Archivos de etiquetas: signos y síntomas

Signos y síntomas – lesiones abdominales


Signos y síntomas

Los pacientes con lesiones abdominales en general tienen una molesta principal, la cual es el dolor.  Pero otras lesiones significativas pueden enmascarar el dolor al principio y algunos pacientes no podrán ser capaces de indicar su dolor por estar inconscientes o no ser capaces de responder, como después de una lesión de cabeza o sobredosis de drogas o alcohol  Un signo muy común de lesión abdominal, significativa es la taquicardia, al aumentar el corazón su acción de bombeo para compensar la pérdida de sangre, indicación temprana de pérdida de sangre, compensada y choque.  Los signos posteriores incluyen evidencia de choque, como disminución de la tensión arterial, piel fría, pálida y húmeda o cambios en el estado mental del paciente, combinados con u traumatismo del abdomen.

En algunos casos, es posible que el abdomen pueda distenderse por la acumulación de sangre y líquido.  Como TEM-TUM-TES, debe buscar otros signos y síntomas de posibles problemas y lesiones del abdomen.  Las lesiones contusas frecuentemente indicadas por áreas rojas de la piel en esta etapa temprana, u otras marcas visibles, cuya localización, debe guiar su atención a estructuras subyacentes.

Por ejemplo, la equimosis en el cuadrante superior derecho, cuadrante superior izquierdo o flanco que es la región de la caja costal inferior, puede sugerir una lesión del hígado, el bazo o riñón respectivamente.

Los signos de lesión abdominal suelen ser más definidos que los síntomas e incluyen la firmeza del abdomen a la palpación, las heridas penetrantes obvias, las equimosis y los signos vitales alterados, como aumento de la frecuencia del pulso, aumento de la frecuencia respiratoria, disminución de la tensión arterial y respiraciones poco profundas, aunque esta última puede aparecer mas adelante.  Los signos mas comunes son hipersensibilidad abdominal, particularmente la hipersensibilidad localizada y la hipersensibilidad abdominal, a causa del dolor.

Anuncios

Signos y síntomas – lesiones del tórax


Signos y síntomas

Los signos y síntomas de las lesiones del tórax incluyen:

  • Dolor en el sitio de la lesión
  • Dolor localizado , que es agravado por la respiración o si incremento
  • Contusión de la pared del tórax
  • Crepitación con la palpación del tórax
  • Cualquier lesión penetrante del tórax
  • Disnea
  • Hemoptisis
  • Falta de expansión normal con la inspiración de uno o ambos lados del tórax.
  • Pulso rápido, débil y baja tensión arterial después de experimentar un traumatismo de tórax
  • Cianosis alrededor de los labios o en las uñas.

Después de una lesión de tórax, cualquier cambio en la respiración normal, es un signo particularmente importante.  Un adulto sano, no lesionado, suele ventilar de 12 a 20 veces por minuto sin dificultad y sin dolor.   El pecho debe elevarse y descender en forma simétrica con cada ventilación.  Las respiraciones con una frecuencia menor de 12/min o mayor de 10/min, pueden indicar respiración inadecuada.  Los pacientes con lesiones de tórax a menudo tienen taquipnea o respiraciones rápidas, y respiraciones superficiales, debido al dolor causado al tomar una inspiración profunda.  Note que es posible que el paciente este haciendo intentos de respirar, pero de hecho no está moviendo aire.

Los traumatismos de la pared torácica, como heridas succionantes del tórax o tórax inestable, pueden interferir con la actividad efectiva de mover el aire.  Verifique la frecuencia respiratoria y vea si en realidad hay movimiento de aire en la boca, en la nariz o en ambos sitios.

Como sucede con cualquier otra lesión, el dolor, la hipersensibilidad es común en el punto de impacto, como resultado de una contusión o fractura.  El dolor suele ser agravado por el proceso normal de la respiración.  La irritación o el daño de las superficies pleurales, causan un dolor agudo o punzante con cada respiración, cuando estas superficies lisas se deslizan normalmente entre sí.  Este dolor agudo se llama dolor pléurico o pleuresía.

En un paciente lesionado, la disnea tiene varias causas, que incluyen obstrucción de la vía aérea, lesión de la pared torácica, expansión inapropiada del tórax por pérdida del control normal de la respiración o compresión del pulmón por acumulación de sangre o de aire en la cavidad torácica.  La disnea en un paciente lesionado indica un potencial de deterioro de la función pulmonar; se requiere un soporte inmediato y enérgico con alta concentración de oxígeno y ventilación con transporte inmediato.

La hemoptisis, escupir o toser con sangre, suele indicar que le pulmón, o la vía respiratoria han sido lesionados.  Con una laceración del tejido pulmonar, puede entrar sangre a las vías bronquiales y se expectora a exterior cuando el paciente trata de despejar la va aérea.

Un pulso rápido, débil y baja tensión arterial, son los signos principales del choque hipovolémico, que puede ser el resultado de hemorragias extensas en estructuras laceradas dentro de la cavidad torácica, donde están situados el corazón, y los grandes vasos.  El choque después de una lesión, también puede ser el resultado de una oxigenación deficiente de la sangre por pulmones que funcionan incorrectamente.

La cianosis en un paciente con lesión de tórax es un signo de respiración inadecuada.  El aspecto clásico azul o gris cenizo, alrededor de los labios y uñas, indica que la sangre no está siento suficientemente oxigenada.  Los pacientes con cianosis son incapaces de proporcionar un aporte suficiente de oxigenación a la sangre a través de los pulmones, requieren de una oxigenación constante y ventilación inmediata.

Muchos de estos signos y síntomas, ocurren simultáneamente.  Cuando cualquiera de ellos se desarrolla como resultado de una lesión de tórax, el paciente requiere de atención hospitalaria inmediata.  Recuerde que la principal razón de la preocupación en un paciente con una lesión del tórax, es el hecho de que su cuerpo no tiene medios para almacenar oxígeno, el cual es suministrado y usado continuamente aun durante el sueño.  Cualquier interrupción en este aporte, puede ser rápidamente mortal, y se debe tratar de manera enérgica.

Choque anafiláctico


Choque anafiláctico

La anafilaxia o choque anafiláctico, ocurre cuando una persona reacciona de forma violenta a una sustancia a la cual se ha sensibilizado.  Sensibilización significa volverse sensible a una sustancia que al inicio no causo ninguna reacción.  No llegue a conclusiones erróneas o apresuradas con un paciente que manifiesta un historial ausencia de reacciones alérgicas a una sustancia en la primera o segunda exposición.  Cada exposición subsecuente después de la sensibilización tiende a producir una reacción más grave.

Los casos que causan reacciones alérgicas intensas caen en la cuatro siguientes categorías:

  1. Inyecciones ( antitoxina tetánica, penicilina)
  2. Picaduras de insectos (abejas, avispas, avispones)
  3. Ingestión (mariscos, frutas, medicamentos)
  4. Inhalación (polvo, polen)

Las reacciones anafilácticas, pueden desarrollarse en minutos, o a unos segundos después del contacto con la sustancia a la cual el paciente es alérgico.  Los signos de estas reacciones alérgicas son muy distintos y no se ven en otras formas de choque.

En el siguiente cuadro se muestran los signos del choque anafiláctico, en el orden en que por lo general se presentan.  Note que la cianosis, es un signo tardío del choque anafiláctico.

En el choque anafiláctico, no hay pérdida de sangre, ni deterioro vascular mecánico, solo una ligera posibilidad de lesión muscular directa; en vez de esto, existe una dilatación vascular generalizada.  La combinación de una oxigenación insuficiente y una perfusión deficiente en el choque anafiláctico puede ser mortal.

 

SIGNOS DE CHOQUE ANAFILACTICO
PIEL APARATO CIRCULATORIO APARATO RESPIRATORIO
Rubor, comezón o ardor, especialmente en la cara y en la parte superior del pecho. Dilatación de los vasos sanguíneos periféricos. Estornudos o comezón de las fosas nasales.
Urticaria (ronchas), que pueden extenderse sobre grandes áreas del cuerpo. Caída de la tensión arterial.

 

Rigidez de pecho con tos seca.
Edema en cara, lengua y labios. Pulso débil, apenas palpable. Sibilancia y disnea.
Palidez.

 

Mareos. Secreciones de líquido y moco en las vías bronquiales, alveolos y tejido pulmonar causante de la tos.
Cianosis (coloración azulosa de la piel como resultado de una oxigenación deficiente.) Desmayos y coma. Constricción de los bronquios, dificultad para inspirar aire a los pulmones.
  Espiración forzada acompañada de sibilancias.
  Cese de la respiración.

Signos y síntomas – hemorragia interna


Signos y síntomas

El síntoma más común de una hemorragia interna es el dolor.  El sangrado interno significativo, por lo general producirá hinchazón en el área de la hemorragia.  La hemorragia intra-abdominal, causara con frecuencia dolor y distensión.  La magulladura es un signo de hemorragia interna, esta es muy común en las lesiones de la cabeza, las extremidades y lesiones pélvicas, y también puede ser un signo de traumatismo abdominal significativo.  La hemorragia en el tórax puede causar disnea, taquicardia e hipotensión.  La correcta denominación de una magulladura es contusión o equimosis.

El hematoma, es una masa de sangre en los tejidos blandos, debajo de la piel, que indica una hemorragia y puede ser el resultado de una lesión menor o grave según sea el caso.  La magulladura o equimosis, puede no estar presente al principio y es posible que el único signo de traumatismo pélvico o abdominal grave sea el enrojecimiento, abrasiones de la piel o dolor.

La hemorragia de una abertura corporal, aunque sea leve, es grave.  Suele indicar una hemorragia interna que no es fácil de ver ni controlar.  La hemorragia de sangre brillante den boca, recto o en la orina, puede sugerir una lesión interna o una enfermedad.  La hemorragia vaginal no menstrual siempre es significativa.

Otros signos y síntomas de hemorragia interna en enfermos tanto de trauma como médicos. Incluyen los siguientes:

  • Hematemesis: esta es sangre vomitada, esta puede ser de color rojo brillante o rojo oscuro; si ha sido parcialmente digerida puede verse como vomito de asientos o cuncho de café.
  • Melena: es la evacuación negra alquitranada y fétida que contiene la sangre digerida.
  • Hemoptisis: es sangre de color rojo brillante que es expectorada por el paciente.
  • Dolor, hipersensibilidad, equimosis e hinchazón, son signos que pueden significar que una fractura cerrada está sangrando.
  • Fracturas costales, equimosis sobre la parte inferior del tórax o un abdomen rígido, distendido, son signos y síntomas que pueden indicar un bazo o hígado lacerado. Los pacientes con una lesión en cualquiera de los órganos pueden tener dolor referido: en el hombro derecho (hígado) o izquierdo (bazo).  Debe sospechar de hemorragia abdominal interna en un paciente con dolor referido.

El primer signo de choque hipovolémico o hipoperfusión, es un cambio en el estado mental; como ansiedad, inquietud o combatividad.  En pacientes no traumatizados, la debilidad, desmayo o mareos al estando de pie, son otros síntomas tempranos.  Los cambios en el color de la piel o palidez, se ven con frecuencia en pacientes tanto traumatizados como médicos.

Los dignos tardíos de hipoperfusión que sugieren hemorragia interna incluyen los siguientes:

  • Taquicardia.
  • Debilidad, desmayos o mareos en reposo.
  • Sed.
  • Nauseas o vomito
  • Piel fría, húmeda o viscosa
  • Respiración rápida y superficial
  • Ojos apagados.
  • Pupilas levemente dilatadas, lentas en respuesta a la luz.
  • Llenado capilar en lactantes y niños mayor de 2 segundos
  • Pulso débil y rápido o filiforme
  • Tensión arterial decreciente
  • Alteraciones del nivel de conciencia

Los pacientes con estos signos y síntomas, están en riesgo y por consiguiente pueden estar en peligro.  Aun si la hemorragia se detiene, puede comenzar de nuevo en cualquier momento.  Por lo tanto es necesario el traslado inmediato.

Comunicación y documentación – emergencias gineco-obstetras


Comunicación y documentación

Si su evaluación determina que el parto es inminente, notifique al personal del hospital mientras se prepara para este.  Si el parto no se ha iniciado en un lapso de 30 minutos, notifique al personal del hospital que va a estar de nuevo en tránsito sin el parto.  Este retraso en el parto, cuando los signos y síntomas indican un nacimiento inmediato, por lo general significa que existe un problema grave.  Solicite ayuda al personal del hospital para evaluar y clasificar la situación.  Asegúrese de notificar al personal del hospital receptor toda la información relevante, de manera que pueda preparar la respuesta adecuada.  Lo que usted diga, puede determinar si atenderán a su paciente en el departamento de urgencias o si ira directamente a la sala de partos.  Documente con cuidado, en especial el estado del bebe.  La obstetricia se encuentra entre las especialidades con más litigios en la medicina; la documentación precisa es esencial.

Intervenciones – intoxicaciones y envenenamientos


Intervenciones

El tratamiento que proporciona a los pacientes envenenados, depende en gran parte de la sustancia a la que se expuso el paciente y el cómo se expuso, además de otros signos y síntomas que encuentre en la evaluación.  Algunos venenos pueden diluirse con facilidad o descontaminarse antes de su trapista.  Diluya las exposiciones debidas al aire con oxígeno, elimine las exposiciones por contacto con una cantidad copiosa de agua, a menos que este proceso este contraindicado, y considere el uso de carbón activado para venenos ingeridos.  Comuníquese con la dirección médica, con su centro de envenenamientos o instituto de toxicología, para conocer las opciones de tratamiento, en caso de venenos específicos.

Intervenciones – abdomen agudo


Intervenciones

Las quejas abdominales pueden variar desde problemas muy simples, hasta otros muy complejos.  Gran parte del tratamiento, dependerá de los signos y síntomas que encuentre durante su evaluación, por ejemplo: las alteraciones en la respiración pueden aliviarse con oxígeno, además de la atención sintomática, la mayoría de los pacientes con dolor abdominal, se beneficiaran con un buen apoyo psicológico y una posición adecuada.  Si un paciente está en choque, quizá necesite colocarlo en una posición de choque, modificada o posición de Trendelemburg.  Muchos preferirán permanecer sobre su costado o en posición fetal. Es posible que otros pacientes, requieran estar sentados para respirar con mayor facilidad.  Tener calma y ser profesional, le brindará al paciente la seguridad de estar siendo atendido.

Comunicación y documentación – EVC


Comunicación y documentación

Después de iniciar el transporte deberá lo más pronto posible, basarse en la información que haya obtenido.  Notifique al personal del centro hospitalario que los recibirá, que lleva a un paciente con posible EVC, de modo que dicho personal, pueda prepararse para evaluar y tratar al paciente sin terrazos.  Asegúrese de incluir la hora en que se vio al paciente en estado normal por última vez, los resultados de su examen neurológico y la hora en que espera llegar al hospital.

Una de las piezas clave de información para documentar, es la hora de inicio de los signos y síntomas del paciente.  Si el diagnóstico del médico es de evento vascular cerebral isquémico, el tiempo de inicio de los síntomas es crítico para determinar si el paciente es candidato para tratamiento con fármacos que disuelven los coágulos.  También es importante documentar los resultados de la escala Glasgow del coma, junto con cualquier cambio observado durante la reevaluación.  Documente el manejo de vía aérea y las intervenciones efectuadas, incluida la posición en la cual se colocó el paciente.

Evaluación en la escena – EVC


Evaluación en la escena

Los eventos vasculares cerebrales, se presentan de diferentes maneras.  Los despachadores de la central no están capacitados para diagnosticar problemas particulares, sino para reconocer un conjunto de condiciones específicas.  Dado que el derrame cerebral puede presentarse de muchas maneras, los signos y síntomas pueden confundirse con facilidad con otros padecimientos, en especial cuando son escuchados por teléfono.  Tenga en cuenta la información que la central le proporciona, pero también considere otras posibilidades como traumatismos y otras afecciones que pueden parecerse un EVC.  Por ejemplo: tanto la hipoglucemia asociada con la diabetes, como las convulsiones debidas a otras causas, pueden presentarse con síntomas similares a los de un EVC.  Si esta llamada hubiese descrito a pacientes múltiples, sería más probable que el incidente implica traumatismos o materiales peligrosos en lugar de una enfermedad.

No se distraiga con la gravedad de la situación, ni con los familiares asustados que deseen que se apresure.  Determine primero si hay amenazas para su seguridad y siga las precauciones de ASC.  La mayoría de las llamadas que involucran un EMA, requieren respaldo o intervención del SVA, si está disponible.  Pida ayuda en forma oportuna.

8. VOCABULARIO VITAL – Evaluación del paciente


8. VOCABULARIO VITAL – Evaluación del paciente

Aislamiento de sustancias corporales (ASC): concepto de control de la infección y práctica que asume, que todos los líquidos o fluidos corporales son potencialmente infecciosos.

AVDI: método para evaluar el estado de conciencia de un paciente, se determina si el paciente está despierto y alerta, responsivo a estímulos verbales o dolor, o si esta inconsciente; se usa especialmente en la evaluación inicial.

Campos pulmonares: indicación de movimiento de aire en los pulmones, evaluada usualmente con un estetoscopio.

Capacidad de respuesta: forma en que el paciente responde a estímulos externos, incluyendo estímulos verbales como sonidos estímulos sensoriales o táctiles y a estímulos dolorosos.

Cianosis: color gris azulado de la piel, que es causado por la reducción de los niveles de oxígeno en la sangre.

Coagular: Proceso de solidificación de la sangre que tiene lugar cuando esta para taponar una abertura en los vasos sanguíneos y ayudar a detener una hemorragia.

Congelación: daños en los tejidos como resultado de la exposición al frio; podemos encontrar partes del cuerpo congeladas o parcialmente congeladas.

Conjuntiva: membrana delicada que recubre los parpados y cubre la superficie expuesta del ojo.

Crepitación: sensación chirriante causada por extremos de huesos o articulaciones fracturadas que se frotan entre sí; también es la sensación de burbujas debajo de la piel que produce un sonido crepitante o sensación crujiente.

DCAP-BLS-TIC: mnemotecnia de términos en inglés para evaluar en cada área del cuerpo con  relación a

D: deformities, deformidades.

C: contusions, contusiones

A: abrasions, abrasiones

P: punctures, penetrations, punciones, penetraciones

B: burns, quemaduras

L: lacerations, laceraciones

S: swelling, edemas

T: tenderness, sensibilidad al tacto

I: instability, inestabilidad

C: crepitation, crepitación

Defensa muscular: contracción activa de los músculos abdominales que pueden realizar algunos pacientes mientras los palpan.

Dilatación de los orificios nasales: indican obstrucción de la vía aérea.

Disnea de dos o tres palabras: problema respiratorio grave, en el cual el paciente puede hablar solo dos o tres palabras sin hacer una pausa para respirar.

Enfisema subcutáneo: presencia de aire en los tejidos blandos que causa una sensación característica crepitante a la palpación.

Esclerótica: membrana blanca del ojo, capa exterior dura que protege a la capa interior delicada y sensible a la luz.

Estertores: ruidos crepitantes, rechinantes en la respiración, que indican la presencia de líquido en los espacios de aire de los pulmones; llamadas también crepitaciones.

Estridor: ruido respiratorio áspero, de tono agudo, que se escucha frecuentemente en la obstrucción laríngea aguda (vía aérea superior); puede sonar como un graznido y ser audible sin estetoscopio.

Evaluación de la escena: evaluación rápida de la escena y su entorno, realizada para proporcionar información sobre su seguridad y el mecanismo de lesión o naturaleza de la enfermedad, antes de ingresar e iniciar la atención del paciente.

Evaluación en curso: parte del proceso de evaluación, en la cual los problemas son reevaluados y valoradas las respuestas al tratamiento

Evaluación inicial: proceso inicial que lo ayudará a identificar cualquier trastorno potencialmente peligroso amenazante de vida, para iniciar los cuidados inmediatos.

Examen físico detallado: parte del proceso de la evaluación en el cual se realiza un examen detallado de cada área del paciente, cuyos problemas no pueden identificarse fácilmente, o cuando se necesita información más específica sobre los problemas identificados en la historia clínica y examen físico enfocados.

Hipotermia: situación en la cual la temperatura interna del cuerpo cae por debajo de los 95°F o 35°C, después de una exposición a un ambiente frío.

Historia clínica y examen físico enfocados: parte del proceso de evaluación en el cual las molestias principales del paciente o cualquier problema evidente se evalúa de forma más específica.

Historial o historia SAMPLE: acróstico con las iniciales en inglés de una historia breve y clave del trastorno de un paciente, para determinar:

S: signos y síntomas

A: alergias

M: medicamentos o medicaciones

P: pasado historial pertinente

L: lunch, última ingestión o comida

E: eventos relacionados a la enfermedad o lesión

Hora dorada: tiempo que transcurre desde el momento de la lesión, hasta el cuidado definitivo.  Es cuando puede producirse el tratamiento para el choque o a las lesiones traumáticas, porque el potencial de supervivencia está en su mejor momento.

Ictericia: color amarillo de la piel que se ve en paciente con enfermedades o disfunción del hígado.

Impresión general: nuestra impresión inicial que determina la prioridad de los cuidados del paciente; se basa en el entorno del paciente, el mecanismo de la lesión, la molestia principal, los signos y síntomas.

Llenado capilar: prueba que evalúa la función del sistema circulatorio distal donde se oprime (blanquea) la sangre de un área, como el lecho ungueal, y se observa la velocidad de su retorno después de retirar la presión.

Mecanismo de lesión: forma en la que se produce una lesión traumática; fuerza que actúa sobre el cuerpo para causar daño.

Molestia principal: razón por la cual el paciente pidió ayuda y también la respuesta del paciente a preguntas como ¿Qué anda mal? o ¿qué sucedió?

Movimiento paradójico: el movimiento de la sección de la pared torácica que está separada en un tórax batiente; el movimiento es exactamente el opuesto al movimiento normal durante a respiración, esto quiere decir que es hacia adentro durante la inspiración y hacia afuera durante la espiración.

Músculos accesorios: son los músculos secundarios de la respiración.

Naturaleza de la enfermedad NE: tipo general de enfermedad que experimenta el paciente.

OPQRST: acróstico con las indicaciones en ingles de las seis preguntas sobre el dolor: iniciación, factores que lo provocan, calidad, radiación, gravedad y tiempo.

Orientación: estado mental de un paciente medido por su memoria de la persona o nombre, lugar o sitio actual, tiempo o año, mes y fecha aproximada en curso, y evento que sucedió.

Palpar: estimar tocando,  recorrer el cuerpo o la zona,   con las palmas de las manos y con los dedos para examinar o reconocer

Protección abdominal: contracciones involuntarias de los músculos o espasmos de la pared abdominal en un esfuerzo para proteger el abdomen inflamado; signo de peritonitis.

Retracciones: movimientos en los cuales la piel se deprime entre las costilla durante la inspiración.

Roncus: campos pulmonares ásperos, graves, que se escuchan en pacientes con moco crónico en la vía aérea superior.

TRIAGE: proceso de establecer prioridades de tratamiento y transporte de acuerdo con la gravedad de la lesión y la necesidad de atención médica.

A %d blogueros les gusta esto: