Archivos de etiquetas: vagina

20. VOCABULARIO VITAL


20. VOCABULARIO VITAL

Aborto: alumbramiento del feto y la placenta antes de 20 semanas; aborto espontaneo.

Canal de nacimiento: la vagina y el cérvix.

Cérvix: el tercio inferior o cuello del útero.

Circular de cordón: es el cordón umbilical enredado en todo al cuello del bebe.

Cordón umbilical: es el conducto que conecta a la madre con el feto mediante la placenta; contiene dos arterias y una vena.

Coronación: es la aparición de la cabeza del bebe en la abertura vaginal durante el parto.

Desprendimiento prematuro de la placenta: separación anticipada de la placenta de la pared del útero.

Diabetes gestacional: diabetes que se desarrolla durante el embarazo en mujeres que no tenían este padecimiento entes del embarazo.

Eclampsia: convulsiones que resultan de la hipertensión grave en una mujer embarazada.

Embarazo ectópico: embarazo que se desarrolla fuera del útero, típicamente en una trompa de Falopio.

Enfermedad pélvica inflamatoria: infección de las trompas de Falopio y de los tejidos circundantes de la pelvis.

Escala Apgar: sistema de puntuación para evaluar el estado de un recién nacido, la cual le asigna un valor numérico a cada una de las áreas de la evaluación.

Espina bífida: defecto del desarrollo en la cual una porción de la médula espinal o las meninges pueden proyectarse hacia el exterior de las vértebras, incluso hacia afuera del cuerpo, por lo general en el tercio inferior de la columna, en el área lumbar.

Feto: bebe en desarrollo dentro del útero, que aún no nace.

Hipertensión inducida por el embarazo: trastorno del final de embarazo que incluye dolor de cabeza, cambios visuales e hinchazón de manos y pies; también se denomina preeclampsia.

Meconio: material verde oscuro en el líquido amniótico, que puede indicar enfermedad en el recién nacido; el meconio puede aspirarse hacia los pulmones del neonato durante el parto; el primer movimiento intestinal del bebe.

Moco sanguinolento: cantidad pequeña de sangre en la vagina que aparece al inicio del parto y puede incluir un tapón de moco de color rosado que se desprende cuando el cérvix comienza a dilatarse.

Multigesta: mujer que ha tenido embarazos previos.

Multípara: mujer que ha tenido más de un parto vivo.

Perineo: área de la piel entre la vagina y el recto

Placenta: tejido unido a la pared uterina que alimenta al feto a través del cordón umbilical.

Placenta previa: padecimiento en el cual la placenta se desarrolla sobre el cérvix y lo cubre.

Preeclampsia: afectación del final del embarazo que incluye dolor de cabeza, cambios visuales y edematización de las manos y pies; también se le llama hipertensión inducida por el embarazo.

Presentación: la posición en la cual nace el bebe; la parte de este que aparece primero.

Presentación de extremidades: parto en el cual la parte que se presenta es un brazo, una pierna o un pie.

Presentación pélvica o de nalgas: nacimiento en el cual salen primero los glúteos del bebe.

Primigesta: mujer que ha tenido un parto vivo.

Primípara: mujer que presenta su primer embarazo.

Prolapso del cordón umbilical: situación en la cual el cordón umbilical sale por la vagina antes que el bebe.

Saco amniótico: membrana llena de líquido, semejante a una bolsa, en la cual se desarrolla el feto.

Síndrome alcohólico fetal: padecimiento de los neonatos nacidos de madres alcohólicas, que se caracterizan por retraso mental o físico, y por diversas anormalidades congénitas.

Síndrome hipotensivo supino: baja tensión arterial resultante de la compresión de la vena cava inferior, debido al peso del útero grávido, cuando la madre está en posición supina.

Útero: órgano muscular donde crece el feto, también llamado matriz; responsable de las contracciones durante el parto.

Vagina: cavidad mas externa del sistema reproductor femenino; la parte inferior del canal de nacimiento.

 

Aborto – malparto – partos anormales o complicados


Aborto – malparto

El nacimiento del feto y la placenta antes de las 20 semanas se denomina aborto o malparto.  Los abortos pueden ser espontáneos, sin una causa obvia conocida o deliberados.  Estos últimos pueden ser auto inducidos por la propia madre o por alguien más, o planeados y efectuados en un hospital o clínica.  Sin importar las razones para el aborto, este puede causar complicaciones que quizá deba tratar.

Las complicaciones, más graves del aborto son: el sangrado y la infección.  El sangrado puede ser el resultado de que queden porciones del feto o de la placenta en el útero (aborto incompleto) o lesiones en la pared del útero (perforación de útero y posiblemente del intestino o de la vejiga adyacente).  La infección puede producirse por dicha perforación y por el uso de instrumentos sin esterilizar.  Si la madre está en choque, trátela y transporte con prontitud al hospital.  Reúna y lleve consigo cualquier tejido que salga de la vagina nunca intente sacar tejido de la vagina; en lugar de ello, cúbrala con una compresa estéril.

Nuevamente, cuando encuentre a una paciente que está en choque como resultado de las complicaciones del aborto, asegúrese de evaluar la situación; efectúe su valoración inicial, el historial y examen físico enfocado y determines los signos iniciales.

En raros casos de aborto puede ocurrir sangrado masivo y ocasionar choque hipovolémico o hemorrágico grave.  En estos casos, proporcione transporte inmediato al departamento de emergencia.

Alumbramiento de la placenta


Alumbramiento de la placenta

La placenta esa unida al extremo del cordón umbilical que sale de la vagina de la madre.  Recuerde, solo debe dar asistencia, lo mismo que al bebe; la placenta sale por si sola, por lo general en un lapso de algunos minutos después del nacimiento, aunque se debe tener en cuenta que algunas veces puede tardar hasta media hora.  Nunca jale el extremo del cordón umbilical en un intento por acelerar la salida de la placenta, esto podría desgarrar el cordón, la placenta o ambos y causar una hemorragia grave, e incluso la muerte.

La placenta normal es redonda y mide cerca de 20 centímetros de diámetro y 3 centímetros de grueso.  Tiene una superficie lisa y recubierta con una membrana brillante, la otra superficie es rugosa y está dividida en lóbulos.  Envuelva la placenta entera y el cordón en una toalla y colóquelos en una bolsa plástica para llevarlos al hospital.  El personal del hospitalario, la examinara para asegurarse de que haya salido completa.  Si un trozo de esta, hubiere quedado dentro de la madre, podría ocasionar un sangrado persistente e infección.

Después de la salida de la placenta y antes de transportarlos, coloque una compresa estéril o una toalla higiénica o sanitaria sobre la vagina y estire las piernas de a madre; puede ayudar a que el sangrado se más lento, dando un masaje suave en el abdomen de la madre con movimientos firmes y circulares.

La piel abdominal estará arrugada y muy suave, podrá sentir una masa firme, del tamaño de una toronja en el abdomen bajo.  Esto se llama fondo; a medida que dé el masaje fúndico, el útero se contraerá y se volverá más firme.  También puede colocar al bebe junto al pecho de la madre para que esta lo amamante, lo cual estimulara la contracción del útero.  Ambas cosas, el masaje fúndico y hacer que el bebe estimule los pezones de la madre, causara la producción de oxitocina, la cual es una hormona que ayudará a contraer el útero y reducirá el sangrado.  Entes de llevar a la madre, al neonato y a la placenta al hospital, tome un minuto para felicitar a la madre y agradecer a todos los que le asistieron.  Cuando escriba su informe médico, asegúrese de registrar la hora del nacimiento para el acta.

Por lo general ocurre cierto sangrado, casi siempre menos de 500 ml, antes de que nazca la placenta.

Situaciones de emergencia:

  • Si transcurren más de 30 minutos y la placenta no sale.
  • Si hay sangrado de más de 500 ml antes del alumbramiento de la placenta.
  • Si hay sangrado significativo después de la expulsión de la placenta.

Si ocurre uno o más de los anteriores eventos, transporte a la madre y al neonato al hospital lo más pronto posible.  Ponga una compresa estéril o toalla higiénica sobre la vagina de la madre y coloque a la madre en posición de choque, administre oxígeno y vigile los signos vitales constantemente.  Nunca introduzca nada en la vagina.

ANATOMÍA DEL SISTEMA REPRODUCTOR FEMENINO


20.1 ANATOMÍA DEL SISTEMA REPRODUCTOR FEMENINO

El útero o matriz es el órgano muscular donde crece el feto.   Es responsable de las contracciones durante el parto y el que ayuda a empujar al bebé por el canal de nacimiento.  El canal de nacimiento, está constituido por la vagina y el tercio inferior, o cuello del útero denominado cérvix.  Este contiene un tapón mucoso que sella la abertura uterina, lo cual evita la contaminación desde el mundo exterior.  Cuando el cérvix comienza a dilatarse, este tapón se desprende y sale un moco de tono rosado, que puede presentarse como moco sanguinolento, y una pequeña cantidad de sangre en la vagina que aparece al inicio del parto.

El feto es, el bebé en desarrollo, aún no nacido, que crece dentro del útero de la madre durante cerca de nueve meses.  La vagina es la cavidad externa del sistema reproductor de una mujer y forma la parte inferior del canal de nacimiento.  Mide cerca de 8 a 12 centímetros de largo, se inicia en el cérvix y termina como una abertura externa del cuerpo.  En esencia, la vagina completa el paso desde el útero hacia el mundo externo para el neonato.  El peritoneo es el área de la piel entre la vagina y el ano.  Durante el nacimiento a medida que el bebé se mueve por el canal de nacimiento, el peritoneo comienza a abultarse de manera significativa.

A medida que el feto crece, este requiere de más y más nutrientes.  La placenta, es una estructura en forma de disco, que se une al recubrimiento interno de la pared del útero y se conecta con el feto mediante el cordón umbilical.  Normalmente no se mezcla la sangre del feto con la de la madre.  La barrera placentaria, consta de dos capas de células las cuales mantienen la circulación de la madre y el feto separadas, pero permiten que los nutrientes, oxígeno, desechos, dióxido de carbono, toxinas y la mayoría de los medicamentos pasen entre el feto y la madre.

Siempre que la madre coma o tome cualquier cosa, también lo hace el bebé.  Después del nacimiento, la placenta se separa del útero y es expulsada.  El cordón umbilical, es la línea de vida del neonato, pues es la conexión entre madre y bebé a través de la placenta.  El cordón umbilical contiene dos arterias y una vena.  Estos vasos proveen sangre al feto.  La vena umbilical, lleva sangre oxigenada de la madre al corazón del bebé y la arteria umbilical, regresa la sangre desoxigenada del corazón del bebe a la madre.  El oxígeno y otros nutrientes cruzan de la circulación de la madre a través de la placenta y luego a lo largo del cordón umbilical, para alimentar al feto mientras crece.  El dióxido de carbono y los productos de desecho, recorren la misma ruta en dirección opuesta.  Lo notable acerca de este intercambio es que la sangre de la madre y la del feto no se mezclan durante el proceso.

El feto se desarrolla dentro de una membrana llena de líquido, como una bolsa, llamado saco amniótico o bolsa de aguas.  Contienen entre 500 y 1000 ml de líquido amniótico, el cual ayuda a aislar y proteger al feto flotante durante su desarrollo.  Cuando se rompe este saco, el líquido es liberado como un chorro, por lo general al iniciarse el parto, este líquido ayuda a lubricar el canal de nacimiento y a eliminar bacterias.

Un embarazo a término dura entre 36 y 40 semanas, que se cuentan a partir del primer día del último ciclo menstrual.  El embarazo se divide en tres trimestres de cerca de tres meses cada uno.  Los nacimientos que suceden antes de las 36 semanas se consideran prematuros.  Normalmente, hacia el final del tercer trimestre, la cabeza del feto desciende por la amplia entrada de la pelvis femenina y se coloca en posición para el nacimiento.

APARATO REPRODUCTOR FEMENINO


APARATO REPRODUCTOR FEMENINO

54-53 AParato reproductos femenino

Los órganos reproductores femeninos incluyen los ovarios, trompas de Falopio, útero, cuello uterino y vagina.

Los ovarios, como los testículos, producen hormonas sexuales y células especializadas para la reproducción.  Las hormonas sexuales femeninas son absorbidas directamente a la corriente circulatoria.  Un ovulo especializado madura y es liberado regularmente durante los años reproductivos de la mujer adulta.  Los ovarios liberan un ovulo maduro cada 28 días aproximadamente, el cual se desplaza a través de la trompa de Falopio al útero.

Las trompas de Falopio se conectan con el útero y transportan el ovulo  al interior de su cavidad.  El útero es un órgano huevo en forma de pera, con paredes musculares.  La estrecha abertura del útero a la vagina es el cuello uterino o cérvix.

La vagina (canal de parto) es u tubo muscular distensible que conecta al útero con la vulva (los órganos externos femeninos).  La vagina recibe al pene durante el acto sexual cuando se deposita esperma en ella.  Los espermatozoides en el semen puede pasar al utrero y fecundar al ovulo, produciendo un embarazo.  La vagina también canaliza el flujo menstrual del útero al exterior del cuerpo.

LA PELVIS


LA PELVIS

img B418

La pelvis es un anillo óseo cerrado constituido por tres huesos: el sacro y los dos huesos pélvicos.

En gran parte cada hueso pélvico está formado por la fusión de tres huesos separados.

Estos tres huesos se llaman ilion, isquion y pubis y se juntan en tres articulaciones: las dos articulaciones sacro-ilìacas y en la línea media la sínfisis púbica anterior.

Las tres articulaciones permiten muy poco movimiento, pues están firmemente unidas por fuertes ligamentos.

En la porción lateral de cada hueso pélvico – donde se unen los tres componentes óseos, está el espacio que sirve de articulación a la cadera.

Esta depresión, en la cual la cabeza femoral se ajusta cómodamente, se llama acetábulo.

La cavidad pélvica está limitada en la parta superior por un plano imaginario que va desde la sínfisis del pubis hasta la parte superior del sacro.

Sus paredes laterales están formadas por los borden interiores del hueso pélvico, y su límite inferior es el estrecho inferior de la pelvis, una capa de musculo con aberturas para las vías gastrointestinales (el recto), el aparato reproductor femenino (la vagina) y las vías urinarias (la uretra).

A %d blogueros les gusta esto: