2.7 TEMAS DEL SITIO DE TRABAJO

2.7 TEMAS DEL SITIO DE TRABAJO

Como la sociedad sigue volviéndose más y más diversa culturalmente, es posible que algunos grupos que antes estaban satisfechos en aceptar y participar en la corriente principal de las tradiciones culturales, busquen ahora afirmar, preservar, y nutrir sus diferencias.  Al ser más variada culturalmente nuestra sociedad, también lo hacen nuestros sitios de trabajo.  Habrá desafío mientras sigan ocurriendo estos cambios.  Si tenemos problemas con algún grupo en particular al trabajar, debemos manifestarlo antes de terminar nuestro entrenamiento como TEM-B.  Se requiere que proporcionemos a todos nuestros pacientes un estándar de calidad igual, y además, seamos capaces de trabajar eficiente y eficazmente con otros profesionales de la atención medica de emergencias y su diversidad de orígenes.

DIVERSIDAD CULTURAL EN EL TRABAJO

Cada individuo es diferente, y debemos comunicarnos con nuestros compañeros de trabajo y pacientes de tal manera que seamos sensibles a las necesidades de todos ellos.  Vea la diversidad cultural como un recurso, y obtenga el mayor beneficio de las diferencia, permitiendo así el proporcionar el cuidado optimo al paciente.  Al volver más diversa culturalmente la seguridad pública del sitio de trabajo, pueden ocurrir cambios que pueden considerarse perturbadores.  Podemos construir la fuerza de un grupo de trabajo, mediante el uso de la diversidad.

Durante muchos años el SME y la seguridad pública han sido dominados por hombros aunque en menor grado de los departamentos de policía y bomberos, debido a la implicación tradicional de enfermeras del SME.  Esta tendencia continúa declinando; más mujeres y minorías están trabajando en seguridad pública.  El TEM-B proactivo entiende los beneficios de la diversidad cultural para mejorar los cuidados del paciente, y espera trabajar junto con personas de diferentes orígenes aceptando sus diferencias.

Como una rama de la seguridad pública, el SME, no ha existido tanto como los departamentos de la ley y de Bomberos.  Por lo tanto puede haber menos resistencia a la diversidad del SME, que en otras áreas de seguridad pública.  Dependiendo de nuestra experiencia de trabajo, podemos haber trabajado con personas di orígenes, actitudes, creencias y valores diversos.

En comparación con sitios de trabajo tradicionales, el SME puede parecer un caos. Las personas que trabajan en una oficina o fabrica, pueden razonablemente ir al trabajo todos los días, ver a las mismas personas, y realizar básicamente las mismas tareas.  En nuestro trabajo estamos expuestos a ver gente en crisis.  Esta exposición exhibe las características y cualidades que sus compañeros y colaboradores utilizan para manejar su estrés.  Es posible que los compañeros de trabajo en sitios de trabajo tradicionales no tengan la disposición de mostrar su propio punto de vista a otros.  El SIEC (Sesión del Incidente de estrés Crítico) Ayudara en este proceso.

La diversidad cultural nos permite disfrutar los beneficios de acentuar las destrezas de una gran cantidad de gente.  Cuando aceptamos a nuestros compañeros de trabajo como individuos, se elimina la necesidad de integrarlos a papeles rígidos de actuación.  Para ser más sensibles a los tema de diversidad cultural, debemos primero tener conciencia de nuestros propios antecedentes culturales.  Os podemos preguntar ¿Cuáles son mis propias impresiones respecto a raza, color, religión y etnicidad?.  Como la cultura no está restringida a diferentes nacionalidades, también debe considerar la edad, limitaciones, sexo, orientación sexual, estado conyugal, experiencia de trabajo y educación.

En deporte se juega de acuerdo a las fortalezas del equipo.  Como parte de un equipo de trabajo debemos actuar de acuerdo a las fortalezas culturales de cada uno, no siempre es fácil, pero si lo logramos los beneficios para nuestros pacientes serán inmensurables.

SU EFICACIA COMO TEM-B

Debe descubrir las diferentes identidades o necesidades culturales de sus compañeros de trabajo, así como las de los pacientes y familiares. No se pretende volverse experto en las diversas culturales y sus características, con aprender como relacionarse de manera eficaz y respetuosa es suficiente.

El trabajo de equipo es esencial en el SME.  Para que se logre un trabajo en equipo eficaz, es primordial saber comunicarse para encarar la diversidad de temas culturales.

Como profesionales de los cuidados en la salud, debe intentar desempeñar un rol modelo para dar ejemplo a los nuevos TEM-B, mostrándoles el valor de la diversidad.  Si se trabaja con un compañero o paciente de un grupo cultural particular, sea cuidadoso sobre cualquier opinión que se haya formado de ese grupo.  No asuma que hay una barrera de lenguaje, y no pretenda justificarse diciendo: “algunos de mis mejores amigos…”  Existen legítimas diferencias de la forma en que algunas culturas responden al estrés.  Por ejemplo: la forma de respuesta a la muerte de un ser querido.

Cuando esté trabajando con pacientes, o llamado al hospital por radio, es posible que otros TEM-B, sean sensibles a la forma en que trata a pacientes de su grupo cultural.  Por tanto, cuando se refiera a pacientes debe usar la terminología apropiada.  Evite usar términos como “invalido”, “deformado”, “sordo”, “embobado”, “loco”, “retardado”, o cualquier término peyorativo, cuando se refiera al paciente.  Aun la palabra “impedido, tiene una connotación negativa.  En su lugar use el término discapacitado, y describa la discapacidad específica.

Puede considerar en tomar un curso de entrenamiento en múltiples lenguajes, esto sería muy útil para comunicarse con sus compañeros de trabajo, ayudaría a mejorar la comunicación con sus pacientes y lo sensibilizará a la riqueza cultural de las personas que están usando ese lenguaje.

Aun la percepción de la discriminación puede debilitar la moral y la motivación afectando negativamente el objetivo del SME.  Por tanto, para lograr los beneficios de la diversidad cultural en el sitio de trabajo, debemos comprender como comunicarnos con personas de diversos orígenes.

ACOSO SEXUAL  – EVITARLO 

El acoso sexual es una petición de favores sexuales, no recibida con agrado u otra conducta de forma verbal o física, en alguna ocasiones, se impone como una condición de empleo, sometiendo o rechazando; o cuando tal conducta, interfiere en la actuación o crea un ambiente hostil, ofensivo y desagradable.

Existen dos tipos de acoso sexual:

Quid pro quo (el acosador pide favores sexuales en intercambio de alguna cosa, como una promoción).

Un ambiente de trabajo hostil (bromas, manoseos, miradas maliciosas, peticiones de citas, hablar sobre partes del cuerpo de manera morbosa).  En la actualidad el setenta por ciento (70%) ocurre en el trabajo como ambiente hostil.  Recuerde, no importa cual haya sido la intensión del acosador ni quien fue, lo importante es la percepción de la otra persona y cuál es el efecto que tiene sobre ella.  Durante muchos años, no era excepcional entrar a una estación de bomberos y ver carteles y calendarios, o caricaturas sexuales sugerentes, y escuchar chistes o cometarios sexuales.  Esta situación está cambiando debido a que no es una práctica profesional aceptable.

Como TEM-B y otros profesionales de seguridad pública dependen unos de otros, es en especial importante intentar fomentar relaciones no antagónicas con los colaboradores.  La mayor parte de los servicios del SME y de las estaciones de bomberos disponen en sus instalaciones de espacios para mujeres y para hombres.  Si este no es el caso debe discutirlo con su supervisor y hablar abiertamente con sus colaboradores.

Si usted está preocupado por una conducta particular, puede ser útil hacerse la siguiente pregunta:

¿Haría eso frente a mi conyugue, superiores, o padres?

¿Quiero exponer a mi familia a estas conductas?

¿Desearía ver mi conducta gravada y expuesta en las noticias?

Si ha sido acosado debe informarlo de inmediato a sus supervisor y conservar notas de o sucedido y dicho.  No obstante esto puede no ser para todos.  Si le piden una cita diga no estoy interesado(a).  Si algunos comentarios o manoseo la(o) ofenden, diga: “no me diga eso o no me toque porque me ofende”.

Es importante también, cuidar su manera de vestir, comportamiento y lenguaje, para evitar dar una impresión errónea de nuestra manera de ser o actuar y dar un mensaje equivocado.

ABUSO DE SUSTANCIAS

En el pasado parte del ritual del servicio de bomberos era regresar a la estación después del incendio, limpiar y mantener el equipo, y comentar la llamada.  En algunas locaciones no era raro tomar una cerveza.  El SME hoy es muy diferente del servicio de ambulancias de hace 20 años.

El uso de droga y alcohol en el sitio de trabajo causa aumento de accidentes y tensión entre los trabajadores pero, lo más importante, es que puede llevar a decisiones de tratamientos deficientes.  El personal del SME que usa o abusa de sustancias, como el alcohol o la mariguana, tiene más probabilidades de tener problemas con sus hábitos de trabajo, y como resultado sus licencias de conducir pueden ser revocadas.  Es posible que estén ausentes del trabajo más que otros compañeros.  Si el uso o abuso ha sucedido horas antes de empezar su turno, puede disminuirse su capacidad para proporcionar atención médica de emergencias a causa del deterioro mental o físico. Debido a la gravedad del abuso de sustancias, muchos SME requieren ahora que su personal se someta a pruebas aleatorias sobre el uso de drogas ilegales.  Como el trabajo depende tanto de sus compañeros para su propia seguridad, es aún más importante que se encuentren formas para tratar el problema.

Como TEM-B, seremos testigos de primera mano de los tremendos efectos de la violencia, los traumatismos y la enfermedad.  Más allá de la SIEC (sesión de incidente de estrés crítico), los compañeros de trabajo, tienen una forma de cubrirse entre ellos.  Es importante entender que la conducta problemática usualmente empeora antes de mejorar.  Por desgracia la imagen estereotipada del alcohólico o adicto escondido, o en una parte urbana de la población, con frecuencia ciega al personal del SME, sobre la existencia de un problema de drogas o alcohol de un compañero de trabajo.  No todas las personas con un problema de abuso de sustancias corresponden al estereotipo.

Como miembro del equipo del SME, somos responsables de responder a las necesidades de atención médica de la comunidad.  Los riesgos en el sitio de trabajo son múltiples.  Si usted o alguno de los miembros de su equipo tienen un problema de alcohol o alguna droga, estos riesgos aumentan, además el uso de drogas fuera del trabajo no necesariamente reduce el riesgo.  Aunque varía país a país, un arresto relacionado con drogas o alcohol, da por resultado la revocación de algunos o todos los privilegios de conducir, y aun la perdida de la licencia y certificación de TEM.  Debido al enorme riesgo potencial, es importante que los TEM-B busquen ayuda o encuentren una forma de confrontar a su pareja o compañero de trabajo, aun cuando habrá una considerable presión para permitir que la conducta continúe.  Los adictos y los alcohólicos desarrollan una gran destreza para cubrir su conducta; ahora bien podemos decidir no incomodar al colega porque siente que ha tomado demasiadas llamadas difíciles últimamente y necesita descargar a presión; no permitamos que esto suceda.  Debemos encontrar la forma de confrontar a la persona que tiene un problema de abuso de alcohol o sustancias. A causa del tremendo riesgo que representa para los pacientes, el público, y nosotros mismos como miembros del equipo, tenemos legítimo derecho.

Cuando confronte a un compañero de trabajo con un problema potencial de alcohol o drogas, aclárele que si tiene un problema personal es responsabilidad de él resolverlo y si desea podemos ayudarlo.  Con frecuencia en muchos sitios de trabajo observamos cambios de conducta o actitudes, mucho antes que el supervisor.  Esto sucede por la estrecha relación que existe entre las personas que trabajan por ejemplo en el mismo turno de ambulancias, por las múltiples horas que comparten habitaciones, comidas e interacción social mientras esperan el siguiente llamado.  Esto puede permitir ayudar a alguna persona antes de que su funcionamiento en el trabajo sea afectado de manera negativa.

Para ayudar a reducir el potencial uso de drogas y alcohol en el sitio de trabajo, los TEM-B, pueden aprender lo referente al alcohol o drogas mediante conferencias programadas durante todo el año.  Más allá de seguir las políticas de la institución, se deben concertar cuales con las conductas inaceptables.  El mejor momento para confrontar estos temas suele ser después de una llamada.  La dirección o gerencia establece el tono de estos temas, pero los TEM más antiguos pueden resaltar a los más nuevos que el abuso del alcohol y drogas no serán tolerados.

En un ambiente de fábrica u oficina, el supervisor refiere a los empleados con problemas a programas de asistencia para el empleado (PAE).  Las operaciones del SMU, no se prestan fácilmente al PAE.  Las operaciones pueden estar esparcidas geográficamente, con supervisión mínima y horas de trabajo regulares.  Las llamadas pueden variar de una, relativamente simple de cinco minutos, a incidentes complejos de desastres masivos, que duran varias horas.  Sus compañeros pueden cambiar regularmente, y como dependen tanto unos de otros para su seguridad, habrá presión para no mover las cosas.  No está acusando a alguien, puede estar salvando su vida.  Su compañero de trabajo puede ser un gran TEM, pero si tiene problemas de abuso de sustancias no resueltos, el riesgo para sus compañeros TEM y para los pacientes es demasiado grande.  La ocurrencia de un incidente relacionado con abuso de sustancias durante una llamada, puede aumentar dramáticamente la carga de trabajo para los respondientes de urgencias, cuando acuden a asistirlo.  La intervención temprana es la mejor forma para asegurar un sitio de trabajo seguro, libre de alcohol y droga.

A %d blogueros les gusta esto: