2. EL BIENESTAR DE LOS TEM – TUM

2.1 BIENESTAR 

Proverbio chino “Médico, cúrate a ti mismo”

Debemos cuidarnos a nosotros mismos en todo aspecto para poder ayudar y atender a otros.  Si enfermamos no estamos en condiciones de proporcionar la atención para la que hemos sido entrenados o hemos estudiado.  Esto aplica a todos aquellos que proveen atención médica sin excepción y va mas allá de los temas físicos.  En la atención a las personas gravemente enfermas o lesionadas hay muchos factores que pueden interferir en la capacidad de reacción de los TEM-B, para atender al paciente.

La salud, la seguridad y el bienestar personal del TEM, son vitales para una operación del SME.  Como parte de nuestro entrenamiento debemos aprender a reconocer posibles riesgos y protegernos de ellos.  Estos riesgos varían considerablemente y van desde el descuido personal hasta amenazas ambientales causadas por los seres humanos contra su salud y seguridad.  También debemos aprender sobre el estrés físico y mental que debemos aprontar al estar en contacto y atendiendo enfermos y lesionados.

La agonía y la muerte nos desafiaran a enfrentar la debilidad humana y a afrontar las emociones de los sobrevivientes.

El bienestar emocional del TEM y el del paciente van entrelazados; especialmente en rescates de alto estrés.

Es importante permanecer calmados para actuar eficientemente cuando nos vemos enfrentados a eventos horribles  o enfermedades que pueden poner en peligro nuestra vida.  Necesitamos un tipo especial de autocontrol para responder de manera eficiente y eficaz al sufrimiento de los demás.

El autocontrol se adquiere a través de:

  • Entrenamiento apropiado
  • Experiencia en situaciones donde hemos afrontado todos los tipos de sufrimiento físico y mental.
  • Desarrollo de estrategias sanas para enfrentar el estrés del trabajo.
  • Dedicación para servir a la humanidad.

AAOS

A %d blogueros les gusta esto: