Archivos de etiquetas: parto

Asistencia en el nacimiento de un bebe de madre adicta


Asistencia en el nacimiento de un bebe de madre adicta

Por desgracia, cada vez hay más bebes que nacen de madres adictas a las drogas o el alcohol.  Estas madres con frecuencia reciben muy poca o ninguna atención prenatal.  Los efectos de la adicción sobre los neonatos incluyen: ser prematuros, bajo de peso al nacer y depresión respiratoria grave.  Algunos de estos recién nacidos morirán.  El síndrome alcohólico fetal, es el término que se usa para describir el padecimiento de los bebes nacidos de madres que abusan del alcohol.

Si lo llaman para atender el parto de una madre adicta a las drogas o al alcohol, preste especial atención a su propia seguridad.  Como en todos los demás casos, siga con las precauciones ASC.  Use goggles, tapabocas y guantes estériles en todo momento.  Los indicios de que se trata de una madre adicta puede incluir presencia de parafernalias relacionadas con drogas, botellas vacías de vino o licor y declaraciones efectuadas por vecinos o por la propia madre.  Es probable que el recién nacido de una madre adicta necesite atención inmediata en un hospital.  Atienda el parto como se ha indicado, pero este preparado para dar asistencia respiratoria al neonato y administre oxigeno durante el transporte.  No juzgue ni sermonee a la madre.  Su papel es ayudar a nacer al bebe, lo mejor posible y transportarlos a ambos, tanto al neonato como a la madre al hospital.

Anuncios

Nacimiento de la cabeza


Nacimiento de la cabeza

Observe la cabeza mientras esta comienza a salir de la vagina, porque debe sostenerla mientras sale.  Puede requerirse de dos, tres o más contracciones para que ocurra la salida de la cabeza, desde el momento en que comienza a coronar; una vez que obviamente la cabeza va saliendo cada vez más con cada contracción, deberá colocar su mano enguantada sobre las partes óseas que emergen y ejercer una presión muy suave sobre ellas, al tiempo que la reduce durante las contracciones.  Esto permitirá que la cabeza salga de manera homogénea y evitara que el resto del bebé “salte” de repente haca afuera durante una contracción fuerte, con la posibilidad de causarse lesiones.

Quizás desee estar al frente de los pies de la paciente, de manera que se encuentre entre las piernas de durante el parto.  Tenga cuidado de no meter sus dedos en los ojos del neonato y de no presionar los puntos blandos en la cabeza, llamados fontanelas.  Una fontanela se localiza en la parte superior de la cabeza cerca de la frente y la otra está cerca de la parte posterior de la cabeza.  El cerebro en estos puntos, esta cubierto solo por la piel y las membranas.

Los métodos para reducir el riesgo de que se rasque el peritoneo durante la labor, incluyen la aplicación de presión horizontal sobre este con una compresa estéril de gasa o mediante la aplicación de presión suave en la cabeza al tiempo que se estira con cuidado el peritoneo.  Consulte su protocolo local acerca de los métodos empleados en su área.  También manténgase preparado para la posibilidad de que puedan salir heces debido a la presión sobe el recto.

Preparación del campo para el parto


Preparación del campo para el parto

  1. De acuerdo con lo que le permita el tiempo, coloque toallas o sabanas en la superficie en torno al área del nacimiento para ayudar a absorber el líquido amniótico que se libera cuando se rompe el saco amniótico. Observe que es posible que dicho saco puede haberse roto antes de su llegada.  Eleve las caderas de la paciente y coloque cobijas dobladas o almohadas para que apoye su cabeza y hombros.
  2. Abra con cuidado el paquete OB para que su contenido se conserve estéril.
  3. Póngase guantes estériles.
  4. Use las sabanas y toallas estériles del equipo OB para crear un campo estéril para el parto. Coloque una sábana o toalla debajo delos glúteos de la paciente y des-dóblela hacia los pies.  La otra sabana deberá cubrir el abdomen y los muslos.  De manera alternativa, puede usar tres sabanas: una bajo sus glúteos, otra que envuelva su espalda y cubra sus muslos,  y otra que cubra el abdomen y tórax.

Posición de la paciente para el parto


Posición de la paciente

La ropa de la paciente deberá subirse hasta la cintura o si lleva pantalones y ropa interior, deberá retirarlos.  Recuerde proteger el pudor de la paciente lo más que pueda mientras le ayuda a colocarse en una posición semi Fowler.  Coloque a la paciente en una superficie firme arropada con una cobija, sabana doblada o toalla.  Póngale una almohada o cobija debajo de las caderas para elevarlas de 6 a 15 centímetros.  En ocasiones es mejor poner una almohada debajo de una cadera para permitir al paciente voltearse hacia un lado.  Esto puede facilitar succionar al bebe una vez que este nazca.  Apoye la cabeza, el cuello y la parte superior de la espalda de la madre con almohadas y cobijas.  Si el parto ocurre en un auto, la paciente deberá recostarse en el asiento trasero con un pie en el suelo y el otro sobre el asiento, con la rodilla flexionada.  Este también es un buen momento para prepararse a recibir el bebe.   Donde lo colocara?, como lo secara?, como lo mantendrá caliente?  Planear estas necesidades le facilitara mucho las cosas cuando llegue el momento.

Si el parto de emergencia ocurre en una casa, deberá mover a la paciente a una superficie resistente y plana.  Le será más fácil trabajar con la paciente sobre una superficie firme que sobre la cama.  Eleve las caderas de la paciente y proporcione apoyo para su cabeza con una o dos almohadas.  Haga que mantenga sus piernas y caderas flexionadas, con los pies apoyados sobre la superficie bajo ella y sus rodillas separadas.  Vigile a todo momento, el curso del parto de cerca; no deseara que sea un parto abrupto y que la cabeza coronada salga sin control alguno.

20.6 ATENCIÓN DE EMERGENCIA – emergencias gineco-obstetras


20.6 ATENCIÓN DE EMERGENCIA

Preparación Para el parto

Considere recibir al bebe en la escena con las siguientes circunstancias:

  • Cuando el nacimiento se espera en unos minutos.
  • Cuando un desastre natural, el mal clima u otro tipo de catástrofe imposibilita su llegada al hospital.

¿Cómo determinar si el nacimiento ocurriría en unos minutos? primero haga a la mujer embarazada las siguientes preguntas:

  • Cuánto tiempo lleva de embarazo?
  • Cuando se supone que nacerá el bebe?
  • Es este su primer bebe?
  • Tiene contracciones? cada cuánto?, cuánto dura cada contracción?
  • Siente como si tuviera que evacuar u orinar?
  • Ha tenido algún manchado o sagrado?
  • Se le rompió la fuente?
  • Nació alguno de sus hijos anteriores por cesárea?

También considere hacer estas preguntas:

  • Ha tenido embarazos complicados en el pasado?
  • Usa drogas, bebe alcohol, o toma algún medicamento?
  • Hay alguna posibilidad de que éste sea un parto múltiple?
  • Espera su doctor alguna complicación?

Si está indicado por las respuestas, determine si hay coronación.

Si estén no es el primer bebe del paciente, es posible que ella pueda decirle si está a punto de dar a luz; si dice que lo está haga prepárese para el parto.  Delo contrario, verifique si se sienta firme en extremo el abdomen, si dice que necesita evacuar u orinar o si siente la necesidad de pujar.  Si es así, es posible que la cabeza del bebe este presionando el recto y que el nacimiento esté a punto de ocurrir.  En este punto, deberá inspeccionar la vagina para determinar su hay coronación; si es así, el nacimiento es inminente.  No toque el área vaginal hasta que este seguro de que el nacimiento es un hecho inminente.  En general, no toque las áreas vaginales excepto durante el parto bajo ciertas circunstancias, y siempre que su compañero este presente.  Sepárele las piernas con cuidado, al tiempo que le explica que lo hace para decidir si el bebe, debe nacer de inmediato, o si debe transportarla al hospital para dar a luz.

Una vez que se ha iniciado el parto, no hay manera de hacerlo más lento o detenerlo, nunca intente sostenerle juntas las piernas, esto solo complicaría el parto.  No permita que vaya al baño, en lugar de ello, asegúrele que la necesidad de tener un movimiento intestinal, es normal y que significa que está a punto de parir.

Si decide atender el parto en la escena, recuerde que es el único que ayudara a la mujer durante el nacimiento.  Su parte consiste en ayudarla, guiarla y sostener al bebe mientras nace.  Recuerde las precauciones ASC a todo momento.  Intente limitar las distracciones para usted y para el paciente.  Deberá parecer calmado y tranquilizador al mismo tiempo que protegerá el pudor de la mujer.  Lo más importante es reconocer cuándo la situación está más allá de su nivel de capacitación.  Si el parto es inminente hay coronación, comuníquese con la dirección médica, para que decidan su atenderá el parto en la escena o deberá transportarla.  Cuando tenga dudas, comuníquese con la dirección médica para mayor orientación.  Siempre reconozca sus limitaciones y cuando no esté seguro de lo que debe hacer, transporte al paciente incluso si el parto debe ocurrir durante el transporte.

Su vehículo de emergencia siempre deberá estar equipado con un paquete obstétrico (OB) estéril de emergencia que contiene los siguientes artículos:

  • Tijeras quirúrgicas o escalpelo
  • Pinzas para cordón umbilical
  • Cinta umbilical
  • Una jeringa pequeña con bulbo de goma o perilla de succión
  • Toallas
  • Compresas de gasa de 10 x 10 y de 5 x 25cm
  • Guantes estériles
  • Cobija para bebe
  • Toallas higiénicas
  • dispositivo de bolsa-válvula-mascarilla (BVM) para neonatos.
  • Goggles
  • Una bolsa de plastico

Recuerde que debe evaluar la situación; evaluación inicial, historial y examen físico enfocados, así como también determinar los signos vitales iniciales y proporcionarle tratamiento basado en estos signos vitales.

Historial y examen físico enfocados – emergencias gineco-obstetras


Historial y examen físico enfocados

Si la madre esta inconsciente, realice un examen físico rápido para localizar lesiones y otros problemas, luego obtenga los signos vitales y el historial más amplio que le sea posible.  Gran parte de esto puede efectuarse en la ambulancia camino al hospital.  Si la madre esta consiente, comience por hacer preguntas para el historial, lleve a cabo el examen físico enfocado y luego obtenga los signos vitales.

Decisión de transporte – emergencias gineco-obstetras


Decisión de transporte

Si el nacimiento es inminente basándonos en los signos y síntomas, prepárese para efectuar el parto en la escena. El lugar ideal para el nacimiento de un bebe es en la seguridad de la ambulancia o la privacidad del hogar de la madre.  Sino están disponibles estos sitios, evalúe la escena en busca de la mejor área a utilizar su el parto es inminente.  Esta área de ser tibia y privada con suficiente espacio para moverse.

Si el nacimiento es inminente, prepare a la paciente para su transporte.  Las mujeres embarazadas en los dos últimos trimestres de la gestación, deberán transportarse recostadas sobre el lado izquierdo siempre y cuando sea posible.  Esto evitara que el peso del bebe oprima la vena cava y que se produzca el síndrome hipotensivo supino.  Si sospecha que hay una lesión espinal y está indicada la estabilización de la columna, sujete a la mama como siempre y coloque toallas o cobijas enrolladas bajo el lado derecho de la camilla para evitar este síndrome hipotensivo supino

Evaluación inicial – emergencias gineco obstetras


Evaluación inicial

Impresión general

La impresión general de la habitación es un buen inicio, que deberá indicarle si la madre está en trabajo de parto o su tiene unos minutos para determinar si el parto es inminente.  La queja principal puede ser: “!ya viene el bebé!”.  Tome un momento para evaluar la queja principal y confirmar si el bebe ya viene o si tiene algún tiempo para evaluar la situación.  Cuando el traumatismo u otros problemas médicos son la situación de presente, valore esto primero y luego determine el impacto de estos problemas sobre el feto. Utilice la escala AVDI para determinar el nivel de conciencia. (Alerta y despierta, responde a estímulos verbales, responde al estímulo doloroso, no responde es decir, se encuentra inconsciente).

20.5 EVALUACIÓN – emergencias del nacimineto


20.5 EVALUACIÓN

Evaluación de la escena

El nacimiento de un bebe, rara vez es un evento inesperado, pero hay ocasiones en las cuales el parto se convierte en una emergencia.  Los protocolos del CECOM, por lo general incluyen preguntas simples para determinar si el nacimiento es inminente.  Es posible que de la central de comunicaciones, le trasmitan parte de esa información para ayudarle a prepararse para la situación.  Las condiciones pueden ser consecuencia de un traumatismo o de afecciones médicas, o simplemente es posible que solo sea “hora” de parir.  Dado que el equilibrio de una mujer embarazada se altera, debido a que lleva al feto en su cuerpo, y que hay hormonas que relajan los músculos, las caídas deben ser consideradas para estabilización de la columna.

Su primera preparación para el parto, debe ser tomar las precauciones ASV adecuadas.  Los guantes y la protección ocular debe ser lo mínimo cuando se inicie el parto o este haya terminado, si tiene tiempo de preparse para el parto, también deberá usar mascarilla y bata.

Las amenazas acostumbradas para su seguridad estarán presenten en esta y otras situaciones médicas, no relaje sus observaciones ni las precauciones de seguridad porque el parto este en proceso, o la familia este angustiada. Apresurarse no solo podrá dañar al TEM-TUM TES, sino también al bebe y a la madre.  Mantenga la calma y el profesionalismo.

Las prioridades del paciente y el transporte.


Identifique las prioridades del paciente y tome decisiones sobre el transporte.

8-11 hora de oro024

Al completar su evaluación inicial tiene que tomar algunas decisiones sobre los cuidados del paciente. Debe haber identificado e iniciado el tratamiento de las lesiones y enfermedades que ponen el peligro la vida.  Ahora debe identificar el estado de prioridad de su paciente.

Considera a su paciente es alta prioridad, media prioridad o baja prioridad para ser transportado?  La designación para la prioridad, se usa para determinar si su paciente necesita transporte inmediato o tolerará unos cuantos minutos más en la escena.

Los individuos con cualquiera de los siguientes trastornos, son ejemplo de pacientes con prioridad alta, y deben ser transportados inmediatamente:

  • Dificultad para respirar.
  • Impresión general deteriorada.
  • Inconsciente sin reflejos nauseoso o tusígeno.
  • Presión arterial alta, sobre todo cuando la presión arterial sistólica es menor de 100 mm Hg.
  • Piel pálida, u otros signos de perfusión deficiente.
  • Parto complicado.
  • Hemorragia incontrolable.
  • Consciente, pero incapaz de seguir órdenes.
  • Dolor intenso en cualquier parte del cuerpo.
  • Incapacidad de mover cualquier parte del cuerpo.

Un paciente de alta prioridad debe ser transportado tan rápidamente como sea posible.  La decisión de transportarlo se debe tomar en este punto de la evaluación e iniciarse los preparativos para su acondicionamiento y transporte.   Sin embargo la carga física del paciente a la camilla y dejar la escena, puede ocurrir poco después de esta decisión; por ejemplo, en un paciente con un traumatismo significativo, el reconocimiento de la necesidad de una consulta quirúrgica en el hospital, para corregir el problema del paciente será importante.   Sin embargo puede necesitar tomar 60 a 90 segundos para identificar las lesiones que deben ser protegidas durante el acondicionamiento y carga para el transporte.  Proteger la columna vertebral del paciente e identificar las extremidades fracturadas son parte integral de su acondicionamiento para el transporte.  Estas lesiones pueden hacerse peores si descuidamos evaluarlas y tratarlas antes de mover el paciente.

Es fundamental la necesidad de reconocer el momento oportuno de trasporte de los pacientes graves de trauma.

Se le denominado hora dorada, al tiempo que transcurre desde la lesión hasta el tratamiento definitivo durante el cual, debe iniciarse el tratamiento del choque y las lesiones traumáticas.

Después de los primeros 60 minutos, el cuerpo tiene dificultades crecientes para compensar el choque y las lesiones traumáticas.

Por esta razón, en la escena deben tardarse tan poco tiempo como sea posible con pacientes que han sufrido un traumatismo significativo o grave.  La meta, es evaluar, estabilizar, empaquetar e iniciar el trasporte al sitio adecuado dentro de un lapso de 10 minutos después de arribar a la escena, siempre y cuando sea posible pues una extracción difícil o compleja limitara obviamente estas posibilidades de pronto traslado.

Algunos pacientes se beneficiaran permaneciendo en la escena y recibiendo cuidados continuos.  Por ejemplo es posible que un paciente de edad avanzada con dolor del pecho sea mejor atendido en la escena, administrado con nitroglicerina y esperando un vehículo SVA, siempre que este disponible para apoyarnos, en vez de transportarlo de inmediato.  El SVA debe ser llamado a la escena, si no es que ya viene en camino, y dependiendo de la distancia del viaje, puede encontrarse mientras se transporta el paciente grave.  Si el SVA se retrasa, o está alejado, coordinar un punto de reunión puede ser una buena decisión para su paciente de alta prioridad.  En caso de no contar con unidades de SVA en su comunidad, deberá iniciar su transporte tan pronto como le sea posible, posterior a su evaluación e intervención de emergencia.  Su decisión de permanecer en la escena o trasportarse inmediatamente se basara en: el estado de su paciente, la disponibilidad de ayuda avanzada, la distancia que debe trasportar y sus protocolos locales.

La correcta identificación de los pacientes de alta prioridad es el principal aspecto de la evaluación inicial y contribuye a mejorar el pronóstico del paciente.

Aunque el tratamiento inicial es importante, es esencial recordar que el transporte inmediato, es una de las claves para la supervivencia del paciente de alta prioridad.  El transporte se debe iniciar tan pronto como sea posible.

Posteriormente se obtendrá la historia y/o examen físico, enfocado y basado en la evaluación y se determinará si el padecimiento de urgencia del paciente es de índole médico, traumático o ambas.

A %d blogueros les gusta esto: