Archivos de etiquetas: vendas

Vendajes


Vendajes

Para mantener los apósitos en su sitio durante el traslado, puede usar rollos de vendas, rollos de gasa, vendajes triangulares o cintas adhesivas.  Los ventajas en rollos blandos, autoadhesivos, son tal vez los más fáciles de usar.  Son ligeramente elásticos lo cual los hace fáciles de aplicar y pueden insertar el extremo del rollo a una capa más profunda para fijarlo en el sitio.  Las capas de este vendaje al ponerlo, se van fijando entre sí, pero tenga cuidado de no ponerlo muy apretado.

La cinta adhesiva, sostiene apósitos pequeños en su sitio y ayuda a fijar apósitos mas grandes también.  Sin embargo, algunas personas son alérgicas a este material; si sabe que su paciente tiene este problema entonces use en su lugar micropore o material plástico.

No use vendajes no elásticos para fijar apósitos.  Si la lesión se edematiza, el vendaje puede convertirse en un torniquete y causar mas daño.  Cualquier vendaje aplicado de forma inadecuada, que interfiera con la circulación, puede dar lugar a una lesión adicional del tejido o aún más grave a la perdida del miembro.  Por esta razón, siempre debe verificar la extremidad de manera distal, buscando signos de deterioro de circulación o pérdida de sensibilidad.  Las férulas neumáticas son útiles para estabilizar extremidades, no para fracturas expuestas y pueden usarse con apósitos para ayudar a controlar la hemorragia de lesiones de tejidos blandos.

Anuncios

24.13 APÓSITOS Y VENDAJES


24.13 APÓSITOS Y VENDAJES

Todas las heridas requieren de vendajes, en la mayor parte de los casos, las férulas ayudan a controlar hemorragias y proporcionan un soporte firme para el apósito.  Hay varios tipos diferentes de apósitos y vendajes.  Debe estar familiarizado con la función y aplicación apropiada de cada uno de ellos.

En general, los apósitos y los vendajes tienen tres funciones principales:

  • Controlar la hemorragia.
  • Proteger la herida de daños agregados.
  • Prevenir de contaminación e infección adicionales.

24. LESIONES DE LOS TEJIDOS BLANDOS


24. LESIONES DE LOS TEJIDOS BLANDOS

La piel es nuestra primera línea de defensa contra las fuerzas externas y la infección.  Aunque es relativamente resiste, la pies es muy susceptible a las lesiones.  Las lesiones de los tejidos blandos varían desde simples contusiones y abrasiones, hasta laceraciones intensas y amputaciones.  Las lesiones de los tejidos blandos pueden dar por resultado la perdida de los, propios tejidos, con exposición a las estructuras profundas como lo son los vasos sanguíneos, los nervios y los huesos.

En todos los casos se deben controlar las hemorragias, prevenir la contaminación adicional para disminuir el riesgo de infección y proteger las heridas de daños adicionales; por lo tanto, es preciso que sepa como colocar los apósitos y los vendajes en varias partes del cuerpo.

BOTIQUÍN DE PRIMEROS AUXILIOS


BOTIQUÍN DE PRIMEROS AUXILIOS

En una emergencia, usted o un familiar pueden sufrir una lesión. Si dispone de estos suministros básicos de primeros auxilios, estará mejor preparado para ayudar a sus seres queridos si sufren una lesión.

En una emergencia, saber cómo tratar lesiones leves puede marcar la diferencia. Puede considerar tomar una clase de primeros auxilios, pero el simple hecho de contar con los siguientes artículos puede ayudarlo a detener un sangrado, prevenir una infección y ayudar a descontaminar.

  • Dos pares de guantes de látex u otros guantes estériles si usted es alérgico al látex.
  • Apósitos estériles para detener un sangrado.
  • Agente de limpieza/jabón y toallitas antibióticas.
  • Ungüento antibiótico.
  • Ungüento para quemaduras.
  • Vendas adhesivas de diversos tamaños.
  • Colirio para enjuagar los ojos o como agente descontaminante general.
  • Termómetro.
  • Medicamentos recetados que tome todos los días, como insulina, medicamentos para el corazón o inhaladores para el asma. Debe renovar los medicamentos de forma periódica debido a los vencimientos.
  • Productos médicos recetados, como suministros y equipos para el control de la glucosa y la presión arterial.

Fármacos de venta libre:

  • Aspirinas u otros analgésicos sin aspirina.
  • Medicamentos antidiarreicos.
  • Antiácidos.
  • Laxantes.

Otros suministros de primeros auxilios:

  • Tijeras.
  • Pinzas.

Pomo de vaselina u otro lubricante.

A %d blogueros les gusta esto: