Archivos de etiquetas: TORNIQUETE

22 VOCABULARIO VITAL – hemorragias


22 VOCABULARIO VITAL

Aorta: es la arteria principal, recibe sangre del ventrículo izquierdo y la entrega a todas las otras arterias transportando la sangre a los tejidos del cuerpo.

Arteria: vaso sanguíneo que condice la sangre, a los tejidos y órganos del cuerpo

Arteriolas: ramas más pequeñas de las arterias que conducen a la red de capilares.

Capilares: vasos sanguíneos pequeños, que conectan las arteriolas y las vénulas; varias sustancias pasan a través de las paredes capilares, hacia adentro y hacia afuera del líquido intersticial y luego a las células.

Choque hipovolémico: trastorno en el cual se reduce el volumen sanguíneo, debido a una hemorragia masiva interna o externa, así como también a una extensa perdida de agua corporal, dando lugar a una perfusión inadecuada.

Coagulación: masa semisólida que se forma creando un coagulo, para tapar aberturas en vasos sanguíneos lesionados y detener el flujo de sangre.

Contusión: es una magulladura o equimosis.

Epistaxis: hemorragia nasal

Equimosis: alteración de la coloración de la piel, asociada con una herida cerrada o magulladura.

Estado de choque: trastorno en el cual el aparato circulatorio no proporciona suficiente circulación, para que cada parte del cuerpo pueda realizar su función; también es llamado hipoperfusión.

Hematoma: masa de sangre en el tejido blando debajo de la piel.

Hemofilia: enfermedad congénita en la cual el paciente carece de uno o más factores de la coagulación normales de la sangre.

Hemorragia: sangrado.

Pantalón neumático anti choque PNA: dispositivo inflable que cubre las piernas y el abdomen del paciente y es usado para inmovilizar las extremidades inferiores o la pelvis, y para controlar la hemorragia en las extremidades inferiores, pelvis o cavidad abdominal.

Perfusión: circulación sanguínea dentro de un órgano o tejidos en cantidades adecuadas para cubrir las necesidades corrientes de las células.

Punto de presión: punto en el cual un vaso sanguíneo está situado cerca de un hueso; útil cuando la presión directa y la elevación no controlan la hemorragia.

Torniquete: último recurso de método de control de una hemorragia, ocluye el flujo arterial, y se usa solamente si todos los otros métodos han fallado y la vida del paciente está en peligro.

Venas: vasos sanguíneos que llevan la sangre de los tejidos al corazón.

Torniquete – control de hemorragias


Torniquete

Rara vez se necesita un torniquete para controlar una hemorragia.  Se considera que la aplicación de un torniquete es el último recurso, porque casi nunca es necesario y solo es eficaz para un número muy limitado de lesiones.  De hecho, con frecuencia un torniquete crea más problemas de los que resuelve.  La aplicación de un torniquete puede causar daños permanentes en los nervios, músculos y vasos sanguíneos, dando por resultado la perdida de una extremidad.  Además a menudo los torniquetes se aplican de forma inapropiada.

Si no puede controlar una hemorragia en un vaso mayor de una extremidad de otra forma, un torniquete bien aplicado puede salvar la vida de un paciente.  De manera específica, el torniquete es útil si un paciente está sangrando intensamente por una amputación parcial o completa.

Siga los siguientes pasos para aplicar un torniquete:

  1. Pliegue un venda triangular: hasta que tenga cuatro pulgadas o 10 cm de ancho y de seis a ocho capas de espesor.
  2. Envuelva con el vendaje dos veces alrededor de la extremidad. Elija un área ligeramente proximal a la hemorragia para reducir la cantidad de tejido dañado en la extremidad.
  3. Ate un nudo en el vendaje. A continuación coloque una vara o varilla o palo sobre el nudo y ate los extremos del vendaje con  un nudo cuadrado.
  4. Use la vara como un asidero y gírela para apretar el torniquete hasta que la hemorragia se detenga, luego suspenda los giros.
  5. Fije la vara en el sitio y haga la envoltura plana y lisa.
  6. Escriba “TK” en un pedazo de cinta adhesiva y el tiempo exacto hora y minutos, en que se puso el torniquete. Use la frase “tiempo de aplicación”.  Fije con firmeza la vinta adhesiva en la frente del paciente.  Notifique al hospital que el paciente tiene un torniquete.  Registre esta misma información en el formato de recorrido de la ambulancia.
  7. Como alternativa puede usar un brazalete de presión arterial como torniquete. Coloque el brazalete proximal al punto hemorrágico e insúflelo justo lo suficiente como para detener la hemorragia y déjelo inflado.  Si usa un brazalete de presión arterial vigile el calibrador de manera continua para asegurarse de que la presión no está bajando de forma gradual.  Puede ser necesario pinzar la manguerilla de la perilla infladora para evitar la pérdida de presión.

Siempre que aplique un torniquete asegúrese de observar las siguientes precauciones:

  • No aplique un torniquete sobre una articulación. Manténgalo tan cerca de la lesión cono le sea posible.
  • Use el vendaje más amplio posible. Asegúrese de que esta apretado con firmeza.
  • Nunca use alambres, cuerdas, cinturones, u otro material angosto que pueda cortar la piel.
  • De ser posible use un apósito o tela acolchada amplia debajo del torniquete, así protegerá los tejidos y ayudara a la compresión arterial.
  • Nunca cubra el torniquete después de haberlo puesto. Déjelo a la vista.
  • No afloje el torniquete después de haberlo aplicado. El personal del hospital lo aflojara una vez que se hayan preparado para tratar la hemorragia.

Técnicas especiales – control de hemorragias


Técnicas especiales

Gran parte de las hemorragias asociadas con fracturas ocurren porque los bordes de los huesos cortan músculos y otros tejidos.  Mientras la fractura permanezca inestable, los extremos de los huesos se moverán y continuaran lesionando los vasos parcialmente coagulados.  Por lo tanto la estabilización de las fracturas y la disminución del movimiento son de alta prioridad en el pronto control de la hemorragia.  Con frecuencia las férulas simples pueden controlar las hemorragias asociadas con fracturas.

De no ser así, tal vez sea necesario usar otro dispositivo de inmovilización, como una férula de aire, pantalón neumático anti choque o un torniquete.

Cuidados médicos de emergencias – hemorragias


Cuidados médicos de urgencias

Al comenzar a atender a un paciente con hemorragia externa obvia, recuerde seguir las precauciones de aislamiento de sustancias corporales ASC.  Esto incluye como mínimo guantes y protección ocular, con frecuencia una mascarilla y tal vez una bata.  En lo referente al cuidado del paciente, asegúrese de que tiene la vía aérea despejada y que esta respirando de forma adecuada.  Proporciónele oxígeno en flujo alto.  Puede, entonces concentrarse en controlar la hemorragia.  En algunos casos, puede estar presente una hemorragia que obviamente pone en peligro la vida del paciente, esta debe atenderse como una amenaza directa o condición amenazante de vida, y controlarse tan rápido como sea posible.

Se dispone de varios métodos para controlar la hemorragia externa.  Comenzando con los usados con mayor frecuencia, estos incluyen a los siguientes pasos:

  • Presión directa y elevación
  • Apósitos opresivos
  • Puntos de presión, para extremidades superiores e inferiores.
  • Férulas
  • Férulas de aire
  • Pantalón neumático anti choque
  • Torniquetes como último recurso.

Torniquete Uso de Actualización vídeo


La Autoridad Ambulancia Richmond, Richmond Departamento de Bomberos y el Departamento de Policía de Richmond se unieron con el equipo de comunicaciones en la Universidad Virginia Commonwealth para producir un repaso torniquete para todos los que respondieron que trabajarán UCI Campeonato Mundial de Ciclismo de la próxima semana tendrá lugar en Richmond y condados circundantes. El video de capacitación abarca todos los torniquetes actuales en servicio y la forma de utilizar los elementos improvisados ​​para detener la hemorragia grave después de un trauma.

A %d blogueros les gusta esto: