Archivos de etiquetas: manos

Evaluación continua – quemaduras


Evaluación continua

Repita la evaluación inicial y la toma de signos vitales.  Reevalúe las intervenciones y el tratamiento que ha proporcionado al paciente, en particular los usados para tratar el estado de choque.

Comunicación y documentación

Proporcione al personal del hospital una descripción del cómo se produjo la quemadura; muchas veces, ellos pueden determinar el diluyente apropiado para las quemaduras químicas o cualquier otro tratamiento apropiado para otros tipos de quemaduras con un previo aviso.  Su informe u documentación deben incluir, la extensión de las quemaduras.  Esto debe comprender la cantidad de superficie corporal implicada, la profundidad de la quemadura y su localización.  Por ejemplo: pude decir el 10% de la quemadura de espesor completo o tercer grado, el 15% de la quemadura de espesor parcial o segundo grado y el 25% de la quemadura superficial o de primer grado, en el tórax, abdomen, y extremidad inferior izquierda; si están afectadas áreas especiales como lo son los órganos genitales, las manos, los pies, la cara o circunferenciales, deben ser mencionadas y documentada de forma específica.

GUANTES DE BOMBERO


GUANTES

Los guantes de bombero, proporcionan la mejor protección, contra calor, frio y lesiones, sin embargo reducen la destreza manual, además no lo protegerán de peligros eléctricos.  En situaciones de rescate debe ser capaz de usar sus manos libremente para operar las herramientas de rescate, proporcionar cuidados al paciente, y realizar otras actividades.  Los guantes de cuero a prueba de cortes, con guantes de látex debajo, le permitirán usar libremente sus manos, con la protección agregada, tanto de lesiones como de líquidos corporales.

LAVADO APROPIADO DE MANOS


LAVADO APROPIADO DE MANOS

El lavado de manos es quizás la mas simple y eficaz forma para controlar la transmisión de enfermedades.  Debe lavarse siempre las manos antes y después de entrar en contacto con un paciente, independientemente si usa guantes.  Mientras más tiempo permanezcan los microorganismos con usted, mayores serán la probabilidades de que pasen a través de las barreras.  Aunque el agua y el jabón no sean protectores en todos los casos, en ocasiones su uso proporciona una excelente protección contra transmisión ulterior de su piel a otros.

Si no se dispone de agua corriente, puede usar sustitutos de lavado de manos sin agua.  Cuando use un sustituto sin agua en el campo, asegúrese de lavarse las manos al regresar al hospital.

El procedimiento adecuado para lavarse las manos es:

1.- Use jabón y agua caliente.

2.- Friccione sus manos al menos de 10 a 15 segundos para formar espuma.  Ponga especial atención a sus uñas.

3.- Enjuague sus manos y séquelas con toallas de papel.

4.- Use la toalla de papel para cerrar la llave.

A %d blogueros les gusta esto: