Archivos de etiquetas: piel viscosa

Circulación – estados de choque


Circulación

A continuación debe evaluar el estado circulatorio del paciente.  Verifique la presencia del pulso distal y si no puede obtenerlo, evalúe el pulso central.  Determine rápidamente si el pulso, es rápido, lento, débil, fuerte o ausente por completo.  El pulso rápido sugiere un choque compensado.  En el coque compensado, la piel puede estar fría, viscosa o ceniza.  Si el paciente no tiene pulso y no está respirando, empiece de inmediato la reanimación Cardio-pulmonar o RCP.

En pacientes de trauma, asegúrese de haber evaluado e identificado cualquier hemorragia que ponga en peligro la vida; si descubre una hemorragia grave, trátela de inmediato.  También debe evaluar rápidamente la temperatura, el estado y color de la piel, así como también debe verificar el tiempo del llenado capilar.

Temperatura de la piel – evaluación


Temperatura de la piel

La piel tiene muchas funciones: ayuda a contener el agua del cuerpo, actúa como aislamiento y protección de las infecciones y también desempeña un papel importante en la revelación de la temperatura corporal, al cambiar la cantidad de sangre que circula a través de la superficie de la piel.  Con una perfusión deficiente, el cuerpo retira sangre de la superficie de la piel y la activa en el centro del cuerpo.  El resultado es que encontraremos una piel fría, húmeda, y viscosa, que nos indica en la evaluación inicial que hay hipoperfusión y función inadecuada del sistema circulatorio.

A %d blogueros les gusta esto: