Archivos de etiquetas: reflejo nauseoso

Relación con el cuidado de la vía aérea – emergencias diabeticas


Relación con el cuidado de la vía aérea

Los pacientes con estado mental alterado, en particular aquellos que son difíciles de despertar, se encuentran en riesgo de perder su reflejo nauseoso.  Cuando dicho reflejo no funciona, los paciente no pueden rechazar los materiales o cuerpos extraños de su boca, incluido su vómito, además su lengua, con frecuencia se relaja y obstruye la vía aérea.  En consecuencia, deberá vigilar con cuidado la vía aérea del paciente con hipoglucemia, coma diabético o con una complicación diabética, como un evento vascular cerebral o de convulsión.  Coloque al paciente acostado en posición lateral de seguridad y tenga la unidad de succión disponible.

Vía aérea y respiración – EVC


Vía aérea y respiración

Los EVC, afectan de muchas formas el funcionamiento del organismo, es posible que los pacientes tengan dificultad para deglutir y que estén en riesgo de asfixiarse con su propia saliva.  Evalúe la vía aérea de un paciente que no responde, para asegurarse de que es patente y que permanecerá así.

Si el paciente requiere asistencia para mantener la vía aérea permeable, considere una cánula orofaríngea o nasofaríngea, con base en el estado de conciencia y la presencia del reflejo nauseoso.  Suministre succión y coloque al paciente en la posición de recuperación, para impedir que las secreciones entren en la vía aérea, succione según se requiera.

Aunque es posible que en las primeras fases de su evaluación inicial, no tenga suficiente información para identificar la causa exacta del EMA, deberá evaluar la respiración del paciente: ¿Esta la frecuencia respiratoria dentro del rango o parámetros normales?, ¿está usando los músculos accesorios para respirar?  Al llevar a cabo la evaluación inicial, administre oxígeno suplementario.  Si es necesario, proporcione ventilaciones asistidas.

7. Vocabulario Vital – Vìa aèrea


Vocabulario Vital

7. vías aéreas

Adaptabilidad: la capacidad de expandirse de los alveolos cuando se trae aire durante la inspiración.

Apnea: un periodo de falla respiratoria.

Aspiración: la extracción de vomito u otro material extraño.

Bilateral: una parte o trastorno del cuerpo que aparece a ambos lados de la línea media.

Cánula nasal: dispositivo surtidos de oxígeno, el cual fluye a través de dos puntas cónicas pequeñas, como tubos, que se ajustan en los orificios nasales del paciente; entregando de 24 al 44% de oxigeno suplementario dependiendo de la frecuencia de flujo.

Catéter de aspiración: dispositivo hueco, cilíndrico, usado para retirar liquido de la vía aérea del paciente.

Difusión: proceso en el cual se mueven moléculas de un área de concentración más alta a un área de concentración más baja.

Disnea: dificultad en la respiración.

Dispositivo de barrera: elemento protector, como una mascarilla de bolsa con válvula, que limita la exposición a los fluidos corporales del paciente.

Dispositivo de bolsa-válvula- mascarilla (BVM): dispositivo con una válvula unidireccional y una mascarilla fácil fija a una bolsa de ventilación; cuando se fija a un reservorio y es conectada al oxígeno, entrega más del 90% de oxígeno suplementario.

Distensión gástrica: trastorno en el cual se llena de aire el estómago, a menudo como resultado alto de volumen y presión, durante la ventilación artificial.

Espiración: parte pasiva del proceso respiratorio en el cual el diafragma y los pulmones intercostales forzan el aire fuera de los pulmones.

Estoma: abertura quirúrgica a través de la piel, al interior de un órgano u otra estructura; en un estroma del cuello, éste comunica la tráquea directamente con la piel.

Hipoxia: trastorno peligroso en el cual los tejidos y células de cuerpo no tienen suficiente oxígeno.

Impulso hipòxico: trastorno de niveles crónicamente bajos de oxígeno en la sangre que estimulan el impulso respiratorio; se ve en pacientes con enfermedades pulmonares crónicas.

Inspiración: parte muscular activa de la respiración, que atrae aire al interior de la vía aérea y pulmones.

Isquemia: falta de oxígeno que priva a los tejidos de nutrientes necesarios, generado la muerte de los tejidos.

Maniobra de inclinación de la cabeza-levantamiento de mentón: combinación de dos movimientos para abrir la vía aérea, inclinando la cabeza hacia atrás y elevando el mentón; no se usa en pacientes de trauma.

Maniobra de tracción mandibular: técnica para abrir la vía aérea, colocando los dedos detrás del ángulo de la mandíbula y llevándola hacia adelante; se usa en pacientes que pueden tener una lesión de la columna vertebral.

Maniobra de Sellik: técnica que se usa para prevenir la distensión gástrica, en la cual se aplica presión sobre el cartílago cricoides; también se conoce como presión cricoidea.

Mascarilla no recirculante: sistema de comunicación de mascarilla y bolsa reservorio, que es la forma preferida de administrar oxígeno prehospitalario; entrega hasta el 90% de oxígeno inspirado y previene la inhalación de aire espirado (dióxido de carbono)

Metabolismo: proceso bioquímico que da por resultado la producción de energía de los nutrientes en el interior de las células.

Neumotórax: acumulación parcial o completa de aire en el espacio pleural.

Obstrucción grave de la vía aérea: ocurre cuando un cuerpo extraño obstruye completamente la vía aérea.  El paciente no puede respirar ni hablar ni toser.

Obstrucción leve de la vía aérea: ocurre cuando un cuero extraño obstruye parcialmente la vía aérea del paciente.  El paciente es capaz de mover una cantidad adecuada de aire, pero además experimenta cierto grado de dificultad respiratoria.

Permeable: abierto, libre, sin obstrucción.

Posición de recuperación: posición de cubito lateral para mantener una vía aérea despejada en pacientes inconscientes, sin lesiones, y que respiran adecuadamente.

Presión cricoidea: presión sobre el cartílago cricoides; aplicada para ocluir el esófago, con el propósito de inhibir la distensión gástrica y la regurgitación de vómito en el paciente inconsciente.

Puntas de amígdala: puntas grandes, semirrígidas de aspiración, recomendadas para la aspiración de la faringe; llamadas también puntas de Yankauer.

Reflejo nauseoso: mecanismo reflejo normal que causa nauseas; activado al tocarse el paladar blando o la parte posterior de la garganta.

Respiraciones agónicas: respiraciones jadeantes ocasionales, que ocurren después de que el corazón se ha parado.

Respiraciones atáxicas: respiraciones irregulares e ineficaces, que pueden tener o no, un patrón identificable.

Respiración esforzada: respiración que requiere de un esfuerzo superior al normal; puede ser más lenta o más rápida de lo normal, y por lo general requiere el uso de los músculos accesorios.

Retracciones: movimientos en los cuales la piel se deprime alrededor de las costillas durante la inspiración.

Sistema estándar americano: sistema de seguridad para los cilindros de oxígeno, diseñado para prevenir la fijación accidental de un regulador a un cilindro que contenga un tipo de gas equivocado.

Sistema de identificación con aguja: sistema establecido en los cilindros portátiles para asegurar que un regulador no se conecte con un cilindro que contenga un tipo de gas equivocado.

Ventilación: intercambio de aire espontáneo entre los pulmones y el ambiente, por un paciente o con asistencia de otra persona.

Vía aérea orofaríngea (oral): vía aérea adjunta insertada en la boca del paciente para evitar que la lengua bloquee la vía aérea superior y así facilitar la aspiración de la misma.

Vía aérea nasofaríngea (nasal): vía aérea adjunta insertada en un orificio nasal del paciente consciente, que es incapaz de mantener la permeabilidad de una vía aérea de forma independiente.

Vía aérea: vía aérea superior o vía aérea por encima de la laringe, que incluye la nariz, la boca y la garganta.

Volumen minuto: volumen de aire movido a través de los pulmones por minuto; calculado por la multiplicación del volumen de ventilación pulmonar por la frecuencia respiratoria.

Volumen de ventilación pulmonar: cantidad de aire que se mueve hacia adentro y hacia afuera de los pulmones durante la respiración.

VIA AEREA NASOFARINGEA


VIA AEREA NASOFARINGEA

tC06F18f-10-13 f10-14

Una vía aérea nasofaríngea suele usarse cuando el paciente tiene un reflejo nauseoso intacto y no es capaz de mantener su vía aérea abierta de forma espontánea.  Los pacientes con un estado mental alterado, o que acaban de tener un acceso convulsivo, también se pueden beneficiar con este tipo de dispositivos.  Si un paciente ha sufrido un traumatismo intenso en la cabeza o en la cara, debemos consultar con el control médico antes de insertar un dispositivo nasofaríngeo.  Debe tenerse un cuidado extremo con estos pacientes traumatizados, si el dispositivo se empuja accidentalmente a través del orificio causado por una fractura de la base del cráneo, puede penetrar a través de este y al interior del encéfalo

Este tipo de dispositivo de vía aérea suele tolerarse mejor por los pacientes que tienen un reflejo nauseoso intacto.  No es muy probable que cause vomito como el dispositivo de vía aérea orofaringea.  Antes de debe tener cuidado de lubricar muy bien el dispositivo con un lubricante hidrosoluble.  Este consciente de que puede producirse una pequeña hemorragia, aun cuando el dispositivo se inserte apropiadamente.  Sin embargo, la vía aérea nunca debe colocarse en su sitio de manera forzada.

Las indicaciones para una vía aérea nasofaríngea incluyen:

  • Pacientes semiconscientes o inconscientes con un reflejo nauseoso intacto.
  • Pacientes que no tolerarían una vía orofaríngea

Las contraindicaciones de la vía aérea nasofaríngea incluyen:

  • Lesión interna dela cabeza con drenaje de sangre por la nariz.
  • Antecedentes de huesos nasales fracturados.

Siga estos pasos para la colocación correcta de un dispositivo de vía aérea nasofaríngea:

  1. Antes de insertar el dispositivo nasofaríngeo, asegúrese de que ha seleccionado el tamaño apropiado: mida desde la punta de la nariz del paciente hasta el lóbulo de la oreja. En casi todos los individuos un orificio nasal es más grande que el otro.
  2. El dispositivo debe colocarse en el orificio nasal más grande con la curvatura del dispositivo siguiendo la curva del piso de la nariz. Si usa el orificio nasal derecho, el bisel debe quedar frente al tabique.  Si usa el izquierdo inserte el dispositivo con la punta de la vía aérea orientada hacia arriba, lo cual permitirá que el bisel entren al tabique.
  3. Inserte suavemente el dispositivo. Si usa el orificio nasal izquierdo, inserte el dispositivo hasta que encuentre resistencia.  A continuación| gire el dispositivo 180° a la posición.  Esta rotación no se requiere cuando ser usa el orificio nasal derecho.
  4. Cuando está completamente insertado, el reborde descansa contra el orificio nasal. El otro extremo del dispositivo se abre al interior de la laringe.

DISPOSITIVOS BASICOS – VÍA AÉREA


7.6 ELEMENTOS BÁSICOS – VÍA AÉREA

La función principal de un elemento básico adjunto de la vía aérea, es aquel que previene la obstrucción por la lengua de la vía aérea superior y permite el paso de aire y oxígeno a los pulmones.

VIA AEREA OROFARINGEA

La vía aérea orofaríngea (oral) tienen dos propósitos: el primero es evitar que la lengua bloquee la vía aérea superior y el segundo consiste en hacer más fácil la aspiración de la orofaringe en caso de ser necesario.  La aspiración se puede hacerse a través de una abertura por debajo del centro o a lo largo de alguno de los lados de la vía aérea orofaringea.

tC06F16

Las indicaciones de la vía aérea orofaríngea incluyen:

  • Pacientes inconscientes sin un reflejo nauseoso (respirando o apneico)
  • Cualquier paciente apneico que es ventilado con un dispositivo BVM

Las contraindicaciones de la vía aérea orofaríngea incluyen:

  • Pacientes conscientes
  • Cualquier paciente consiente o inconsciente que tienen el reflejo nauseoso intacto.

El reflejo nauseoso es un mecanismo reflejo protector, que evita que los alimentos y otras partículas penetren en la vía aérea.  Si intenta introducir una vía aérea oral en un paciente con reflejo nauseoso, el resultado puede ser vomito o un espasmo de las cuerdas vocales.  Si un paciente nausea (arquea) mientras está intentando aplicar una vía aérea oral, retírela inmediatamente y esté preparado para aspirar la orofaringe, por si acaso se llega a producir vomito.  Una vía aérea oral también es una forma eficaz y segura para ayudar a mantener la vía aérea permeable de un paciente con una posible lesión medular.  El uso de una vía aérea oral puede hacer que maniobras manuales de la vía aérea como la de inclinación de cabeza – Levantamiento de mentón y tracción mandibular, sean más fáciles de mantener sin embargo con frecuencia las maniobras manuales serán necesarias para asegurar la que la vía aérea permanezca permeable.

Debe comprender claramente cuándo y cómo se usa este dispositivo.  Si el dispositivo es demasiado grande, puede de hecho empujar la lengua hacia atrás al interior de la faringe, y bloquear la vía aérea.  Por el contrario si es demasiado pequeña puede bloquear directamente la vía aérea de igual forma que cualquier otra obstrucción por cuerpo extraño

Para insertar un dispositivo oral o vía aérea orofaríngea:

  1. Para seleccionar el tamaño apropiado, mida desde el lóbulo de la oreja o el ángulo de la mandíbula del paciente hasta la comisura de la boca en el lado de la cara
  2. Abra la boca del paciente con la técnica de los dedos cruzados. Sostenga el dispositivo con la parte superior hacia abajo, con su otra mano.  Insértese con su punta dirigida hacia el techo de la boca y deslicela hasta que toque el techo de la boca
  3. Gire el dispositivo 180°. Cundo el dispositivo esta insertado apropiadamente, este descansara en la boca del paciente, siguiendo con la curvatura el contorno de la vía aérea.  El reborde debe descansar sobre los labios o dientes del paciente con la abertura del otro extremo en el interior de la faringe.

Al insertar el dispositivo tenga mucho cuidado con el paladar duro (techo dela boca) del paciente para que no se lesione.  La tosquedad o falta de delicadeza, puede causar una hemorragia, que agravaría los problemas de la vía aérea, o aun pero causar vomito.

Si se le presentan dificultades cuanto inserte el dispositivo oral, puede seguir el siguiente método alternativo:

tC06F17a (2)tC06F17b (2)tC06F17c (2)

  1. Use un baja lenguas para deprimir la lengua, asegúrese de que esta permanezca hacia adelante.
  2. Inserte el dispositivo de lado desde la esquina de la boca hasta que el reborde alcance los dientes.
  3. Gire el dispositivo oral a un ángulo de 90°, retirando el baja lenguas, mientras ejerce una presión suave de la vía aérea hacia atrás, hasta que descanse firmemente en su lugar, contra los labios o dientes.

En algunos casos el paciente puede volverse responsivo y recuperar el reflejo nauseoso después de que usted ha insertado una vía aérea oral.  Si esto sucede retire suavemente la vía aérea, tirando del dispositivo y siguiendo la curvatura normal de la boca y la garganta.  Esté preparado en caso de que se presente vómito.   Disponga de aspiración y vire de lado a su paciente como un todo, para permitir que drene al exterior cualquier líquido.

Para ser efectivo en este trabajo, el entrenamiento deberá hacerlo con el inductor presente a todo momento, siguiendo sus instrucciones para desempañar una buena práctica cuando sea necesario.  

A %d blogueros les gusta esto: