Archivos de etiquetas: SIGNOS VITALES

Evaluación continua – lesiones de cara y cuello


Evaluación continua

Reevalúe las áreas examinadas durante la evaluación inicial, y los signos vitales.  Reevalúe, además, las intervenciones y el tratamiento que ha dado al paciente.  Esto último es en particular importante en los pacientes con lesiones de cara y cuello, debido a la facilidad con que estas lesiones pueden afectar a los sistemas asociados como lo son el respiratorio, el circulatorio y el sistema nervioso.  La condición del paciente debe reevaluarse cada cinco minutos.

Comunicación y documentación

Debe incluir una descripción del ML y de la posición en la que encontró al paciente al llegar a la escena.  Documente el método usado para retirar al paciente del vehículo, por ejemplo: el tiempo de la extracción, y herramientas usadas.  En los casos en que se implica una hemorragia externa intensa, es importante reconocer, estimar e informar la cantidad y el tiempo de la pérdida de sangre que se ha producido, y cuanto tiempo ha pasado desde que se inició.  Este es un desafío, en especial si la superficie es húmeda, absorbe líquidos o esta oscuro.

Es importante que el personal del hospital al cual está trasportando al paciente conozca todo lo referente a las lesiones que involucran la cara y garganta.  Puede ser necesario llamar a especialistas para atender lesiones de ojos, oídos, dientes, boca, senos nasales, laringe esófago o grandes vasos.  Estos especialistas no siempre están en el hospital, especialmente en el atardecer en la noche o en hospitales pequeños.  Es imperativo informar al centro regulador de urgencias de todas las lesiones implicadas en cara y cuello para ahorrar tiempo valioso para el paciente.

Anuncios

Historial y examen físico enfocado – lesiones de cara y cuello


Historial y examen físico enfocado

Examen físico enfocado contra evaluación rápida del traumatismo

Después de que la evaluación esta completa, determine que evaluación se efectuara a continuación.  En el paciente responsivo que tiene una lesión aislada con un ML limitado, considere un examen físico enfocado.  Enfoque su evaluación en la lesión aislada, en la molestia del paciente, y la región del cuerpo afectada.  En este caso: la cara y la garganta.  Asegúrese de que se mantiene el control de la hemorragia y note la localización de la lesión.  Evalúe todos los sistemas subyacentes, como el neurológico, incluyendo al encéfalo y los nervios mayores; órganos sensitivos, incluyen boca nariz, senos para-nasales, vía aérea y aparato circulatorio, enfocado particularmente las arterias carótidas y las venas yugulares.

Si hay un traumatismo intenso, probablemente afecte múltiples sistemas; inicie una evaluación rápida del traumatismo buscando DCAP-BTLS, para asegurar que ha encontrado todos los problemas y lesiones.  Cuando la complete, realice una historia enfocada y el examen físico como se describió anteriormente, para cada lesión.  En los casos hemorrágicos, es importante no enfocarse solo en la hemorragia.  Con un traumatismo intenso, evalúe rápidamente al paciente de la cabeza a los dedos de los pies, pero no retrase el transporte para completar el examen físico detallado.

Signos vitales iniciales

Debe evaluar los signos vitales de base, para observar los cambios que pueden mostrar el paciente durante el tratamiento.  Una lectura de la presión sistólica inferior a 100 mm Hg, con un pulso rápido, débil y piel fría, húmeda, de color pálido o gris, debe alertarlo sobre la presencia de hipoperfusión en un paciente que ha tenido una hemorragia intensa.  Recuerde, que debe preocuparse tanto por las hemorragias visibles como por las ocultas o invisibles dentro de las cavidades corporales.  Con lesiones de la cara y cuello, la información de la línea basal sobre la frecuencia y calidad de la respiración y el pulso, es muy importante, igualmente importante es su vigilancia durante el cuidado del paciente.

Historial SAMPLE

A continuación, obtenga un historial SAMPLE de su paciente.  Si este no responde, intente obtenerlo de amigos o miembros de la familia presentes.

Evolución continua – lesiones de ojos


Evaluación continua

Reevalúe las áreas examinadas durante la evaluación inicial, enfocándose en la vía aérea, respiración, pulso, perfusión y hemorragias.  Pregúntese, si son todavía adecuadas y reevalúe los signos vitales; los cambios en los signos vitales le ayudaran a saber si el estado de su paciente esta mejorando o empeorando.  Reevalúe también, las intervenciones y tratamiento que ha proporcionado.  Pregúntele al paciente sobre los cambios en la visión, desde que se inició su encuentro.  En presencia de lesiones serias, asegúrese de que el vendaje cubra está cubriendo aun los ojos, no este presionando el globo ocular.

Signos vitales iniciales – lesiones de ojos


Signos vitales iniciales

Evalué los signos vitales iniciales para observar los cambios que puede excrementar el paciente durante el tratamiento.  La tensión arterial, el pulso, el examen de la piel y las respiraciones, pueden indicar que tan bien el paciente está tolerando la situación. Una tensión arterial menor a 100 mm Hg, con un pulso débil, rápido y la piel fría y húmeda blanca o gris, debe alertarlo sobre la presencia de un choque.  Recuerde que debe preocuparse por la presencia de hemorragias vivibles en la cara y por hemorragias no visibles dentro de una cavidad del cuerpo.  Es probable que la evaluación de las pupilas se haya efectuado durante la evaluación de la lesión del ojo.

Evaluación continua – LTB


Evaluación continua

Es extremadamente importante, reevaluar al paciente con una lesión abierta de tejidos blandos.  Con frecuencia otro personal de cuidados de urgencias, como los primeros residentes, puede haber colocado apósitos y vendajes antes de su llegada.  Si el vendaje fue ineficaz, es posible que tenga que agregar apósitos adicionales sobre los originales.

Examíne todos los vendajes de manera constante, si la sangre continua empapando, use métodos adicionales para controlar a hemorragia.  Reevalúe la vía aérea, la respiración y la circulación con frecuencia.  Reevalúe otras intervenciones y tratamientos que se han proporcionado al paciente, además de los signos vitales.  Copare su evaluación de los signos vitales iniciales con las evaluaciones repetidas, para ver si el estado del paciente está mejorando o empeorando.

Comunicación y documentación

Debe incluir una descripción del ML y la posición en la cual encontró al paciente cuando llego a la escena.  En los casos en que esté implicada una hemorragia externa intensa, es importante reconocer estimar e informar la cantidad de sangre perdida que se ha producido y que tan rápido y cuánto tiempo ha transcurrido desde que el sangrado comenzó.  Este es un desafío, en especial si la superficie donde se halla el paciente es húmeda, absorbe líquidos o es oscura.  Debe intentar comunicar la pérdida de sangre usando términos con los cuales se sienta cómodo y sean comprendidos con facilidad por otro personal.  Por ejemplo puede decir: “se perdió aproximadamente un litro” o “la sangre empapo tres apósitos de trauma”.  No es importante como lo describa, sino que lo haga de forma exacta.  Debe incluir la localización y descripción de cualquier lesión de tejidos blandos u otras heridas que haya encontrado y tratado; describa el tamaño y la profundidad de la lesión y proporcione un recuento preciso de como tratos esas lesiones.  Es importante también incluir toda esta información en su comunicado verbal y escrito.

Historial y examen físico enfocados – lesiones cerradas


Historial y examen físico enfocados

Después de completar la evaluación inicial, determine qué tipo de examen necesita ser practicado.  Una exploración rápida se sustenta en un ML significativo, mientras que un examen físico enfocado, en uno no significativo.   Por ejemplo, es posible que un accidente industrial durante el cual un trabajador resbala y tuerce su tobillo, no requiera de una evaluación completa del cuerpo, sino solo del tobillo.  Sin embargo, otro trabajador resbala y cae 15 metros, este si necesitara un examen rápido y completo para identificar todas las lesiones y facilitar su inmovilización y rápido traslado.

Examen físico enfocado

Centre su evaluación en una lesione cerrada aislada, la molestia del paciente y la región del cuerpo afectada.  Evalúe todos los sistemas subyacentes.  Examine el pulso, y la función sensitiva y motora en una extremidad lesionada; en el tronco, revise los aparatos respiratorios, circulatorio y el sistema nervioso en las áreas afectadas.

Examen físico rápido

Si es probable que un traumatismo intenso haya afectado múltiples sistemas, entonces inicie una rápida evaluación del traumatismo, buscando con rapidez de la cabeza a los pies DCAP-BTLS, para estar seguro de que ha encontrado todos los problemas y lesiones.

Si se encuentra un peligro que pone en riesgo la vida o una condición amenazante de vida, trátelo de inmediato.  Si no encuentra una lesión que ponga en peligro la vida, continúe con el examen físico rápido.  Comience con la cabeza y el cuello, inmovilizando de forma manual la cabeza.  Cuando lo termine, aplique un dispositivo de inmovilización de columna cervical, si es que aún no lo ha hecho.  Examine rápidamente el tórax, abdomen y las extremidades buscando hemorragias y lesiones ocultas.  Gire al paciente en una pieza como un todo, y examine la parte posterior del torso, también buscando lesiones. Una vez que se ha examinado la espalda, puede rodar al paciente a una camilla rígida y completar la estabilización de la columna vertebral.

Para girar al paciente y colocarlo en una camilla rígida u otro dispositivo de estabilización corporal, debe tomar en consideración las lesiones que se encontraron en el examen físico rápido.  Por ejemplo: no sería posible la estabilización apropiada de una pierna fracturada, durante la preparación del paciente para el transporte.   Si la fractura no se detectó en el examen físico rápido, la estabilización de la lesión con una férula durante la preparación de traslado, aumentara el retraso del transporte, cuando la camilla rígida proporcione solamente una inmoviliza con básica; tomara tiempo hasta que se permita un trabajo de ferulización más completo.

Signos vitales iniciales

Los pacientes con lesiones ocultas bajo una lesión cerrada de los tejidos blandos, pueden tener una hemorragia interna y volverse inestables con rapidez.  Determinar el conjunto de signos vitales iniciales será muy importante para identificar que tan rápido está cambiando el estado del paciente.

Signos como taquicardia, taquipnea, baja tensión arterial, pulso débil, piel fría, húmeda y pálida, denotan hipoperfusión e indican la necesidad de un tratamiento rápido en el hospital.  Recuerde que las lesiones de los tejidos blandos, aun sin un ML notable, pueden causar un estado de choque.  Los signos vitales del paciente le darán una buena comprensión de que tan bien está tolerando la lesión.

Historial SAMPLE

Haga todo lo posible para obtener un historial SAMPLE de su paciente, con él y por otras fuentes como tales como amigos y familiares;   las alertas médicas y las tarjetas en las carteras también pueden proporcionar información sobre la historia médica del paciente.   El uso del OPQRST, puede proporcionarle cientos antecedentes en las lesiones aisladas, de las extremidades.  Como tiene la oportunidad de entrevistar al paciente mucho antes que el médico de urgencias, cualquier información que reciba será muy valiosa, si su paciente pierde la conciencia.

Tratamiento del choque psicogénico


Tratamiento del choque psicogénico

En un caso no complicado de desmayo, una vez que el paciente se colapsa y queda supino, por lo general, la circulación del encéfalo se restaura y con ello un estado de funcionamiento normal.  Recuerde que el choque psicogénico puede empeorar de manera significativa como otros tipos de choque.  Si el ataque ha causado la caída del paciente, debe buscar posibles lesiones, especialmente en personas de edad avanzada.  Sin embargo, también debe evaluar de forma minuciosa al paciente por cualquier otra anormalidad.  Si después de recuperar la conciencia, el paciente es incapaz de caminar sin debilidad, tiene mareo o dolor, debe sospechar de otro problema, como una lesión de la cabeza y debe transportar al paciente de inmediato.

Asegúrese de registrar sus observaciones iniciales de signos vitales y nivel de consciencia.  Además, intente obtener información de los espectadores, si el paciente se quejó de algo antes de desmayarse, y cuando tiempo estuvo inconsciente.

Cuidados médicos de urgencia – hemorragia interna


Cuidados médicos de urgencia

Por lo general controlar una hemorragia interna o sangrado de órganos mayores, requiere de cirugía u otro procedimiento que deben ser practicados en el hospital.  Es importante que calme y tranquilice al paciente.  Mantener al paciente en calma y quieto, ayuda a la coagulación de la sangre.  Acto seguido, si no se sospecha lesión vertebral, coloque al paciente en la posición de choque.  Suministre oxigeno con flujo alto y ademan mantenga la temperatura corporal.  Con frecuencia en campo, puede controlar la hemorragia interna en las extremidades con solo inmovilizarlas, generalmente es muy eficaz una férula de aire; nunca debe usar un torniquete para controlar las hemorragias de heridas internas cerradas en los tejidos blandos.

Siga los siguientes pasos en los cuidados de los pacientes con posible hemorragia interna:

  1. Siga las precauciones ASC
  2. Mantenga la vía aérea con inmovilización de la columna cervical, si el mecanismo de lesión sugiere la posibilidad de una lesión vertebral
  3. Administre oxigeno con flujo alto y proporcione ventilación artificial, según sea necesario.
  4. Controle toda hemorragia obvia externa.
  5. Trate una hemorragia interna sospechada en una extremidad, con una férula.
  6. Vigile y registre los signos vitales al menos cada cinco minutos.
  7. No de al paciente ninguna bebida o nada por vía oral
  8. Eleve las piernas de 10 a 15 centímetros (6 a 12”) en los pacientes no traumatizados o , para ayudar el retorno de la sangre a los órganos vitales.
  9. Mantenga la temperatura corporal del paciente, mantenga caliente al paciente.
  10. Proporcione al paciente, transporte inmediato especialmente a los pacientes con signos y síntomas de choque o hipoperfusión.  Informe cualquier cambio en el estado del paciente al personal de urgencias del hospital.

Sangrado excesivo – partos anormales o complicados


Sangrado excesivo

Siempre ocurre algo de sangrado durante el parto, sin embargo, un sangrado que exceda la cantidad aproximada de 500 ml, se considera excesivo.  Aunque una pérdida de sangre de hasta 500 ml, se tolera, deberá seguir dando masaje al útero después del nacimiento.  Asegúrese de revisar su técnica de masaje si el sangrado continúa.  Si la madre parece estar en choque, trátela de acuerdo a ello y transpórtela, mientras da masaje al útero en camino al hospital.  Hay otras causas posibles de sangrado excesivo, las cuales pueden ser graves y requieren de atención de emergencia.  Trate este problema, cubriendo la vagina con una compresa estéril y cámbiela con la frecuencia necesaria.  No deseche estas compresas empapadas en sangre, el personal del hospital, las usara para calcular la cantidad de sangre que ha perdido la madre.  Asimismo, guarde cualquier tejido que haya salido por la vagina.

Coloque a la madre en posición de choque, adminístrele oxígeno, vigile los signos vitales con frecuencia y transpórtela de inmediato al hospital.  Nunca sostenga las piernas de la madre juntas en un intento por detener el sangrado, y nunca tapone la vagina con compresas de gasa en un intento por controlar la hemorragia.

Evaluación continua – emergencias gineco-obstetras


Evaluación continua

Su evaluación continua, deberá centrarse en la reevaluación de los ABC de la mujer, y en particular el sangrado vaginal después del nacimiento.  Repita la evaluación de los signos vitales y compare estos los iniciales.  La reevaluación frecuente de los signos vitales puede identificar la hipoperfusión de la perdida excesiva de sangre, debido al parto.  Revise de nuevo las intervenciones y el tratamiento para determinar si fueron edificases.  ¿Se ha reducido el sangrado vaginal con el masaje uterino?

A %d blogueros les gusta esto: