tan apropiada fue la técnica que uso, así como su habilidad técnica para realizarla.  También debe asegurarse de dar el mantenimiento requerido al equipo, de acuerdo con las instrucciones del fabricante.  Usar equipo limpio y en buenas condiciones es solo una parte de brindar cuidados de calidad al paciente.

Después de entregar al paciente en urgencias, debe empezar junto con su equipo a prepararse para la siguiente llamada.  Repase los puntos positivos sobre el traslado, discuta los cambios que mejorarán el siguiente servicio que se les presente.  En este proceso de repaso y evaluación identificara lo siguiente:

  • Procedimiento que requiere más práctica
  • Equipo que necesita limpiarse o repararse.
  • Destrezas que necesita repasar o adquirir.

Lo más importante, es el hecho de que este análisis crítico lo ayuda junto con su equipo a volverse mejor TEM-TUM, más confiable, diestro y a adquirir pericia en el manejo de los equipos.

Ciertos trastornos del paciente, como una lesión craneal, estado de choque, lesión de la columna vertebral o embarazo, requieren de técnicas especiales de levantamiento y movilización.

Los pacientes con dolor torácico, o que tienen dificultad para respirar, deben sentarse en un posición cómoda, siempre que no estén hipotensos.

Los pacientes con sospechas de lesión en la columna vertebral, deben inmovilizarse en posición supina sobre una férula espinal.

Aquellos que están en estado de choque deben colocarse y trasladarse en una posición de Trendelemburg modificada, o supina con las piernas elevadas de 15 a 30 centímetros.

Las mujeres embarazadas que pueden cursar hipotensión ortostática deben colocarse y trasladarse sobre su lado izquierdo (decúbito lateral izquierdo).

A un paciente inconsciente, sin que se sospeche de lesión en la columna, trasládelo en posición de recuperación girándola sobre su costado sin retorcer el cuerpo.

A un paciente con nauseas o vomitando en trasládelo en una posición cómoda, asegurándose de colocarse en una posición cómoda para manejar la vía aérea.

A %d blogueros les gusta esto: