3.16 SIGNOS DE MUERTE

3.16 SIGNOS DE MUERTE

La determinación de la causa de muerte es responsabilidad de un médico.  Hay signos de muerte tanto definitivos como presuntivos o probables.

La muerte se define como la ausencia de función circulatoria y respiratoria.  La ley señala los momentos en que ocurre la perdida de la vida y la muerte cerebral, lo anterior sin dejar a un lado el contenido de las legislaciones nacionales o estatales que en materia de salud existen y que deben ser consultadas por el TEM para un mayor conocimiento del ámbito jurídico que lo regula.

PERDIDA DE VIDA

Para efectos de este título, la perdida de la vida ocurre cuando:

  1. Se presenta la muerte cerebral, o
  2. Se presentan los siguientes signos de muerte:
  3. La ausencia completa y permanente de conciencia.
  4. La ausencia permanente de respiración espontanea.
  5. La ausencia de los reflejos del tallo cerebral, y
  6. El paro cardíaco irreversible.

La muerte cerebral se presenta cuando existen los siguientes signos:

  1. Perdida permanente e irreversible de conciencia y de respuesta a estímulos sensoriales.
  2. Ausencia de automatismo respiratorio, y
  • Evidencia de daño irreversible del tallo cerebral, manifestado por arreflexia pupilar, ausencia de movimientos oculares en pruebas vestibulares y ausencia de respuesta a estímulos nociceptivos.

Se deberá descartar que dichos signos sean producto de intoxicación aguda por narcóticos, sedantes, barbitúricos o sustancias neurotrópicas.

Los signos señalados en las fracciones anteriores deberán corroborarse por cualquiera de las siguientes pruebas:

  1. Angiografía cerebral bilateral que demuestra ausencia de circulación cerebral o,
  2. Electroencefalograma que demuestra ausencia total de actividad eléctrica cerebral en dos ocasiones diferentes con espacio de cinco horas.

Se han adoptado disposiciones de “muerte cerebral”; estas se refieren al cese irreversible de todas las funciones del cerebro y el tronco encefálico.  Con frecuencia surgen preguntas sobre si se debe iniciar soporte vital básico.  En ausencia de órdenes del médico, la regla general es: si el cuerpo aún está caliente intacto, iniciar cuidados médicos de urgencias.  Una excepción a ésta, son las urgencias con temperatura fría (hipotermia).  La hipotermia es un enfriamiento general del cuero en el cual la temperatura corporal interna se vuelve anormalmente baja: 35°C.  Se considera un trastorno grave y a menudo es mortal.  A 30°C el cerebro puede sobrevivir sin perfusión por cerca de 10 minutos.  Cuando la temperatura central cae a 28°C, el paciente está en grave peligro; sin embargo, algunos individuos han sobrevivido a incidentes hipotérmicos con temperaturas tan bajas como de 18°C.  En casos de hipotermia el paciente no debe considerarse muerto hasta que la orden medica sea emitida, por tal virtud, es de suma importancia establecer y conocer los protocolos especiales para la atención de pacientes adultos y pediátricos que sufren hipotermia para determinar las acciones medicas a realizar.

SIGNOS PRESUNTIVOS DE MUERTE

La mayor parte de las autoridades médico-legales considerara adecuados los signos presuntivos de muerte listados en el siguiente cuadro, en particular cuando se presentan después de un traumatismo grave u ocurran en las etapas terminales de enfermedades de larga duración como cáncer, u otras enfermedades prolongadas.

SIGNOS PRESUNTIVOS DE MUERTE
falta de respuesta a estímulos dolorosos
falta de pulso carotideo o latidos del corazón
ausencia de campos pulmonares
ausencia de reflejos tendinosos profundos o corneales
ausencia de movimientos oculares
ausencia de presión arterial sistólica
cianosis profunda
disminución de la temperatura corporal

Estos signos no serían adecuados en casos de muerte súbita a Causa de hipotermia, envenenamiento agudo o paro cardíaco.  Usualmente en estos casos se necesita alguna combinación de los signos para declarar la muerte; no solo uno de ellos.

SIGNOS DEFINITIVOS DE MUERTE

Los signos definitivos o conclusivos de muerte que son obvios y claros aun para personas no médicos son los siguientes:

  • Daño mortal obvio, como el cuerpo fragmentado (decapitación)
  • Lividez asentamiento de la sangre en el punto más bajo del cuerpo, causado cambios en la coloración de la piel. Las superficies del cuerpo en contacto con superficies firmes pueden aparecer blancas, pues la sangre no puede acumularse en capilares en contacto directo con superficies firmes. No confundir la lividez con cianosis, moteo o magulladuras por traumatismos.
  • Rigidez cadavérica (rigor mortis), la rigidez de los músculos del cuerpo causada por alteraciones químicas dentro del tejido muscular, Se desarrolla primero en la cara y en la mandíbula, extendiéndose de manera gradual hacia abajo hasta que el cuerpo está completamente rígido.  La velocidad de iniciación es afectada por la capacidad del cuero de perder calor en su entorno.  Un cuerpo delgado pierde calor más rápido que un cuerpo gordo.  Un cuerpo sobre el piso de mosaico frío pierde calor con mayor rapidez que un cuerpo en cama, envuelto en cobijas.  La rigidez cadavérica ocurre en algún momento entre 2 y 4 horas después de la muerte.
  • Putrefacción (descomposición de los tejidos del cuerpo) fenómeno cadavérico cuya presencia marca la desaparición de la rigidez y que depende de las condiciones de temperatura.

CASOS DEL EXAMINADOR MEDICO

La implicación del servicio médico forense (SEMEFO) y de los servicios periciales en algunos países depende de la naturaleza y la escena de la muerte.  En la mayor parte, cuando un traumatismo es un factor, o la muerte implica una sospecha de situaciones delictuosas o excepcionales, como un ahorcamiento o envenenamiento, debe notificarse al médico forense.

Cuando los servicios periciales o el médico forense asumen la responsabilidad de la escena, esa responsabilidad excede a la de todos los otros en a escena, incluyendo a la familia.

Los siguientes se pueden considerar casos del médico forense:

Cuando la persona está muerta al llegar (DOA) a veces referida como muerte en la escena (DOS)

  • Muerte sin cuidados médicos previos, o cuando el medico es incapaz de establecer la causa de la muerte.
  • Suicidio (autodestrucción)
  • Muerte violenta
  • Envenenamiento conocido o sospechado.
  • Muerte como resultado de un accidente.
  • Sospecha de un acto delictuoso.

Si se han iniciado cuidados médicos de urgencias, mantenga notas minuciosas sobre lo que se ha hecho o encontrado.  Estos registros pueden ser útiles en una investigación subsecuente.

En estos casos, no hay una razón urgente para mover el cuerpo.  La única acción inmediata que se requiere es cubrir el cuerpo y evitar que se perturbe o altere.  El protocolo local determinará su acción final en estos casos.

A %d blogueros les gusta esto: