Archivos de etiquetas: trauma penetrante

22.3 FISIOLOGÍA Y PERFUSIÓN


22.3 FISIOLOGÍA Y PERFUSIÓN

El trauma contuso, puede causar una lesión y hemorragia significativa, que es visible dentro de una cavidad o región del cuerpo, como sucede cuando ocurre en el  hígado o en el bazo.  Estas lesiones hacen que el paciente pierda cantidades significativas de sangre, causando hipoperfusión.  En el trauma penetrante es posible que el paciente tenga solo una hemorragia visible de poco volumen; sin embargo, puede tener una lesión que produzca una hemorragia sustancial en órganos internos que nos se ven y puede causar la muerte rápidamente.  Ambas situaciones son ejemplos de hemorragias internas graves, en las cuales el volumen del riego sanguíneo y el abastecimiento de las células se han interrumpido; esta interrupción es la causa de la hipoperfusión o estado de choque en el paciente traumatizado.

La perfusión es la circulación adecuada de sangre que llega a os órganos y tejidos en cantidades adecuadas para cubrir  las necesidades de oxígeno, nutrientes y retiro de desechos de las células.  La sangre entra a un órgano o  tejido primero por las arterias.  , luego por las arteriolas y finalmente  a los lechos capilares.

Al pasar a través de los capilares, la sangre suple nutrientes y oxígeno a las células circundantes y capta los desechos que se han generado.  Luego la sangre deja los lechos capilares a través de las vénulas y finalmente alcanza las venas que llevan la sangre de vuelta al corazón.  El intercambio de oxígeno y dióxido de carbono tiene lugar en los pulmones.

La sangre debe pasar por el aparato cardiovascular a una velocidad suficiente para mantener la circulación adecuada en todo el cuerpo, y lo suficientemente lenta para dar tiempo a cada célula de intercambiar oxígeno y nutrientes por dióxido de carbono y productos de desecho.  Aunque algunos tejidos, como los pulmones y los riñones, nunca descansan y requieren un riego contante de sangre, la mayor parte de los tejidos  requiere sangre solo de forma intermitente, en especial cuando están activos.  Los músculos son un buen ejemplo, cuando el organismo duerme, están en reposo y requieren un riego mínimo, sin embargo,  durante el ejercicio necesitan un riego sanguíneo muy grande.  Las vías gastrointestinales también requieren de un alto flujo de sangre después de una comida.   Luego de completarse la digestión, pueden funcionar adecuadamente con una porción suficiente de flujo.

Todos los órganos y sistemas del cuerpo humano, dependen de una perfusión adecuada, para funcionar de manera correcta.  Algunos de estos órganos reciben un suministro muy rico de sangre y no toleran la interrupción del riego sanguíneo por un tiempo prolongado.  Si se interrumpe la perfusión a esos órganos y se produce deterioro del tejido del órgano, se puede producir una disfunción e insuficiencia de dicho órgano.  La muerte de un sistema de órganos, puede conducir rápidamente la muerte del organismo.  Los cuidados médicos de urgencia esta diseñados para brindar una perfusión adecuada de estos órganos y sus  sistemas, hasta  que el paciente llega al hospital.

ÓRGANOS Y SISTEMAS DE ÓRGANOS CORRESPONDIENTES
Corazón Aparato circulatorio
Encéfalo Sistema nervioso central
Pulmones Aparato respiratorio
Riñones Aparato renal

 

El corazón requiere de una perfusión constante para funcionar de forma correcta.  El encéfalo y la medular espinal pueden lesionarse después de 4 a 6 minutos sin perfusión.  Es importante recordar que las células del sistema nervioso central no tiene la capacidad de regenerarse.  Los riñones pueden lesionarse después de 45 minutos de perfusión inadecuada.  El musculo esquelético, muestra evidencia de lesión después de 2 horas de perfusión insuficiente.  Las vías gastrointestinales pueden tolerar periodos un poco mas prolongados de perfusión deficiente.  Estos tiempos están basados en la temperatura normal del cuerpo 37°C o 98.6°F.  Un órgano o tejido que esta considerablemente más frío puede ser capaz de resistir el daño por hipoperfusión.

Anuncios

21 VOCABULARIO VITAL


21 VOCABULARIO VITAL

Cavitación: fenómeno en el cual la velocidad hace que una bala genere ondas de presión que causan daños distantes de la trayectoria del proyectil.

Des-aceleración: disminución de la velocidad del objeto

Energía cinética: energía de un objeto en movimiento

Energía potencial: el producto de masa, gravedad y altura que se convierte en energía cinética y da por resultado una lesión como la producida por una caída.

Índice de sospecha: duda o temor de que pueden existir lesiones o que no son obvias o visibles, cuando se determina el mecanismo de lesión que ponen en peligro la vida.

Lesión encefálica de golpe contragolpe: lesión traumática del encéfalo que ocurre cuando se aplica la fuerza de un impacto a la cabeza y la transmisión de energía a través del tejido encefálico causando una lesión en el sitio opuesto al impacto.

Mecanismo de lesión ML: las fuerzas de trasmisión de energía, aplacadas el cuerpo causando lesión.

Paciente con trauma multisistèmico: paciente que experimenta un trauma que afecta a más de un sistema corporal.

Trauma contuso: impacto sobre el cuerpo causado por un objeto produciendo lesiones sin penetrar tejidos blandos, órganos ni cavidades internas.

Trauma penetrante: lesión causada por objetos, como cuchillos y balas que perforan la superficie del cuerpo y dañan tejidos u órganos internos.

21.7 TRAUMA PENETRANTE


21.7 TRAUMA PENETRANTE

El trauma penetrante de baja energía, puede ser acusado de forma accidental o intencional, por perforaciones por un cuchillo, picahielo u otras armas o elementos.  A menos que se definan como obvias heridas de salida, muchas veces es muy difícil determinar las heridas de entrada y de salida de proyectiles en situaciones pre hospitalarias.  Debemos determinar el número de lesiones penetrantes y combinar ese dato las cosas importantes que ya conocemos sobre el trayecto potencial de los proyectiles penetrantes, para formar un índice sospechoso sobre las lesiones no visibles que pueden poner en peligro la vida.  Con las penetraciones de baja energía, las lesiones son causadas por los bordes afilados del objeto que se nueve a través del cuerpo y por lo tanto son cercanas al proyecto de él.  Sin embargo, algunas armas, como los cuchillos, pueden haberse movido de manera intencional en el interior causando más daño de lo que podría sugerir la herida externa.

En traumatismo penetrante de velocidad media y alta, el trayecto del objeto por ejemplo de una bala, puede no ser tan fácil de predecir.  Esto se debe a que la bala se puede aplastar fragmentar o rebotar dentro del cuerpo, antes de salir; además, debido a su velocidad emana ondas de presión causando daño en sitios alejados de su trayectoria.  Este fenómeno llamado cavitación, puede dar como resultado, lesiones graves en órganos distantes a la trayectoria real de la bala.  En forma muy similar a un bote moviéndose a través del agua, la bala destruye no solo los tejidos que esta en el camino de manera directa, sino también los que están en su trayectoria.  Por lo tanto, el área que es dañada por los proyectiles de velocidad media y alta, puede ser muchas veces más grande que el diámetro del propio proyectil.

Esta es la razón por la que con frecuencia las heridas de salida son mucho mayores que las heridas de entrada.  Como sucede con los choques vehiculares, la energía de una bala está más en función de su velocidad que de su masa o peso.  Si la masa de la bala se duplica, la energía disponible para causar lesión se duplicara y la energía para causar la lesión se cuadruplicará.  Por esta razón es importante que trate de determinar el tipo de arma se usó.  Aunque no es necesario o siempre posible que distinga entre las heridas de velocidad media y alta, cualquier averiguación referente al tipo de arma que fue usada debe ser informada a la dirección médica.

La policía en la escena puede ser una fuente útil de información sobre el calibre del arma.

Reconocimiento de los problemas que se desarrollan en los pacientes con trauma
Mecanismos de lesión Signos y síntomas Inicie de sospecha
Trauma contuso o penetrante en el cuello ·       Respiración ruidosa o laboriosa

·       Edema en la cara o el cuello

·      Hemorragia significativa o cuerpos extraños en la vía aérea superior o inferior, causantes de la obstrucción.

·      Este alerta por posible deterioro de la vía aérea

Trauma contuso significativo del tórax por choques automovilísticos, atropellamientos y/o traumas penetrantes en la pared del tórax ·       Dolor significativo del pecho

·       Movimiento asimétrico de la caja torácica.

·      Contusión Cardio pulmonar

·      Neumotórax o hemitórax

·      Costillas rotas causantes del deterioro respiratorio.

Cualquier trauma por una contusión,

ejemplo: por choque o por una lesión penetrante

·       Trauma contuso o penetrante al cuello, pecho, abdomen o ingle.

·       Golpes a la cabeza sostenidos durante choques automovilísticos, caídas y otros incidentes que producen pérdida de conciencia, alteración de estado mental, inhabilidad para recordar eventos, combatividad o cambios en los patrones del habla.

·       Dificultad en el movimiento de las extremidades; cefalea, especialmente con nauseas o vomito.

·      Las lesiones en estas regiones, pueden desgarrar y causar daños en los grandes vasos situados en estas áreas corporales, dando lugar a hemorragias significativas internas y externas.

·      Este alera ante la posibilidad de magulladuras del encéfalo y hemorragias en el tejido encefálico o a su alrededor, que puede causar la acumulación de una grave presión dentro del cráneo, alrededor del encéfalo o traumatismo craneoencefálico.

Cualquier trauma por fuerza contusa, caídas de una altura significativa o trauma penetrante ·       Dolor intenso de espalda y/o cuello, historial de dificultad para mover las extremidades, perdida de sensación , hormigueo en las extremidades ·  Lesión de los huesos de la columna vertebral o de la médula espinal.

21.3 TRAUMA PENETRANTE Y CONTUSO


21.3 TRAUMA PENETRANTE Y CONTUSO

Las lesiones traumáticas se pueden dividir en dos categorías separadas: trauma contuso y trauma penetrante.  Cualquiera de los dos tipos de traumatismo, puede ocurrir por una gran variedad de mecanismos de lesión.  Es importante considerar las lesiones no vistas u ocultas, así como también las visibles de cualquiera de los dos tipos de traumatismos.

El traumatismo contuso, es el resultado de una fuerza o transmisión de energía al cuerpo causándole una lesión, sin penetrar los tejidos blandos, órganos o cavidades internas.

El traumatismo penetrante es el resultado de objetos que perforan y penetran la superficie del cuerpo causando lesiones y produciendo daños en tejidos blandos, órganos internos y cavidades del cuerpo.

A %d blogueros les gusta esto: