Archivos de etiquetas: hipertension

Signos vitales iniciales – emergencias gineco-obstetras


Signos vitales iniciales

Evalúe los signos vitales iniciales, incluidos la frecuencia, el ritmo y la calidad del latido cardíaco, así como también la frecuencia el ritmo y la calidad respiratoria, el color, la temperatura y la condición de la piel; el tiempo de relleno capilar y la presión sanguínea.  Preste especial atención a la taquicardia e hipotensión, las cuales podrían significar hemorragia o compresión de la vena cava, o hipertensión que quizás indicaría preeclampsia.  Es típico que la presión arterial de una mujer embarazada se reduzca ligeramente durante el embarazo.  Compare sus resultados con las presiones arteriales previas, de las visitas prenatales.  La hipertensión, incluso la presión ligeramente elevada, puede indicar problemas más graves.

Anuncios

Sangrado o hemorragia cerebral – SyS del EVC


Sangrado cerebral

Los pacientes que presentan sangrado en el cerebro, conocido también como hemorragia cerebral, pueden presentar tensión arterial muy alta o aneurismas cerebrales.  Con frecuencia la tensión arterial alta es la causa del sangrado, pero muchas veces es una respuesta al mismo: el cerebro eleva la tensión arterial en un intento por llevar más oxígeno a sus partes lesionadas por la hinchazón o edema.  Con mucha frecuencia, la tensión arterial regresa a la normalidad o puede caer en gran medida por sí sola.

Tipos de EVC – Evento vascular cerebral hemorrágico


Tipos de EVC

Evento vascular cerebral hemorrágico

El evento vascular cerebral hemorrágico, constituye cerca del 10% de todos los eventos vasculares cerebrales y el resultado de un sangrado en el interior del encéfalo.  La sangre liberada forma entonces un coágulo, el cual oprime el tejido cerebral junto a éste.  Cuando ese tejido se comprime, la sangre oxigenada no logra entrar en esa zona y las células circundantes comienzan a morir.

Algunos pacientes con hipertensión o tensión arterial alta, no tratada, pueden presentar un evento hemorrágico, por estrés o mediante un esfuerzo excesivo.  Después de padecer hipertensión por muchos años, las paredes de los vasos sanguíneos cerebrales se debilitan y con el tiempo uno de estos vasos pueden romperse y la sangre acumulada en conjunto con el cerebro, van aumentando la presión dentro del cráneo.  Las hemorragias cerebrales, con frecuencia son fatales, aunque el tratamiento adecuado de la hipertensión arterial, puede ayudar a prevenir este daño a largo plazo en los vasos sanguíneos, y reducir así mismo la morbilidad y mortalidad.

Es posible que algunas personas, hayan nacido con una alteración en la morfología arterial, llamada aneurisma, que es una dilatación o abultamiento de la pared de la arteria, debilitándose y adoptando una forma de globo.  Muchos de estos individuos tienen un inicio repentino de un “mal dolor de cabeza”.  Este dolor se debe a la irritación que causa la sangre en el tejido cerebral, después de que el vaso se dilata y se rompe.  Cuando un aneurisma se rompe, la sangre se acumula en un espacio llamado espacio subaracnoideo,   por lo tanto a esta hemorragia cerebral, se le denomina hemorragia subaracnoidea.  Los pacientes con este tipo de EVC, sufren de un dolor de cabeza grave repentino, que típicamente se describe como el peor dolor de cabeza de su vida.  Si el paciente busca atención médica de inmediato, es posible que los cirujanos puedan reparar el aneurisma; no obstante, lo mismo que en otras hemorragias cerebrales, estas son con frecuencia fatales.

5. VOCABULARIO VITAL – signos vitales de base


5 VOCABULARIO VITAL

Signos vitales de base

Auscultación: método para escuchar los sonidos de un órgano con ayuda de un estetoscopio.

AVDI: método para evaluar el nivel de conciencia, determinando si el paciente está despierto y alerta y si  responde o no a estímulos verbales o a estímulos de dolor; se usa sobre todo en la etapa temprana de la evaluación.

Bradicardia: frecuencia cardíaca lenta, menor de 60 latidos por minuto.

Cianosis: color gris azulado de la piel y de las mucosas del paciente,  que generalmente es causado por niveles reducidos de oxígeno en la sangre.

Conjuntiva: delicada membrana que recubre los parpados y cubre la superficie expuesta del ojo.

Diaforética: sudoración profusa.

Esclerótica: porción blanca del ojo.

Estridor: ruido inspiratorio áspero, de tono alto, como el sonido producido por la obstrucción aguda dela laringe (vía aérea superior)

Hipertensión: presión arterial que más alta que los límites normales.

Hipotensión: presión arterial que más baja que los límites normales.

Historial SAMPLE: breve historia del trastorno de un paciente para determinar los signos y síntomas, alergias, medicaciones, padecimientos previos, ultimo alimento, y eventos que condujeron  a la lesión o enfermedad.

Ictericia: color amarillo de la piel o la esclerótica, causada por una enfermedad o disfunción del hígado.

Llenado capilar: capacidad del aparato circulatorio para restaurar la sangre al sistema capilar.

Molestia principal: razón por la cual el paciente pidió ayuda.  También, es la respuesta a preguntas tales como “¿que está mal?” o “¿Qué sucedió?”

OPQRS:   abreviatura  de  los términos  usadas en la evaluación de los signos y síntomas, del paciente. O (onset, inicio) P (provocación o paliación), Q (quality, calidad), R (región/irradiación) S (severity, intensidad), y T (timing, tiempo o duración delas molestias), (abreviatura original en ingles)

Oximetría de pulso: instrumento de evaluación que mide la saturación de hemoglobina en los lechos capilares.

Perfusión: circulación de la sangre dentro de un órgano.

Posición de olfateo: posición extremadamente erguida, en la cual la cabeza y el mentón del paciente están echados un poco hacia adelante.

Posición de tripie: posición erguida en la cual el paciente se inclina hacia adelante apoyado los dos brazos, los cuales se encuentran estirados hacia el frente e impulsa la cabeza y en mentón hacia adelante.

Presión diastólica: la presión que permanece en las arterias durante la fase de relajación (diástole), cuando el ventrículo está en reposo.

Presión sistólica: presión incrementada a lo largo de una arteria con cada contracción (sístole) del ventrículo.

Pulso: onda de presión  que se produce en cada latido del corazón y causa un desplazamiento de sangre en las arterias.

Respiración laboriosa: respiración que requiere un visible aumento de esfuerzo; caracterizado por gruñidos, estridor, y uso de los músculos accesorios.

Respiración espontanea: respiración en un paciente sin asistencia.

Signos: hallazgos objetivos, que se pueden ver, escuchar, sentir, oler o  medir.

Signos vitales: signos clave que se usan para evaluar la condición general del paciente, que incluyen las respiraciones, el pulso, la presión arterial, el nivel de conciencia, y las características de la piel.

Síntomas: hallazgos subjetivos que el paciente percibe, pero que solo pueden ser identificados por el mismo.

Taquicardia: ritmo cardíaco rápido, de más de 100 latidos por minuto.

Tensión arterial (TA): presión que ejerce la sangre circulante contra las paredes arteriales.

Vasoconstricción: estrechamiento de un vaso sanguíneo.

Volumen corriente o tidal: cantidad de aire que es intercambiada con cada respiración (inspiración y espiración).

TENSION ARTERIAL NORMAL


TENSION ARTERIAL NORMAL

LÍMITES NORMALES DE LA TENSIÓN ARTERIAL
edad Límites, mm Hg
Adultos 90 na 140 (sistólica)
Niños (edades de 1 a 8 años) 80 a 110 (sistólica)
Lactantes (recién nacidos a un año de edad 50 a 95 (sistólica)

Los niveles de tensión arterial varían con la edad y el sexo.  Un paciente tiene hipotensión cuando la tensión arterial es más baja que el límite normal, e hipertensión si es más alta que el límite normal.

Es más frecuente que atienda adultos que niños, por lo tanto puede ser que no recuerde los límites normales de los diferentes grupos de edad.  Es importante que lleve consigo por escrito, la tabla de límites normales de la tensión arterial y de los otros signos vitales.

En el examen general de circulación  del paciente: la tensión arterial, el pulso, la temperatura de la piel y el llenado capilar, no debe evaluarse en un miembro lesionado.  Sin embargo, una vez que ha obtenido esos signos vitales de un miembro no lesionado, puede comparar con los valores encontrados en el lado no lesionado la temperatura distal de la piel, calidad del pulso distal y tiempo de llamado capilar, en el miembro lesionado.  Esta es una forma muy útil para evaluar si una lesión puede haber comprometido la circulación en el miembro afectado.

A %d blogueros les gusta esto: