Archivos de etiquetas: Tensiometro

EQUIPO PARA LA MEDICION DE LA TENSION ARTERIA


EQUIPO PARA LA MEDICION DE LA TENSION ARTERIA

 brazaletes tension arterial brazalete normal tensio arterial

 

 

 

 

Cuando mida la tensión arterial, usara un esfigmomanómetro (manguito de tensión arterial) para ejercer presión sobre la arteria y tiene los siguientes componentes:

  • Un brazalete exterior de tela, ancho para ajustarse alrededor del brazo o la pierna.
  • Una cámara de caucho que esta envuelta por el brazalete exterior de tela.
  • Una perilla para insuflar el aire dentro del brazalete de caucho, y una válvula de paso que se puede cerrar o abrir para permitir que el aire se libere a una velocidad controlada.
  • Un manómetro calibrado en milímetros de mercurio, que indica la presión está siendo aplicado contra la arteria en el brazalete.

La mayoría de los proveedores tiene tres tamaños de brazalete par la tensión arterial: Adulto, Muslo y pediátrico.

El brazalete de adulto está diseñado para cubrir alrededor del brazo de 1 a 1.5 veces incluyendo dos terceras partes de la longitud entre la axila y el pliegue del codo.

Utilice un brazalete de muslo en pacientes obesos,  brazos musculosos o excesivamente desarrollados, o en pacientes con los brazos lesionados.

Utilice el brazalete pediátrico en pacientes en niños o adultos pequeños.

Debe asegurarse siempre de seleccionar el tamaño correcto de brazalete  puesto que un brazalete demasiado pequeño nos dará como resultado una lectura falsa de presión alta y un brazalete grande una lectura falsa de tensión baja.

 

TENSION ARTERIAL


TENSION ARTERIAL

Es necesaria una tensión arterial adecuada para mantener una circulación y perfusión apropiadas en las células de los órganos vitales.  La tensión arterial (TA) es la presión que ejerce la sangre sobre las paredes arteriales.  Una disminución en la tensión arterial puede indicar4 una de las siguientes situaciones:

  • Pérdida de sangre o de sus componentes líquidos
  • Perdida de tono vascular capacidad de vasoconstricción arterial para mantener la presión necesaria, aun sin una pérdida real de sangre o líquidos
  • Un problema de bombeo cardiaco.

Cuando se presenta cualque5ra de estas situaciones y da por resultado una caída de en la circulación, se activan los mecanismos de compensación del cuerpo: la frecuencia cardiaca aumenta,  y las arterias se constriñen.  La tensión arterial norman se mantiene, y al disminuir el flujo sanguíneo a la piel y extremidades, el volumen de sangre disponible se redirige de manera temporal a los órganos vitales para que permanezcan perfundidos adecuadamente.  Sin embargo, al progresar el choque y no poder mantener más los mecanismos de compensación, la tensión arterial caerá.  La disminución de la tensión arterial es un signo tardío del estado de choque, e indica que la fase crítica descompensada ha comenzado.

Cualquier paciente con una tensión arterial disminuida, en grado muy manifiesto, tiene una presión inadecuada para mantener una perfusión correcta de todos los órganos vitales y necesita que su tensión arterial y perfusión se restaure de inmediato a un nivel normal.

Cuando la tensión arterial se eleva, los mecanismos compensadores del cuerpo actuan para reducirla.  Algunas personas tienen una tensión arterial alta, por un estrechamiento progresivo de las arterias,  producido con la edad, y durante un episodio agudo de tensión arterial,  puede aumentarse a niveles aún más altos.  Las lesiones de la cabeza y otros trastornos pueden causar aumentos de la tensión arterial a niveles muy elevados.  La tensión arterial anormalmente alta, puede producir una rotura u otra lesión critica, en el sistema arterial.

Debe medir la tensión arterial en todos los pacientes mayores de tres años.

La tensión arterial contiene dos componentes clave separados: la presión sistólica y la presión diastólica.

La presión sistólica, es la presión aumentada y trasmitida a lo largo de la arteria con cada contracción (sístole) de los ventrículos y la onda de pulso que produce.

La presión diastólica, es la presión residual que permanece en las arterias durante la fase de relajación del ciclo del corazón (diástole),  cuando el ventrículo izquierdo esta en reposo.

La presión sistólica representa la máxima presión a la que se somete una arteria, y la presión diastólica, a la cantidad mínima de presión que está siempre presente en las arterias.

Los medidores de la tensión arterial iniciales contenían una columna de mercurio y una escala lineal graduada en milímetros.  Aun cuando se usan ahora distintos medidores, la tensión arterial,  se mide en milímetros de mercurio (mm Hg).

La tensión arterial se informa como una tracción en forma de presión sistólica sobre la presión diastólica.  Por lo tanto si la sistólica de un paciente es 120 y la presión diastólica es 78, la registraría como “TA 120/78 mm Hg”, y lo haría verbalmente como la “TA de 120 sobre 78”.

A %d blogueros les gusta esto: