3.6 LA IMPERICIA

3.6 LA IMPERICIA

De igual manera cuando al atender a un paciente el TEM no tiene los conocimientos técnicos y científicos que su preparación académica exige, se comete impericia.  Este aspecto puede ser ejemplificado con el personal que asume actividades de proveedor de atención médica prehospitalaria sin contar con la capacitación y entrenamiento adecuados, independientemente de incurrir en otros delitos como es la usurpación de funciones.

La mejor defensa contra los casos de negligencia e impericia es mostrar competencia y actitud profesionales, otorgando consistentemente un alto estándar de atención y documentando de los  aspectos que se vieron involucrados en la atención del paciente de manera correcta y completa,  independientemente  de que en caso de presentarse un asunto penal, se presenten de manera pertinente las autoridad investigadora  los documentos que avalan la existencia de protocolos respaldados y reconocidos por la dirección médica.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: