Archivos de etiquetas: tensión arterial

Taponamiento cardíaco – lesiones del tórax


Taponamiento cardíaco.

En el taponamiento cardíaco, la sangre y otros líquidos se acumulan en el pericardio, o saco fibroso que rodea al corazón.

 

Esto previene que el corazón se llene de sangre durante la fase diastólica, lo que causa una reducción en la cantidad de sangre bombeada al cuerpo, y disminución de la tensión arterial.  Finalmente, al acumularse la sangre dentro de la cavidad pericárdica, comprime al corazón hasta que no puede funcionar más y el paciente sufre un paso cardíaco.  Los signos y síntomas del taponamiento cariado incluyen: tonos suaves débiles, llamados a menudo ruidos cardíacos apagados, un pulso débil, baja tensión arterial sistólica y diastólica y distensión de la vena yugular.

En el tratamiento una cantidad pequeña del líquido en el saco pericárdico, es suficiente para causar un taponamiento cardíaco mortal.  Ocasionalmente puede acumularse liquido en cantidades sorprendentes en el saco pericárdico, como en trastornos crónicos.  El taponamiento cardíaco es relativamente poco común, se ve con mayor frecuencia en heridas penetrantes del corazón, que en lesiones contusas.  Si sospecha de este trastorno, que es una condición amenazante de vida, proporcione soporte respiratorio apropiado, oxigeno suplementario y pronto transporte.  Asegúrese de notificar al personal del hospital sus sospechas para que puedan hacerse las preparaciones de tratamiento especializado e inmediato.

Signos vitales iniciales – lesiones de ojos


Signos vitales iniciales

Evalué los signos vitales iniciales para observar los cambios que puede excrementar el paciente durante el tratamiento.  La tensión arterial, el pulso, el examen de la piel y las respiraciones, pueden indicar que tan bien el paciente está tolerando la situación. Una tensión arterial menor a 100 mm Hg, con un pulso débil, rápido y la piel fría y húmeda blanca o gris, debe alertarlo sobre la presencia de un choque.  Recuerde que debe preocuparse por la presencia de hemorragias vivibles en la cara y por hemorragias no visibles dentro de una cavidad del cuerpo.  Es probable que la evaluación de las pupilas se haya efectuado durante la evaluación de la lesión del ojo.

Evaluación continua – LTB


Evaluación continua

Repita la evaluación inicial. ¿Sigue permeable la vía aérea?, ¿cómo está la perfusión?, ¿son eficaces los tratamientos que proporcionó para los problemas con el ABC, aun? ¿Cómo está mejorando el estado del paciente?    Reevalúe los signos vitales, la frecuencia cardíaca, las respiraciones, la tensión arterial y el nivel de conciencia, si están bien, esto será un buen indicador, que el paciente está tolerando el nivel de estrés .  Evalúe estos signos de manera constante y no las tendencias que indican si el estado del paciente está mejorando o empeorando.

Comunicación y documentación

Describa de forma verbal al personal del hospital todas las lesiones que encuentre.  Use descripciones anatómicas apropiadas.  Proporciones un recuento pormenorizado de cómo ha tratado esas lesiones.  Todos estos hallazgos son importantes para incluir en su comunicación verbal y escrita.  Su habilidad para comunicar de manera clara y precisa, permite a los médicos y enfermeras continuar con la calidad en los cuidados en el hospital.

Signos vitales iniciales – emergencias de la conducta


Signos vitales iniciales

Obtenga los signos vitales cuando al evalúe al paciente, si no se acentúa la dificultad emocional del paciente.  Haga todos los esfuerzos por evaluar la tensión arterial, la respiración, el pulso, la oximetría del pulso, la glucosa, la piel y las pupilas.  Recuerde que las emergencias de la conducta, pueden producirse o precipitarse, debido a problemas fisiológicos y pueden exacerbar padecimientos preexistentes.  No olvide que la persona física y la persona emocional son una misma.

Signos vitales iniciales – lesiones por calor


Signos vitales iniciales

Los pacientes hipertérmicos, presentan taquicardia y taquipnea.  Mientras mantengan una tensión arterial normal, sus cuerpos compensan la pérdida de líquidos.  Cuando la tensión arterial comience a decaer, significa que ya no son capaces de compensar la pérdida de líquidos y que entrarán en choque.  Mida la temperatura de su paciente con un termómetro, de acuerdo con el protocolo.  Su evaluación de la piel del paciente ayuda a determinar qué tan serio es el problema de salud.  Por ejemplo, en el agotamiento por calor, la temperatura de la piel puede ser normal o incluso fresca, húmeda y pegajosa, sin embargo en la insolación, la piel está caliente.

Signos vitales iniciales – hipotermia


Signos vitales iniciales

Tenga en cuenta que los signos vitales pueden alterarse por los efectos de la hipotermia y ser un indicador de su gravedad.  La respiración puede ser lenta y superficial, lo cual produce bajos niveles de oxígeno en el cuerpo.  La tensión arterial baja y el pulso lento también indican hipotermia de moderada a grave.  Evalúe con cuidado a su paciente en busca de cambios en el estado mental.

Determine la temperatura central del cuerpo por medio de un termómetro, de acuerdo con el protocolo local.  Se requiere de un termómetro especial para temperaturas bajas para medir la temperatura del paciente hipotérmico.  Un paciente con hipotermia moderada tendrá una temperatura central menor a 32°C.

Evaluación continua – reacciones alergicas


Evaluación continua

El paciente que sufre una posible reacción alérgica debe vigilarse de cerca debido a que el deterioro de la condición del paciente puede ser rápida y fatal.  Debe darse atención especial a cualquier signo de compromiso de la vía aérea, incluido el aumento del trabajo respiratorio, el estridor o la sibilancia.  El nivel de ansiedad del paciente deberá vigilarse, ya que un aumento en éste, es un buen indicador de que es posible que la reacción este avanzando.  Así mismo, observe la piel en busca de signos del estado de choque, incluida la palidez y la diaforesis, lo mismo que el rubor, debido al colapso vascular.  Los signos vitales en serie son importantes para evaluar y el estado de su paciente. Cualquier aumento en la frecuencia respiratoria o cardiaca, o reducción de la tensión arterial, deberá anotarse.

Si administra epinefrina, cual es el efecto?, ha mejorado el estado del paciente?, necesita considerar una segunda dosis?  Quizás deberá aplicar más de una inyección de epinefrina, si observa que el estado mental del paciente empeora, aumenta su dificultad respiratoria o se reduce la tensión arterial.   Asegúrese primero, de consultar con la dirección médica.  Los auto inyectores solo proporcionan una dosis, y un paciente que requiera más de una dosis, deberá contar con más de un inyector.  Deberá tomar los signos vitales de cualquier paciente en condición crítica por lo menos cada cinco minutos.

Signos vitales iniciales – convulsiones


Signos vitales iniciales

Durante la mayoría de las convulsiones activas, es imposible evaluar los signos vitales y esta no es la prioridad, cuando un paciente está convulsionando activamente.  A menos que la situación sea extraña, los signos vitales en el paciente convulsivo postictal serán casi normales.  Obtenga la frecuencia, el ritmo y calidad del pulso; tensión arterial, color, temperatura y condición de la piel, así como también el tamaño y relatividad de las pupilas.  Si la persona presenta antecedentes diabéticos y le es posible realizar una prueba de glucosa por punción en un dedo, esto deberá incluirse en los signos vitales.  Compare los signos vitales con los obtenidos en la evaluación continua.

Evaluación continua – EVC


Evaluación continua

Esta debe concentrarse en tres objetivos principales: reevaluación de los ABC, intervenciones y signos vitales.  Los pacientes que han sufrido un EVC, pueden perder la vía aérea o dejar de respirar sin advertencia.  Es posible que sean necesarias múltiples intervenciones, para estos pacientes.  La eficacia de adjuntos de las vías aéreas, ventilaciones de presión positiva y otros tratamientos, solo puede determinarse a través de la observación inmediata y continúa después de proporcionar la intervención.  Si algo no funciona, pruebe otra cosa.

Ya ha establecido sus signos vitales iniciales en su evaluación, lo mismo que una puntuación en la escala Glasgow del coma.  Ahora es tiempo de comparar la información inicial con la actualizada.  Cualquier cambio puede indicar si el tratamiento es eficaz.  Observe con cuidado si hay cambios en el pulso, la tensión arterial, las respiraciones y la puntuación del ECG.

Signos vitales iniciales – dolor toraxico


Signos vitales iniciales

Tome y anote los signos vitales del paciente, mientras obtiene el historial SAMPLE, pida a su compañero que tome los signos vitales iniciales del paciente, incluidos el pulso, la tensión arterial y la respiración.  Debe obtener lecturas para ambas presiones arteriales: sistólica y diastólica.  Si está disponible, use un pulsioximetro.  Ante la hora en la que se tomen los signos vitales.

A %d blogueros les gusta esto: