Archivos de etiquetas: hipoglucemia

Asistencia en el nacimiento de un bebe de madre diabética


Asistencia en el nacimiento de un bebe de madre diabética

Los bebes de madres que cursan con diabetes gestacional o diabetes mellitus, por lo regular son macrosómicos, lo cual dificulta la atención del parto.  Asimismo, hay que estar preparado parar la principal complicación, que minutos después del nacimiento el bebe haga hipoglucemia.  Si existe este antecedente se debe realizar dextrosis o toma rápida de glucosa al bebe y en caso de hipoglucemia, dar a la mama el bebe para iniciar alimentación de seno materno o bien si la madre no está en condiciones de amamantar, dar al bebe solución glucosada vía oral.

Anuncios

Hipotermia


Hipotermia

Literalmente, la hipotermia significa “temperatura baja”.  Esta se diagnostica cuando la temperatura central del cuerpo: del corazón, pulmones y órganos vitales, cae por debajo de 35°C.; el cuerpo por lo general puede tolerar una caída de algunos grados en la temperatura central, no obstante, por debajo de este punto crítico, el cuerpo pierde la capacidad de regular su temperatura y de generar calor corporal, entonces comienza la pérdida progresiva de calor corporal.

Para protegerse a sí mismo contra la pérdida de calor, es normal que el cuerpo constriñe los vasos sanguíneos de la piel, que da como resultado, la apariencia característica de labios y/o yemas de los dedos azulados.  Como precaución secundaria contra la pérdida de calor, el cuerpo, tiende a crear calor adicional al tiritar, lo cual consiste en el movimiento activo de muchos músculos para generar calor.  Al empeorar la exposición al frío y avasallar estos mecanismos, muchas funciones corporales comienzan a hacerse más lentas.  Con el tiempo el funcionamiento de órganos clave como el corazón, comienzan a disminuir.  si no se trata a tiempo, puede conducir a la muerte.

La hipertermia puede desarrollarse despacio cuando alguien se sumerge en agua fría, o de manera paulatina cuando la persona se expone a un medio frío durante varias horas.  La temperatura no tiene que estar por debajo del punto de congelamiento para que ocurra la hipotermia.  En invierno, las personas indigentes y aquellas cuyos hogares carecen de calefacción, pueden desarrollar hipotermia a temperaturas mayores, incluso en verano, los nadadores que permanecen en el agua durante largo periodo de tiempo, se encuentran en riesgo de hipotermia.

Como todas las lesiones relacionadas con el frío y el calor, la hipotermia es la más común entre los pacientes geriátricos, pediátricos y personas enfermas, quienes tienen menor capacidad de ajustarse a las temperaturas externas.  La hipotermia también es común entre las personas muy jóvenes, quienes son incapaces de ponerse ropa para protegerse del frío.  Los lactantes y niños pequeños, con un área de superficie relativamente grande, tienen menos grasa corporal que la mayoría de los adultos.  Así mismo, debido a su poca masa muscular es posible que los niños no sean capaces de tiritar con la misma eficacia que los adultos y los lactantes no tiritan en lo absoluto.  Los pacientes con lesiones o enfermedades, como es el caso de las quemaduras, choque, lesiones en la cabeza, eventos vasculares cerebrales, infecciones generalizadas lesiones de la médula espinal, diabetes e hipoglucemia son más susceptibles a la hipotermia, lo mismo que los pacientes que han tomado ciertos fármacos o venenos.

VOCABULARIO VITAL – emergencias diabeticas


VOCABULARIO VITAL

Acidosis: condición patológica como resultado de la acumulación de ácidos en el cuerpo.

Cetoacidosis diabética CAD: forma de acidosis sin controlar en la diabetes, en la cual se acumulan ciertos ácidos, cuando no está disponible la insulina.

Choque insulínicos: estado mental alterado o de inconsciencia, en un paciente con diabetes, producto de la hipoglucemia significativa; por lo general es el resultado de un exceso de ejercicio o de falta de alimento después de una dosis rutinaria de insulina.

Coma diabético: pérdida de la conciencia debido a la deshidratación, niveles muy altos de glucosa sanguínea y acidosis en la diabetes.

Diabetes mellitus: trastorno metabólico en el cual es deficiente la capacidad de metabolizar, carbohidratos (azúcares), por lo general debido a la carencia de insulina.

Diabetes tipo 1: la clase de la enfermedad diabética, que por lo general se inicia en la infancia y requiere de insulina para su tratamiento y control adecuado.

Diabetes tipo 2: es la clase de enfermedad diabética, que casi siempre se inicia más adelante en la vida y que con frecuencia puede controlarse a través de una dieta y de medicamentos orales.

Glucosa: uno de los azúcares básicos; es el combustible principal, junto con el oxígeno, para el metabolismo celular.

Hiperglucemia: nivel anormalmente alto de glucosa en sangre.

Hipoglucemia: nivel anormalmente bajo de glucosa en sangre.

Hormona: sustancia química que regula la actividad de los órganos y tejidos, y que es producida por una glándula.

Insulina: hormona producida por los islotes de Langerhans (producción endocrina del páncreas), que permite que la glucosa en sangre entre a las células del cuerpo; su forma sintética se utiliza para tratar y controlar la diabetes mellitus.

Polidipsia: sed excesiva que persiste por largos periodos a pesar de la ingesta razonable de líquidos; con frecuencia es el resultado de la micción excesiva.

Polifagia: comer en exceso en la diabetes, la incapacidad de emplear la glucosa de modo adecuado puede ocasionar la sensación de hambre.

Poliuria: producción de un volumen anormalmente elevado de orina en un periodo dado; en la diabetes esto puede resultar de la pérdida de glucosa por la orina.

Respiraciones de Kussmaul: respiraciones profundas y rápidas, casi siempre resultantes de una acumulación de ciertos ácidos cuando no hay insulina disponible en el cuerpo.

 

Relación con el cuidado de la vía aérea – emergencias diabeticas


Relación con el cuidado de la vía aérea

Los pacientes con estado mental alterado, en particular aquellos que son difíciles de despertar, se encuentran en riesgo de perder su reflejo nauseoso.  Cuando dicho reflejo no funciona, los paciente no pueden rechazar los materiales o cuerpos extraños de su boca, incluido su vómito, además su lengua, con frecuencia se relaja y obstruye la vía aérea.  En consecuencia, deberá vigilar con cuidado la vía aérea del paciente con hipoglucemia, coma diabético o con una complicación diabética, como un evento vascular cerebral o de convulsión.  Coloque al paciente acostado en posición lateral de seguridad y tenga la unidad de succión disponible.

Convulsiones – emergencias diabeticas


Convulsiones

Aunque éstas rara vez son mortales, deberá considerarlas muy graves, incluso en paciente con un historial de convulsiones crónicas.  Las convulsiones breves prolongadas pueden ser producto de fiebre, infecciones, envenenamientos, hipoglucemia, traumatismo o reducciones del nivel de oxígeno.  Asimismo, pueden ser idiopáticas o de causas desconocidas, en los niños.  Aunque las convulsiones breves no son dañinas, pueden iniciar un padecimiento más peligroso y potencialmente mortal.  Dado que las convulsiones pueden ser producto de una lesión en la cabeza, considere el trauma como una causa.  En el paciente diabético también deberá considerar la hipoglucemia.

La atención médica de urgencia de las convulsiones, incluye asegurarse de que la vía aérea este abierta y libre y en colocar al paciente sobre su costado siempre y cuando no tenga traumatismo cervical o espinal.  No intente colocar nada en la boca del paciente, es decir ni un baja lenguas ni una cánula oral.  Asegúrese de tener un equipo de succión listo en caso de que el paciente vomite.  Proporcione respiración artificial si el paciente está cianótico o si su respiración parece inadecuada, y transpórtelo con rapidez.

Intervenciones – emergencias diabeticas


Intervenciones

Si su paciente está consciente, y es capaz de deglutir sin riesgo de aspiración, deberá alentarlo para que beba jugo o leche u otro líquido que contenga azúcar.  Si se lo permite el protocolo local, también deberá administrarle un gel de azúcar altamente concentrado, el cual se administra entre la mejilla y las encías del paciente y se aplicará por medio de un baja lenguas.  Por lo general, el paciente recobrará su estado de conciencia y estará un poco más alerta en cuestión de minutos.

Si su paciente está inconsciente, o si hay cualquier riesgo de aspiración, necesitará glucosa IV, la cual no está autorizado a administrar.  Su responsabilidad en este caso será proporcionar un transporte rápido al hospital, donde se dará atención adecuada.  Si trabaja en un sistema de niveles, los TEM-TUM-TES- intermedios y avanzados, serán capaces de iniciar un acceso intravenoso y administrar glucosa por esa vía.

Si no hay nadie más presente y sabe que el paciente inconsciente tiene diabetes, deberá emplear su conocimiento de los signos y síntomas, para decidir si el problema es coma diabético o choque insulínico.  Sin embargo, recuerde que esta evaluación no deberá impedirle proporcionar tratamiento y un transporte lo más pronto posible.  La prioridad será la respiración del paciente: respiraciones profundas, tipo suspiro, con el coma diabético y respiraciones normales o rápidas en el choque insulínicos.  El paciente diabético que está inconsciente y presenta convulsiones, tiene mayor probabilidad de estar en choque insulínicos.

Tenga en mente que cualquier paciente inconsciente puede presentar diabetes aún no diagnosticada.  En pacientes con estado mental alterado, cabe la posibilidad de determinar, sin este conocimiento previo, trate al paciente como lo haría con cualquier otro individuo inconsciente.  Proporciones atención médica de urgencia en particular el manejo de la vía aérea y proporcione transporte rápido.   En el departamento de urgencias, la diabetes y sus complicaciones se pueden diagnosticarse con rapidez.

Un paciente en choque insulínicos (inicio rápido de estado mental alterado, hipoglucemia), requiere glucosa de inmediato y un paciente en coma diabético (acidosis, deshidratación, hiperglucemia) necesita insulina y terapia IV con líquidos.  Estos pacientes requieren de transporte rápido al hospital para recibir atención médica adecuada.

Para el paciente consiente en choque insulínicos, los protocolos por lo general recomiendan glucosa oral, ya que este azúcar revertirá la reacción en unos minutos, no tema administrar demasiada glucosa.  El problema por lo general no se resolverá con tan solo un sorbo de jugo.  Con frecuencia, se requiere de una barra entera de chocolate o un vaso entero de jugo endulzado.  No proporcione bebidas sin azúcar, endulzadas con sacarina u otros compuestos edulcorantes sintéticos, puesto que tendrán poco o ningún efecto. Incluso recuerde que si el paciente responde después de recibir glucosa, aún puede requerir de algún tratamiento adicional, por lo tanto, deberá transportarlo al hospital lo más pronto posible.

Cuando tenga cualquier duda al respecto, si un paciente inconsciente con diabetes está en choque insulínicos o en coma diabético, la mayoría de los protocolos indican que se debe administrar glucosa aun cuando es posible que el paciente tenga cetoacidosis diabética.  Los choques insulínicos sin tratar darán como resultado la pérdida de la conciencia y puede ocasionar con rapidez daño cerebral importante o la muerte.  La condición de un paciente en choque insulínicos es mucho más crítica y tiene mayor probabilidad de causar problemas permanentes, cuando se compara con la de un paciente con cetoacidosis diabética.  Más aún, la cantidad de azúcar que se administra, típicamente al paciente con choque insulínicos, tiene pocas probabilidades de hacer que un paciente con cetoacidosis diabética, empeora de modo significativo.  Si tiene dudas, consulte a la dirección médica.

Signos vitales iniciales – emergencias diabeticas


Signos vitales iniciales

Obtenga los signos vitales completos, incluida la medicación del nivel de glucosa en sangre del paciente por medio de un glucómetro o tiras de prueba, si cuenta con ellas.

En la hipoglucemia, las respiraciones son normales a rápidas, el pulso es débil y rápido y es típico que la piel este pálida, húmeda y pegajosa, con una tensión arterial baja.

En la hiperglucemia, las respiraciones son profundas y rápidas, el pulso es rápido y se acerca a una frecuencia normal a rápida y la piel este caliente y seca con la tensión arterial normal.  En ocasiones la tensión arterial puede ser baja.

Es fácil identificar signos vitales anormales, cuando sabemos que el nivel de glucosa en sangre es demasiado alto o bajo, recuerde que el paciente puede tener signos vitales anormales y un valor normal de glucosa; cuando este es el caso, algo más puede ser la causa del estado mental alterado del paciente, del vómito y de otros problemas.

Examen físico enfocado – emergencias diabeticas


Examen físico enfocado

Cuando se sospecha que hay un problema relacionado con diabetes, el examen físico enfocado, deberá concentrarse en el estado mental del paciente y en su capacidad para deglutir y proteger su vía aérea.

Obtenga la puntuación en la escala de Glasgow del coma, para determinar el estado mental del paciente.  En otros casos, signos físicos como temblores, cólicos abdominales, vomito, un aliento afrutado o resequedad en la boca, le guiarán en la determinación del estado de hipo o hipoglucémico del paciente.

Hipoglucemia e hiperglucemia – emergencias diabeticas


Hipoglucemia e hiperglucemia

Dos padecimientos diferentes pueden conducir a una emergencia diabética: la hiperglucemia y la hipoglucemia.

La hiperglucemia, es un estado en el cual el nivel de glucosa en sangre, está por arriba de lo normal.   La hipoglucemia, es un estado en el cual el nivel de glucosa en sangre, está por debajo de lo normal.  Ambas pueden conducir a una emergencia diabética.  La cetoacidosis resulta de la hiperglucemia prolongada y muy elevada.  El coma diabético se produce cuando la cetoacidosis no se trata de manera adecuada, la hipoglucemia, por otra parte, progresará hasta la ausencia de respuesta y finalmente, al choque insulínicos.

Los signos y síntomas de hipoglucemia e hiperglucemia, pueden ser muy semejantes.  Por ejemplo, la apariencia de tambaleo o intoxicación etílica, o la ausencia total de respuesta, son signos y síntomas de ambas.  Observe detenidamente que su evaluación de estas posibles emergencias no deben impedirle proporcionar atención y transporte oportuno.  No obstante, en tales emergencias, entre más pronto se reúnan los indicios, mejor para el paciente.  Con información específica acerca del tipo de emergencia, puede ayudar al personal del hospital a preparar la atención oportuna y eficaz para el paciente.

CARACTERISTICAS DE LAS ENFERMEDADES DIABETICAS
  Hiperglucemia Hipoglucemias
Historial

Ingesta de comida

Dosis de insulina

Inicio

Piel

Infección

 

Excesiva

Insuficiente

Paulatino (horas días)

Caliente y seca

Común

 

Insuficiente

Excesiva

Rápida, en minutos

Pálida y húmeda

Rara

Tracto gastrointestinal

Sed

Hambre

vomito

 

Intenso

Ausente

Común

 

Ausente

Intensa

Raro

Sistema respiratorio

Respiración

Olor del aliento

 

Rápida, profunda (Respiraciones Kussmaul)

Dulce, afrutado

 

Normal o rápida

Normal

Sistema cardiovascular

Tensión arterial

Pulso

 

Normal a baja

Normal a rápido

 

Baja

Rápido

Sistema nervioso

Conciencia

 

Inquietud, casi en coma

 

Irritabilidad, confusión, convulsivo o en coma

Orina

Azúcar

acetona

 

Presente

Presente

 

Ausente

Ausente

Tratamiento

Respuesta

 

Paulatina, dentro de 6 a 12 horas después del tratamiento médico.

 

Inmediatamente después de la administración de glucosa.

EMERGENCIAS DIABETICAS


15 EMERGENCIAS DIABETICAS

La diabetes es una enfermedad muy común, que afecta a cerca del 6% de la población.  Es un trastorno del metabolismo de la glucosa o dificultad para metabolizar carbohidratos, grasas y proteínas.  Sin tratamiento, los niveles de glucosa sanguínea se vuelven demasiado altos y pueden causar: coma y muerte.  Si se tratan de manera apropiada, la mayoría de las personas con diabetes, pueden llevar una vida relativamente normal.  No obstante, la diabetes puede tener muchas complicaciones graves que afectan la duración y calidad de vida, entre ellas están la ceguera, enfermedad cardiovascular e insuficiencia renal.  Asimismo, el tratamiento para reducir los niveles elevados de glucosa puede ir muy lejos y ocasionar un estado de hipoglucemia (nivel bajo de glucosa en sangre), que pone en riesgo la vida.  Por lo tanto, necesitamos conocer los signos y síntomas de un nivel de glucosa sanguínea demasiado alto o demasiado bajo, de manera que pueda administrar un tratamiento adecuado para salvar la vida del paciente.

Debemos aprender que hay dos tipos de diabetes y cómo se controlan, incluido el papel de la glucosa e insulina.  También aprenderemos cómo distinguir entre la hiperglucemia y la hipoglucemia, las cuales con frecuencia se parecen entre sí; y a analizar cómo identificar y tratar las emergencias diabéticas en el medio prehospitalario, así como también las complicaciones, como convulsiones, estado mental alterado y ataque cardiaco .

A %d blogueros les gusta esto: