2.8 SEGURIDAD DE LA ESCENA Y PROTECCIÓN PERSONAL

2.8 SEGURIDAD DE LA ESCENA Y PROTECCIÓN PERSONAL

La seguridad personal de todos los implicados en una situación de emergencia es muy importante.  Tanto así, que la seguridad personal prevalece ante cualquier cosa.  Un segundo accidente o una lesión de uno de nosotros en la escena,  complicaría nuestro trabajo y puede dar como resultado una lesión grave e incluso la muerte, retrasando el tratamiento del paciente y aumentando la carga de trabajo para los EMT-B.

Debemos iniciar siempre protegiéndonos en el momento de ir a un llamado,  así como también preparándonos mental y físicamente.  Camino a la escena, asegúrese de usar y mantener puestos a todo momento los cinturones y dispositivos de de seguridad para los hombros, a no ser que el paciente lo haga imposible.

Muchos países dentro de su legislación tienen políticas obligatorias de seguridad tanto para los conductores como para los TEM-B, asegúrese de conocer las suyas.  Mientras se está haciendo un traslado hacia o desde la escena, estas leyes también son obligatorias para los acompañantes de los pacientes.

Protegerse en la escena es primordial para evitar lesiones secundarias tanto de los pacientes como de los tripulantes de la ambulancia.  La escena debe estar bien señalizada, si las autoridades aun no lo han hecho, entonces usted debe asegurarse de que se coloquen los dispositivos de advertencia de acuerdo con los protocolos internacionales existentes.  Esto ayuda a alertar a los automovilistas que vienen en ambos sentidos de la vía, por ejemplo en caso de accidente de tránsito.  Antes de intentar acceder a los pacientes que están atrapados en el vehículo, verifique la estabilidad del mismo y luego tome todas las medidas para asegurarlo.

No columpie ni empuje el auto para ver si puede moverse.  Esto puede hacer que se vuelque o se vaya a una zanja o lo que es peor a un abismo.  Si no está seguro de que hacer, entonces espere el arribo de personal más entrenado o especializado.   (Siempre hay alguien que sabe más, tiene mas experiencia y está dispuesto a ayudarnos)

Cuando se trabaja en la noche, se debe tener buen sistema de alumbrado o abundante iluminación.  Una iluminación deficiente puede aumentar el riesgo de lesión tanto para el paciente como para usted.  También es posible que el cuidado que demos al paciente sea deficiente.  Nuestros uniformes deben tener emblemas y líneas reflectantes para aumentar nuestra seguridad o disminuir el riesgo de lesión.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: