Archivos de etiquetas: intervenciones

Intervenciones – lesiones de tórax


Intervenciones

Haga una inmovilización completa de columna vertebral al paciente con sospecha de lesión de columna, con la única excepción de los mecanismos enfocados de la lesión.  Mantenga la vía aérea abierta, este preparado para aspirar al paciente y considere una cánula orofaringea o nasofaríngea.  Siempre que sospeche de una hemorragia significativa, administre oxígeno en flujo alto y si es necesario, proporcione ventilación asistida con un dispositivo BVM con oxígeno en flujo alto.  Si hay una hemorragia significativa visible, debe controlarla.  En caso de encontrar un traumatismo penetrante en la pared torácica con succión, aplique un apósito oclusivo sobre la herida con sello en tres lados; si observa un segmento inestable, estabilice con un apósito grueso.  Si el paciente tiene signos de hipoperfusión, trátelo eficazmente como de choque y proporcione un transporte inmediato al hospital.  No demore el traslado de un paciente traumatizado gravemente lesionado por completar tratamientos que no son salvavidas, como por ejemplo ferulizar o inmovilizar extremidades fracturadas; en vez de esto, complete estos tratamientos camino al hospital.

Intervenciones – lesiones de cara y cuello


Intervenciones

Haga una inmovilización competa de la Columna vertebral en el paciente con sospecha de lesiones raquídeas.  Las lesiones raquídeas deben sospecharse siempre y cuando haya un traumatismo significativo en la cara o cuello y/o garganta.  Mantenga la vía aérea abierta, este preparado para aspirar continuamente al paciente y considere la posibilidad de una cánula orofaringea o nasofaríngea.  Siempre que sospeche de una hemorragia abundante, administre oxígeno en flujo alto.  El oxígeno y el mantenimiento de la vía aérea es importante para todos los pacientes con lesiones de la cara y el cuello.  Si se necesita suministre ventilación asistida con un dispositivo de BVM, con oxígeno en flujo alto.

Cuando hay una hemorragia copiosa visible, contrólela.  Si el paciente tiene signos de hipoperfusión, trate de manera inmediata el estado de choque y proporcione un transporte rápido al hospital apropiado.  No demore el traslado de un paciente intensamente traumatizado, para hacerle tratamientos en campo, que no son para salvarle la vida, como la ferulización o movilización de las extremidades; en vez de esto, complete estos tratamientos camino al hospital.

Intervenciones – lesiones de ojos


Intervenciones

Inmovilice la columna vertebral del paciente si sospecha de lesiones vertebrales.  Sea cuidadoso al vendar lesiones del ojo; la presión sobre el ojo puede reducir su circulación y forzar a los líquidos del ojo a derramarse.  El resultado de cualquiera de esas situaciones puede ser la ceguera.  Su hay hemorragias intensas visibles en otras áreas del cuerpo, contrólelas.  siempre que sospeche de una hemorragia significativa, o si el paciente tiene signos y síntomas de choque, administre oxígeno en flujo alto y transporte rápido al hospital apropiado.  No retrase al transporte de un paciente seriamente traumatizado y lesionado por completar en campo tratamientos que no salvan vidas, como inmovilizar fracturas de las extremidades; en vez de esto, complételos camino al hospital.  Si el paciente está en una condición estable, proporcione los cuidados de urgencia apropiados para el ojo u ojos lesionados.

Intervenciones – LTB


Intervenciones

Si sospecha que su paciente tiene lesiones vertebrales, desde el inicio haga una inmovilización competa de la columna vertebral.  La administración de oxígeno a flujo alto a los pacientes con lesiones de los tenidos blandos puede ayudar a reducir los efectos del choque y asistir en la perfusión de los tejidos lesionados.  Si el paciente tiene signos de hipoperfusión, trátelo eficazmente y proporciones un traslado rápido al hospital.  Solicite SVA, de acuerdo con lo que sea necesario para ayudar con un tratamiento más agresivo para el estado de choque.    No demore el transporte a un paciente con lesiones de trauma de gravedad completando en campo el tratamiento como por ejemplo: poniendo férulas en fracturas, si le es posible haga estos procedimientos camino al hospital… no demore el traslado.

Intervenciones – estadps de choque


Intervenciones

Con base en los hallazgos de su evaluación, debe determinar qué intervenciones son necesarias en su paciente; es importante enfocarse en dar soporte al aparato cardiovascular.  Tratar el choque temprano y eficazmente, le ayudara a prevenir que una perfusión inadecuada perjudique a su paciente.  Administre oxígeno y coloque a su paciente en posición de choque.

Intervenciones – hemorragia interna


Intervenciones

Determine e inicie el tratamiento apropiado para el trastorno del paciente basado en la presentación, molestia principal y evaluación.  Si aún no ha tratado de choque deber hacer lo ahora.

Intervenciones – hemorragias


Intervenciones

Cuando espere encontrar una hemorragia significativa proporciones oxígeno a flujo alto.  Si hay una hemorragia notablemente visible, inicie los pasos para controlarla.  Comúnmente es mejor usar métodos múltiples para controlar la hemorragia.  Si el paciente tiene signos de hipoperfusión trate el choque eficazmente y arregle un transporte rápido al hospital.

Intervenciones – emergencias gineco-obstetras


Intervenciones

Remuerde que en la mayoría de los casos, el nacimiento es un proceso natural, que generalmente no requiere de su asistencia.  Cuando el parto presenta complicaciones como traumatismos u otros problemas, cualquier intervención que brinde a la mujer beneficiara al bebe.  Por ejemplo, si una mujer embarazada presenta un valor bajo de oximetría de pulso, también lo hará el bebe; por ende, administrar oxígeno a la mujer, mejorará los niveles de oxígeno en el feto.  Familiarícese con sus protocolos locales.

Intervenciones – intoxicaciones y envenenamientos


Intervenciones

El tratamiento que proporciona a los pacientes envenenados, depende en gran parte de la sustancia a la que se expuso el paciente y el cómo se expuso, además de otros signos y síntomas que encuentre en la evaluación.  Algunos venenos pueden diluirse con facilidad o descontaminarse antes de su trapista.  Diluya las exposiciones debidas al aire con oxígeno, elimine las exposiciones por contacto con una cantidad copiosa de agua, a menos que este proceso este contraindicado, y considere el uso de carbón activado para venenos ingeridos.  Comuníquese con la dirección médica, con su centro de envenenamientos o instituto de toxicología, para conocer las opciones de tratamiento, en caso de venenos específicos.

Intervenciones – emergencias diabeticas


Intervenciones

Si su paciente está consciente, y es capaz de deglutir sin riesgo de aspiración, deberá alentarlo para que beba jugo o leche u otro líquido que contenga azúcar.  Si se lo permite el protocolo local, también deberá administrarle un gel de azúcar altamente concentrado, el cual se administra entre la mejilla y las encías del paciente y se aplicará por medio de un baja lenguas.  Por lo general, el paciente recobrará su estado de conciencia y estará un poco más alerta en cuestión de minutos.

Si su paciente está inconsciente, o si hay cualquier riesgo de aspiración, necesitará glucosa IV, la cual no está autorizado a administrar.  Su responsabilidad en este caso será proporcionar un transporte rápido al hospital, donde se dará atención adecuada.  Si trabaja en un sistema de niveles, los TEM-TUM-TES- intermedios y avanzados, serán capaces de iniciar un acceso intravenoso y administrar glucosa por esa vía.

Si no hay nadie más presente y sabe que el paciente inconsciente tiene diabetes, deberá emplear su conocimiento de los signos y síntomas, para decidir si el problema es coma diabético o choque insulínico.  Sin embargo, recuerde que esta evaluación no deberá impedirle proporcionar tratamiento y un transporte lo más pronto posible.  La prioridad será la respiración del paciente: respiraciones profundas, tipo suspiro, con el coma diabético y respiraciones normales o rápidas en el choque insulínicos.  El paciente diabético que está inconsciente y presenta convulsiones, tiene mayor probabilidad de estar en choque insulínicos.

Tenga en mente que cualquier paciente inconsciente puede presentar diabetes aún no diagnosticada.  En pacientes con estado mental alterado, cabe la posibilidad de determinar, sin este conocimiento previo, trate al paciente como lo haría con cualquier otro individuo inconsciente.  Proporciones atención médica de urgencia en particular el manejo de la vía aérea y proporcione transporte rápido.   En el departamento de urgencias, la diabetes y sus complicaciones se pueden diagnosticarse con rapidez.

Un paciente en choque insulínicos (inicio rápido de estado mental alterado, hipoglucemia), requiere glucosa de inmediato y un paciente en coma diabético (acidosis, deshidratación, hiperglucemia) necesita insulina y terapia IV con líquidos.  Estos pacientes requieren de transporte rápido al hospital para recibir atención médica adecuada.

Para el paciente consiente en choque insulínicos, los protocolos por lo general recomiendan glucosa oral, ya que este azúcar revertirá la reacción en unos minutos, no tema administrar demasiada glucosa.  El problema por lo general no se resolverá con tan solo un sorbo de jugo.  Con frecuencia, se requiere de una barra entera de chocolate o un vaso entero de jugo endulzado.  No proporcione bebidas sin azúcar, endulzadas con sacarina u otros compuestos edulcorantes sintéticos, puesto que tendrán poco o ningún efecto. Incluso recuerde que si el paciente responde después de recibir glucosa, aún puede requerir de algún tratamiento adicional, por lo tanto, deberá transportarlo al hospital lo más pronto posible.

Cuando tenga cualquier duda al respecto, si un paciente inconsciente con diabetes está en choque insulínicos o en coma diabético, la mayoría de los protocolos indican que se debe administrar glucosa aun cuando es posible que el paciente tenga cetoacidosis diabética.  Los choques insulínicos sin tratar darán como resultado la pérdida de la conciencia y puede ocasionar con rapidez daño cerebral importante o la muerte.  La condición de un paciente en choque insulínicos es mucho más crítica y tiene mayor probabilidad de causar problemas permanentes, cuando se compara con la de un paciente con cetoacidosis diabética.  Más aún, la cantidad de azúcar que se administra, típicamente al paciente con choque insulínicos, tiene pocas probabilidades de hacer que un paciente con cetoacidosis diabética, empeora de modo significativo.  Si tiene dudas, consulte a la dirección médica.

A %d blogueros les gusta esto: