Archivos de etiquetas: mecanismo de lesión (ML)

Historial y examen físico enfocados – quemaduras


Historial y examen físico enfocados

Examen físico rápido o enfocado

Después de completar la valoración inicial, determine cual evaluación realizara enseguida, un examen físico rápido o examen físico enfocado.  En el paciente consiente con lesiones aisladas y un ML limitado, considere un examen físico enfocado.  Centre su atención en una lesión aislada, en la molestia principal de paciente y en la región del cuerpo afectada.  Si el paciente ha sufrido un pequeña de quemadura en el cuerpo, enfóquese en esa lesión.  Coloque un apósito sobre esa lesión con un vendaje apropiado; note la localización y estime el tamaño de la lesión y además evalúe todos los sistemas subyacentes.  En el caso de un miembro, evalúe el pulso, la función motora y la función sensitiva en la extremidad lesionada.

Si existe una cantidad significativa de superficie corporal quemada o un traumatismo intenso que puede afectar múltiples sistemas, comience con una evaluación rápida de trauma, examinando de inmediato al paciente, desde la cabeza hasta los pies, buscando DCAP-BTLS, para asegurarse de encontrar todos los problemas y lesiones.  Haga un estimado de la extensión del área quemada, empleando la regla de los nueve, e informe a la dirección médica.  Prepare al paciente para trasladarlo, basado en sus hallazgos, recuerde estabilizar a su paciente por posibles lesiones vertebrales, según sea necesario.  No debe retrasar el transporte de un paciente gravemente lesionado para completar un examen físico detallado.   El examen físico detallado puede iniciarse durante el transporte.

Signos vitales iniciales e historial SAMPLE

Su examen físico le ayuda a comprender que ha pasado en el exterior del paciente.  Los signos vitales son una buena indicación de cómo esta evolucionando el paciente en su interior.  Determinar los signos iniciales desde un principio le ayudara a conocer como está tolerando el paciente sus lesiones, mientras va camino al hospital.  Esto se puede hacer en la ambulancia rumbo al hospital, disminuyendo así la demora del tratamiento definitivo en un paciente con quemaduras de grado moderado a intenso; con frecuencia el estado de choque es pronosticado en un paciente quemado, la tensión arterial, el pulso y la evaluación de la piel son signos importantes que se deben obtener, para determinar la perfusión.

Anuncios

Decisión de transporte – estado de choque


Decisión de transporte

Una vez que ha evaluado la perfusión, puede determinar si el paciente debe ser tratado con alta prioridad, si se necesita SVA y a que servicio u hospital debe ser transportado.  Por lo general, los pacientes en choque o un ML sospechoso, deben ser transportados a un centro de trauma.  A veces, los protocolos dictan que el paciente se debe transportar al hospital más cercano, para estabilizarlo antes de transferirse a un centro de trauma especializado.

Examen físico rápido vs. Examen físico enfocado – hemorragia interna


Examen físico rápido vs. Examen físico enfocado

Los pasos del historial y del examen físico enfocados, dependen no solo del ML o la naturaleza dela enfermedad del paciente, sino también del tipo específico de la situación médica o traumática.  Si el sujeto es un paciente médico no responsivo, efectúe un examen médico rápido, obtenga los signos vitales y realice la historia médica del paciente de ser posible.

Si el individuo es un paciente medico responsivo, obtenga la historia clínica, realice un examen físico enfocado basado en la región del cuerpo y la molestia principal y use la mnemotecnia OPQRST y obtenga los signos vitales.

Si el sujeto es un paciente de trauma con un ML significativo o múltiples molestias o lesiones, realice un examen físico rápido, use la mnemotecnia DCAP-BLS-TIC, obtenga los signos vitales y el historial que esté disponible.

Si el paciente tiene un ML limitado con una lesión aislada, practique un examen físico enfocado, tome los signos vitales y obtenga su historia clínica.

Evaluación de la escena – hemorragia interna


Valoración del paciente

Evaluación de la escena

Al acercarse a la escena, este alerta sobre los peligros potenciales para usted y su equipo.  Si está entrando a una residencia, tenga en cuenta la posible presencia de espectadores y miembros de la familia, porque pueden volverse hostiles.  Asegure que solo va a proporcionar atención a un paciente y este alerta a indicaciones de la naturaleza de la enfermedad como vomito o diarrea sanguinolenta, así como también al mecanismo de lesión o ML, por ejemplo una silla caída;   considere la inmovilización ve la columna vertebral y la necesidad de recursos adicionales, como una unidad de soporte avanzado de vida.

22.5 HEMORRAGIAS INTERNAS


22.5 HEMORRAGIAS INTERNAS

Las hemorragias internas pueden ser muy grave, en especial porque posiblemente no esté consciente de que esté ocurriendo.  La lesión o daños de los órganos internos, por lo general dan lugar a una hemorragia interna abundante que puede causar un choque hipovolémico, antes de darse cuenta de la gran pérdida de sangre.  Una persona con una úlcera gástrica sangrante puede rápidamente perder mucha sangre.  De forma similar, un sujeto con el hígado lacerado o con una rotura del bazo, puede perder una cantidad abundante de sangre en el interior del abdomen.  No obstante, el paciente no tiene signos exteriores de hemorragia.

Las fracturas costales también pueden causar una grave pérdida interna de sangre.  A veces la hemorragia se extiende al interior de la cavidad torácica y a los tejidos blandos de la pared del tórax.  Una fractura de fémur, puede causar con facilidad la pérdida de 1 litro de sangre a los tenidos bandos del muslo.  Con frecuencia, los únicos signos de tal hemorragia son la hinchazón y contusiones locales, debidas a la acumulación de la sangre alrededor de los extremos del hueso roto.  Varias fracturas pélvicas pueden ocasionar una hemorragia que pone en peligro la vida.

Siempre debe estar alerta sobre la posibilidad de una hemorragia interna y evaluar al paciente en relación con los signos y síntomas relacionados, en particular si el mecanismo de lesión es intenso.  Si sospecha que un paciente esta sangrando internamente, debe transportarlo con prontitud al hospital.

21 VOCABULARIO VITAL


21 VOCABULARIO VITAL

Cavitación: fenómeno en el cual la velocidad hace que una bala genere ondas de presión que causan daños distantes de la trayectoria del proyectil.

Des-aceleración: disminución de la velocidad del objeto

Energía cinética: energía de un objeto en movimiento

Energía potencial: el producto de masa, gravedad y altura que se convierte en energía cinética y da por resultado una lesión como la producida por una caída.

Índice de sospecha: duda o temor de que pueden existir lesiones o que no son obvias o visibles, cuando se determina el mecanismo de lesión que ponen en peligro la vida.

Lesión encefálica de golpe contragolpe: lesión traumática del encéfalo que ocurre cuando se aplica la fuerza de un impacto a la cabeza y la transmisión de energía a través del tejido encefálico causando una lesión en el sitio opuesto al impacto.

Mecanismo de lesión ML: las fuerzas de trasmisión de energía, aplacadas el cuerpo causando lesión.

Paciente con trauma multisistèmico: paciente que experimenta un trauma que afecta a más de un sistema corporal.

Trauma contuso: impacto sobre el cuerpo causado por un objeto produciendo lesiones sin penetrar tejidos blandos, órganos ni cavidades internas.

Trauma penetrante: lesión causada por objetos, como cuchillos y balas que perforan la superficie del cuerpo y dañan tejidos u órganos internos.

21.4 PERFILES DEL MECANISMO DE LESIÓN


21.4 PERFILES DEL MECANISMO DE LESIÓN

Diferentes tipos de ML producen muchos tipos de lesiones.  Algunos afectan un sistema corporal aislado y otros dan por resultado, lesiones en más de un sistema del cuerpo.   Debemos mantener alto índice de sospecha por lesiones graves ocultas o no aparentes, que pueden afectar uno o más sistemas corporales,

Las lesiones de trauma en pacientes, pueden ser el resultado de caídas, colisiones de vehículos automotores, automóviles contra peatones o bicicletas, heridas por armas de fuego y heridos por arma blanca, entre otros.  Estas son algunos patrones de los más comunes de ML a los cuales responderemos para proporcionar cuidados y tratamientos a los pacientes.

21.3 TRAUMA PENETRANTE Y CONTUSO


21.3 TRAUMA PENETRANTE Y CONTUSO

Las lesiones traumáticas se pueden dividir en dos categorías separadas: trauma contuso y trauma penetrante.  Cualquiera de los dos tipos de traumatismo, puede ocurrir por una gran variedad de mecanismos de lesión.  Es importante considerar las lesiones no vistas u ocultas, así como también las visibles de cualquiera de los dos tipos de traumatismos.

El traumatismo contuso, es el resultado de una fuerza o transmisión de energía al cuerpo causándole una lesión, sin penetrar los tejidos blandos, órganos o cavidades internas.

El traumatismo penetrante es el resultado de objetos que perforan y penetran la superficie del cuerpo causando lesiones y produciendo daños en tejidos blandos, órganos internos y cavidades del cuerpo.

Consideraciones de la columna vertebral – evaluación vía aérea


Consideraciones de la columna vertebral

El tratamiento de la vía aérea puede ser complicado por la presencia de una lesión de la columna vertebral.  Los pacientes de trauma, tanto los conscientes como los inconscientes deben inmovilizarse para proteger su columna vertebral.  Sin embargo, los pacientes médicos, tanto conscientes como inconscientes puede haber sufrido caídas y tener una lesión potencial de la columna vertebral.  Es importante que considere previsiones de la columna vertebral durante la evaluación de la escena y valore el ML y/o la NE, cuando determine la molestia principal.  Cuando trate el estado de la vía aérea de un paciente, debe decidir si es necesita proteger la columna vertebral.  Si no tiene certeza de que exista una lesión de la columna vertebral, aun después de interrogar a un paciente consciente, asuma lo peor y estabilice la columna vertebral.  El tratamiento de la vía aérea y la inmovilización de la columna vertebral deben practicarse de manera simultánea.

Es posible que los pacientes inconscientes, o que responden a estímulos verbales, no sean capaces de proteger su vía aérea.  Si ha examinado la escena y tiene información confiable de testigos que indican que su paciente no tiene una lesión de columna vertebral, puede considerar colocar al paciente en posición de recuperación, posición lateral de seguridad, o recostado de lado, tan pronto como sea posible.  En esta posición sus secreciones drenan hacia afuera de la boca del paciente, en vez de hacerlo a la vía aérea, donde pueden ser peligrosas.  Siga su protocolo local para determinar quién tiene potencial de una lesión de la columna vertebral y quien puede considerarse “despejado”.

Determine la molestia principal


Determine la molestia principal

Ahora que han pasado las presentaciones y tiene el permiso del paciente para ayudar, debe determinar la molestia principal Esto se puede hacer simplemente preguntando, “que le paso?” o “?como puedo ayudarlo?”.

La molestia principal es el asunto más serio que preocupa al paciente, y suele expresarse en sus propias palabras (síntomas); sin embargo, puede ser algo observable por el TUM-B (signos).  En los pacientes inconscientes, la molestia principal se expresa frecuentemente como “inconsciente”.  Tenga presente la posibilidad de que la molestia principal expresada por el paciente puede no ser lo más grave que tiene; sin embargo es un buen sitio para comenzar.  Por ejemplo, un paciente con dificultad para respirar por un trastorno respiratorio crónico, puede quejarse de problemas en la pierna por perfusión deficiente.  Su responsabilidad consiste en determinar qué es lo más importante, si el problema de la pierna o la dificultad respiratoria.  La molestia principal le da un punto de referencia para empezar durante su proceso de evaluación

Como TEM, será llamado a tratar un número casi infinito de problemas diferentes.  La molestia principal le ayudará a reducir la información del ML o la NE, reunida en la evaluación de la escena.  Preguntándole puede intentar determinar si el paciente se cayó de la escalera o se desmayó.  La evaluación de la forma en que una persona se lesionó nos puede alertar sobre las posibles lesiones que el paciente tenga.  Si se sospecha de una lesión potencial de columna, debe inmovilizar manualmente la cabeza de paciente.  No es fácil determinar si un paciente es de naturaleza médica o de trauma hasta que ha completado una evaluación profunda.  Esto no le debe impedir inmovilizar a cualquier paciente con sospecha de lesión de columna.  En muchas ocasiones coexisten las situaciones clínicas y traumáticas en el mismo paciente.

Por esta razón debe diferenciar si se trata de un paciente con algún padecimiento médico o de trauma.  El proceso de evaluación le debe estimular a diferenciar estos dos aspectos, pues al iniciar la evaluación se asume que los pacientes pueden tener padecimientos médicos o traumáticos en su entorno.  Es más seguro y sencillo acercarse al paciente y evaluar su padecimiento actual que suponer que el paciente está enfermo o lesionado sin un soporte específico.

Una forma de evaluar el gran cuadro es obtener una impresión general del paciente antes de centrarse en preocupaciones específicas.

A %d blogueros les gusta esto: