2.17 ROPA PROTECTORA

2.17 ROPA PROTECTORA 

Es importante usar la ropa protectora adecuada, el uso de ropa protectora y otros aparejos apropiados es crítico para su seguridad personal.  Si se familiariza  con el equipo protector del que dispone, sabrá que ropa y aparejos son necesarios para el trabajo.  También podrá adaptarse o cambiarse de acuerdo a las circunstancias del trabajo.  Recuerde que la ropa y los aparejos solo son seguros cuando están en buenas condiciones, no deje de inspeccionarlos al iniciar labor y al terminarla.  Aprenda a reconocer cuando el uso y el desgastare pueden hacer inseguro su equipo, aun en la escena.

La ropa que se usa en rescate debe ser la apropiada para la actividad y las condiciones del ambiente en que este se realizara.  Por ejemplo, el equipo de protección contra incendios puede ser demasiado restrictivo para trabajar en un sitio confinado.  En toda situación que implique sangre o líquidos corporales, o ambas cosas, asegúrese de usar el EPP adecuado.  Debe protegerse y a su paciente usando guantes, protector de ojos, y la ropa adicional que sea necesaria.  A partir de 1998 toda la ropa protectora es hecha como barrera anti fluidos corporales.

ROPA PARA EL CLIMA FRÍO

Cuando se vista para clima frío debe usar varias capas de ropa, pues las capas múltiples proporcionan una protección mucho mejor que una capa gruesa simple; así podrá quitarse o ponerse de acuerdo a las necesidades; también puede usar ropa térmica para una mayor flexibilidad y control de la temperatura corporal.  También puede perder una gran cantidad de calor si no usa protección en la cabeza, gorra o sombrero. La protección de clima frío debe tener al menos las siguientes capas:

  1. Una capa delgada (con frecuencia llamada capa de transporte) junto a su piel, esta capa quita la humedad de su piel manteniéndola seco y caliente. La ropa interior de propilpropileno y material de poliéster actúa bien, el objetivo es mantener la humedad fuera de la piel.
  2. Una capa media térmica de material más grueso, para aislamiento. La lana ha sido el material preferido para el calor, pero materiales más modernos como la fibra de poliéster, también se usan comúnmente.
  3. Una capa exterior que resistirá los vientos fríos y las condiciones húmedas, como la lluvia, el aguanieve, o nieve. Las dos capas exteriores, debe tener cremalleras para ventilación en caso de exceso de calor corporal.

Cuando elija ropa para protegerse del clima, ponga atención al tipo de material usado.  El algodón debe evitarse en los ambientes fríos húmedos, pues tienden a absorber la humedad, causando enfriamiento.  Por ejemplo si usa pantalones de algodón y camina sobre el pasto húmedo, el algodón absorberá la humedad del pasto, lo cual lo enfriara en clima frio.  Sin embargo el algodón es el apropiado para climas cálidos y secos porque absorbe humedad y retira calor del cuerpo.

Como una capa exterior en clima frio, puede considerar el nailon recubierto con plástico, pues proporciona una buena protección a prueba de agua.  Sin embargo, también puede retener el calor del cuerpo y la transpiración.  Nuevos materiales menos herméticos permiten que la transpiración y un poco de calor escapen, mientras conserva su resistencia al agua.  Siempre que haya una posibilidad de incendio evite materiales sintéticos inflamables o fundibles.

EQUIPO DE PROTECCIÓN CONTRA INCENDIO

La ropa de protección contra incendios, está diseñada para usarse en ambientes de incendios proporcionando cierta protección usando diferentes capas de tela u otro material para dar protección contra calor o fuego, recudir traumatismo por impacto o cortaduras, y para mantener el cuerpo fuera de contacto con el agua.  Como mucha ropa protectora contra incendios, agrega peso y recude movimiento hasta cierto grado.

Las telas del exterior aumentan la protección de lesiones y abrasiones; también actúan como barrera a altas temperaturas extremas.  En clima frío se recomienda una capa interior térmica, para que ayude a retener el calor del cuerpo.

El chaquetón, proporciona protección mínima de choque eléctrico, pero lo protege del calor, de posibles llamaradas, y chispas flotantes.  La apertura frontal del chaquetón debe estar ajustada y cerrada para proteger el cuello y la parte superior del pecho.  El ajuste apropiado es importante para que se pueda mover libremente.

GUANTES

Los guantes de bombero, proporcionan la mejor protección, contra calor, frío y lesiones, sin embargo reducen la destreza manual, además no lo protegerán de peligros eléctricos.  En situaciones de rescate debe ser capaz de usar sus manos libremente para operar las herramientas de rescate, proporcionar cuidados al paciente, y realizar otras actividades.  Los guantes de cuero a prueba de cortes, con guantes de látex debajo, le permitirán usar libremente sus manos, con la protección agregada, tanto de lesiones como de líquidos corporales.

CASCOS

Debe usar el casco en todo momento con el barbiquejo puesto y asegurado, mientras esté trabajando en zona decaídas de objetos.  El casco le debe proporcionar protección contra impactos de arriba y laterales, en ocasiones los objetos pueden caer constantemente y si el barbiquejo no está correctamente asegurado puede tumbarle el casco y quedar desprotegido.

Los cascos de tipo construcción no son adecuados para situaciones de rescate pues ofrecen una protección mínima al impacto y tienen barbiquejo inadecuado.  Los cascos modernos para bomberos ofrecen protección contra impacto.  Sin embargo el reborde que se proyecta en la nuca puede interferir en una situación de rescate.  En tiempo frío se puede perder una cantidad considerable de temperatura corporal, debe usar protector térmico para la cabeza, una gorra hecha de lana o un material sintético tipo pasamontañas puede ser muy útil para protegerse en climas fríos.

En situaciones que pueden implicar riesgos eléctricos, siempre lleve el casco con barbiquejo y escudo facial.  La corteza del casco debe estar hecha de material no conductor.  El barbiquejo no debe estirarse y de hecho debe ajustarse firmemente de tal manera que el casco quede en su sitio, en caso de que usted sea derribado o un cable de energía golpee su cabeza.  También debe poder cerrarse el escudo facial, de esta manera su cara también quede protegida de cables de energía, y chispas flotantes.  Un casco estándar de bombero debe cubrir todas estas necesidades.

BOTAS 

Las botas deben proteger sus pies. Deben ser resistentes al agua, estar bien ajustadas a la altura del tobillo y ser flexibles, de tal forma que pueda caminar distancias largas cómodamente.  Si va a estar trabajando en ambientes exteriores, debe elegir botas que cubran y protejan sus tobillos, repeliendo piedras, desechos y nieve, preferiblemente con puntera reforzada en acero.  En tiempo de frío deben ser térmicas, el cuero es uno de los mejores materiales repelentes al agua así como también lo son el PTEE (politetrafluroetileno) Gore-tex.  Las suelas deben proporcionar tracción.  Las suelas tipo Lug pueden retenerse bien en la nieve, pero se vuelven resbaladizas cuando se aterronan en lodo.

El ajuste de botas y zapatos es extremadamente importante, porque una pequeña incomodidad puede evolucionar a una lesión incapacitarte.  Si sus pies se deslizan dentro de sus botas puede desarrollar dolorosas ampollas, sin embargo asegúrese de que puede mover libremente los dedos de los pies.

Los calcetines o medias, mantendrán sus pies calientes y le proporcionaran cierto acolchonamiento al caminar.  En tiempo frio son preferibles dos pares de calcetines o medias, que un par grueso.  Un calcetín  delgado junto al pie ayuda a absorber el sudor hacia el calcetín exterior más grueso. Esto tiende a mantener sus pies más calientes, secos y en general más cómodos.  Cuando compre nuevos zapatos o botas, mantenga esto en mente.

PROTECCIÓN DE OJOS 

Los ojos son de los tejidos más frágiles de nuestro cuerpo, y puede haber perdida permanente de la vista incluso con lesiones muy pequeñas.  Se debe proteger los ojos de sangre y otros fluidos corporales, cuerpos extraños, plantas, insectos y restos derivados de extracción de vehículos accidentados.  Puede usar anteojos con protectores laterales durante los cuidados regulares del paciente.

Sin embargo cuando se están utilizando herramientas para la liberación y extracción vehicular, debe usar un escudo facial o gafas (goggles).  Los anteojos prescritos no proporcionan la protección adecuada.  En presencia de nieve o arena blanca, en especial en grandes altitudes, debe proteger sus ojos de la exposición de rayos ultravioleta, use gafas o anteojos diseñados para ello.  Este elemento debe ser adaptable para las demandas físicas de la tarea asignada.  Es muy importante que tenga visión clara en todo momento.

PROTECCIÓN DEL OÍDO

La exposición al ruido intenso por periodos prolongados puede causar perdida de la audición.  Por equipos como helicópteros, herramientas de liberación y extracción de vehículos accidentados, así como también las sirenas, producen niveles muy altos de ruido.  El uso de tapones para los oídos del tipo industrial como por ejemplo de hule espuma blanda, suelen proporcionar una protección adecuada.

PROTECCIÓN DE LA PIEL

Su piel necesita protegerse de quemaduras de sol mientras trabaja en ambientes exteriores.  La exposición prolongada al sol aumenta la posibilidad de cáncer de piel.  Aunque puede considerarse una simple molestia, se considera un tipo de quemadura.  En aéreas que reflecten, como la arena, agua, y nieve, su riesgo de quemadura solar aumenta.  Proteja su piel aplicando una pantalla solar mínima de SPF 15.

BLINDAJE DEL CUERPO

Aunque la política de los TEM-B instruye que ellos simplemente deben evitar implicase en balaceras, los respondientes del SME en algunas áreas usan blindaje corporal (chalecos antibalas) para protección personal.  Existen varios tipos de blindaje del cuerpo, estos varían desde los extremadamente ligeros y flexibles hasta pesados y voluminosos.  Los chalecos más ligeros no detienen balas de gran calibre.  Sin embargo ofrecen mayor flexibilidad, y son preferidos por la mayor parte de los ejecutores de la ley.  Los chalecos ligeros usualmente se usan bajo de una camisa o saco del uniforme.  Los chalecos más grandes y pesados, son usados sobre el uniforme.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: