Archivos de etiquetas: piel humeda

Signos vitales iniciales – lesiones de ojos


Signos vitales iniciales

Evalué los signos vitales iniciales para observar los cambios que puede excrementar el paciente durante el tratamiento.  La tensión arterial, el pulso, el examen de la piel y las respiraciones, pueden indicar que tan bien el paciente está tolerando la situación. Una tensión arterial menor a 100 mm Hg, con un pulso débil, rápido y la piel fría y húmeda blanca o gris, debe alertarlo sobre la presencia de un choque.  Recuerde que debe preocuparse por la presencia de hemorragias vivibles en la cara y por hemorragias no visibles dentro de una cavidad del cuerpo.  Es probable que la evaluación de las pupilas se haya efectuado durante la evaluación de la lesión del ojo.

Anuncios

Historial y examen físico enfocados – LTB


Historial y examen físico enfocados

Después de completar la evaluación inicial, determine que tipo de examen efectuara basándose en el ML: –un examen físico enfocado o una evaluación rápida-.

Examen físico enfocado

En un paciente consciente, que tiene una lesión abierta simple con un ML limitado, considere un examen físico enfocado.  Dirija su evaluación a la lesión aislada, la molestia del paciente y la región del cuerpo afectada.  Asegúrese de mantener el control de la hemorragia e identifique la localización de la lesión.  Evalúe los sistemas subyacentes.  En una extremidad lesionada, examine el pulso, la función motora y la función sensitiva.

Examen físico rápido

Si hay un traumatismo considérelo, que tal vez afecte múltiples sistemas, comience con una evaluación rápida de trauma, buscando DCAP-BTLS, para asegurarse de haber encontrado todos los problemas y todas las lesiones.  Ante un traumatismo significativo, debe evaluar con rapidez la totalidad del paciente desde la cabeza hasta los pies.

No debe retrasar el transporte de un paciente traumatizado, en particular su es uno con una hemorragia copiosa, aunque esté controlada.  Identificar las lesiones de trauma durante la evaluación rápida, puede ayudarlo a preparar su paciente para el transporte.  Por ejemplo, identificar una lesión en la cadera o en una extremidad en su paciente durante este examen, sugerirá girarlo en contra de la extremidad lesionada, de ser posible.  La inmovilizaron vertebral debe completarse aquí, incluyendo la aplicación de un dispositivo de estabilización de la columna cervical y aseguramiento de paciente en una camilla rígida, si es que aún no ha sido hecho desde la evaluación inicial.

Signos vitales iniciales

Debe examinar los signos vitales iniciales para saber si se producen cambios en el estado del paciente durante el tratamiento.  Los hallazgos identificados antes en su evaluación, como taquicardia, taquipnea, pulso débil y piel fría, húmeda y pálida, deben ser cuantificados y registrados.  Cuando la tensión arterial y la respuesta pupilar se evalúan, sus signos vitales iniciales están completos.

Una tensión arterial de menos de 100 mm Hg, con un pulso rápido, débil, piel fría y húmeda, pálida o cianótica, debe alertarlo de la presencia de una hipoperfusión y que el paciente pude tener una hemorragia significativa.  Recuerde que debe concentrarse en las hemorragias tanto visibles como invisibles.

Historial SAMPLE

A continuación obtenga un historial SAMPLE de su paciente.  Trastornos como la anemia (baja cantidad de hemoglobina en la sangre) y la hemofilia (trastorno en el cual la sangre tiene disminuida su capacidad de coagularse), pueden complicar las lesiones cerradas de los tejidos blandos.  Medicamentos como el ácido acetilsalicílico u otros fármacos que adelgazan la sangre, tomados con frecuentemente por paciente de edad avanzada, pueden hacer difícil el control de la coagulación y la hemorragia.  Si la lesión fue auto-infligida, es también un problema de conducta.  Si el paciente está inconsciente, intente obtener su historial SAMPLE de un amigo o miembro de la familia.

Circulación – estados de choque


Circulación

A continuación debe evaluar el estado circulatorio del paciente.  Verifique la presencia del pulso distal y si no puede obtenerlo, evalúe el pulso central.  Determine rápidamente si el pulso, es rápido, lento, débil, fuerte o ausente por completo.  El pulso rápido sugiere un choque compensado.  En el coque compensado, la piel puede estar fría, viscosa o ceniza.  Si el paciente no tiene pulso y no está respirando, empiece de inmediato la reanimación Cardio-pulmonar o RCP.

En pacientes de trauma, asegúrese de haber evaluado e identificado cualquier hemorragia que ponga en peligro la vida; si descubre una hemorragia grave, trátela de inmediato.  También debe evaluar rápidamente la temperatura, el estado y color de la piel, así como también debe verificar el tiempo del llenado capilar.

Signos vitales iniciales – hemorragias


Signos vitales iniciales

Debe evaluar la línea basal de los signos vitales para observar los cambios que se puedan producir durante el tratamiento.  Una tensión arterial sistólica menor de 90 mm Hg con un pulso central rápido  y pulso periférico débil , debe sugerirle la presencia de hipoperfusión en el paciente con una perdida sustancial de sangre.  La piel fresca, húmeda que esta pálida o gris, es un signo importante de que el paciente está experimentando un problema de perfusión; los cambios en las pupilas pueden indicar hemorragia dentro del cráneo.

Circulación – emergencias diabeticas


Circulación

Una vez que haya evaluado la vía aérea y la respiración, y que haya efectuado las intervenciones necesarias, determine el estado de circulación del paciente.  Una persona con piel seca y caliente indica un coma diabético, mientras que un paciente con la piel húmeda y pálida, indica un choque insulínico, el paciente con este problema, tendrá pulso rápido y débil.

Examen físico enfocado – dolor toraxico


Examen físico enfocado

Preste especial atención al sistema cardiovascular, pero también revise el sistema respiratorio, ¿qué tan bien funciona el corazón? Evalúe el color, la temperatura y la condición de la piel. ¿Está fría y húmeda? ¿Cómo se ven las membranas mucosas? Rosadas, cenizas o cianóticas, ¿son claros los sonidos pulmonares?, ¿están distendidas las venas del cuello?

Temperatura de la piel – evaluación


Temperatura de la piel

La piel tiene muchas funciones: ayuda a contener el agua del cuerpo, actúa como aislamiento y protección de las infecciones y también desempeña un papel importante en la revelación de la temperatura corporal, al cambiar la cantidad de sangre que circula a través de la superficie de la piel.  Con una perfusión deficiente, el cuerpo retira sangre de la superficie de la piel y la activa en el centro del cuerpo.  El resultado es que encontraremos una piel fría, húmeda, y viscosa, que nos indica en la evaluación inicial que hay hipoperfusión y función inadecuada del sistema circulatorio.

A %d blogueros les gusta esto: