3.11 LEY DEL BUEN SAMARITANO

3.11 LEY DEL BUEN SAMARITANO

En la mayoría de los países se han adoptado las leyes del buen samaritano, que se basan en el principio de derecho consuetudinario de que cuando alguien ayuda a otra persona no debe ser culpable de errores u omisiones cometidos al proporcionar cuidados de urgencia de buena fe.  Sin embargo, las leyes del buen samaritano no lo protegen de una demanda.  Solo unas cuantas provisiones estatutarias proporcionan inmunidad de una demanda y por lo general están reservadas para los gobiernos.  Las leyes del buen samaritano proporcionan una defensa afirmativa si es demandado por prestar cuidados, pero no lo protegen de su responsabilidad o por no proporcionar cuidados apropiados, ni corresponden a actos fuera del campo de los cuidados.  Estas leyes no protegen a persona alguna de negligencia injustificable, notable o voluntaria por ejemplo la falta de ejercer un cuidado debido.  Las leyes penales de muchos países mencionan en un aspecto general la obligación que toda persona tiene que prestar ayuda a un herido o enfermo.  El aspecto legal a analizar en este ámbito es que cada estado tiene sus propias leyes penales, así como regulaciones locales de salud que determinan de manera diferente los aspectos que debe cumplir el personal que presta servicios de atención médica prehospitalaria.  Es de anotar que algunos países no conceden inmunidad cuando se causa lesión o daño por una franca negligencia o mala conducta premeditada.

Algunos países están en camino de adoptar leyes específicas que garanticen privilegios especiales al personal del SME, autorizándolos a realizar ciertos procedimientos médicos, así como la concesión de inmunidad parcial al TEM, médicos y enfermeras, que dan instrucciones sobre urgencias al personal del SME por radio u otras formas de comunicación.  Consulte a su director médico para obtener más información sobre las leyes en su área.

A %d blogueros les gusta esto: