Archivos de etiquetas: nivel de conciencia

Vía aérea, respiración y circulación – evaluación inicial – lesiones de ojos


Vía aérea, respiración y circulación

Cuando comience la evaluación inicial, considere la necesidad de hacer una inmovilización vertebral manual, mientras determina si el paciente tiene la vía aérea permeable y despejada.  Si el paciente es no responsivo o tiene un nivel de conciencia notablemente alterado, considere la inserción de una cánula orofaringea o nasofaríngea del tamaño apropiado, según sea necesario, para ayudar a mantener la vía aérea.  Verifique ruidos respiratorios claros y simétricos, luego administre oxígeno en flujo alto o suministre ventilación asistida con un dispositivo bolsa-válvula-mascarilla, según se requiera, dependiendo del nivel de conciencia de su paciente, así como también la frecuencia y calidad de la respiración.  Recuerde que las lesiones traumáticas del ojo, como cualquier otra lesión facial, tienen el potenciar de afectar la vía aérea y debe vigilarse.

Palpe la pared del pecho en búsqueda de DCAP-BLS [deformidades, contusiones, abrasiones, punciones/penetraciones, quemaduras (Burns), laceraciones y edemas (swelling), sensibilidad al tacto, inestabilidad y crepitación].  Debe examinar con rapidez la frecuencia y calidad del pulso; determinar el estado, color y temperatura de la piel, y verificar el tiempo de llenado capilar.  Si es visible una hemorragia notable, debe iniciar los pasos necesarios para controlarla.  La hemorragia significativa es una condición amenazante de vida.  Si el paciente tiene una hemorragia obvia que pone en peligro la vida, debe controlarse de inmediato.  Esto puede ser difícil de hacer sin causar presión indebida sobre el propio ojo, en presencia de un traumatismo facial intenso; sin embargo, debe tener cuidado de no poner presión sobre el ojo durante el vendaje porque puede empeorar la lesión.  Las heridas en los tejidos blandos del parpado y el área circundante, tienden a sangrar libremente, pero por lo general no amenazan la vida y suelen ser fáciles de controlar.

Evaluación inicial – lesiones cerradas


Evaluación inicial

Impresión general

Al acercarse al paciente traumatizado o paciente de trauma, hay indicadores importantes que lo alertaran sobre la gravedad del trastorno.  ¿Está despierto el paciente e interactuando con su entorno, o yace quieto, sin hacer ruido? ¿Tiene el paciente alguna condición amenazante de vida, como una hemorragia abundante?, ¿Cuál es su color?, ¿está respondiendo de forma apropiada o inapropiada?  Su impresión general, le ayudara a desarrollar un índice de sospecha, de si las lesiones son graves y también le ayudara a determinar qué tan urgente necesita el paciente cuidado.

Es posible que los pacientes de trauma con lesiones cerradas de los tejidos blandos, parezcan tener lesiones menores; sin embargo, durante la evaluación inicial no debe distraerse buscando lesiones escondidas, o más severas.  Por ejemplo: la impresión general de un paciente con un hematoma en la cabeza y disminución de la conciencia, puede indicar una lesión grabe de cabeza.

Vía aérea y respiración

A continuación debe asegurar que el paciente tenga su vía aérea despejada y permeable.  Como hubo un trauma, proteja a su paciente de un posible daño adicional de la columna vertebral, al tarar la vía aérea, previniendo el movimiento de la cabeza y el torso.  Si el paciente no responde o tiene un nivel de conciencia alterado en grado significativo, considere colocar una cánula orofaringea o nasofaríngea; además, debe con rapidez examinar y observar la respiración adecuada.  Palpe el tórax, buscando DCAP-BTLS.  Si se descubre una lesión en los tejidos blandos, en el tórax o el abdomen, verifique que los ruidos respiratorios sean simétricos y claros, luego administre oxígeno en flujo alto o proporciones ventilaciones asistidas, usando un dispositivo BVM, según se requiera, dependiendo del nivel de conciencia y de que su paciente este respirando de forma inadecuada.

Circulación

Debe evaluar de inmediato la frecuencia y calidad del pulso; determinar el estado, el color y la temperatura de la piel y verificar el tiempo de llenado capilar.  Las lesiones cerradas de los tejidos blandos no tienen signos visibles de hemorragia; como el sangrado se está produciendo por dentro del cuerpo, puede presentarse el estado de choque.  Su evaluación del pulso y la piel le darán una indicación del grado de agresividad con el que necesita tratar al paciente.

Decisión de transporte

Durante su evaluación inicial, determine si su paciente necesita un transporte inmediato o estabilización en la escena.  Si el paciente que está tratando, tiene un problema en la vía aérea, en su ventilación, síntomas y signos de choque y/o una hemorragia interna, debe considerar transportarlo rápidamente para ser atendido y solicitar apoyo de SVA.  Aunque el tratamiento en la evaluación inicial está dirigido a atender con prontitud, las condiciones amenazantes de vida, no debe retrasar el traslado de un paciente de trauma o traumatizado, en particular si es uno en el cual la lesión de los tejidos blandos puede ser el signo de una lesión grave más profunda.  Los pacientes con ML intenso, pueden requerir de una exploración rápida para identificar esas lesiones.

Evaluación inicial – ahogamiento y buceo


Evaluación inicial

Impresión general

Maneje su evaluación de la queja principal del paciente para orientarse en su valoración condiciones amenazantes de vida, y determine si son necesarias precauciones para la columna vertebral.  Ponga especial atención al dolor en el pecho, la disnea y las quejas relacionadas con cambios sensoriales.  Determine su nivel de conciencia mediante la escala AVDI.  Considere el posible uso de alcohol y sus efectos sobre el nivel de conciencia del paciente.

Agotamiento por calor


Agotamiento por calor

El agotamiento por calor, también llamado postración o colapso por calor, es la enfermedad grave más común, producida por calor.  La exposición al calor, el estrés y la fatiga, son causas de agotamiento por calor, el cual se debe a la hipovolemia como resultado de la pérdida de electrolitos y de agua por una sudoración excesiva.  Para que la sudoración sea un mecanismo eficaz de enfriamiento, el sudor debe ser capaz de evaporarse del cuerpo.  De otra manera, el cuerpo continuará su producción de sudor, aumentando la pérdida de agua.  Las personas paradas bajo el sol caliente, en particular aquellas que usan varias capas de ropa, como los fanáticos de fútbol o los asistentes a un desfile, pueden sudar de manera profusa, y su cuerpo se refrescará poco.  La humedad elevada también reducirá la cantidad de evaporación que puede ocurrir.  Las personas que trabajan o se esfuerzan en áreas mal ventiladas, no logran eliminar el calor a través de la convección.  En consecuencia, las personas que trabajan o se ejercitan vigorosamente y que usan ropa muy gruesa en un medio caliente, húmedo o mal ventilado, presentan particular susceptibilidad al agotamiento por calor.

Los signos y síntomas del agotamiento por calor y aquellos asociados con hipovolemia son los siguientes:

  • Mareo, debilidad o desmayo acompañados de náuseas o dolor de cabeza.
  • Inicia, mientras se trabaja duro o se ejercita en un medio caliente húmedo y mal ventilado con sudoración abundante.
  • Incluso, puede iniciar en reposo en personas mayores o lactantes en medios calientes, húmedos y mal ventilados que permanecen largo tiempo en medios calientes o húmedos. Los individuos no aclimatados al medio ambiente caliente, también pueden presentar este inicio en reposo.
  • Piel fría, húmeda y pegajosa con palidez ceniza
  • Lengua seca y sed.
  • Signos vitales normales, aunque el pulso es con frecuencia se encuentra rápido y la tensión arterial diastólica puede ser baja.
  • Temperatura corporal puede estar normal o ligeramente elevada; en raras ocasiones llega a los 40°C.

Para tratar al paciente siga estos pasos:

  1. Retire las capas excesivas de ropa, en particular alrededor de la cabeza y el cuello.
  2. Aleje al paciente del medio ambiente caliente tan pronto como le sea posible, de preferencia hacia la parte trasera de la ambulancia con aire acondicionado. Si está a la intemperie, aléjelo del sol.
  3. Administre oxígeno al paciente tal como lo hizo en la evaluación inicial.
  4. Aliente al paciente para que se recueste y eleve las piernas o posición supina. Afloje cualquier prenda apretada y abanique al paciente para que se enfríe.
  5. Si el paciente está completamente alerta, aliéntelo para que se siente y beba despacio hasta 1 L de agua, siempre y cuando no sienta náuseas. Nunca fuerce al paciente a deglutir líquidos si no está completamente alerta, ni permita que lo haga en posición supina, pues podría aspirar el líquido a los pulmones.   Si el paciente siente nauseas, transpórtelo sobre su costado para evitar la aspiración.  En la mayoría de los casos, estas medidas revertirán los síntomas, lo cual hará que el paciente se sienta mejor en un lapso de 30  minutos, pero deberá prepararse para transportarlo al hospital, para que le hagan un tratamiento más agresivo, como por ejemplo con terapia IV con líquidos y vigilancia estrecha, en especial en las siguientes circunstancias:
  • Los síntomas no mejoran con rapidez
  • El nivel de conciencia disminuye
  • La temperatura permanece elevada
  • La persona es muy joven, es adulto mayor, o posee cualquier padecimiento subyacente, como la diabetes o enfermedades cardiovasculares.
  1. Transporte al paciente apoyándolo sobre su costado si piensa que tiene náuseas y está a punto de vomitar, pero asegúrese de que el paciente este bien sujeto a la camilla.

La insolación es la enfermedad menos común pero más grave ocasionada por la exposición al calor, ocurre cuando el cuerpo se somete a más calor del que puede manejar y se avasallan los mecanismos normales para liberarse del calor excesivo.  Entonces, la temperatura corporal se eleva con rapidez hasta un punto en el cual se destruyen los tejidos.  La insolación sin tratar siempre produce la muerte.

La insolación puede desarrollarse en pacientes durante la actividad física vigorosa, cuando se encuentran a la intemperie o en un espacio cerrado mal ventilado y húmedo.  También ocurre durante olas de calor entre personas o pacientes geriátricos, que viven en edificios sin aire acondicionado o con mala ventilación.  Así mismo puede desarrollarse en niños que se dejan solos encerrados en autos durante un día caliente.

Muchos pacientes con insolación presentan la piel caliente, seca y rojiza, debido a que su mecanismo de sudoración fue avasallado.  No obstante, al inicio en el curso de la insolación la piel puede estar húmeda o mojada.  Tenga en cuenta que un paciente puede presentar insolación aun cuando este sudando.  La temperatura corporal sube con rapidez en pacientes con insolación, esta puede alcanzar 41°C o más.  A medida que se eleva la temperatura del cuerpo, decae el nivel de conciencia de la persona.

Con frecuencia, el primer signo de insolación es un cambio en la conducta.  No obstante, a continuación el paciente deja de responder con rapidez; al inicio el pulso es acelerado y fuerte pero a medida que aumenta la falta de respuesta del paciente, el pulso se debilita y la tensión arterial cae.

La recuperación de la insolación, depende de la prontitud con la cual se administre el tratamiento, usted debe ser capaz de identificar a este paciente con prontitud.  El tratamiento de emergencia tiene un objetivo: reducir la temperatura corporal por cualquier medio disponible. Siga estos pasos para tratar a un paciente con insolación:

  1. Aleje al paciente del medio caliente y colóquelo en la ambulancia.
  2. Ajuste el aire acondicionado, al enfriamiento máximo.
  3. Retire la ropa del paciente.
  4. Administre oxígeno al paciente, si no lo hizo como parte de la evaluación inicial.
  5. Aplique paquetes fríos en el cuello, las ingles y axilas del paciente.
  6. Cubra al paciente con toallas o sabanas mojadas o rocíelo con agua fría y abaníquelo para evaporar con rapidez la humedad de la piel.
  7. Abanique al paciente de manera agresiva y repetida humedeciendo o sin humedecer la piel.
  8. Proporcione transporte inmediato al hospital.
  9. Notifique al hospital lo más pronto posible de manera que el personal pueda prepararse para tratar al paciente de inmediato a su llegada.

Evaluación inicial – intoxicaciones y envenenamientos


Evaluación inicial

Impresión general

Al obtener una impresión general del paciente, su queja principal, condiciones amenazantes de vida y el nivel de conciencia, está tratando de determinar la gravedad de la condición del paciente.  Con el abuso de sustancias y el envenenamiento, no se engañe al pensar que un paciente consciente, alerta y orientado se encuentra en condición estable y que no hay amenazas evidentes para su existencia.  Es posible que tenga una cantidad de veneno dañina o incluso letal en su sistema, que no ha tenido tiempo de producir reacciones generalizadas.  Una evaluación inicial que revela a un paciente con signos de dificultades y/o estado mental alterado le proporciona una confirmación temprana de que una sustancia venenosa está causando reacciones sistémicas.

CAUSAS COMUNES DE TRASTORNOS CEREBRALES


13.3 CAUSAS COMUNES DE TRASTORNOS

CEREBRALES

Diferentes trastornos pueden ocasionar disfunción cerebral junto con otros síntomas neurológicos, y afectar el nivel de conciencia, el habla o el control de los músculos voluntarios.  Como regla general, si el problema cerebral es producto principal de trastornos cardiacos y pulmonares, el cerebro en su totalidad se verá afectado.  Por ejemplo: sin ningún flujo sanguíneo (paro cardiaco), el paciente caerá en coma y podrá presentar daño cerebral en un lapso de minutos, incluso si la RCP se realiza de inmediato.  No obstante, el problema primario está en el cerebro, como resultado de un mal suministro de sangre a la parte media del hemisferio cerebral izquierdo, también es posible que el paciente no sea capaz de mover parte del lado derecho del cuerpo.

Estas podrían ser el brazo o la pierna derecha, o los músculos faciales.  Los niveles bajos de oxígeno en el torrente sanguíneo, debido a una enfermedad pulmonar, puede afectar al cerebro entero, lo cual con frecuencia produce ansiedad, inquietud y confusión.

El EVC es una causa común de trastorno cerebral, potencialmente tratable.  Otras afecciones cerebrales incluyen infecciones y tumores, así como también las convulsiones o el EMA;  aprender a entender, comunicarse y cuidar a estos pacientes, nos ayudara a darle una mejor atención.

Reuniendo datos para la documentación


Reuniendo datos

En algunos países la información que se reúne durante una llamada se convierte en parte del expediente médico del paciente; el FRAP ingresa a una base de datos nacional que reúne información de cuidados prehospitalarios con propósitos de investigación.  El sistema FRAP ha identificado datos necesarios para permitir comunicación y comparación de entre el SMU, agencias y regiones.  El conjunto mínimo de datos incluye tanto componentes narrativos como casillas de verificación.  Un ejemplo de información reunida en un FRAP incluye:

  • Molestia principal
  • Nivel de consciencia (AVDI) o estado mental
  • Tensión arterial sistólica en pacientes mayores de tres años de edad.
  • Llenado capilar y temperatura de la piel
  • Pulso
  • Respiración y esfuerzo

Por ejemplo de la información administrativa reunida:

  • El tiempo en el que el incidente se informó
  • El tiempo en que la unidad SMU fue notificada
  • El tiempo en que la unidad arribo a la escena
  • El tiempo en que la unidad dejó la escena
  • El tiempo en que la unidad arribo al hospital
  • El tiempo en que su unidad quedó disponible.

Usted iniciara a reunir información desde el momento en que llega a su paciente, continúe reuniendo información mientras está proporcionando los cuidados, hasta que llegue al hospital.

El siguiente cuadro proporciona directrices sobre cómo escribir la porción narrativa de su informe, ya sea que haya completado una evaluación médica o de trauma, el procedimiento basado en esta sigue cada paso de la evaluación o evaluaciones como guía para la escritura narrativa:

 

CÓMO        ESCRIBIR   UN        INFORME*
ASC ¿Se iniciaron precauciones de ASC? Si así fue, ¿Qué precauciones se usaron y porque?
Seguridad de la escena ¿Hizo la escena segura? Si así fue, ¿Qué hizo y porqué lo hizo?, hubo alguna demora en el cuidado del paciente?
NE/ML Solo explíquelo o declárero
Número de paciente Regístrelo solo cuando más de un paciente es te presente; este paciente es 2 de 3
Ayuda adicional ¿Pidió ayuda?, Si fue así, especifique porque, a qué hora y a qué hora llegó la ayuda.  Se retrasó el transporte?
Columna cervical Cite que precauciones de columna cervical se iniciaron.  Quizá quiera incluir el porqué: “debido al ML significativo…”
Impresión general Simplemente regístrela si es que no está ya documentada en el FRAP
Nivel de conciencia Asegúrese de informar el NDC, y en qué momento ocurrió cualquier cambio del NDC
Molestia principal Note y cite las declaraciones pertinentes hechas por el paciente o espectadores, o ambos.  Esto incluye cualquier negación pertinente; “el px niega dolor de pecho…”
Amenaza vital Liste todas las intervenciones y como respondió el paciente; “ventilaciones asistidas con O2 (15 LPM) 20 RPM sin cambio en el NDC.”
ABC Documente lo que encontró y de nuevo cualquier intervención efectuada.
Oxígeno Registre si uso O2, cómo se aplicó y cuánto se administró.
Evaluación enfocada, rápida o detallada Declare el tipo de evaluación usada y cualquier hallazgo pertinente: “el examen físico detallado revelo las pupilas desiguales, crepitación en las costillas derechas, una aparentemente fractura cerrada de la tibia izquierda.”
SAMPLE / OPQRST

signos vitales iniciales

Note y cite cualquier repuesta pertinente.  Su servicio puede querer que registre los signos vitales en el informe narrativo así como también en otros lugares del FRAP.
Dirección médica Cite cualquier orden dada por dirección médica y quien la dio.
Tratamiento de lesiones secundarias / tratamiento de choque Informe todas las intervenciones del paciente, a qué hora fueron completadas y como respondió el paciente.

*fuente: Datos proporcionados por Jay C. Keefauver.

NIVEL DE CONCIENCIA


NIVEL DE CONCIENCIA

El nivel de conciencia (NDC), del paciente se considera un signo vital, porque puede decir mucho de su estado neurológico y psicológico.

El encéfalo requiere de un abastecimiento constante de oxígeno y glucosa para funcional de manera adecuada.  Una alteración del nivel de conciencia puede ser una de las principales indicaciones de hipoxia.

En la evaluación inicial necesita descubrir solo el nivel de conciencia determinando si el paciente está despierto y alerta  con un nivel de conciencia no alterado consiente,  con un nivel de conciencia alterado o inconsciente.

Al evaluar un paciente, debe determinar lo adecuado de su respuesta así como también la comprensión de las preguntas que le hagamos y su actividad mental;  no que tan bien refleja su propia definición de una conducta socialmente aceptable.

Cuando un paciente esta consciente con un nivel alterado  de conciencia, puede indicar que hay una perfusión y oxigenación inadecuada o un problema químico o neurológico que está afectando de manera adversa al encéfalo y su función;  un nivel de conciencia alterado en un paciente consciente también puede ser causado por medicamentos, drogas, alcohol o envenenamiento.

Cuando usted llegue a una paciente que este inconsciente, debe centrarse en identificar los problemas de la vía aérea, respiración y circulación, amenazantes de vida y luego identificar otro tipo de atención que el paciente pueda necesitar.  La inconsciencia sostenida debe advertirle que puede existir un problema o déficit critico respiratorio, circulatorio o del sistema nervioso central, y debe asumir que el apaciente tiene una lesión potencialmente critica, o un trastorno que amenaza la vida.  Por lo tanto, después de evaluar al paciente y proporcionarle el tratamiento indicado requerido, debe prepararlo para realizar el traslado rápido al hospital.

A %d blogueros les gusta esto: