Archivos de etiquetas: infeccion

Evaluación inicial – LSB


Evaluación inicial

Impresión general

Los pacientes de trauma pueden presentarse con heridas obvias significativas que indican un trastorno grave.  Sin embargo otras lesiones pueden no ser tan obvias, pero aun así indicar un estado muy grave.  Su “impresión” sobre cómo está el paciente, se basa en información tan simple como su edad, el ML y su nivel de conciencia.  Observaciones como la hemorragia en heridas abiertas, el color y el estado de la piel también contribuyen a determinar sus prioridades de tratamiento y la urgencia de los cuidados necesarios.  Una buena pregunta que hacer es: ¿Qué tan enfermo esta mi paciente con base en los hallazgos actuales?

Vía aérea y respiración

Las lesiones abiertas de los tejidos blandos en la cara y el cuello tienen el riesgo de interferir con la eficacia o permeabilidad de la vía aérea y la respiración.  Evalúe la voz y la capacidad de hablar del paciente, para identificar lesiones de la garganta.  Un paciente con una lesión por aplastamiento en el pie y otra área distante a la vía aérea, puede tener otras lesiones menos obvias que también pueden interferir con estas y con la respiración.  No se distraiga ni asuma que la condición del pacientes es estable, excepto por una lesión hemorrágica aislada.  Una lesión en la pierna por ejemplo, puede haber causado que el paciente cayera y se lesionara el cuello o a espalda.  Si se sospecha de una lesión vertebral, estabilice la columna vertebral para protegerla de una lesión adicional, cuando esta atendiendo los problemas de la vía aérea y continúe con su evaluación.

Debe examinar rápidamente para determinar si la respiración es adecuada.  Observe la frecuencia y la profundidad de las respiraciones.  Escuche los ruidos respiratorios en cada hemitórax.  Si se encuentra una herida abierta en el tórax, revise para identificar la posibilidad de movimiento de aire a través de ella por la presencia de ruidos como burbujeo o aspiración, que indican una lesión profunda.  De inmediato aplique un apósito oclusivo sobre a herida, proporciones oxígeno a flujo alto o ventilaciones asistidas con un dispositivo BVM, según se requiera, dependiendo del nivel de conciencia del paciente y de qué tan adecuada sea su respiración.  Vigile al paciente con relación a signos de dificultad respiratoria creciente, pues puede requerir que libere la presión acumulada bajo el a apósito (neumotórax).

Circulación

Evalúe la frecuencia y calidad de pulso, el estado de conciencia, el color y la temperatura del paciente y también verifique el tiempo del llenado capilar, estos valores le ayudaran a definir la presencia o no de problemas circulatorios o el estado de choque.  Si se observa una hemorragia visible significativa, debe iniciar los pasos necesarios para controlarla.  La presencia de una hemorragia significativa, es una condición amenazante de vida inmediata y debe controlarse con celeridad, con el uso de métodos apropiados.

En los ambientes con poca luz, una hemorragia puede ocultarse por su color así como también, la coagulación espesa puede ocultar una hemorragia.  Considere el ML y sea suspicaz sobre el sitio donde esta ocurriendo la hemorragia y expóngalo.  La sangre que fluye libremente de las venas por una incisión grande puede ser una amenaza tan grave, como la sangre que brota a presión por una arteria.  Una hemorragia que amenaza la vida debe controlarse en la evaluación inicial.  ¿Debe controlarse antes de la administrarle oxígeno al paciente?, usted debe decir cuales son las prioridades.  El control de la sangre que sale de los capilares lesionados en una abrasión, puede controlarse más adelante, si hay problemas presentes más importantes.  La cobertura de estas lesiones es esencial para prevenir una infección aunque la hemorragia sea mínima.

Decisión de transporte

Si el paciente que está tratando, tiene un problema en la vía aérea o en la respiración, o está sangrando significativamente, debe considerar transportarlo con rapidez al hospital, para su tratamiento.  Es fácil distraerse con los coágulos sanguíneos y las grandes cantidades de sangre de lesiones en tejidos blandos.  Los pacientes asustados que gritan, también pueden distraerlo de los problemas presentes.  Los ABC son sencillos para recordar y tratar.  Siga los protocolos aprendidos.

Los pacientes que tienen una hemorragia copiosa visible o una hemorragia interna significativa, pueden volverse inestables con rapidez.  El tratamiento debe dirigirse a atender de inmediato las causas amenazantes de vida y proporcionar el traslado inmediato al hospital apropiado más cercano.  Signos como taquicardia, taquipnea, pulso débil y piel fría, húmeda y pálida, son signos de hipoperfusión e indican la necesidad de un transporte rápido.  Debe estar alerta sobre estos signos y reevaluar sus prioridades y decisiones de transporte, si llegaran a desarrollarse.

 

24. LESIONES DE LOS TEJIDOS BLANDOS


24. LESIONES DE LOS TEJIDOS BLANDOS

La piel es nuestra primera línea de defensa contra las fuerzas externas y la infección.  Aunque es relativamente resiste, la pies es muy susceptible a las lesiones.  Las lesiones de los tejidos blandos varían desde simples contusiones y abrasiones, hasta laceraciones intensas y amputaciones.  Las lesiones de los tejidos blandos pueden dar por resultado la perdida de los, propios tejidos, con exposición a las estructuras profundas como lo son los vasos sanguíneos, los nervios y los huesos.

En todos los casos se deben controlar las hemorragias, prevenir la contaminación adicional para disminuir el riesgo de infección y proteger las heridas de daños adicionales; por lo tanto, es preciso que sepa como colocar los apósitos y los vendajes en varias partes del cuerpo.

Atención de emergencia – abdomen agudo


14.6 ATENCIÓN DE EMERGENCIA

Aunque los TEM, TUM, TES-B, no pueden tratar las causas del abdomen agudo, pueden realizar algunos pasos para proporcionar alivio y reducir los efectos del choque, tranquilizando al paciente y haciendo que se sienta cómodo.  Posicione a los pacientes que están vomitando, de manera que mantengan la vía aérea permeable.  Contenga el vómito en una bolsa roja para biológicos peligrosos, para evitar la diseminación de la infección; las bacterias y virus transportados por el aire, que se producen al vomitar, pueden contagiar a otros con facilidad.  Asegúrese de usar guantes, protección ocular y mascarilla para evitar entrar en contacto e inhalar estos organismos infecciosos.  Una vez que haya entregado al paciente al personal hospitalario, limpie la ambulancia y cualquier otro equipo que se haya usado.  No olvide lavarse las manos, aunque haya usado guantes.

Proporcione al paciente oxígeno a bajo flujo, esto con frecuencia reduce las náuseas.  Si el paciente tiene problemas para respirar, son más apropiadas las altas concentraciones de oxígeno.  Eleve las piernas del paciente para facilitar el flujo sanguíneo al centro del cuerpo, y mejorar la circulación.  Afloje la ropa apretada y transpórtelo con cuidado, en una posición cómoda.  Las causas de las enfermedades abdominales agudas, por lo general no son condiciones amenazantes de vida, aunque el paciente sienta como si fuera a morir.  Deberá reevaluar de manera constante la condición de su paciente en busca de signos de deterioro.

2. VOCABULARIO VITAL – Bienestar de los TEM – TUM – TES


2-VOCABULARIO VITAL

BIENESTAR DE LOS TEM-TUM

Agotamiento: estad de fatiga crónica y frustración que es resutado de sumar estrés a través del tiempo.

ASC-Aislamiento de sustancias corporales: concepto y práctica de control de infección que asume que todos los líquidos del cuerpo son potencialmente infecciosos.

Contacto directo: exposición y transmisión de una enfermedad contagiosa de una persona a otra por contacto físico.

Contacto indirecto: exposición o transmisión de enfermedad de una persona  a otra por contacto con un objeto inanimado o vehículo.

Contaminación: presencia de organismos infecciosos sobre o dentro de objetos, como apósitos, aga, alimentos, agujas, heridas, o cuerpo de un paciente.

Control de la infección: procedimientos para reducir la trasmisión de la infección entre los pacientes y el personal de cuidado de la salud.

Encubrimiento y la cobertura: uso táctico de una barrera impenetrable para cubrir personal del SME y protegerlo de proyectiles (balas, botellas, piedras)

Enfermedad contagiosa: enfermedad infecciosa que puede trasmitirse de una persona a otra.

Enfermedad infecciosa: enfermedad causada por infección, en contraste con una causada por genes defectuosos, perturbaciones metabólicas u hormonales, traumatismos o alguna otra cosa.

Enfermedades transmisibles: cualquier enfermedad que pueda propagarse de persona a persona, o de animal a persona.

EPP-Equipo de Protección Personal: equipo protector según normas legales disponibles para el TEM.  En caso de riesgo los EPP bloquean la entrada de un organismo al cuerpo.

Exposición: situación en la cual una persona ha tenido contacto con sangre , fluidos corporales, tejidos o partículas transportadas por el aire, en forma tal que se puede producir la trasmisión de la enfermedad.

Hepatitis: inflamación del hígado, usualmente causada por una infección viral, que produce fiebre, pérdida del apetito, ictericia, fatiga, y alteración funcional del hígado.

Herpes simple: infección causada por los herpes-virus 1 y 2, caracterizad por pequeñas ampollas, cuya localización depende del tipo de virus.  El tipo 2 produce empollas en el área genital, mientras que el tipo 1 causa ampollas en áreas no genitales.

Huésped: organismo que es atacado por el agente infeccioso.

Infección: invasión anormal de un huésped o tejido del huésped por organismos como las bacterias, virus o parásitos, con o sin signos o síntomas de enfermedad.

Infección por VIH: virus de inmunodeficiencia humana (VIH).  El virus puede causar el Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida (SIDA)

Meningitis: infección de las cubiertas meníngeas del encéfalo y la médula espinal; suele ser causada por un virus o una bacteria.

Oficial designado: individuo en la delegación que está encargado de la responsabilidad de manejar exposiciones y temas de control de la infección.

Patógeno: microorganismo que es capaz de causar enfermedad a un huésped susceptible.

Plan de control de la exposición: plan amplio que ayuda a los empleados a disminuir el riesgo de exposición a enfermedades contagiosas o de adquirirlas.

Portador: animal o persona que está infectada y trasmite una enfermedad infecciosa, pero puede no exhibir signos o síntomas de ella, también conocido como vector

Precauciones universales: medidas protectoras que han sido desarrolladas tradicionalmente por los Centros de Control y Prevención de enfermedades (CDC) para usarse contra sangre, fluidos corporales u otros riesgos potenciales de enfermedades contagiosas

SARS-Síndrome Respiratorio Agudo Grave: infección vira que pone potencialmente en peligro la vida; suele comenzar con síntomas comunes de gripe.

SIEC-Sesión de Incidente de Estrés Crítico: discusión confidencial de un grupo de pares sobre un incidente intensamente estresante, que suele ocurrir dentro de un plazo de 24 a 72 horas del incidente.

STPS-Secretaria de trabajo y previsión Social agencia reguladora que elabora y pone en vigencia directrices concernientes a la seguridad en los sitios de trabajo.

Síndrome general de adaptación: respuesta del cuerpo de tres etapas al estrés.  Primero el estrés causa el desencadenamiento de una respuesta del cuerpo, seguida de la etapa de reacción y resistencia, y luego recuperación o si el estrés es prolongado, agotamiento.

TEIC-Tratamiento del Estrés del Incidente Crítico: proceso que controla las respuestas de incidentes críticos y las desactiva, direccionándolos hacia  un equilibrio físico y emocional.

TEPT-Trastorno de Estrés Postraumático: reacción de estrés: retrasada a un incidente previo.  Esta reacción retrasada es con frecuencia, el resultado de un o más asuntos no resueltos, concernientes al incidente.

Transmisión: forma en la cual el agente infeccioso, se propaga: por contacto aéreo, por vehículos o por vectores.

Tuberculosis: enfermedad bacteriana crónica causada por Mycobacterium tuberculosis que suele afectar los pulmones, pero también otros órganos, como el encéfalo y el riñón.

Virulencia: fuerza o habilidad de un germen patológico de producir enfermedad.

CONTROL DE LA INFECCION


2.15  CONTROL DE LA INFECCIÓN

Control de la infección es el procedimiento para reducir la infección en pacientes y personal de salud; debe ser parte importante de sus actividades diarias.  Siga estos pasos para afrontar situaciones potenciales de exposición:

  1. En ruta a la escena asegúrese de que todo el equipo está en su  puesto  y disponible.
  2. Al llegar asegúrese de que la escena es segura para entrar, luego haga una rápida evaluación visual del paciente, vea si hay sangre.
  3. Seleccione el EPP apropiado: de acuerdo con las tareas que sea probable realizar.
  4. Cámbiese de guantes y lávese las manos: entre cada paciente, no demore innecesariamente el cambio de guantes y lavado de manos, poniendo en riesgo a los pacientes.  Quítese los guantes y cualquier otro equipo usado con un paciente,  a menos que solo este atendiendo el mismo paciente.  Recuerde que siempre es importante un buen lavado de manos.
  5. Limite el número de personas: implicadas en el cuidado del paciente cuando haya múltiples lesiones y esté presente sangre en la escena.
  6. Si su compañero se ve expuesto: mientras proporciona atención, intente relevarlo por otro tan pronto como sea posible, de manera que pueda solicitar atención.  Notifíquelo al oficial designado e informe del incidente.  Esto también ayuda mantener la confidencialidad.

Asegúrese de limpiar la ambulancia inmediatamente después de cada servicio, y diariamente, quitando los fluidos que puedan quedar.  De esta manera si es llamado nuevamente a un servicio, su unidad estará lista. La limpieza es parte esencial en la prevención y control de enfermedades contagiosas.

Atienda con especial cuidado las áreas de alto contacto. Incluyendo las superficies que hayan estado en contacto directo con sangre o fluidos corporales, al igual que las zonas que hayan sido tocado mientras atendía el paciente.

Si es posible, limpie su unidad en el hospital después de dejar al paciente, si no, hágalo en la estación, en un área con buena ventilación.

Ponga los desechos médicos en bolsas rojas y deshágase de ellas en los contenedores correspondientes, en el hospital.  Cualquier equipo contaminado que se queda con el paciente debe ser limpiado por personal del hospital o puesto en bolsas para ser limpiado en la estación.

Limpie la unidad con agua y jabón, después de lavarla, desinféctela con blanqueador de cloro en dilución en agua a 1:0.  También se puede usar alcohol isopropílico para desinfectar, así como el desinfectante, apropiado del hospital, que es eficaz contra M. tuberculosis.  Use la solución desinfectante en una cubeta o en un contenedor de pistola para aspersión.  Ponga atención en las instrucciones del desinfectante.  Algunos necesitan permanecer sobre la superficie unos cuantos minutos para poder actuar.  Las disoluciones del blanqueador y alcohol no se deben usar en superficies blandas porque pueden corroer o decolorar ciertas telas, cueros, vinilos y otros materiales sintéticos.  Note que los guantes de tipo examen no son apropiados para la limpieza y desinfección.  Estas tareas requieren de guantes más gruesos, para trabajo pesado.

Retire la ropa contaminada y póngala en una bolsa apropiada para su manejo.  Es posible que cada hospital tenga un sistema diferente de manejar la ropa contaminada; debe consultar los protocolos hospitalarios.

Consulte la normatividad vigente sobre desechos médicos,  la disposición de desechos infecciosos, como agujas, materiales filosos, vendajes muy sucios, etc., está contemplada a nivel nacionales, referentes a protección ambiental-salud ambiental- residuos peligrosos biológicos- infecciosos – clasificación y especificaciones de manejo.

INFECCIÓN POR VIH


INFECCIÓN POR VIH

La exposición al virus que causa el SIDA, es el riesgo de infección más temido por los TEM. Esta posibilidad fue la que condujo al desarrollo de las precauciones universales.  No hay vacuna alguna que proteja contra la infección por VIH, y a pesar del gran progreso en los tratamientos médicos, el SIDA aun es mortal.  Por fortuna no es trasmitido fácilmente en su ambiente de trabajo.  Por ejemplo, es mucho menos contagioso que la hepatitis B.  La infección por VIH es u peligro potencial solo cuando se deposita en una membrana mucosa o directamente en el torrente sanguíneo.  Esto puede ocurrir por contacto sexual o exposición a la sangre, lo que significa que su riesgo de infección está limitado a la exposición de la sangre o fluidos corporales de un paciente infectado.  La exposición puede ocurrir en las siguientes formas:

  • La sangre del paciente es salpicada o rociada en sus ojos, nariz, boca, o una herida abierta, aunque sea diminuta; aun una abertura microscópica en la piel es una invitación para una infección con un virus.
  • Tiene en las manos sangre del paciente infectado y luego se toca los ojos, la nariz, la boca, una herida abierta o lesión.
  • Se pincha con una aguja que ha usada para inyectar al paciente.  Su riesgo por una única inyección aun con una aguja hueva, es pequeño, probablemente menos de 1 a 1000, sin embargo, esta es la forma más peligrosa de exposición.
  • Vidrios rotos en el choque de un automóvil, u otro incidente, que pueden penetrar su guante (y piel), que ya ha sido cubierto por sangre de un paciente infectado.

Muchos pacientes que están infectados con VIH no muestran síntomas.  Esta es la razón por la cual los gobiernos requieren que los proveedores del sistema de salud, usen ciertos tipos de guantes en todo momento que sea probable el contacto con secreciones o sangre de cualquier paciente.  Siempre debe ponerse el tipo apropiado de guantes antes de salir de la ambulancia para atender al paciente.  Además debe tener mucho cuidado cuando manipule o deseche agujas y bisturís, deberá hacerlo de forma tal que no se exponga inadvertidamente a ellos.  Por último siempre que esté en un trabajo debe cubrirse cualquier herida abierta que tenga.

Si tiene alguna razón para pensar que sangre o secreciones han entrado en su sistema en especial por inoculaciones de sangre del paciente, debe buscar asesoría medica de inmediato.  Si sabe que el paciente está infectado con VIH, su médico puede sugerir un tratamiento inmediato para prevenir que se infecte.  Si el paciente es un candidato improbable de infección por VIH, su médico puede recomendar que usted y su paciente se hagan pruebas antes de someterse a terapia.  Conforme los científicos aprenden mas sobre la infección por VIH, las pruebas y el tratamiento cambian.  Por tanto es importante que vea de inmediato a su médico (o al médico designado por su programa) en cualquier caso en el que crea que esta potencialmente expuesto a una enfermedad contagiosa.  Conozca las políticas de su trabajo y considere que debe hacer en caso de exposición.

A %d blogueros les gusta esto: