Archivos de etiquetas: mascarilla no recirculante

Vía aérea y respiración – hemorragias


Vía aérea y respiración

A continuación, asegúrese de que el paciente tenga despejada la vía aérea con la respiración adecuada, verifique los ruidos respiratorios y luego proporcione oxígeno en flujo alto con ventilación asistida por medio de un dispositivo bolsa-válvula-mascarilla, o mascarilla no recirculante, dependiendo del nivel de conciencia y de la frecuencia y calidad de la respiración.  Siempre considere la necesidad de estabilizar la columna vertebral y al mismo tiempo tratar la vía aérea y la respiración del paciente.

Intervenciones – emergencias respiratorias


Intervenciones

Una vez completado el historial y el examen físico enfocados, y reunida gran cantidad de información sobre su paciente con dificultad respiratoria, es tiempo de proporcionar intervenciones para esos problemas que encontró y que no son una condición amenazante de vida.  Sus intervenciones pueden basarse en órdenes vigentes o en aquellas que recibió al pedir instrucciones específicas al hospital.  Recuerde, que las intervenciones para las condiciones amenazantes de vida, deberán completarse en la evaluación inicial y no deberán requerir de una comunicación previa con el hospital.

Las intervenciones para problemas respiratorios incluyen:

  • Oxígeno a través de una mascarilla no recirculante a 15 L/min.
  • Ventilación con presión positiva por medio de una mascarilla con bolsa, o con un dispositivo de flujo restringido impulsando por oxígeno.
  • Técnica de manejo de la vía aérea, como el uso de una vía respiratoria orofaríngea o nasofaríngea de succión o de posicionamiento de vía aérea.
  • Colocar al paciente en una posición elevada de Fowler o en una posición de su elección para facilitarle la respiración.
  • Medicamentos respiratorios como inhaladores de dosis medida IDM u otros.

Algunas de estas intervenciones, se efectuaron en la evaluación inicial según se requirió, para tratar la condición amenazante de vida.  Otras se usaron para dar apoyo en los problemas respiratorios mientras se pueda proporcionar atención definitiva en el hospital.  Algunas de sus intervenciones pueden corregir el problema; recuerde documentar su evaluación, incluidos todos los fármacos que administro.

7. Vocabulario Vital – Vìa aèrea


Vocabulario Vital

7. vías aéreas

Adaptabilidad: la capacidad de expandirse de los alveolos cuando se trae aire durante la inspiración.

Apnea: un periodo de falla respiratoria.

Aspiración: la extracción de vomito u otro material extraño.

Bilateral: una parte o trastorno del cuerpo que aparece a ambos lados de la línea media.

Cánula nasal: dispositivo surtidos de oxígeno, el cual fluye a través de dos puntas cónicas pequeñas, como tubos, que se ajustan en los orificios nasales del paciente; entregando de 24 al 44% de oxigeno suplementario dependiendo de la frecuencia de flujo.

Catéter de aspiración: dispositivo hueco, cilíndrico, usado para retirar liquido de la vía aérea del paciente.

Difusión: proceso en el cual se mueven moléculas de un área de concentración más alta a un área de concentración más baja.

Disnea: dificultad en la respiración.

Dispositivo de barrera: elemento protector, como una mascarilla de bolsa con válvula, que limita la exposición a los fluidos corporales del paciente.

Dispositivo de bolsa-válvula- mascarilla (BVM): dispositivo con una válvula unidireccional y una mascarilla fácil fija a una bolsa de ventilación; cuando se fija a un reservorio y es conectada al oxígeno, entrega más del 90% de oxígeno suplementario.

Distensión gástrica: trastorno en el cual se llena de aire el estómago, a menudo como resultado alto de volumen y presión, durante la ventilación artificial.

Espiración: parte pasiva del proceso respiratorio en el cual el diafragma y los pulmones intercostales forzan el aire fuera de los pulmones.

Estoma: abertura quirúrgica a través de la piel, al interior de un órgano u otra estructura; en un estroma del cuello, éste comunica la tráquea directamente con la piel.

Hipoxia: trastorno peligroso en el cual los tejidos y células de cuerpo no tienen suficiente oxígeno.

Impulso hipòxico: trastorno de niveles crónicamente bajos de oxígeno en la sangre que estimulan el impulso respiratorio; se ve en pacientes con enfermedades pulmonares crónicas.

Inspiración: parte muscular activa de la respiración, que atrae aire al interior de la vía aérea y pulmones.

Isquemia: falta de oxígeno que priva a los tejidos de nutrientes necesarios, generado la muerte de los tejidos.

Maniobra de inclinación de la cabeza-levantamiento de mentón: combinación de dos movimientos para abrir la vía aérea, inclinando la cabeza hacia atrás y elevando el mentón; no se usa en pacientes de trauma.

Maniobra de tracción mandibular: técnica para abrir la vía aérea, colocando los dedos detrás del ángulo de la mandíbula y llevándola hacia adelante; se usa en pacientes que pueden tener una lesión de la columna vertebral.

Maniobra de Sellik: técnica que se usa para prevenir la distensión gástrica, en la cual se aplica presión sobre el cartílago cricoides; también se conoce como presión cricoidea.

Mascarilla no recirculante: sistema de comunicación de mascarilla y bolsa reservorio, que es la forma preferida de administrar oxígeno prehospitalario; entrega hasta el 90% de oxígeno inspirado y previene la inhalación de aire espirado (dióxido de carbono)

Metabolismo: proceso bioquímico que da por resultado la producción de energía de los nutrientes en el interior de las células.

Neumotórax: acumulación parcial o completa de aire en el espacio pleural.

Obstrucción grave de la vía aérea: ocurre cuando un cuerpo extraño obstruye completamente la vía aérea.  El paciente no puede respirar ni hablar ni toser.

Obstrucción leve de la vía aérea: ocurre cuando un cuero extraño obstruye parcialmente la vía aérea del paciente.  El paciente es capaz de mover una cantidad adecuada de aire, pero además experimenta cierto grado de dificultad respiratoria.

Permeable: abierto, libre, sin obstrucción.

Posición de recuperación: posición de cubito lateral para mantener una vía aérea despejada en pacientes inconscientes, sin lesiones, y que respiran adecuadamente.

Presión cricoidea: presión sobre el cartílago cricoides; aplicada para ocluir el esófago, con el propósito de inhibir la distensión gástrica y la regurgitación de vómito en el paciente inconsciente.

Puntas de amígdala: puntas grandes, semirrígidas de aspiración, recomendadas para la aspiración de la faringe; llamadas también puntas de Yankauer.

Reflejo nauseoso: mecanismo reflejo normal que causa nauseas; activado al tocarse el paladar blando o la parte posterior de la garganta.

Respiraciones agónicas: respiraciones jadeantes ocasionales, que ocurren después de que el corazón se ha parado.

Respiraciones atáxicas: respiraciones irregulares e ineficaces, que pueden tener o no, un patrón identificable.

Respiración esforzada: respiración que requiere de un esfuerzo superior al normal; puede ser más lenta o más rápida de lo normal, y por lo general requiere el uso de los músculos accesorios.

Retracciones: movimientos en los cuales la piel se deprime alrededor de las costillas durante la inspiración.

Sistema estándar americano: sistema de seguridad para los cilindros de oxígeno, diseñado para prevenir la fijación accidental de un regulador a un cilindro que contenga un tipo de gas equivocado.

Sistema de identificación con aguja: sistema establecido en los cilindros portátiles para asegurar que un regulador no se conecte con un cilindro que contenga un tipo de gas equivocado.

Ventilación: intercambio de aire espontáneo entre los pulmones y el ambiente, por un paciente o con asistencia de otra persona.

Vía aérea orofaríngea (oral): vía aérea adjunta insertada en la boca del paciente para evitar que la lengua bloquee la vía aérea superior y así facilitar la aspiración de la misma.

Vía aérea nasofaríngea (nasal): vía aérea adjunta insertada en un orificio nasal del paciente consciente, que es incapaz de mantener la permeabilidad de una vía aérea de forma independiente.

Vía aérea: vía aérea superior o vía aérea por encima de la laringe, que incluye la nariz, la boca y la garganta.

Volumen minuto: volumen de aire movido a través de los pulmones por minuto; calculado por la multiplicación del volumen de ventilación pulmonar por la frecuencia respiratoria.

Volumen de ventilación pulmonar: cantidad de aire que se mueve hacia adentro y hacia afuera de los pulmones durante la respiración.

MASCARILLA NO RECIRCULANTE


MASCARILLA NO RECIRCULANTE

7-30006

La mascarilla no recirculante es la preferida para administrar oxígeno en los hospitales a los pacientes que están respirando adecuadamente, pero si hay sospecha de que tengan hipoxia, o presentan signos de hipoxia,   con un buen sellado de la mascarilla a la cara, es capaz de proporcionar hasta un 90% de oxígeno inspirado.

La mascarilla no recirculante es un sistema de combinación de mascarilla y bolsa reservorio.  El oxígeno llena una bolsa reservorio que está fija a la mascarilla por una válvula unidireccional.  El sistema se llama mascarilla no recirculante, porque el aire exhalado se escapa a través de entradas de válvulas como aletas en el aérea de las mejilla de la mascarilla.   Estas válvulas impiden que el paciente re circule los gases exhalados.

Con este sistema, debe asegurarse de que la bolsa reservorio este llena entes de que se coloque la mascarilla en el paciente.  Ajuste la velocidad del flujo en forma tal de que la bolsa no este completamente colapsada cuando el paciente inhale a cerca de las dos terceras partes de su volumen o de 10 a 15 L/min.   Con lactantes y niños use una mascarilla no recirculante pediátrica, que tiene una bolsa reservorio más pequeña, pues inhalan un menor volumen.

A %d blogueros les gusta esto: