Archivos de etiquetas: lesiones de cara y cuello

Evaluación continua – lesiones de cara y cuello


Evaluación continua

Reevalúe las áreas examinadas durante la evaluación inicial, y los signos vitales.  Reevalúe, además, las intervenciones y el tratamiento que ha dado al paciente.  Esto último es en particular importante en los pacientes con lesiones de cara y cuello, debido a la facilidad con que estas lesiones pueden afectar a los sistemas asociados como lo son el respiratorio, el circulatorio y el sistema nervioso.  La condición del paciente debe reevaluarse cada cinco minutos.

Comunicación y documentación

Debe incluir una descripción del ML y de la posición en la que encontró al paciente al llegar a la escena.  Documente el método usado para retirar al paciente del vehículo, por ejemplo: el tiempo de la extracción, y herramientas usadas.  En los casos en que se implica una hemorragia externa intensa, es importante reconocer, estimar e informar la cantidad y el tiempo de la pérdida de sangre que se ha producido, y cuanto tiempo ha pasado desde que se inició.  Este es un desafío, en especial si la superficie es húmeda, absorbe líquidos o esta oscuro.

Es importante que el personal del hospital al cual está trasportando al paciente conozca todo lo referente a las lesiones que involucran la cara y garganta.  Puede ser necesario llamar a especialistas para atender lesiones de ojos, oídos, dientes, boca, senos nasales, laringe esófago o grandes vasos.  Estos especialistas no siempre están en el hospital, especialmente en el atardecer en la noche o en hospitales pequeños.  Es imperativo informar al centro regulador de urgencias de todas las lesiones implicadas en cara y cuello para ahorrar tiempo valioso para el paciente.

Anuncios

Examen físico detallado – lesiones de cara y cuello


Examen físico detallado

Si el paciente está en condición estable, y han sido resuelto los problemas identificados en la evaluación inicial, efectúe un minucioso examen físico. Como lo vimos en el III modulo, capitulo 8, evaluación del paciente.  A veces los tiempos cortos de transporte y la condición inestable del paciente, hacen impráctica esta evaluación.

Intervenciones – lesiones de cara y cuello


Intervenciones

Haga una inmovilización competa de la Columna vertebral en el paciente con sospecha de lesiones raquídeas.  Las lesiones raquídeas deben sospecharse siempre y cuando haya un traumatismo significativo en la cara o cuello y/o garganta.  Mantenga la vía aérea abierta, este preparado para aspirar continuamente al paciente y considere la posibilidad de una cánula orofaringea o nasofaríngea.  Siempre que sospeche de una hemorragia abundante, administre oxígeno en flujo alto.  El oxígeno y el mantenimiento de la vía aérea es importante para todos los pacientes con lesiones de la cara y el cuello.  Si se necesita suministre ventilación asistida con un dispositivo de BVM, con oxígeno en flujo alto.

Cuando hay una hemorragia copiosa visible, contrólela.  Si el paciente tiene signos de hipoperfusión, trate de manera inmediata el estado de choque y proporcione un transporte rápido al hospital apropiado.  No demore el traslado de un paciente intensamente traumatizado, para hacerle tratamientos en campo, que no son para salvarle la vida, como la ferulización o movilización de las extremidades; en vez de esto, complete estos tratamientos camino al hospital.

Historial y examen físico enfocado – lesiones de cara y cuello


Historial y examen físico enfocado

Examen físico enfocado contra evaluación rápida del traumatismo

Después de que la evaluación esta completa, determine que evaluación se efectuara a continuación.  En el paciente responsivo que tiene una lesión aislada con un ML limitado, considere un examen físico enfocado.  Enfoque su evaluación en la lesión aislada, en la molestia del paciente, y la región del cuerpo afectada.  En este caso: la cara y la garganta.  Asegúrese de que se mantiene el control de la hemorragia y note la localización de la lesión.  Evalúe todos los sistemas subyacentes, como el neurológico, incluyendo al encéfalo y los nervios mayores; órganos sensitivos, incluyen boca nariz, senos para-nasales, vía aérea y aparato circulatorio, enfocado particularmente las arterias carótidas y las venas yugulares.

Si hay un traumatismo intenso, probablemente afecte múltiples sistemas; inicie una evaluación rápida del traumatismo buscando DCAP-BTLS, para asegurar que ha encontrado todos los problemas y lesiones.  Cuando la complete, realice una historia enfocada y el examen físico como se describió anteriormente, para cada lesión.  En los casos hemorrágicos, es importante no enfocarse solo en la hemorragia.  Con un traumatismo intenso, evalúe rápidamente al paciente de la cabeza a los dedos de los pies, pero no retrase el transporte para completar el examen físico detallado.

Signos vitales iniciales

Debe evaluar los signos vitales de base, para observar los cambios que pueden mostrar el paciente durante el tratamiento.  Una lectura de la presión sistólica inferior a 100 mm Hg, con un pulso rápido, débil y piel fría, húmeda, de color pálido o gris, debe alertarlo sobre la presencia de hipoperfusión en un paciente que ha tenido una hemorragia intensa.  Recuerde, que debe preocuparse tanto por las hemorragias visibles como por las ocultas o invisibles dentro de las cavidades corporales.  Con lesiones de la cara y cuello, la información de la línea basal sobre la frecuencia y calidad de la respiración y el pulso, es muy importante, igualmente importante es su vigilancia durante el cuidado del paciente.

Historial SAMPLE

A continuación, obtenga un historial SAMPLE de su paciente.  Si este no responde, intente obtenerlo de amigos o miembros de la familia presentes.

Evaluación inicial – lesiones de cara y cuello


Evaluación inicial

Impresión general

Al acercarse al paciente traumatizado, debe buscar indicadores importantes que lo alerten sobre la gravedad de su estado.  ¿está el paciente interactuando con el ambiente o esta acostado quieto, y en silencio?, ¿tiene el paciente alguna condición amenazante de vida?, tal como una hemorragia significativa? ¿Cuál es el color de su piel? ¿Parece estar enfermo?  La impresión general le ayudara a desarrollar un índice de sospecha de las lesiones graves y a determinar su sensación de la urgencia en la intervención médica.  La cabeza y la cara son sitios que frecuentemente vemos cuando nos estamos formando nuestra impresión general.  Las lesiones de la cara y de la garganta pueden ser muy obvias, como hemorragias e hinchazón notable, pero también pueden ocultarse bajo cuellos, bufandas y sombreros.  Debido a posibilidad de dificultad respiratoria con estas lesiones, se deben reconocer tan pronto como sea posible.

Como es el caso de cualquier lesión con hemorragia que ponga en peligro la vida, asigne a un miembro del equipo para controlar la pérdida de sangre con presión directa.  Considere siempre la necesidad de inmovilizar la columna cervical y verifique el nivel de respuesta con el uso de la escala AVDI.

Vía aérea y respiración

A continuación, asegúrese de que el paciente tenga la vía aérea despejada y permeable.  Si el paciente no responde, o tiene un nivel de conciencia notablemente alterado, considere la inserción de una cánula orofaringea o nasofaríngea del tamaño apropiado.  Si se identifican lesiones significativas en la cara o el cuello, es muy importante mantener la vía aérea permeable.  Corresponde insertar una cánula nasofaríngea, lenta y cuidadosamente, retirándola si se siente alguna resistencia.  Debe, además, examinar rápidamente e identificar si la respiración es adecuada.  Palpe la pared del pecho para detectar DCAP-BLS-TIC, (deformidades, contusiones, abrasiones, pensiones, penetraciones, quemaduras (burns), laceraciones, edemas (swelling), sensibilidad al tracto (tenderness), intensidad y crepitaciones.  mnemotecnia en inglés.

Si se descubre un trauma penetrante, asigne a un miembro del equipo para colocar un apósito oclusivo sobre la herida.  Si encuentra un fragmento inestable, asigne a otro miembro del equipo para estabilizar la lesión con una mano enguantada, o estabilizar la pared del pecho lesionado con un apósito voluminoso. verifique ruidos pulmonares claros y simétricos y luego administre oxígeno en flujo alto, o proporcione ventilación asistida, usando un dispositivo BVM, como sea necesario, dependiendo del nivel de conciencia, la frecuencia y calidad respiratoria de su paciente.

Las lesiones de la cara y el cuello, aumentan la necesidad de mantener la vía aérea y la respiración, no debe titubear en colocar una mascarilla no recirculante sobre heridas faciales.  Es posible que el sellado no sea fácil de mantener, pero la vía aérea y respiración adquieren prioridad sobre las lesiones de los tejidos blandos.

Circulación

Debe evaluar con rapidez la frecuencia y calidad del pulso.  Determinar la condición, color y temperatura de la piel, y verificar el tiempo de llenado capilar.  La hemorragia abundante es una amenaza inmediata para la vida.  Si el paciente tiene una hemorragia que pone en peligro su vida debe controlarla rápidamente.

Decisión de transporte

Si el paciente que está tratando, tiene un problema de la vía aérea, respiratorio o una hemorragia significativa, debe considerar transportarlo en forma rápida al hospital para su tratamiento.  En los pacientes con lesiones de cara y cuello, pude ser muy difícil la estabilización y el mantenimiento de la vía aérea y la respiración, por lo cual deben evitarse las demoras en el transporte, así como también debe considerar el apoyo de SVA si el tiempo de traslado es prolongado.  Un paciente con signos y síntomas de hemorragia interna, debe ser transportado apresuradamente al hospital apropiado, para ser tratado por un médico.  La hemorragia interna en las lesiones de la cara y cuello, con frecuencia involucran al encéfalo o a los grandes vasos de la garganta y pueden tener un grave impacto en la vía aérea del paciente.

El estado de un paciente con una hemorragia interna significativa, puede volverse inestable repentinamente.  El tratamiento está dirigido a atender con celeridad las condiciones amenazantes de vida y proporcionar un rápido transporte al hospital apropiado más cercano.  Signos como la taquicardia, hipotensión, pulso débil, piel fría, húmeda y pálida, son signos de hipoperfusión, e implican la necesidad de un traslado rápido.  El paciente que tiene un ML significativo, pero cuyo estado parece estable, también debe ser trasportado con prontitud al hospital apropiado más cercano.  Recuerde que cualquier golpe significativo en la cara o el cuello debe aumentar su sospecha de lesión vertebral o encefálica.  Debe estar alerta con estos signos y reconsiderar su prioridad y decisión de transporte.

Lesiones de la cara


Lesiones de la cara

Las lesiones de la cara conducen con frecuenta a una obstrucción parcial o completa de la vía aérea superior.  Varios factores pueden contribuir a la obstrucción.  Las hemorragias de las lesiones faciales pueden ser muy abundantes, con la producción de grandes coágulos en la vía aérea superior, los que pueden conducir a una obstrucción completa, en particular en un paciente que no está completamente consiente.  En especial, las lesiones directas en la nariz, boca, laringe y tráquea, son con frecuencia el origen de hemorragias copiosas.  Además, como resultado de una lesión, pueden desprenderse a la garganta dientes flojos y/o prótesis dentales que pueden ser deglutidas o aspirados.  La hinchazón, que a menudo acompaña a las lesiones de los tejidos blandos en esta área, también puede contribuir con la obstrucción.

La vía aérea también se puede afectar si la cabeza del paciente este girado de lado, como sucede con frecuencia cuando el paciente tiene el nivel de conciencia alterado o esta inconsciente.  Otros factores que pueden interferir con las respiraciones normales, incluyen posibles lesiones del encéfalo, o la columna cervical; ambas estructuras que pueden estas asociadas con lesiones faciales.  Si se lesionan los grandes vasos del cuello, son comunes las hemorragias y el edema de las vías aéreas superiores, que también pueden dar lugar a obstrucciones.

A %d blogueros les gusta esto: