Archivos de etiquetas: posición de olfateo

5. VOCABULARIO VITAL – signos vitales de base


5 VOCABULARIO VITAL

Signos vitales de base

Auscultación: método para escuchar los sonidos de un órgano con ayuda de un estetoscopio.

AVDI: método para evaluar el nivel de conciencia, determinando si el paciente está despierto y alerta y si  responde o no a estímulos verbales o a estímulos de dolor; se usa sobre todo en la etapa temprana de la evaluación.

Bradicardia: frecuencia cardíaca lenta, menor de 60 latidos por minuto.

Cianosis: color gris azulado de la piel y de las mucosas del paciente,  que generalmente es causado por niveles reducidos de oxígeno en la sangre.

Conjuntiva: delicada membrana que recubre los parpados y cubre la superficie expuesta del ojo.

Diaforética: sudoración profusa.

Esclerótica: porción blanca del ojo.

Estridor: ruido inspiratorio áspero, de tono alto, como el sonido producido por la obstrucción aguda dela laringe (vía aérea superior)

Hipertensión: presión arterial que más alta que los límites normales.

Hipotensión: presión arterial que más baja que los límites normales.

Historial SAMPLE: breve historia del trastorno de un paciente para determinar los signos y síntomas, alergias, medicaciones, padecimientos previos, ultimo alimento, y eventos que condujeron  a la lesión o enfermedad.

Ictericia: color amarillo de la piel o la esclerótica, causada por una enfermedad o disfunción del hígado.

Llenado capilar: capacidad del aparato circulatorio para restaurar la sangre al sistema capilar.

Molestia principal: razón por la cual el paciente pidió ayuda.  También, es la respuesta a preguntas tales como “¿que está mal?” o “¿Qué sucedió?”

OPQRS:   abreviatura  de  los términos  usadas en la evaluación de los signos y síntomas, del paciente. O (onset, inicio) P (provocación o paliación), Q (quality, calidad), R (región/irradiación) S (severity, intensidad), y T (timing, tiempo o duración delas molestias), (abreviatura original en ingles)

Oximetría de pulso: instrumento de evaluación que mide la saturación de hemoglobina en los lechos capilares.

Perfusión: circulación de la sangre dentro de un órgano.

Posición de olfateo: posición extremadamente erguida, en la cual la cabeza y el mentón del paciente están echados un poco hacia adelante.

Posición de tripie: posición erguida en la cual el paciente se inclina hacia adelante apoyado los dos brazos, los cuales se encuentran estirados hacia el frente e impulsa la cabeza y en mentón hacia adelante.

Presión diastólica: la presión que permanece en las arterias durante la fase de relajación (diástole), cuando el ventrículo está en reposo.

Presión sistólica: presión incrementada a lo largo de una arteria con cada contracción (sístole) del ventrículo.

Pulso: onda de presión  que se produce en cada latido del corazón y causa un desplazamiento de sangre en las arterias.

Respiración laboriosa: respiración que requiere un visible aumento de esfuerzo; caracterizado por gruñidos, estridor, y uso de los músculos accesorios.

Respiración espontanea: respiración en un paciente sin asistencia.

Signos: hallazgos objetivos, que se pueden ver, escuchar, sentir, oler o  medir.

Signos vitales: signos clave que se usan para evaluar la condición general del paciente, que incluyen las respiraciones, el pulso, la presión arterial, el nivel de conciencia, y las características de la piel.

Síntomas: hallazgos subjetivos que el paciente percibe, pero que solo pueden ser identificados por el mismo.

Taquicardia: ritmo cardíaco rápido, de más de 100 latidos por minuto.

Tensión arterial (TA): presión que ejerce la sangre circulante contra las paredes arteriales.

Vasoconstricción: estrechamiento de un vaso sanguíneo.

Volumen corriente o tidal: cantidad de aire que es intercambiada con cada respiración (inspiración y espiración).

Anuncios

CALIDAD DE LA RESPIRACION


CALIDAD DE LA RESPIRACIÓN

Puede determinar la calidad o características de las respiraciones al estar contándolas.

 

CARACTERÍSTICAS DE LAS RESPIRACIONES
 

NORMAL

 

La respiración no es ni superficial ni profunda.  

Igual elevación de pecho. 

No hay uso de músculos accesorios

 

SUPERFICIAL

 

Disminución del movimiento de la pared torácica y abdominal.

 

 

LABORIOSA

 

Aumento del esfuerzo respiratorio.  

Uso de músculos accesorios.

Posible jadeo.

Posible dilatación de los orificios nasales.

Retracción supraclavicular e intercostales en lactantes y niños

 

RUIDOSA

 

Aumento en el sonido de la respiración, incluyendo ronquidos, sibilancias, gorgoteo, graznidos, gruñidos y estridor.

RITMO

Mientras cuenta las respiraciones del paciente también debe notar el ritmo.  Si el momento en que una elevación del tórax en su punto máximo alcanza al siguiente, y es razonablemente constante, las respiraciones se consideran regulares.

Si las reparaciones varían o cambian frecuentemente, se consideran irregulares.  Cuando registre los signos vitales, esté seguro de anotar  si las reparaciones del paciente fueron regulares o irregulares.

Normalmente, respirar es un proceso que se realiza sin esfuerzo, y no afecta el habla, la postura o la posición.  El habla es u buen indicador de que un paciente consciente este teniendo dificultades para respirar.  Un paciente que pueda hablar de manera suave, sin pausas extra no usuales, está respirando normalmente.  Sin embargo, el paciente que puede hablar solo una palabra cada vez, o debe detenerse cada dos o tres palabras para respirar, está teniendo dificultades significativas para respirar.  Los pacientes que están teniendo notabas dificultades para respirar, asumirán instintivamente una postura en la cual es más fácil para ellos respirar.  Hay dos posturas comunes que indican que el paciente esta intentando aumentar el flujo de aire.

La primera se llama posición de tripie.  En esta posición el paciente se sienta inclinándose hacia adelante sobre los brazos estirados, con la cabeza y el mentón impulsados ligeramente hacia adelante y tiene disnea como para requerir un esfuerzo consciente significativo.

El segundo se ve más comúnmente en niños: la posición de olfateo.  El paciente se siente erecto con la cabeza y el mentón proyectados ligeramente hacia el frente y parece estar olfateando.

La respiración se vuelve cada vez más difícil y requiere aumentar el esfuerzo.  Cuando puede ver ese esfuerzo, la respiración del paciente se describe como  respiración laboriosa.

Al inicio la respiración laboriosa se caracteriza por la posición del paciente, concentración en respirar, esfuerzo aumentado y profundidad de cada respiración.   Al volverse más laboriosa, se usan los músculos accesorios en el tórax y el cuello y el paciente puede hacer sonidos como gruñidos con cada respiración.

En los lactantes y los niños pequeños, la dilatación de los orificios nasales y las retracciones supraclaviculares e intercostales (depresiones sobre las clavículas y en los espacios entre las costillas) se asocian comúnmente con la respiración laboriosa.  A veces el paciente puede estar jadeando.

Los lactantes y los niños pequeños continuaran teniendo respiración laboriosa por un periodo sostenido, entonces se agotaran y entonces no tendrían mas la fuerza necesaria para mantener la respiración.  En los lactantes y niños pequeños el paro cardíaco es generalmente causado por paro respiratorio.

RESPIRACIÓN RUIDOSA

La respiración normal es silenciosa o, en un ambiente muy quieto, solo acompañada de los sonidos del movimiento del aire de la boca y la nariz.  A través de un estetoscopio, los campos pulmonares normales incluyen solo el sonido del movimiento del aire por los bronquios, acompañados por un soplo suave, de tono bajo.

La respiración acompañada de otros sonidos indica un problema respiratorio significativo.  Cuando la vía aérea es obstruida de manera parcial por un cuerpo extraño o inflamación o edema, podrá escuchar un estridor, un ruido como graznido, áspero, de tono alto.  Si puede escuchar burbujeo o gorgoteo, el paciente probablemente tiene líquido en la vía aérea.

Puede escuchar otros ruidos como sibilancias o ronquidos.  La presencia de cualquiera de estos ruidos indica que existe un serio problema respiratorio.  Con una obstrucción completa de la vía aérea, el paciente no será capaz de mover aire alguno, y no podrá toser o hablar.  Los sonidos son causados por el movimiento de aire a través de espacios pequeños o líquido.    Si no escucha nada es posible que el paciente no este moviendo aire en absoluto.

Un paciente que expectora esputo espeso (flemas, material de los pulmones) amarillento o verdoso, muy probablemente tiene una infección respiratoria avanzada.  Un paciente con una lesión del tórax puede expectorar sangre o un esputo espumoso, blanco o rosado.  Un paciente con insuficiencia cardíaca congestiva también puede expectorar un esputo espumoso.  La presencia de cualquier sustancia, independientemente de su causa, indica que existe un problema cardiovascular y respiratorio urgente y potencialmente crítico.  El trastorno del paciente se puede deteriorar al grado de que ya no pueda respirar más.

A %d blogueros les gusta esto: