4-14 APARATO GENITAL

4-14 APARATO GENITAL

El aparato genital controla los procesos reproductivos mediante los cuales la vida es creada.

Los órganos genitales masculinos, con excepción de la próstata y las vesículas seminales, estas situadas fuera de la cavidad pélvica.

Los órganos genitales femeninos, con excepción del clítoris y los labios, están contenidos por completo en la pelvis.

Los órganos reproductores masculinos y femeninos tienen cierta semejanza y, como es natural, diferencias básicas.  Permiten la producción de espermatozoides y óvulos, así como también hormonas apropiadas, el acto de coito y la reproducción.

APARATO MASCULINO REPRODUCTOR Y ÓRGANOS

5-42 aparato reproductor masculino

El aparato reproductor masculino está constituido por los testículos, epidídimo, conductos deferentes, vesículas seminales, glándulas prostáticas, uretra y pene.

Cada testículo contiene células y conductos especializados, algunas de las cuales producen hormonas masculinas y otras desarrollan espermatozoides.  Las hormonas se absorben de los testículos directamente al torrente sanguíneo.

Los conductos deferentes son conductos que se desplazan de los testículos hacia arriba, debajo de la piel de la pared abdominal, por una distancia corta; pasan entonces a través de una abertura a la cavidad abdominal a la próstata, para conectarse con la uretra.  Los conductos deferentes transportan los espermatozoides de los testículos a la uretra.

Las vesículas seminales son pequeños sacos de almacenamiento de líquido seminal, que también se vacían en la uretra, a nivel de la próstata.

El semen se forma por el líquido seminal y los espermatozoides, que son llevados por cada conducto deferente para mezclarse con líquido de las vesículas seminales y de la próstata.

La próstata rodea a la uretra cuando emerge de la vejiga urinaria. Los líquidos de la próstata y de las vesículas seminales se mezclan durante el acto sexual.  Durante el coito, mecanismos especiales en el sistema nervioso evitan el paso de la orina a la uretra, solo líquido seminal liquido prostático y   espermatozoides pasan del pene al interior de la vagina durante la eyaculación.

El pene tiene un tipo especial de tejido llamado eréctil, el cual está sumamente vascularizado y cuando está lleno de sangre hace que el pene se distienda en un estado de erección.  Al llenarse los vasos bajo presión del aparato circulatorio, el pene se convierte en un órgano grande, rígido, que puede penetrar en la vagina.  Ciertas lesiones de la médula espinal pueden causar una erección continua y dolorosa llamad priapismo.

 

APARATO REPRODUCTOR FEMENINO

54-53 AParato reproductos femenino

Los órganos reproductores femeninos incluyen los ovarios, trompas de Falopio, útero, cuello uterino y vagina.

Los ovarios, como los testículos, producen hormonas sexuales y células especializadas para la reproducción.  Las hormonas sexuales femeninas son absorbidas directamente a la corriente circulatoria.  Un ovulo especializado madura y es liberado regularmente durante los años reproductivos de la mujer adulta.  Los ovarios liberan un ovulo maduro cada 28 días aproximadamente, el cual se desplaza a través de la trompa de Falopio al útero.

Las trompas de Falopio se conectan con el útero y transportan el ovulo al interior de su cavidad.  El útero es un órgano huevo en forma de pera, con paredes musculares.  La estrecha abertura del útero a la vagina es el cuello uterino o cérvix.

La vagina (canal de parto) es u tubo muscular distensible que conecta al útero con la vulva (los órganos externos femeninos).  La vagina recibe al pene durante el acto sexual cuando se deposita esperma en ella.  Los espermatozoides en el semen puede pasar al utrero y fecundar al ovulo, produciendo un embarazo.  La vagina también canaliza el flujo menstrual del útero al exterior del cuerpo.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: