5.2 MOLESTIA PRINCIPAL

5.2 MOLESTIA PRINCIPAL

La razón para una llamada a la línea de emergencia es vital; es llamada molestia principal del paciente.  Una definición literal, las molestias principales son los signos y síntomas mayores que el paciente informa cuando se le pregunta: ¿Cuál parece ser el problema? O ¿Qué está mal?  Un paciente que responde “me duele el pecho”, está estableciendo su molestia principal; lo que usted observa también debe ser considerado para determinarla.  Si la respuesta del paciente demuestra que está teniendo dificultad para r espitar, debe incluirse en la molestia principal como si el paciente la hubiese expresado verbalmente.  En algunos protocolos, una molestia principal también incluye cualquier lesión franca aparente.

Los problemas o sensaciones que los pacientes le comunican, como “me siento mareado”, “me duele la pierna”, o “Ah, eso duelo mucho”, se llama síntoma.   Estos no pueden ser sentidos ni observados por otros; la intensidad de los síntomas es subjetiva porque se basa en la interpretación y tolerancia del paciente.  Los signos son situaciones objetivas que pueden verse, escucharse, sentirse, olerse y medirse por usted u otros.  Las heridas, hemorragias externas, deformidades notables, respiraciones y pulso son signos.

Los signos y síntomas que ocurrieron antes de su llegada, como mareos que causaron una pérdida de conciencia, pueden ser informados por el paciente u otros testigos en la escena.  Los signos o síntomas son esenciales para comprensión de la secuencia del evento y pueden incluir signos que ya no están presentes, estos son parte importante del historial del paciente.  Siempre deben informar cómo y cuándo, empezaron los signos y síntomas.  Esta información también es importante ya que el desarrollo de los signos y síntomas con frecuencia difieren, dependiendo de la situación.

A %d blogueros les gusta esto: