Archivos de etiquetas: evaluacion de la escena

28.5 EVALUACIÓN DE LAS LESIONES ABDOMINALES


28.5 EVALUACIÓN DE LAS LESIONES ABDOMINALES

Evaluación de la escena

Su evaluación de la escena comienza con la información enviada por el CECOM, la cual lo ayudara a prepararse para la llamada.  Con frecuencia, la información solo será esbozada, o imprecisa, de acuerdo a como fue comunicada al despacho.  Pero, aun así, proporcionará alguna información para poner en consideración al responder a la llamada.  Por ejemplo, ¿está el paciente lesionado o enfermo?, ¿pudo alguna de estas situaciones llevar a la otra?, ¿qué equipo puede necesitar para evaluar y tratar al paciente?

Debe observar las precauciones de ASC antes de llegar a la escena o será distraído por acontecimientos que eviten que recuerde el uso del equipo de protección personal como guantes y protector de ojos como mínimo.

Al llegar a la escena continuará reuniendo información que le ayudará a manejar el incidente.  Observe la escena con relación a amenazas y peligros para su seguridad.  Si la información del despacho indica un posible asalto, disputa doméstica o balacera, las cuales pueden producir una lesión penetrante, asegúrese de que las autoridades correspondientes hayan controlado la escena.  Al observar la escena, determine el ML y considere precauciones vertebrales tempranas.  ¿cuántas víctimas pueden estar implicadas en el incidente? Si determina que se necesitan recursos adicionales, solicítelos al principio de su evaluación.

Valoración de las quemaduras


Valoración de las quemaduras  

Evaluación de la escena

Los pacientes quemados pueden ser muy difíciles de tratar, tanto de manera psicológica como emocional.  Es fácil estar abrumado por la vista, ruidos y el olor de las víctimas quemadas.  No solo debe prepararse mentalmente un paciente quemado, sino prepárese también  emocionalmente.  Céntrese en su paciente y en los cuidados inmediatos, no se deje atrapar por tópicos alrededor del abuso del niño o el anciano, o por el aspecto dramático de las heridas.

Aprenda bien sus protocolos y enfóquese en su objetivo: evaluar con rapidez, tratar y transportar a su paciente lo mas pronto posible al hospital apropiado.

Al llegar a la escena, obsérvela con relación a posibles amenazas a la seguridad del equipo, espectadores y el paciente.  Cuando responda a una lesión por quemaduras, asegúrese de que los factores que condujeron al paciente a la quemadura no planteen un riesgo para usted ni para su equipo.  ¿Esta desconectada la corriente eléctrica?, ¿está seguro el escape de la sustancia química?, ¿se ha extinguido el fuego?.

En los impactos vehiculares, asegúrese de que no hay cables eléctricos energizados sueltos, ni escapes de combustibles en el área en la que estará trabajando.  Comience con la seguridad de la escena como la mas alta prioridad.  Si determina que la compañía eléctrica, el departamento de bomberos o las unidades de SVA son necesarias, solicite los recursos adicionales con antelación.  Anticípese al uso de los guantes, y la protección ocular, con cualquier paciente quemado y use batas cuando se esperen lesiones graves.  Recuerde que el paciente quemado es un paciente traumatizado.  Considere el potencial de lesiones de la columna vertebral y otras lesiones.

Evaluación de la escena – lesiones abiertas


Evaluación de las lesiones abiertas

Evaluación de la escena

Las lesiones abiertas de tejidos blandos, pueden ser muy irregulares; controlar la sangre y sus contaminantes puede ser difícil, a menos que sea cuidadoso en lo que toca y donde lo hace.  Utilizar precauciones ASC, puede minimizar su exposición directa a los fluidos o líquidos corporales.  Sin embargo llegar al botiquín por algún suministro con los guantes puestos extenderá el área de contaminaciones, coloque varios pares de guantes en su bolsillo para fácil acceso a ellos, en caso de necesitar otro par.  Si sus guantes se desgarran o hay múltiples pacientes con hemorragias, puede necesitar más guantes disponibles de inmediato.  Sería muy desafortunado que contaminara a un paciente con sangre de otro.

Con frecuencia puede identificar a los pacientes con hemorragia, al llegar a la escena por el color de la sangre y lo que se absorbe en la ropa.  Sin embargo, esta puede estar escondida bajo ropas gruesas, como mezclilla, jean, o cuero.  La exposición ocular puede ocurrir por salpicaduras o gotitas en una escena convulsionada.  Debe usar siempre protección ocular, cuando se trata de heridas abiertas.

Al reunir la información del centro de comunicaciones y de sus observaciones en la escena, debe considerar el ML que produjo las lesiones esperadas, esto lo ayudará a desarrollar con antelación un índice de sospecha de lesiones subyacentes en un paciente que ha recibido un ML notable.  Por ejemplo: en un choque vehicular, un paciente que ha sufrido abrasiones y laceraciones en la cara, por un impacto con el volante o el parabrisas, puede haber experimentado una fuerza suficiente como para lesionarse también la columna cervical.  En este caso y como en muchas otras situaciones traumáticas, deben tomarse las consideraciones sobre la inmovilización de la columna vertebral al inicio de cuidado del paciente.

Es importante que al salir de la ambulancia, lleve consigo, el equipo de estabilización vertebral y se acerque al paciente, basado en su estudio de la escena.  El ML también puede proporcionarle indicios sobre amenazas a la seguridad.  Por ejemplo: las heridas por armas de fuego pueden sugerir la posible presencia de individuos violentos.  Verifique que la escena sea segura, y considere solicitar desde el principio ayuda adicional.

Evaluación de las lesiones cerradas


Evaluación de las lesiones cerradas

Evaluación de la escena

Al llegar a la escena, obsérvela con relación a posibles signos de peligro o amenaza para su seguridad, la del equipo, espectadores y la del paciente.  Asegúrese, junto con su equipo, de tomar las precauciones de ASV como mínimo de guantes y protección de ojos.  Coloque varios pares de guantes en su bolsillo para fácil acceso en caso de que los suyos se desgarren o haya múltiples pacientes con hemorragias.  Por el color de la sangre y la cantidad que empapa la ropa con frecuencia al acercarse a la escena puede identificar a los pacientes con hemorragias.  Al observarla busque indicadores de mecanismos de lesión o ML, lo que le ayudará a tener un índice de sospecha inicial sobre las lesiones subyacentes en el paciente que ha sufrido un ML significativo.

23.5 VALORACIÓN DEL ESTADO DE CHOQUE


23.5 VALORACIÓN DEL ESTADO DE CHOQUE

Evaluación de la escena

Al acercarse a la escena, este alerta sobre posibles peligros potenciales para su seguridad, y sus compañeros tales como cables caídos de alta tensión, trafico rápido de autos, o cualquier otra cosa que amenace su seguridad.  Cuando vea al paciente por primera vez, observe la escena y al sujeto, buscando indicios para determinar la naturaleza de la enfermedad o el mecanismo de lesión.  Las dolencias médicas implican por lo general un solo paciente, pero siempre asegúrese de que solo tiene un paciente que atender.  Es común que los incidentes traumáticos involucren a más de un paciente; obtenga un recuento apropiado de todos los pacientes.

Evaluación de la escena – hemorragia interna


Valoración del paciente

Evaluación de la escena

Al acercarse a la escena, este alerta sobre los peligros potenciales para usted y su equipo.  Si está entrando a una residencia, tenga en cuenta la posible presencia de espectadores y miembros de la familia, porque pueden volverse hostiles.  Asegure que solo va a proporcionar atención a un paciente y este alerta a indicaciones de la naturaleza de la enfermedad como vomito o diarrea sanguinolenta, así como también al mecanismo de lesión o ML, por ejemplo una silla caída;   considere la inmovilización ve la columna vertebral y la necesidad de recursos adicionales, como una unidad de soporte avanzado de vida.

Evaluación de la escena


Evaluación del paciente

Evaluación de la escena

Al llegar a la escena busque peligros y amenazas para la seguridad del equipo, los espectadores y el paciente.  Si es una escena de traumatismos, o si se sospecha de hemorragias, póngase su Aislamiento de Sustancias Corporales ASC como mínimo, además de dos pares de guantes. Lleve varios pares de guantes en su bolsillo para fácil acceso en caso de que sus guantes se desgarren o haya múltiples pacientes con hemorragia.  Recuerde usar un par de guantes para cada paciente.

En los choques de vehículos, asegúrese de que no hay escapes de combustible en el área donde estará trabajando y que tampoco haya cables eléctricos energizados.  Si es llamado para una colisión de dos vehículos, ¿cuántos pacientes son posibles?, ¿dos U ocho?, tiene los recursos necesarios disponibles?, considere antes de tiempo lo que pueda necesitar y verifique al iniciar la evaluación.  Mientras mas pronto solicite ayudan más pronto llegara.

En incidentes que implican violencia, como asaltos o heridas por armas de fuego, asegúrese de que la policía este en la escena.  A veces es necesario esperar a varias cuadras de distancia hasta que las autoridades han asegurado el área.

 

Evaluación de la escena – convulsiones


Evaluación de la escena

Es frecuente que los despachadores, reciban información de la persona que llama acerca de la convulsión; incluso si esta persona nunca antes había visto una convulsión, la descripción de esta, o de los espasmos, con frecuencia indican que está teniendo lugar un ataque convulsivo.  Aunque esta puede ser la naturaleza obvia de una enfermedad reportada por testigos, aún pueden estar presentes un mecanismo de lesión.  Considere la necesidad de tener precauciones con la espina dorsal con base en la información de la central y su evaluación de la escena y el paciente.  Asegúrese de que la escena es segura y emplee protección ASC apropiada.  Como mínimo, debe usar guantes y protección ocular, por lo general no se requiere de SVA, para una convulsión simple, pero cuando aparecen complicaciones como trauma grave o convulsiones prolongadas, se requiere de SVA.

Evaluación de un paciente de EVC


Evaluación de un paciente de EVC

La evaluación de un paciente en el que se sospecha de EVC, es semejante a la de un paciente que se presenta con otros problemas.  Mantenga su método organizado y siga una rutina preestablecida.  Esto le ayudará a evitar olvidar pasos y le permitirá organizar su informe:

  • Evaluación de la escena
  • Evaluación inicial
  • Historial y examen físico
  • Examen físico detallado
  • Evaluación continua

Evaluación de la escena – paciente con dificultad respiratoria


Evaluación de la escena

Nuestro primer pensamiento debe ser el considerar las precauciones de aislamiento de sustancias corporales (ASC), igualmente para la atención de pacientes con dificultad respiratoria es necesario el empleo de guantes; sus precauciones no terminan ahí, puesto que el paciente también puede tener una infección respiratoria, de la que podrá contagiarse a través del esputo o partículas en el aire.  Si sospecha que el paciente, padece una enfermedad respiratoria, entonces debe emplear máscara, anteojos de seguridad o careta.

La seguridad en la escena puede ser tan simple como asegurar un acceso hasta el paciente, y considerar una forma de levantarlo y moverlo.  Quizás, deba tener en cuenta, que la emergencia respiratoria podrá ser producto de una sustancia tóxica que fue inhalada, absorbida o ingerida.

Una vez que haya determinado que la escena es segura, necesita considerar la naturaleza de la enfermedad o del mecanismo de lesión, y la necesidad de establecer el uso de inmovilizadores de columna vertebral.  Luego, determine cuántos pacientes hay y si requiere de recursos adicionales.

Con frecuencia, en situaciones donde hay múltiples personas con disnea, deberá considerar la posibilidad de la existencia de algún material tóxico liberado en el aire.

A %d blogueros les gusta esto: