Archivos de etiquetas: SVA

Circulación – Decisión de transporte – quemaduras


Circulación

Debe evaluar rápidamente la frecuencia y calidad del pulso, determinar la perfusión, sobre la base del estado, color y temperatura de la piel y el tiempo de llenado capilar.  Si ve una hemorragia abundante, debe tomar las medidas necesarias para controlarla.  La hemorragia es una condición amenazante de vida, por ende debe controlarse de inmediato; el estado de choque se desarrolla con frecuencia en pacientes quemados; de apoyo a su circulación elevando los brazos y la piernas de forma apropiada o colocando al paciente en posición de Trendelemburg.  También debe tratar el estado de choque previniendo la pedida de calor.  Esto es muy importante, porque la piel lesionada tiene solo una limitada capacidad para regular la temperatura del cuerpo.

Decisión de transporte

Si su paciente que está tratando, tiene un problema de la vía aérea o respiratorio por quemaduras notables, hemorragia externa copiosa o signos y síntomas de hemorragia interna, debe considerar transportarlo en forma rápida al hospital para su tratamiento.  La presencia de proveedores de cuidados de SVA, puede ser apropiada en el caso de pacientes con quemaduras de 2 grado-moderado a 3 grado-intenso, o quemaduras de la vía aérea o pulmones.  Los proveedores de SVA, pueden tratar a estos pacientes con intubación endotraqueal y líquidos intravenosos, para darle soporte a problemas de la vía aérea, respiración y circulación (estado de choque).  Estas situaciones pueden progresar tan rápido que la ayuda inmediata de SVA puede hacer la diferencia entre la vida y la muerte.

Anuncios

Evaluación inicial – lesiones cerradas


Evaluación inicial

Impresión general

Al acercarse al paciente traumatizado o paciente de trauma, hay indicadores importantes que lo alertaran sobre la gravedad del trastorno.  ¿Está despierto el paciente e interactuando con su entorno, o yace quieto, sin hacer ruido? ¿Tiene el paciente alguna condición amenazante de vida, como una hemorragia abundante?, ¿Cuál es su color?, ¿está respondiendo de forma apropiada o inapropiada?  Su impresión general, le ayudara a desarrollar un índice de sospecha, de si las lesiones son graves y también le ayudara a determinar qué tan urgente necesita el paciente cuidado.

Es posible que los pacientes de trauma con lesiones cerradas de los tejidos blandos, parezcan tener lesiones menores; sin embargo, durante la evaluación inicial no debe distraerse buscando lesiones escondidas, o más severas.  Por ejemplo: la impresión general de un paciente con un hematoma en la cabeza y disminución de la conciencia, puede indicar una lesión grabe de cabeza.

Vía aérea y respiración

A continuación debe asegurar que el paciente tenga su vía aérea despejada y permeable.  Como hubo un trauma, proteja a su paciente de un posible daño adicional de la columna vertebral, al tarar la vía aérea, previniendo el movimiento de la cabeza y el torso.  Si el paciente no responde o tiene un nivel de conciencia alterado en grado significativo, considere colocar una cánula orofaringea o nasofaríngea; además, debe con rapidez examinar y observar la respiración adecuada.  Palpe el tórax, buscando DCAP-BTLS.  Si se descubre una lesión en los tejidos blandos, en el tórax o el abdomen, verifique que los ruidos respiratorios sean simétricos y claros, luego administre oxígeno en flujo alto o proporciones ventilaciones asistidas, usando un dispositivo BVM, según se requiera, dependiendo del nivel de conciencia y de que su paciente este respirando de forma inadecuada.

Circulación

Debe evaluar de inmediato la frecuencia y calidad del pulso; determinar el estado, el color y la temperatura de la piel y verificar el tiempo de llenado capilar.  Las lesiones cerradas de los tejidos blandos no tienen signos visibles de hemorragia; como el sangrado se está produciendo por dentro del cuerpo, puede presentarse el estado de choque.  Su evaluación del pulso y la piel le darán una indicación del grado de agresividad con el que necesita tratar al paciente.

Decisión de transporte

Durante su evaluación inicial, determine si su paciente necesita un transporte inmediato o estabilización en la escena.  Si el paciente que está tratando, tiene un problema en la vía aérea, en su ventilación, síntomas y signos de choque y/o una hemorragia interna, debe considerar transportarlo rápidamente para ser atendido y solicitar apoyo de SVA.  Aunque el tratamiento en la evaluación inicial está dirigido a atender con prontitud, las condiciones amenazantes de vida, no debe retrasar el traslado de un paciente de trauma o traumatizado, en particular si es uno en el cual la lesión de los tejidos blandos puede ser el signo de una lesión grave más profunda.  Los pacientes con ML intenso, pueden requerir de una exploración rápida para identificar esas lesiones.

Decisión de transporte – estado de choque


Decisión de transporte

Una vez que ha evaluado la perfusión, puede determinar si el paciente debe ser tratado con alta prioridad, si se necesita SVA y a que servicio u hospital debe ser transportado.  Por lo general, los pacientes en choque o un ML sospechoso, deben ser transportados a un centro de trauma.  A veces, los protocolos dictan que el paciente se debe transportar al hospital más cercano, para estabilizarlo antes de transferirse a un centro de trauma especializado.

18.7 EVALUACIÓN DE LAS LESIONES POR CALOR


18.7 EVALUACIÓN DE LAS LESIONES POR CALOR

Evaluación de la escena

Como parte de su valoración de la escena, efectúe una evaluación del entorno.  ¿Qué tanto calor hace afuera?, ¿Qué tan caliente esta la habitación donde está su paciente? ¿Qué tan bien está tolerando el calor?  La central puede hacer la llamada inicial como si se tratara de un problema médico o de traumatismo.  Puede suceder que la enfermedad por calor sea solo secundaria.  Acérquese a la escena buscando riesgos, así como también indicios sobre lo que puede haber causado el problema de su paciente.  Si anticipa que permanecerá largo tiempo en la escena protéjase contra el calor.  Emplee las precauciones ASC adecuadas, incluidos los guantes y protectores oculares.  Es posible que las camisas de manga larga y los pantalones largos no sean cómodos en el clima caliente, sin embargo, pueden protegerlo salpicaduras de sangre , fluidos corporales o líquidos.  Considere si requiere apoyo del SVA.  Es probable que deban administrarse líquidos vía IV.

Evaluación del paciente con abdomen agudo


14.5 EVALUACIÓN DEL PACIENTE CON ABDOMEN AGUDO

Evaluación de la escena

Confirme que la escena es segura.  El abdomen agudo puede ser el resultado de la violencia, como un traumatismo con un objeto romo o punzante.  Considere la necesidad de pedir apoyo al equipo de soporte vital avanzado.  Observe la escena de cerca y entreviste a los testigos o a los familiares si la causa no es obvia.  Puede haber muchos indicios presentes, que solo nosotros podremos informar.

Intervenciones – convulsiones


Intervenciones

Las convulsiones por lo general están limitadas en cuanto a su duración.  La mayoría no requiere de mucha intervención porque habrá terminado para el momento en que lleguemos.  En el caso de personas que se encuentran en convulsión activa, deberá protegerlas contra daños, mantener una vía aérea libre realizando la succión según se requiera y proporcionando oxígeno con la mayor rapidez posible.  Trate cualquier traumatismo que encuentre, como lo haría con cualquier otro paciente.

Para pacientes que continúan en el episodio convulsivo, como en el estado epiléptico, succione la vía aérea de acuerdo con el protocolo,   proporcione ventilación con presión positiva y transporte con rapidez al hospital.  Si tiene la opción de reunirse con el SVA, deberá hacerlo, ya que los proveedores de este servicio cuentan con los medicamentos que pueden detener una convulsión prolongada.

Evaluación de la escena – convulsiones


Evaluación de la escena

Es frecuente que los despachadores, reciban información de la persona que llama acerca de la convulsión; incluso si esta persona nunca antes había visto una convulsión, la descripción de esta, o de los espasmos, con frecuencia indican que está teniendo lugar un ataque convulsivo.  Aunque esta puede ser la naturaleza obvia de una enfermedad reportada por testigos, aún pueden estar presentes un mecanismo de lesión.  Considere la necesidad de tener precauciones con la espina dorsal con base en la información de la central y su evaluación de la escena y el paciente.  Asegúrese de que la escena es segura y emplee protección ASC apropiada.  Como mínimo, debe usar guantes y protección ocular, por lo general no se requiere de SVA, para una convulsión simple, pero cuando aparecen complicaciones como trauma grave o convulsiones prolongadas, se requiere de SVA.

Evaluación en la escena – EVC


Evaluación en la escena

Los eventos vasculares cerebrales, se presentan de diferentes maneras.  Los despachadores de la central no están capacitados para diagnosticar problemas particulares, sino para reconocer un conjunto de condiciones específicas.  Dado que el derrame cerebral puede presentarse de muchas maneras, los signos y síntomas pueden confundirse con facilidad con otros padecimientos, en especial cuando son escuchados por teléfono.  Tenga en cuenta la información que la central le proporciona, pero también considere otras posibilidades como traumatismos y otras afecciones que pueden parecerse un EVC.  Por ejemplo: tanto la hipoglucemia asociada con la diabetes, como las convulsiones debidas a otras causas, pueden presentarse con síntomas similares a los de un EVC.  Si esta llamada hubiese descrito a pacientes múltiples, sería más probable que el incidente implica traumatismos o materiales peligrosos en lugar de una enfermedad.

No se distraiga con la gravedad de la situación, ni con los familiares asustados que deseen que se apresure.  Determine primero si hay amenazas para su seguridad y siga las precauciones de ASC.  La mayoría de las llamadas que involucran un EMA, requieren respaldo o intervención del SVA, si está disponible.  Pida ayuda en forma oportuna.

Coordinación con el SVA – desfibrilación


Coordinación con el SVA

El tiempo hasta la desfibrilación es crítico, para la supervivencia después de un paro cardiaco.  Si estamos equipados con un DAE, contamos con la principal herramienta, que un paciente crítico con fibrilación ventricular necesita.  Más aun, es muy difícil dañar a alguien con un DAE.  En consecuencia, si cuenta con este aparato, no espere a que llegue el personal avanzado para administrar una descarga.  Esperar podría parecer una buena idea.  Pero no lo es.  Es desperdiciar la mejor oportunidad de supervivencia de la persona.

Si el paciente no responde y carece de pulso, aplique el DAE y oprima el botón de análisis (si lo hay), lo más pronto que pueda.  Notifique al personal del SVA, después de reconocer un paro cardiaco, pero no retrase la desfibrilación.  Después de que el personal avanzado llegue a la escena, deberá interactuar con ellos de acuerdo los sus protocolos locales.

Después de las descargas del DAE – paro cardiaco


Después de las descargas del DAE

La atención del paciente después de que el DAE administra una descarga, depende de su localización y el sistema de SMU; por lo tanto, deberá seguir los protocolos locales.  Después de completar el protocolo del DAE, es probable que algunas de las siguientes circunstancias se aplique al paciente:

  • Recuperación del pulso
  • No hay pulso y el DAE indica que no se recomienda la descarga.
  • No hay pulso y el DAE indica que se recomienda la descarga

Los pacientes que no logran recuperar el pulso en la escena del paro cardiaco, por lo general no sobreviven.

Si un servicio de SVA no acude a la escena y sus protocolos locales lo aprueban, puede indicar el traslado cuando se presente una de las siguientes circunstancias:

  • El paciente recupera el pulso
  • Se administran máximo tres descargas
  • El dispositivo proporciona tres mensajes consecutivos, separados por 2 minutos de RCP, de que no se recomienda la descarga.

Si traslada a un paciente mientras realiza la RCP, deberá planear el manejo del paciente en la ambulancia.  Lo ideal será que dos TEM, se encuentren en el compartimiento del paciente mientras un tercero conduce.  Puede proporcionar descargas adiciones en la escena o en el camino con la aprobación de la dirección médica.  Tenga en cuenta que los DAE no pueden analizar el ritmo cardiaco, mientras el vehículo esta en movimiento.  Tampoco es seguro desfibrilar en una ambulancia en movimiento.  Por lo tanto deberá esperar a un alto total si se requieren más descargas.  Asegúrese de memorizar el protocolo de su servicio del SMU.

A %d blogueros les gusta esto: