Archivos de etiquetas: partos anormales

Espina bífida – partos anormales o complicdos


Espina bífida

La espina bífida, es un defecto del desarrollo en el cual una parte de la médula espinal o las meninges pueden sobresalir hacia el exterior de las vértebras y quizá incluso fuera del cuerpo. Esto se ve con gran facilidad en la espalda del recién nacido y por lo general ocurre en el tercio inferior de la espalda, en el área lumbar.   Es extremadamente importante cubrir el área abierta de la médula espinal con una compresa estéril y húmeda, inmediatamente después del nacimiento.  Este procedimiento evita la infección, lo cual puede ser fatal para uno de estos neonatos.  Se trata de algo que puede hacer como TEM-TUM-TES, y que impacta en gran medida la capacidad de un recién nacido de tener un resultado positivo.  No obstante, el mantenimiento de la temperatura corporal es muy importante, cuando se aplica una compresa estéril y húmeda, porque la humedad puede reducir la temperatura corporal del recién nacido.  Para evitar esto, pida a alguien que sostenga al neonato junto de su cuerpo.  Esto proporciona al bebe calor a la temperatura correcta.

Anuncios

20.8 EMERGENCIAS POR PARTOS ANORMALES O COMPLICADOS


20.8 EMERGENCIAS POR PARTOS ANORMALES O COMPLICADOS

Nacimiento de nalgas

La presentación es la posición en la cual nace el bebe, es la parte del cuerpo que sale primero.  En la mayoría de los casos lo primero en salir es la cabeza, es lo que se llama presentación de vértice.  En ocasiones, lo glúteos salen primero; esto se denomina presentación pélvica o de nalgas.  Con esta presentación,  el bebe está en riesgo de sufrir un traumatismo durante el nacimiento.  Los nacimientos de nalgas por lo general, son lentos así que hay tiempo de llevar a la madre al hospital.  No obstante si los glúteos ya pasaron por la vagina, el nacimiento está en curso y deberá seguir los procedimientos de emergencia y pedir apoyo SVA.  En general, si la madre no da a luz en un lapso de 10 minutos de la presentación de nalgas, proporcione pronto transporte.  Pida a la dirección médica que lo guíe en esta difícil situación.

Las precauciones para un nacimiento de nalgas son las mismas que para un parto de vértice.  Ponga en posición a la madre, desenvuelva su equipo de emergencia para partos y colóquese junto con su compañero, como lo haría para un parto normal.  Deje que los glúteos y piernas nazcan de modo espontaneo, apoyándolos con su mano para evitar una expulsión rápida.  Los glúteos por lo general saldrán con facilidad.  Deje que las piernas cuelguen en ambos lados de su brazo sosteniendo el trono y el pecho mientras nacen.  La cabeza   casi siempre esta cara abajo y debe permitir que salga de manera espontánea.  Mientras nace la cabeza, deberá mantener la vía aérea del neonato abierta: forme una “V” con sus dedos enguantados y luego colóquelos dentro de la vagina para evitar que las paredes de ésta compriman dicha vía aérea; esta es una de solo dos circunstancias en las cuales debe introducir los dedos en la vagina.

EMERGENCIAS GINECOLOGICAS Y OBSTETRICAS


20 EMERGENCIAS GINECOLOGICAS Y OBSTETRICAS

Un gran porcentaje de los neonatos a nivel mundial nacen en hospitales, con médicos y enfermeras que atienden no solo a la madre sino también al recién nacido.  Otro porcentaje mucho menor es atendido por parteras en casas y en condiciones precarias sin contar con todos los medios de higiene y sin preparación para las complicaciones que se puedan presentar.  En ocasiones, el proceso del nacimiento se desarrolla con mayor rapidez de lo que espera la madre y nosotros como TEM–TUM–TES, nos encontraremos con decisiones que tomar: ¿Debe permanecer en la escena y atender el parto? o ¿transportar a la paciente al hospital? ¿Hay otros factores que afectarían esta decisión?, ¿traumatismos, clima y distancia al hospital?

Debemos aprender a tomar decisiones y si es necesario, cómo proceder a atender el parto en la escena.  Debemos tener claro el proceso del nacimiento y a analizar las complicaciones comunes, de manera que estemos preparados para manejar tanto los partos normales como los anormales.  Conocer la evaluación y cuidados de un neonato y sobre las emergencias ginecológicas no relacionadas con el parto.

A %d blogueros les gusta esto: